Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 12 Marzo 2021

No, alcaldesa de Alejandría, Antioquia, no es monja como afirmó la Vicepresidenta

Por Mónica Ospino Orozco

Ramírez resaltó en una intervención sobre sus avances en equidad de género que una religiosa era alcaldesa de Alejandría. Aunque la mandataria de esta población antioqueña se llama Sor María Ocampo, no es monja ni está vinculada como religiosa a ninguna comunidad.

El pasado martes 9 de marzo, la Vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, fue una de las invitadas al programa diario del presidente Duque Prevención y Acción, en el que durante varios minutos compartió los avances que ella y su equipo han logrado en favor de la equidad de género. Casi al final de su intervención, Ramírez resaltó que la alcaldesa de Alejandría, Antioquia, es una monja (min 43:18).

En detalle, la Vicepresidenta dijo: 

Hemos tenido un panel maravilloso con mujeres empresarias acompañando a pequeñas alcaldes, alcaldesas, en este caso, por ejemplo en Alejandría hay una alcaldesa que es una monja y también tenemos otros más acompañados por empresarios. Todo esto lo podremos ir contando con mayor detalle en el curso de este mes, señor Presidente.

El fragmento del video fue compartido por este tuitero, quien puso de presente el error al decir: “Que alguien le explique a la señora Ramírez que la Alcaldesa de Alejandría (Antioquia) se llama Sor María. Que ese es su nombre de pila y que no es una religiosa. ¿Precandidata? #NoSupongas

 

Y tiene la razón, la realidad es que la alcaldesa de Alejandría, Antioquia se llama Sor María Ocampo Giraldo, tal y como está registrado en su hoja de vida en el departamento de Función Pública. 

Además, en Colombiacheck nos contactamos con la alcaldesa Ocampo, quien nos confirmó que en efecto ella no es monja. 

“Sor María es nombre de monja y pues yo no soy religiosa, simplemente es que a mis papás les gustó mucho ese nombre. Yo sí soy muy católica y claro, me gusta servir y ayudar. Y la política, el poder tienen un solo fin y es el servicio. Pero, pues nada que ver con una monja”, precisó.

En efecto “Sor”, de acuerdo con la definición de la Real Academia de la Lengua, RAE, es, en su única acepción, “hermana de una comunidad religiosa”. Adicionalmente, la etimología de la palabra, de acuerdo con esta definición proviene del catalán antiguo sor y a su vez del latín soror.

Religiosos y mandatarios 

Si bien, en este caso la alcaldesa de Alejandría claramente no es monja, en Colombia sí hay antecedentes de sacerdotes que han sido electos alcaldes y gobernadores, y otros han aspirado a dichos cargos sin éxito.

El más recordado es quizás el polémico cura Bernardo Hoyos Montoya, quien fuera alcalde de Barranquilla entre 1992 y 1994 y luego repitió entre 1998 y 2000. También fue senador de la República, elegido en los comicios del 2002, sin embargo, luego de posesionarse, la Procuraduría General de la Nación lo destituyó e inhabilitó por 12 años para ejercer cargos públicos, según lo registró el diario El Tiempo en esta nota de noviembre de 2003.

Hoyos además se vio involucrado en varios escándalos de corrupción que le valieron una condena de siete años (que cumple actualmente en casa por cárcel), de acuerdo con este registro de La Silla Vacía de febrero de 2019, en el que se detalla cómo pese a esto, Hoyos quería aspirar de nuevo a la Alcaldía de Barranquilla.

Otro ejemplo de religioso, convertido en político es el del ex gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, quien gobernó a ese departamento entre 2017 y 2020 y que fue suspendido de sus funciones sacerdotales por la Diócesis de Armenia en 2015 por violar el artículo III del canon 285 del Código de Derecho Canónico que prohíbe “aceptar cargos públicos, que llevan consigo una participación en el ejercicio de una potestad civil. Osorio fue de nuevo suspendido en enero de 2020, una vez salió de la Gobernación por acusaciones de abuso sexual.

Más recientemente el sacerdote Arnulfo Mina, aspiró a la candidatura de la Alcaldía de Tumaco, Nariño, en 2019, sin embargo, no logró salir elegido y en febrero del 2020 aceptó un puesto como asesor para el litoral pacífico en la Gobernación de Nariño.

Y en la historia de los Estados Unidos se registra al sacerdote español Segundo Llorente Villa, quien fue elegido como el primer representante a la Cámara por Alaska, poco después de que ese territorio de norteamérica fuera reconocido como estado y celebrara elecciones libres por primera vez. 

En España, entre tanto, la monja benedictina de clausura Teresa Forcades, fue candidata a la presidencia de la Generalitat en Catalunya en las elecciones de 2015 por el movimiento Proceso Constituyente, que propugna por la independencia de ese territorio. Sin embargo, no consiguió ser elegida. 

Así que tras estas evidencias, concluimos que la afirmación de la Vicepresidenta acerca de que la alcaldesa de Alejandría es una monja, es falsa, pues su nombre de pila es Sor María Ocampo.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 25 Noviembre 2019

Foto de ‘universitario que murió por golpes del Esmad’ no es de estudiante muerto ni de este paro

Por Ana María Saavedra

La imagen, que es difundida en redes como el caso de un estudiante de Derecho que falleció por los golpes de los Policías, fue tomada en 2013 durante las manifestaciones del Día del Trabajo en Bogotá. Aquí le contamos nuestra verificación.

En medio de las marchas del Paro del 21 de noviembre y los señalamientos contra el Esmad de la Policía por agresiones contra los manifestantes, en redes sociales circula una foto de un joven supuestamente asesinado por los uniformados. 

falsa

La imagen está acompañada de un texto en el que se asegura que se trata de Javier de Jesús Rodríguez, estudiante de derecho de la Universidad Nacional, que falleció hoy en el Hospital El Tunal, producto de los fuertes golpes por parte del Esmad.

Hasta el momento, los reportes oficiales no han registrado ninguna persona (ni policía, ni manifestante) muerta durante las manifestaciones. El único caso de un joven gravemente herido es el de Dylan Cruz, agredido por miembros del Esmad durante las protestas de ayer sábado 23 de noviembre en Bogotá. La misma Policía le pidió a la Fiscalía y la Procuraduría que investigarán este hecho.

En cuanto al caso del supuesto estudiante de la Nacional, para verificar si esa información era cierta buscamos en Google si se había publicado alguna noticia con el nombre de “Javier de Jesús Rodríguez” y no encontramos tal información.

Por otro lado, realizamos una búsqueda inversa de la imagen de Google para rastrear si ya había sido publicada. En efecto, la imagen ha sido publicada por diferentes medios y blogs en notas acerca de abusos del Esmad. Las publicaciones más antiguas eran del 2013. 

En esa búsqueda también apareció que esa imagen fue usada recientemente en desinformaciones difundidas en las  protestas de Ecuador. Nuestros colegas de EcuadorChequea reportaron que la imagen había sido compartida en redes sociales en ese país.

Sin embargo, en ninguna de las notas en las que la foto ha sido usada se explicaba su contexto, por lo que acudimos a su autor. En la imagen aparece la firma del video reportero Ernesto Che M Jones, quien es un periodista gráfico freelance y ha trabajado para el semanario Voz (medio del Partido Comunista Colombiano) y El Turbión (un medio bogotano que se define como “una organización tecnoactivista”).  

“La persona no era estudiante. Estaba pasando por el Parque Nacional, frente a Ecopetrol, en la Carrera 7 de Bogotá, cuando le pegaron con una pelota de pintura en la sien y él queda desmayado. No es sangre lo de su cara, sino pintura. Toda la información que está corriendo con esa foto es falsa”, nos explicó el reportero gráfico.

También nos dijo que la imagen había sido publicada por El Turbión.

Al revisar varias publicaciones de este medio  logramos encontrar la imagen en medio de una galería gráfica , publicada el 2 de mayo de 2013, luego de las marchas del día anterior.

Finalmente, realizamos otra búsqueda avanzada en Google con las palabras “marcha, Bogotá, muerto” y no encontramos ninguna información.

Con estos elementos concluimos que la información difundida en redes  es falsa.