Pasar al contenido principal
Lunes, 08 Julio 2019

Romaña sí escribió un libro, pero no es verdad que con él ‘responderá ante la JEP’

Por Sania Salazar

Romaña sí escribió un libro, pero no es verdad que con él ‘responderá ante la JEP’

Un portal asegura que el exjefe de las Farc responderá ante la JEP con un libro. Aunque el libro sí existe, la JEP exige que la verdad sea aportada dentro de procesos judiciales.

Sin hacer mención a la fuente de la información el portal web El Nodo aseguró en una nota que Henry Castellanos Garzón, alias Romaña, exjefe de las Farc “responderá ante la JEP con un libro”.

En efecto Romaña escribió un libro sobre su participación en el conflicto armado. Sin embargo, entre las condiciones de la JEP a quienes se someten a ella está aportar verdad sobre lo sucedido en el conflicto armado, pero no a través de libros, sino en audiencias propias de un proceso judicial, por lo que calificamos como “Verdadero, pero” la información difundida por El Nodo.

Pantallazo

Sandra Ramírez, senadora del Partido Farc, le confirmó a Colombiacheck la existencia del libro y el equipo de prensa de Santrich envió la foto de la portada.

En la JEP informaron que no han recibido el libro y recordaron que la comparecencia personal de los convocados ante esa jurisdicción es obligatoria.

Hay que recordar que el paradero de Romaña se desconoce desde agosto de 2018, cuando devolvió el esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección, UNP, que tenía asignado. Por tal motivo es difícil establecer si es verdad que busca responder ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con ese libro.

Según el Acuerdo Final, para acceder al tratamiento especial previsto por la JEP es necesario aportar verdad plena, reparar a las víctimas y garantizar la no repetición. “Aportar verdad plena significa relatar, cuando se disponga de los elementos para ello, de manera exhaustiva y detallada las conductas cometidas y las circunstancias de su comisión, así como las informaciones necesarias y suficientes para atribuir responsabilidades, para así garantizar la satisfacción de los derechos de las víctimas a la reparación y a la no repetición”.

Las sanciones acordadas para los exguerrilleros que se sometan a la JEP dependerán del grado de verdad aportada y del momento de revelarla, así:

Sanciones propias: se impondrán a quienes reconozcan verdad y responsabilidad ante la Sala de Reconocimiento (es decir, en la primera etapa del proceso), respecto a determinadas infracciones muy graves, tendrán un mínimo de duración de cumplimiento de las funciones reparadoras y restauradoras de la sanción de cinco años y un máximo de ocho años. Comprenderán restricciones efectivas de libertades y derechos, tales como la libertad de residencia y movimiento, que sean necesarias para su ejecución, y además deberán garantizar la no repetición.

Sanciones alternativas: se impondrán a quienes reconozcan verdad y responsabilidad ante la Sección de enjuiciamiento, antes de Sentencia, tendrán una función esencialmente retributiva de pena privativa de la libertad de cinco a ocho años.

Sanciones ordinarias: es decir, de la justicia ordinaria, se impondrán cuando no exista reconocimiento de verdad y responsabilidad,  en todo caso la privación efectiva de libertad no será inferior a 15 años ni superior a 20 en el caso de conductas muy graves.

“Las denominadas sanciones alternativas y ordinarias, sí incluirán privaciones efectivas de la libertad como cárcel o prisión y/o cualquier medida de aseguramiento”, advierte el Acuerdo.

Pero como la JEP abrió un incidente de verificación de cumplimiento a Romaña para establecer si "está cumpliendo las condiciones del sistema y persiste en su permanencia dentro del proceso de paz, y darle la oportunidad para ejercer su defensa ante los hechos que indican el incumplimiento de sus obligaciones" habrá que esperar el resultado de ese proceso de verificación para saber si Romaña continúa o no en la JEP.

Romaña incumplió una cita en la JEP y postergó otra, en ambas debía responder por el Caso 001 (secuestro) ante esa jurisdicción. Según la JEP, Romaña no ha aportado las pruebas que justifiquen su desacato a las órdenes judiciales ni ha permitido hacer el estudio de riesgo que comprobaría su situación de seguridad.

En conclusión, el libro puede ayudar a establecer verdades y al proceso construcción de memoria, pero las exigencias judiciales de la JEP a los comparecientes son más amplias y strictas, por lo que no es posible que un exguerrillero pueda saldar sus cuentas con esa justicia transicional con un libro.

Martes, 04 Julio 2017

¿Quién tiene más compromisos en el Acuerdo, las Farc o el Gobierno?

Por Óscar Felipe Agudelo B.

"De 168 compromisos del Acuerdo de Paz, sólo cinco son de responsabilidad exclusiva del grupo terrorista que más ha flagelado a Colombia”, dijo Iván Duque del Centro Democrático.

El Congreso es el escenario propicio para debatir sobre las bondades y desaciertos del Acuerdo Final, por eso el pasado 6 de junio Iván Duque, senador del Centro Democrático, no desaprovechó su intervención para evidenciar la inconformidad con el acuerdo de paz y de paso echarle pullas al gobierno de Santos.

Según Duque, precandidato presidencial del uribismo, “el gobierno entregó todo y las Farc no”, en una clara alusión al pacto firmado en La Habana. En la gama de críticas que hizo sobre el acuerdo de paz señaló que “de 168 compromisos del Acuerdo de paz, sólo cinco son de responsabilidad exclusiva del grupo terrorista (Farc) que más ha flagelado a Colombia”.

 

 

Colombiacheck verificó la veracidad de los datos expuestos por el senador uribista en el Congreso y por ello lo buscó para conocer la fuente de información que empleó para sustentar su afirmación. Los datos provinieron del mismo equipo de trabajo del senador Duque, es decir, un análisis propio.

En dicho análisis los resultados son contundentes. El Acuerdo Final tiene 168 compromisos. De los cuales 116 son de cumplimiento exclusivo del gobierno, 46 deben ser cumplidos por gobierno y las Farc, solo cinco deben ser cumplidos de manera exclusiva por la Farc y, uno más, por parte del gobierno junto a los grupos étnicos.

En definitiva, lo mencionado por Duque corresponde a la verdad, de acuerdo a su propio estudio.

Colombiacheck buscó a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, Oacp, y a distintas organizaciones para conocer si han elaborado un estudio o análisis del número de compromisos que hay en el Acuerdo Final pero ninguno de los organismos indagados por Colombiacheck tiene listo un estudio similar al de la oficina del senador Duque.

Por parte de la Oacp, Colombiacheck conoció que están preparando el Plan Marco de la Implementación que será una especie de Conpes pero hasta el momento no está listo, es decir, aún no hay nada con que comparar el análisis hecho por la oficina de Duque.

Sin embargo, ese plan revelaría cuántos compromisos se desprenden del Acuerdo Final y cuántos de ellos son de responsabilidad del gobierno y cuántos de las Farc.

Colombiacheck habló con Andrés García Trujillo, asesor de la Oacp, quien explicó que “hasta el momento hay unos 130 que serían de compromiso del gobierno y otros 35 de las Farc”. En los compromisos de cada parte habría unos que serían de manera conjunta, lo que explicaría la cifra dada por Duque respecto a los cinco que deben ser cumplidos de manera exclusiva por las Farc. Sin embargo, hay que esperar el Plan Marco de Implementación que aún es materia de discusión.

Lo que va quedando claro es que las Farc tiene muchos menos compromisos que el gobierno respecto al Acuerdo Final. García Trujillo hizo énfasis en que para establecer los compromisos es primordial conocer la metodología empleada para definir qué es un compromiso.

Pese a ellos, aceptó que el gobierno sí tiene muchas más responsabilidades que las Farc en el Acuerdo Final y expresó que para definir los compromisos de cada parte se están apoyando en el Instituto Kroc, un organismo internacional que ha apoyado el proceso y que estará pendiente del todo el tema de la implementación del Acuerdo Final.

Con respecto a los cinco compromisos exclusivos de las Farc que señaló Duque, hay que mencionar que están en apenas dos puntos de los seis del Acuerdo Final. En el punto de Fin del Conflicto hay tres y en el de Solución al Problema de las Drogas Ilícitas están los otros dos.

Punto 3, página 72. Centro de pensamiento y formación política.

Punto 3, página 73. Acreditación y Tránsito a la legalidad

Punto 3, página 77. Los excomandantes guerrilleros/as integrantes de los órganos directivos realizarán tareas de explicación de dicho Acuerdo y de resolución de conflictos que respecto al cumplimiento del Acuerdo Final pudieran surgir en cualquier municipio del país entre los antiguos integrantes de las Farc o entre los miembros del nuevo movimiento político.

Punto 4, Página 10. El compromiso de las Farc de contribuir de manera efectiva, con la mayor determinación y de diferentes formas y mediante acciones prácticas con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, y en un escenario de fin del conflicto, de poner fin a cualquier relación, que en función de la rebelión, se hubiese presentado con este fenómeno.

Punto 4, Página 102. Las Farc luego de la firma del Acuerdo Final participarán en el Programa y contribuirán a la solución de los problemas de los cultivos de uso ilícito.

¿Qué significa que las Farc tenga menos compromisos que el gobierno?

La pregunta se la trasladamos a Juanita Goebertus, directora del Instituto de Transacciones Integradas (Ifit); Andrés García de la Oacp y Carlos Montoya investigador de la Fundación Paz y Reconciliación.

Todos respondieron al unísono que el hecho que el gobierno tenga muchos más compromisos que las Farc es algo positivo.

Goebertus manifestó que “justamente eso es lo que demuestra que no hay cogobierno. Si todos los compromisos del acuerdo fueran ejecutados por las Farc eso les daría la razón a los opositores al decir que hay un cogobierno. Pero justamente todas las tareas están en cabeza del gobierno democráticamente escogido y no de las Farc”.

García explicó que hay puntos como el primero, el de la Reforma Rural Integral, en el que las Farc prácticamente no tienen responsabilidades, lo anterior, según el funcionario porque en el tema agrícola toda la autonomía y responsabilidad del agro colombiano quedó bajo la batuta del gobierno.

Montoya expresó que el hecho de que el gobierno tenga muchos más compromisos que las Farc da a entender que el Acuerdo Final abarcó mucho más allá de una simple dejación de armas por parte de las Farc. Algo que según su visión es positivo porque se trata de eliminar las causas de la violencia.

En síntesis, la afirmación del senador Duque es verdadera, pero que las Farc tenga menos compromisos que cumplir que el Gobierno en el Acuerdo Final de Paz no es negativo, según los expertos.