Pasar al contenido principal
Lunes, 28 Mayo 2018

Rangel tuitea montaje de las Farc con camiseta de Petro

Por Ana María Saavedra

Colombiacheck verificó la imagen y encontró que la real había sido tomada en 2016 en los Llanos del Yarí, en la Décima Conferencia de las Farc.

Colombiacheck continúa verificado las noticias falsas en las redes sociales, en medio de la campaña electoral que ayer llevó a la segunda vuelta a Iván Duque, del Centro Democrático, y a Gustavo Petro, de Colombia Humana.

Justo un día después de las elecciones, el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel publicó en su cuenta de twitter una foto de la cúpula de la Farc con la camiseta de Gustavo Petro. En el trino dijo: “La cúpula de las Farc con Petro. El castrochavismo se une”.

Inmediatamente, en la misma red social otras personas denunciaron que se trataba de un montaje.

 

 

Colombiachek verificó la fotografía, realizando búsqueda inversa en google y encontró que esta foto, con las mismas personas, en la misma posición, usando la misma ropa -excepto la camiseta estampada- ha sido usada 22 veces en diferentes portales o twitters. Incluso, en algunos de los casos fue acompañada con insultos a los miembros del partido político Farc. Pero en las fotos originales no están vestidos con la camiseta de Petro sino del logo de la Décima Conferencia de las Farc en los Llanos del Yarí.

Foto

Santiago Arbeláez, jefe del directorio de la Fuerza Alternativa del Común, Farc, en el Valle, corroboró que esa foto fue tomada en septiembre del 2016 en la Décima Conferencia de las Farc en los Llanos del Yarí.

Al revisar las imágenes de esa conferencia, se encontró la misma tarima y los mismos jefes, como Iván Márquez, Timoleón Jiménez, Pablo Catatumbo, Pastor Alape y Carlos Antonio Lozada. Incluso, a algunos de ellos se les ven botas pantaneras y pantalones verde oliva.

La búsqueda inversa arrojó que la misma foto también fue publicada en 2017 por el periódico El Tiempo ilustrando la noticia de que: “Las FARC, que realizan su convención para convertirse en una fuerza política legal, tienen una imagen favorable del 12 %, dos puntos más que los partidos políticos colombianos, según una encuesta de Gallup Colombia divulgada hoy por varios medios locales”.

Con estos elementos, llegamos a la conclusión de que sí se trató de un montaje, que el actual senador replicó.

Colombiacheck contactó a Rangel por whatsapp, y el senador aclaró que borró el tuit. "Lo tomé de la red pero parece que es un montaje", aseguró.

Sin embargo, ya la foto se había vuelto viral y otras personas la habían replicado en las redes.

 

 

Martes, 22 Enero 2019

Disidencias de Farc no son principales responsables de asesinatos de líderes sociales

Por Sania Salazar

Organizaciones que hacen seguimiento de esos homicidios dicen que en la mayoría de los casos no se conoce la identidad de los asesinos.

Durante una entrevista con la W Radio, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez aseguró que “la mayor parte de todos estos líderes sociales han sido asesinados por esas disidencias de las Farc”.

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa de la Vicepresidente en qué fuente basó su afirmación, pero hasta la publicación de esta nota no habíamos obtenido respuesta.

Tras consultar varias fuentes, calificamos la frase de la Vicepresidente como falsa, pues las disidencias no aparecen como las mayores responsables de la autoría material ni intelectual de la mayoría de esos crímenes, según las fuentes expertas que consultamos.

Las disidencias están conformadas, como lo explica la Fundación Ideas para la Paz, FIP, por “exintegrantes de las Farc que decidieron formar nuevas facciones armadas”. Son personas que no estuvieron de acuerdo con la negociación con el Gobierno y se apartaron del proceso de paz, por lo que hoy no forman parte del partido político en el que se convirtió esa guerrilla.

Por otra parte, como explicamos hace unos meses, hay discrepancias entre el gobierno y varias organizaciones que monitorean crímenes contra líderes sociales sobre quién, exactamente, clasifica como “líder social”.

Pero, además, tanto las cifras oficiales como las extraoficiales sobre los asesinatos de líderes sociales concuerdan en que en buena parte de los casos no se ha podido establecer la identidad de los responsables.

Por ejemplo, el 10 de enero, tras la entrega de un informe de la Fiscalía a la Justicia Especial para la Paz, JEP, sobre la victimización a líderes sociales por parte de agentes del Estado, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aprovechó para aclarar cifras del fenómeno en general.

Según Martínez, entre 2016 y 2018, la Fiscalía había determinado la autoría en 126 de los 231 casos reconocidos por la entidad en ese período de tiempo. Es decir que en el 45,5 por ciento de los casos no se ha podido establecer quién fue el perpetrador. En los casos en los que sí se pudo determinar un responsable, Martínez dijo que los principales perpetradores eran el Clan del Golfo, disidencias de las Farc y el ELN.

El 11 de enero, el mismo Fiscal informó en una rueda de prensa que hubo "238 líderes asesinados entre los años 2016 y 2018, según las cifras entregadas por Naciones Unidas (siete más a partir de la noche del día de ayer)” y que “el Estado colombiano ha logrado el esclarecimiento, a la fecha del 53 por ciento de estos casos de homicidio”.

En la rueda de prensa, Martínez dijo que, “en un 65 por ciento de los casos [de asesinatos de líderes sociales], los homicidios se deben a organizaciones criminales” como “grupos armados organizados residuales, el Ejército de Liberación Nacional, el Clan del Golfo, la organización criminal que más está afectando en el territorio a nuestros líderes sociales y los Caparrapos [una facción que se separó del Clan del Golfo]”.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, aseguró en una columna de opinión titulada “Líderes sociales: en exterminio”, publicada el pasado 9 de enero, que desde el 24 de noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz, se han producido 229 homicidios de líderes sociales y que “el 30 por ciento de los homicidios fueron cometidos por las disidencias de las Farc, grupos posdesmovilización paramilitar, como el Clan del Golfo, el ELN, es decir, actores identificados”.

Ávila señaló además que “hay agentes legales, como supuestos empresarios, políticos, agentes estatales o élites locales, así como actores criminales que contratan sicarios para asesinar líderes sociales. Muchos sicarios no saben ni siquiera quién los contrata”.

El informe “Cómo va la paz: la reestructuración unilateral del Acuerdo de paz”, publicado por Pares en enero de 2019 señala que “los datos de victimarios aparecen en su mayoría registrados bajo la categoría “actores no identificados”, en realidad no se conoce quién los asesinó. En un 85 por ciento son agentes no identificados. (Actor no identificado + estructura armada criminal no identificada).

Grafico1

 

Estas cifras indican una tendencia opuesta a la que afirma la Vicepresidente, pues la responsabilidad de lo que en Pares denominan “Grupos armados pos Farc” es menor que las de otros grupos armados ilegales.

Finalmente, el informe de la Fundación Ideas para la paz, FIP, “Agresiones y homicidios de líderes sociales”, coincide en que no hay claridad sobre qué actores están detrás de las agresiones a líderes sociales. El informe indica que los homicidios representan el 30 por ciento de las agresiones contra líderes y que en el 58 por ciento de las agresiones en general no se conoce al responsable, mientras que en el 35 por ciento se responsabiliza a las facciones criminales y los grupos armados ilegales. El 3 por ciento de los señalamientos recae sobre las disidencias de las Farc.


Grafico2