Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 05 Noviembre 2020

Número de empleos por hectárea de cultivo de Cannabis depende de las características del mismo

Por Sania Salazar

El cálculo general del viceministro de política criminal y justicia restaurativa coincide con las estimaciones de académicos, pero la cantidad de empleos por hectárea la definen los planes de cultivo o las características del mismo.

Durante un foro sobre mitos y realidades del cannabis en el programa radial Hora 20 el viceministro de política criminal y justicia restaurativa, Javier Augusto Sarmiento Olarte, aseguró que, en cálculos generales, “por hectárea de cannabis se generan 17 empleos”.

 

Colombiacheck califica la frase como “verdadero, pero” porque aunque si bien la cifra mencionada por el viceministro concuerda con los cálculos que hay en esa industria, estos son generales, como bien lo aclara el funcionario, y el número de empleados por hectárea depende del plan de cultivo, como nos aclaró un experto.

En el equipo de prensa de ese viceministerio le dijeron a Colombiacheck que el dato salió del estudio La industria del cannabis medicinal en Colombia, realizado por Fedesarrollo en 2019, un panorama de ese mercado en Colombia que se basó en una encuesta de caracterización de la industria realizada a 32 empresas con licencias de los ministerios de justicia y salud para producción y transformación de cannabis con fines medicinales.

“Se puede ver que la generación de empleo agrícola por hectárea es similar a la de la industria de la floricultura, estimado en 17 empleos por hectárea. El costo de generación de empleo es, sin embargo, considerablemente mayor. Se trata, por lo tanto, al mismo tiempo de una industria con alta capacidad de generación de empleo, pero con grandes requerimientos de inversión que permiten caracterizarla como intensiva en capital”, asegura el estudio. 

El estudio de Fedesarrollo también indica que el empleo generado por la industria es formal y que en un 90% es permanente, además que en un 55% es femenino.

Según las proyecciones del estudio, “el empleo generado, que actualmente estaría alrededor de 1.214 ocupados (con 784 empleos agrícolas), llegaría a representar 41.748 empleos en 2030, incluyendo 26.968 empleos agrícolas”.

La tesis de maestría Análisis económico de la industria del cannabis medicinal en América indica que en términos de impacto interno del cultivo de Cannabis la generación de empleo parece ser uno de los aspectos más tangibles.

“En lo referente a la generación de empleo, los resultados comparativos entre los países analizados mostraron que el empleo es un indicador muy relevante en esta industria puesto que, como se analizó, se requiere un alto porcentaje de trabajo manual, desde el cultivo de la planta hasta el cuidado y la cosecha, a lo que se suma que el enfoque de la mayoría de los países de América, con excepción de Estados Unidos, es que la industria es bastante competitiva porque se tienen bajos costo en la mano de obra, es decir, tienen alta dependencia de los empleados y no tanto de la tecnología. De este indicador se concluye que los países estiman que se requieren alrededor de diez a quince empleados por hectárea operativa”, indica el trabajo de grado.

Varias publicaciones, entre ellas esta tesis de maestría, mencionan el cálculo del exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, según el cual ese tipo de cultivos necesitaría entre 10 y 17 trabajadores por hectárea. Lo anterior, basado en un estudio que hizo Echeverry junto a los exministros Mauricio Santamaría (protección social) y Tomás González (minas y energía) sobre los efectos de este tipo de cultivo en la economía colombiana.

Pablo Zuleta, Director de Área de Consumo de Drogas del Centro de Estudios sobre Seguridad y drogas, CESED, de la Universidad de los Andes, le explicó a Colombiacheck que el resultado de Fedesarrollo es un indicativo de la situación en general producto de una selección de empresas que pueden llegar a tener un nivel representativo para el momento, pero no necesariamente es lo que puede observarse en general,  pues precisó que las características del cultivo, o lo que se conoce como planes de cultivo, determinan la inversión que se tiene que hacer por hectárea y el número de empleados necesarios para controlar el cultivo.

El experto indicó que hay una gran cantidad de empresas que si bien están inscritas y tienen licencias y posiblemente han avanzado en el plan de cultivo no han empezado o no empezaron nunca a sembrar porque no encontraron un mercado claro en el desarrollo del negocio.

Zuleta explicó además que la producción de la siembra es puramente agrícola en la medida en la que hay unos técnicos agrícolas específicos para el cannabis que cuidan el cultivo, pero hay otros sector de la industria que tiene que ver con los procesamientos, con los procesos de de producción de extractos (en Colombia no se puede vender la flor seca) que requieren otro tipo de empleos.

La tesis de maestría ya mencionada asegura que la industria del cannabis en Colombia podría dinamizar la economía del país a través de empleo y exportaciones. “La industria del cannabis es prometedora; sin embargo, los resultados en los próximos diez o quince años dependerán en gran medida de la relevancia que logre tener la industria en la agenda del gobierno actual y de los futuros, además de la agilidad con la que reaccionen los reguladores en la atención de las necesidades de la industria, a lo que se suma el apoyo del sector financiero y bancario”, concluye el documento.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 02 Agosto 2019

Pocas cifras respaldan dato de Camilo Gaviria sobre participación del turismo en la economía caldense

Por Sania Salazar

Aunque el gobierno departamental estima esa participación en 0,9 por ciento, otras fuentes consultadas aseguran que no hay datos para calcular con precisión esa participación en la economía del departamento.

Camilo Gaviria, candidato a la Gobernación de Caldas apoyado por los partidos Centro Democrático, Liberal y Mira, aseguró en una entrevista con RCN Radio Manizales que “en Caldas el turismo pesa menos del 1% de la economía”.

Colombiacheck le pidió al equipo de prensa del candidato la fuente de las cifras desde el pasado 29 de julio, pero hasta la publicación de esta nota no la habían suministrado.

La mayoría de fuentes consultadas por Colombiacheck coincidieron en que la participación del turismo en la economía es difícil de medir por los múltiples servicios que incluye y en el caso de Caldas también porque no existe un observatorio de este sector de la economía que recoja y evalúe las cifras, por lo que calificamos la frase del candidato como Cuestionable.

Juan Felipe Jaramillo, secretario de Planeación de Caldas, nos dijo que “el año pasado hicimos la matriz multiregional del Eje Cafetero donde miramos cómo es la  economía y cómo están identificados los diferentes sectores, entre esos medios los servicios turísticos porque sobre eso se habla mucho, pero realmente es de los sectores más difíciles de medir porque uno no puede considerar que todo lo que hay en hoteles y restaurantes sea turismo. Aplicando  la metodología de cuentas nacionales hicimos una estimación y en el caso de Caldas esa participación es del 0,9 por ciento”.

El funcionario aseguró que hicieron un análisis riguroso y que la participación del turismo en Caldas no es tan alto como la gente cree, precisó que si mucho es del 1,2 por ciento y resaltó que el margen de error de la medición es mínimo.

El economista Mateo Andrés Rivera coincidió con el secretario de Planeación de Caldas en que el turismo es un sector difícil de medir, pues “hay que tener en cuenta que el turismo tiene muchas actividades conexas como transporte, alimentación y bares”, pero asegura que no hay información disponible que permita concluir que la participación de ese sector en la economía de Caldas sea del 1 por ciento.

Alejandro Barrera Escobar, analista económico y profesor de la Universidad de Manizales, aseguró que no hay estimaciones exactas y que los cálculos solo se pueden hacer a través de mediciones indirectas, como por ejemplo los ingresos operacionales de las empresas de la cadena turística. “Precisamente la definición de la cadena es lo más cuestionable, porque serían las actividades económicas que estén asociadas a la recepción de turistas, que pueden ir desde comercio hasta servicios personales, alojamiento, alimentación, transporte, entre otros”. 

Mónica Londoño, directora ejecutiva de Cotelco Caldas, explicó que el dato de la participación del turismo en la economía de Caldas sale de múltiples variables que están desagregadas en varias entidades, como la tasa de empleabilidad, el número de empresas constituidas con Registro Nacional de Turismo y el número de turistas nacionales e internacionales que visitan el departamento, entre otras, y que “a nivel nacional en muy pocas regiones podrían dar el dato consolidado”. Londoño indicó que la dificultad para calcular esa participación se debe, en parte, a que el departamento no tiene un observatorio de cifras en materia de turismo, pero que es una situación que se da en la mayoría de departamentos del país.

La directora ejecutiva de Cotelco aseguró que es normal que los departamentos carezcan de estas cifras porque el turismo es un reglón importante de la economía, pero es nuevo, entonces es comprensible que en los departamentos apenas se estén dando cuenta de la necesidad de medir el sector.

Luis Felipe Díaz Delgado, docente del programa de administración turística de la Universidad Católica de Manizales, coincidió con Londoño y con Rivera en que en Caldas no tiene una medición exacta y dijo que hay estimados, “pero el global del comportamiento en los históricos puede llegar a ser del 1 por ciento”, indicó el profesor.

Delgado también aseguró que en Caldas falta un observatorio de turismo que mida los distintos indicadores, falta medir en los municipios esos indicadores para saber cuánto ingresa por turismo, faltan unidades de turismo en varias de las alcaldías, falta actualizar el plan sectorial de turismo, no todos los municipios tienen política de turismo. “No hay una sincronización en la cadena de los eslabones del turismo. En turismo son varios prestadores de servicios, restaurantes, hoteles, alquiler de vehículos, es una cadena productiva que transversaliza toda la industria, pero no hay cómo medir todo eso. Se necesita mayor planificación turística”, concluyó el docente.

Colombiacheck también consultó al  viceministerio de turismo y al Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, sobre la cifra a la que se refirió el candidato, pero manifestaron que no la tienen.