Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 31 Julio 2019

No, Colombia no está en epidemia de Sida por culpa de las venezolanas

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Se estima en 1’228.827 el número de venezolanos que habitan en el país; de ellos 8.601 están viviendo con VIH. Es decir, una prevalencia de apenas el 0,7 por ciento.

“EPIDEMIA DE SIDA QUE VIENE DE VENEZUELA, PRINCIPAL PROPAGADORAS MUJERES QUE VIENEN A EJERCER LA PROSTITUCIÓN”, así comienza una publicación del grupo de Facebook “Qué pasa en Pereira” que ha sido compartida casi 6.000 veces.

Esta misma información ya había sido difundida en Ecuador, Perú y en otras páginas de Facebook en Colombia, pues las afirmaciones que hace son tan generales y alarmistas que no han encontrado problemas para viralizarse y cruzar fronteras.

Según la publicación, “se calcula que existen 130.000 venezolanos con el Virus de Inmunodeficiencia Humana”, pero, supuestamente, “solo el 10 % está usando antirretrovirales, según estimaciones de Ministerio De Salud”(sic).

Además, la publicación afirma que “en Venezuela las muertes por Sida aumentaron un 75 % desde 2011 por la falta de medicamentos antirretrovirales, por lo que desencadenará un contagio en América Latina debido a la migración”, continúa diciendo la publicación en Facebook, “donde están llegando mujeres entre 16 y 35 años de edad, por lo que se estima que son 4.500 prostitutas trabajando en el territorio nacional” (sic).

Primero es importante entender que el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) es un retrovirus que ataca al sistema inmunitario de la persona infectada. El Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), es la etapa más grave del VIH y se caracteriza por la presencia de ciertas enfermedades que pueden amenazar la vida del paciente, de acuerdo con InfoSida (un servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos). Si una persona tiene VIH no necesariamente llega a desarrollar el Sida.

Volviendo a la publicación de Facebook, buscamos la primera frase en el buscador de Google y nos arrojó una columna de opinión de Paola Ochoa publicada en octubre de 2018 en el periódico El Tiempo, titulada ‘El Elefante en la habitación’. Y constatamos que la mayoría de las frases de la publicación de Facebook provienen de esta columna, con algunas modificaciones.

Frente a los venezolanos con VIH, Ochoa dice que la cifra proviene de “estimaciones de Onusida”, no del Ministerio de Salud de Colombia. Y el dato de las 4.500 “prostitutas trabajando en el territorio nacional”, salen, de acuerdo con la columna de Ochoa, según calcula “la revista ‘The Economist’ en un reportaje”. 

El artículo “Venezuelans Sell Sex in Colombia to Survive” de la revista inglesa, fue publicado el 20 de julio de 2017. Y señala, en su tercer página, que “some 4,500 Venezuelan prostitutes are thought to be working in Colombia” (“se cree que alrededor de 4.500 prostitutas venezolanas están trabajando en Colombia”), aunque no especifica de dónde proviene la cifra.

La publicación en Facebook, no obstante, contiene algunas imprecisiones que terminan en desinformación, contribuyen a la xenofobia y estigmatiza a quienes se dedican a trabajos sexuales.

Venezolanas y venezolanos con VIH-Sida

Según datos de Onusida, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, en Venezuela “había 120.000 personas que vivían con el VIH en 2016, de las cuales 61% (55% - 67%) estaban accediendo a la terapia antirretroviral”. 

La organización social Red Somos le dijo a Colombiacheck que “el Ministerio de Salud en Venezuela registra 71.000 personas, y es lo que se esperaría estén recibiendo medicamento antirretroviral en Venezuela”.

Tratamiento

De acuerdo con cifras que aportó la Red Venezolana de Gente Positiva en Venezuela (RVG+) a la Red Somos en Colombia, “actualmente el 40 por ciento de la población con VIH está tomando tratamiento y se estima que para agosto el 50 por ciento ya esté emigrado al nuevo esquema TLD que será el único que existirá en Venezuela ya que el estado continúa sin compra medicamentos”.

El Ministerio de Salud le dijo a Colombiacheck que, según un reporte de Onusida y la OPS (Organización Panamericana de la Salud), “desde el 2017, la situación de crisis económica ha generado dificultades en el abastecimiento de medicamentos antirretrovirales y ha conllevado a no disponer de las cantidades necesarias para atender los esquemas de ARV requeridos por todos los pacientes (...), sin embargo, desde el mes de abril de 2018 aproximadamente 58.000 personas con VIH están en una situación de falta de medicamentos”. “Es decir que la cobertura sería apenas de un 50% pero nunca tan baja como el 10%”, según MinSalud.

Migrantes de Venezuela con VIH-Sida en Colombia

Migración Colombia estima en 1’228.827, el número de venezolanos que habitan en el país; y de ellos 8.601 migrantes venezolanos están viviendo con VIH en Colombia, de acuerdo con la OPS. Es decir, una prevalencia de apenas el 0,7.

Las cifras de colombianos con el virus del Ministerio de Salud estiman que existe un total de 160.000 personas viviendo con VIH.

Las y los trabajadores sexuales

Consultamos con el Ministerio de Salud y el Departamento de Protección Social sobre las cifras de trabajadores sexuales en Colombia y ambas entidades señalaron a la otra de contar con la información. En ninguno de los dos casos la obtuvimos.

Lo único que encontramos fue la “Caracterización de personas que realizan Actividades Sexuales Pagadas en contextos de Prostitución en Bogotá”, realizado en 2017 por el Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de la Secretaría Distrital de la Mujer (según la secretaría, esta es la única información existente en el país sobre el tema).

De acuerdo con esta caracterización, se estima que en la capital hay 7.094 trabajadores y trabajadoras sexuales y es imposible contar con una cifra definitiva dado que se trata de una población flotante; es decir, no realizan la actividad permanentemente. Para realizar el estudio se entrevistó a 2.758 personas (porque no es un censo definitivo sino, como el nombre señala, una caracterización de la población) y de esas, el 98,6 por ciento señaló que usa actualmente el preservativo; 91,6% se ha realizado la prueba del VIH (de los cuales 42,2 por ciento se la realizó en los últimos tres meses) y el 87,9 por ciento no ha adquirido ninguna infección por contacto sexual en los últimos 12 meses.

¿Epidemia de VIH-Sida?

Es imposible saber cuántas de las mujeres que ejercen la prostitución en Colombia son migrantes venezolanas. No hay datos, tampoco, de cuál sería el porcentaje de ellas contagiadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, por lo tanto no hay información suficiente para afirmar que en Colombia hay una epidemia de Sida por cuenta de las venezolanas que ejercen la prostitución en nuestro país.

De hecho, sobre este tema, el Ministerio de Salud le dijo a Colombiacheck que “la epidemia de Sida en Colombia está instalada desde hace muchos años y no son propiamente los Venezolanos los responsables de que exista VIH en Colombia”.

Finalmente, calificamos la información de la publicación de Facebook como falsa.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 17 Abril 2019

Santrich no ha estado en Venezuela últimamente, como asegura la Vicepresidenta

Por Sania Salazar

Marta Lucía Ramírez aseguró en su cuenta de Twitter que Jesús Santrich, del Partido Farc, había estado nueve días en Venezuela. Pero Santrich está preso, pues Estados Unidos lo pidió en extradición, y no ha salido del país.

En un trino publicado el pasado 5 de abril en su cuenta personal, la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo que “sería bueno conocer qué estaba haciendo Santrich en Venezuela 9 días”.

El portal web El Nodo replicó la información, pero sin aportar más pruebas.

Pantallazo El Nodo

El mensaje de Ramírez está acompañado de lo que parece ser el video del programa Aló Buenas Noches, un informativo del canal de televisión EVTV de Miami conducido por la periodista venezolana Carla Angola. Pero, al activar el audio no se escuchan las voces de las personas que se ven en la imagen, sino que se escucha un ruido.

Colombiacheck buscó en el canal de Youtube del canal y encontró dos videos con fecha del  26 de octubre de 2018 que corresponden a la imagen que incluye el trino de la vicepresidenta. En el programa hablan de la supuesta presencia de Iván Márquez y Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “El Paisa”, del Partido Farc, en Venezuela y aseguran que quien estuvo nueve días en el país vecino fue Rodrigo Granda, del mismo partido. En ninguno de los videos se menciona a Jesús Santrich, como lo asegura la Vicepresidenta.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa de Ramírez cuál era la fuente de la información y cuándo se suponía que Santrich había estado en Venezuela, pero aunque insistimos en la pregunta durante tres días seguidos, no obtuvimos respuesta.

Después de consultar varias fuentes, Colombiacheck califica el trino de la vicepresidenta como falso, pues el video que adjunta como prueba es de octubre de 2018 y en él no se dice que Santrich haya estado en Venezuela. Pero, además, porque el Inpec, encargado de la custodia de Santrich negó que él haya salido del país.

En la oficina de prensa del Inpec le aseguraron a Colombiacheck que Santrich no ha salido del país desde que está detenido, pues está pedido en extradición por Estados Unidos por, presuntamente, haber intentado enviar droga a ese país. Actualmente permanece en la cárcel La Picota.

Desde la cuenta de Twitter @Santrichlibre criticaron con ironía la falta de pruebas de Ramírez para sustentar la denuncia.

Eduardo Matyas, uno de los abogados de Santrich, calificó como absurda la frase de la Vicepresidenta sobre Santrich. “A él no le han dado ningún permiso para salir del país, no se puede pensar ni siquiera en pedirlo, no es cierto que haya salido, él está pedido en extradición y no está previsto en la ley que se le pueda dar ese permiso”, aseguró.

Matyas explicó que cuando las personas están presas es prácticamente imposible salir del país, pues escasamente les dan permiso para salir cuando se les muere un familiar muy cercano (caso en el que están acompañados de personal del Inpec) o cuando  han cumplido la mitad o tres cuartas partes de la pena, pero en un caso de extradición jamás porque se piensa que no van a regresar a la cárcel.