Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 14 Enero 2020

La Tierra no está en riesgo por rayos cósmicos

Por Pablo Medina Uribe

Una desinformación de hace cinco años se sigue moviendo en redes colombianas. Pero, aunque los rayos cósmicos sí existen, es improbable que afecten los cuerpos de los humanos o sus aparatos electrónicos.

En WhatsApp y en algunas notas de Facebook se ha estado moviendo un texto sin fundamento científico en el que se lee:

"AVISO IMPORTANTE

Hoy en la noche desde las 12:30am hasta las 03:30am no se olvide de apagar su celular tableta,  computador,etc... y ubicarlo muy distante de su cuerpo.

La Singapore TV anuncio esta noticia. Por favor, diga a sus parientes y amigos. Esta noche, a partir de 12:30am  hasta las 03:30am, nuestro planeta estara con una radiacion altisima. 

Los rayos cosmicos van a pasar muy cerca de la tierra. Entonces, por favor, apague su telefono celular. No deje el equipo cerca de su cuerpo, pues le puede causar daños terribles.

 Si no cree puede Verificar en Google y la  NASA BBC News.

 Envie este mensaje a todas las personas importantes para usted".

Este texto ya había sido desmentido desde 2015 por medios como CR Hoy de Costa Rica, Tele13 de Chile, o Snopes de Estados Unidos.

Por una parte, se puede comprobar que la información es falsa pues no hay más indicación de la fecha en la que supuestamente ocurrirá el fenómeno que describe que la frase "hoy en la noche". Por otra parte, "Singapore TV" no corresponde al nombre de alguno de los canales de televisión de Singapur y, además, no existe la "NASA BBC News".

La Nasa es la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, mientras que la BBC es el servicio de medios público del Reino Unido.

Ni en la página de la Nasa, ni en la de la BBC aparece la información que les endilga el texto en redes sociales.

Juan Rafael Martínez, astrofísico del Center for Astrophysics, Harvard & Smithsonian, le explicó a Colombiacheck que "los rayos cósmicos son básicamente protones o núcleos atómicos de alta energía que pueden originarse en las reacciones termonucleares dentro del sol, o también como el producto de la explosión de una estrella (supernova), o en las inmediaciones de agujeros negros en los centros de galaxias lejanas".

"En todos los casos", dice Martínez, "el proceso de producción de rayos cósmicos tiene fundamentos en la física nuclear, y se debe a la producción de altísimas energías en estos ambientes".

Pero Martínez asegura que este fenómeno no significa un peligro para los habitantes del planeta Tierra: "a pesar de que cada uno de [estos rayos cósmicos] tiene alta energía, a nivel individual son lo suficientemente pequeños como para no producir un efecto notable en nuestro cuerpo o nuestra electrónica en la superficie de la tierra. Tenemos la ventaja adicional de que tanto el campo magnético de la Tierra, como nuestra atmósfera, actúan como un escudo de estos rayos. Por lo tanto, la electrónica más vulnerable es la que se encuentra en órbita, donde esa protección es mínima".

La Nasa sí monitorea eventos solares que pueden causar rayos cósmicos, pero principalmente porque pueden afectar a los astronautas en el espacio o a redes satelitales como la utilizada por el GPS. En cualquier caso, la Nasa en ningún momento ha advertido sobre usar celulares u otros aparatos electrónicos en relación a los rayos cósmicos.

Martínez también añade que "puede suceder que la electrónica en la Tierra se vea afectada, sobre todo en tiempos de alta actividad en el Sol, pero la probabilidad es baja, y ciertamente no se puede predecir con exactitud cuándo un evento suficientemente energético sucederá. Incluso si sucede, dudo que apagar los equipos logre evitar daños, pues los rayos cósmicos interactuarán de todas maneras con la electrónica de los equipos".

Imagen portada: Cortesía de Nasa

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 20 Mayo 2020

Nasa no ha confirmado la existencia de un universo paralelo

Por Pablo Medina Uribe

La Nasa no se ha pronunciado recientemente sobre un universo paralelo. La existencia de uno es solo una de las posibles explicaciones, no comprobada, para los resultados de un experimento realizado en 2016.

Varios medios en español, incluidos Blu Radio, Fayerwayer, Publimetro Perú y otros, reportaron que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, Nasa, había confirmado “la existencia de un universo paralelo”. Algunos medios además anotaron que en este universo paralelo “el tiempo corre hacia atrás”. 

Pero la Nasa no ha confirmado esto y los reportes se tratan de una malinterpretación de un artículo de hace unos meses que buscaba explicaciones para los resultados de un experimento de hace unos años.

Varios de los medios que reportaron la supuesta confirmación citaron como fuente al medio de Bangladesh Dhaka Tribune. El artículo de este medio, que fue publicado ayer, da como fuente al Daily Star, medio inglés que Dhaka Tribune describe como “un tabloide”.

Por su parte, el Daily Star, que publicó su artículo el 17 de mayo, cita como fuente un artículo de New Scientist publicado el 8 de abril de este año. Ese artículo se titula “We may have spotted a parallel universe going backwards in time” o (“Puede que hayamos descubierto un universo paralelo que va hacia atrás en el tiempo”).

El artículo de New Scientist cita a Peter Gorham, que no trabaja para la Nasa sino que es profesor de física de la Universidad de Hawai’i, en Estados Unidos. Gorham es parte del equipo de científicos que está a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA, por sus siglas en inglés). Esta antena, según la Universidad de Hawai’i, es “un radiotelescopio para detectar neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta desde un globo científico que vuela sobre el continente de la Antártida” y “el primer observatorio de la Nasa [que financia el proyecto] de neutrinos de cualquier tipo”.

En New Scientist se cuenta sobre un experimento realizado por el equipo de ANITA en 2016 (y publicado en un paper en 2018) en el que detectaron neutrinos (que son unas partículas subatómicas) pero no viniendo desde el cielo, como esperaban, sino desde el suelo. 

Una de las posibles explicaciones para este fenómeno que sorprendió a los científicos, explica el artículo, es que los neutrinos hayan venido de un universo paralelo.

Sin embargo, al hacer una búsqueda, excluyendo el mes de mayo, encontramos que New Scientist es el único medio que habla de esta explicación para el descubrimiento de Gorham y su equipo. 

En una entrevista con su universidad en 2018, Gorham explicó que es probable que su equipo haya descubierto un nuevo tipo de partícula y que, por lo tanto, estemos ante un nuevo modelo de la física. Pero no menciona la posibilidad de un universo paralelo en la entrevista. Tampoco se menciona nada sobre un universo paralelo en los comunicados recientes de la Nasa, ni en su cuenta de Twitter.

En el artículo de New Scientist, Gorham dice que una hipótesis que surgió, era una “con la que no todo el mundo estaba cómodo”. Pero esta cita no era en referencia, como dijeron varios medios, a la existencia de un universo paralelo.

En cambio, se refiere a lo siguiente. Es posible que los neutrinos detectados desde abajo hayan atravesado todo nuestro planeta (de norte a sur, pasando por el centro de la Tierra) y por eso el globo de ANITA los haya detectado viniendo desde el suelo de la Antártida. Pero los neutrinos no tienen la capacidad de "atravesar la materia a altas velocidades", aunque un tipo de neutrino (llamado tau neutrino) sí tiene la capacidad de transformarse momentáneamente en otra partícula, tau lepton, que sí lo puede hacer.

Entonces, la hipótesis es que los tau neutrinos se hayan transformado en tau leptones, hayan atravesado el planeta, y luego se hayan reconvertido en neutrinos. Pero, como reporta New Scientist, según los cálculos de los científicos "las probabilidades de que dos veces un tau neutrino haya atravesado la Tierra durante un vuelo de ANITA era de una en un millón".

Así que más adelante en su artículo, New Scientist explora otra hipótesis, citando a otros científicos: una posible explicación esta transformación y retransformación de los neutrinos es la existencia de un universo paralelo, creado a la vez que el nuestro durante el 'Big Bang', pero que está en constante contracción (mientras que el nuestro está en constante expansión).

En cualquier caso, esta hipótesis no se ha comprobado y la Nasa no ha dicho nada al respecto. Por lo que son falsas las varias notas que reportan que la Nasa “confirmó la existencia de un universo paralelo”.