Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 18 Febrero 2019

Supuesto trino de Petro sobre Palacio de Justicia es un montaje

Por Pablo Medina Uribe

Un pantallazo hace parecer que Petro se inculpó por la toma del Palacio de Justicia en Twitter. Pero el senador nunca ha trinado el mensaje.

En Whatsapp y en redes sociales está rondando un pantallazo de un supuesto trino publicado por Gustavo Petro en el que el ahora senador parece inculparse por la toma que hizo la guerrilla del M-19 del Palacio de Justicia en 1985.

En el supuesto trino se lee: "El bandido Popeye dice que trabajamos en el pasado para el mismo jefe. FALSO. Cuando nos tomamos el palacio fue con dineros propios y empuñando nuestras propias armas".

En Colombiacheck revisamos y encontramos que Petro nunca trino este mensaje.

Falso Twitter Petro

Para comprobarlo, recurrimos a la herramienta paga Sysomos, que nos permite ver un archivo de todos los trinos de una cuenta (incluso si han sido borrados). Revisamos la actividad de la cuenta de Twitter de Petro, @petrogustavo, durante el 14 de marzo de 2018 (fecha en la que supuestamente se hizo la publicación) y no encontramos ninguna alusión a "Popeye".

Además, buscamos en Google el texto del supuesto trino y sólo encontramos un resultado: un comentario en un foro que no cita ninguna fuente.

Por otra parte, buscamos conversaciones en Twitter entre Petro y "Popeye", que muy probablemente se refiere al alias de Jhon Jairo Velásquez, quien fuera sicario de Pablo Escobar y que se ha vuelto muy mediático desde que fue liberado de prisión en 2014.

Encontramos que sí hubo una discusión entre ambos en una fecha cercana a la que aparece en el supuesto trino del pantallazo, pero esta ocurrió el 17 de febrero de 2018, unas semanas antes.

En un trino ya borrado de su cuenta @Popeye_leyenda, Velásquez dijo, según reportó Pulzo en ese entonces, que: "Gustavo petro. No vino a Medellín por problemas de seguridad. Claro como ya no está el cartel de Medellín para que lo proteja".

Velásquez se refería a un evento de la campaña presidencial a la que Petro no pudo asistir a causa de problemas de salud. Petro le respondió ese mismo día con este trino:

Petro fue miembro del M-19, pero ha dicho varias veces que estaba en la cárcel cuando esa guerrilla se tomó el Palacio de Justicia y que no tenía conocimiento del plan. Varios reportajes en medios le han dado la razón

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 07 Julio 2021

Petro no secuestró y asesinó a los hermanos Zuleika, Yidid y Xious Álvarez

Por Laura Rodríguez Salamanca.

Tampoco es cierto que el objetivo del político en la toma del Palacio de Justicia fuera “desaparecer el expediente donde era culpado” por dichos delitos. Dos estudiantes de la Universidad Nacional fueron condenados por esos crímenes.

Desde mediados de junio de 2021 circula en Facebook una pieza gráfica en la que se culpa a Gustavo Petro del secuestro y asesinato de los hermanos Zuleika, Yidid y Xious, hijos de José Jáder Álvarez Moreno

En la imagen también se afirma que el objetivo principal de Petro en la toma del Palacio de Justicia “fue desaparecer los expedientes donde era culpado por asesinar con tiro de gracia a estos tres hermanos de 5, 6 y 7 años”, razón por la cual “se encontraba preso”. Y se menciona que en marzo de 1987 el político “salio de la carcel modelo ya que todas las pruebas habian desaparecido (sic)”.  

Petro_mato_hermanitos_falso

La publicación ha sido compartida más de 1.000 veces en los últimos días. Fue publicada en el grupo de Facebook “Coronel Hernán Mejía la mejor opción en 2022”, en el que los usuarios apoyan la candidatura presidencial de este militar retirado, condenado en 2013 a 19 años en prisión por hacer alianzas con paramilitares y participar en ejecuciones extrajudiciales. Recientemente verificamos un contenido del mismo grupo en el que se difundió falsamente que Eslovaquia prohibió a los partidos comunistas y los declaró organizaciones terroristas. 

Esta publicación acerca de Petro no es la primera vez que circula. Una revisión en redes sociales arrojó que también se divulgó en 2018 y 2020

Precisamente en 2018 el equipo de Chicas Poderosas, una comunidad global que impulsa el desarrollo de las mujeres en los medios, y que en ese momento era aliada de Colombiacheck para combatir la desinformación en época electoral, verificó las afirmaciones de la imagen y encontró que son falsas. 

La imagen, los nombres, el secuestro y el asesinato de los niños son reales. Pero no es cierto que Petro haya estado involucrado en esos hechos y hubiera estado preso por los cargos que se afirman en la imagen. 

Como explicó Chicas Poderosas, los hermanos Zuleika, Yidid y Xioux, fueron secuestrados en Bogotá el 6 de octubre de 1981 cuando iban para el colegio donde estudiaban. Once meses después, el 18 de septiembre de 1982, fueron encontrados sin vida en el municipio de Gachalá, Cundinamarca. 

Petro no ha sido investigado ni vinculado a este caso. En 1982 y en circunstancias que aún están siendo investigadas, 13 personas presuntamente pertenecientes al M-19 y supuestamente relacionadas con el crimen de los hermanos Álvarez fueron detenidas y desaparecidas por miembros de la antigua fuerza policial F2, una unidad de la Policía Nacional que funcionó hasta la década de 1990 y ha sido relacionada con casos de desapariciones forzadas y vínculos con el paramilitarismo. 

“La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA publicó en 1992 un informe anual donde hace un análisis sobre las irregularidades del proceso de detención y corrobora la implicación de la antigua agencia estatal en los hechos.  De las 13 personas desaparecidas, Pedro Pablo Silva Bejarano y Edgar Helmut García Villamizar, estudiantes de la Universidad Nacional, fueron condenados después de su desaparición por el secuestro y asesinato de los niños”, dice el artículo de Chicas Poderosas. 

Así mismo, según la organización, El Espectador explicó en un artículo que el 7 de mayo de 1985 el padre de los niños, fue extraditado por narcotráfico a Estados Unidos, donde cumplió una condena de 13 años y fue dejado en libertad. Pero en el 2000, la Fiscalía lo capturó por su presunta relación con la desaparición de las personas aparentemente implicadas en el secuestro de sus hijos.

En 2003, Álvarez fue absuelto por falta de pruebas que lo vincularan con la desaparición. En el caso también estaban siendo investigados antiguos agentes del F-2. El proceso judicial fue archivado por la Justicia Penal Militar favoreciendo, según El Espectador, a los 19 uniformados involucrados en la desaparición de los presuntos secuestradores de los niños. 

Sin embargo, según informaron varios medios, el 22 de junio de 2011, la Sala Penal de la Corte Suprema ordenó a la Fiscalía reabrir la indagación contra los uniformados por recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Al parecer, Álvarez Moreno se concertó con el oficial [Nacín Yanine Díaz] y con sus subalternos en el ya desaparecido F-2 para vengar la muerte de sus pequeños hijos, pero no por la vía legal sino mediante desapariciones”, dice el artículo del Espectador. 

De hecho, en el informe de esta comisión citado en la sentencia de la Corte Suprema, se reitera la relación entre la desaparición de las 13 personas y el secuestro de los niños: 

 “El Gobierno de Colombia no ha negado la participación de agentes de la policía colombiana en los hechos de captura y posterior desaparición de las [13] personas enumeradas como víctimas en el numeral 1º de los antecedentes de este informe, todos los cuales fueron vinculados real o presuntamente con el secuestro de los niños Álvarez (...) el secuestro y asesinato a los hijos del señor Jader Álvarez constituye un hecho atroz, pero la respuesta de un estado de derecho a la comisión de un hecho punible debe de darse dentro de los límites determinados por el orden jurídico y no es admisible castigar a quienes están llamados por la ley a investigar”.

 
Además de esto, como lo hemos explicado en varios artículos, Gustavo Petro “fue miembro del M-19, pero ha dicho varias veces que estaba en la cárcel cuando esa guerrilla se tomó el Palacio de Justicia [el 6 y 7 de noviembre de 1985] y que no tenía conocimiento del plan. Varios reportajes en medios le han dado la razón”.

“Está comprobado que en noviembre de 1985 estaba cumpliendo una pena en la cárcel Modelo de Bogotá y solo recuperó su libertad hasta 1987”, escribieron en un artículo nuestros colegas verificadores de La Silla Vacía.  

Tampoco es cierto que el senador hubiera sido condenado por secuestro o asesinato. Según “El expediente de Gustavo Petro”, un artículo de El Espectador, fue capturado el 24 de octubre de 1985 en Zipaquirá Cundinamarca, junto con Luis Alberto López y Héctor Alirio Borbón simpatizantes del M-19, por porte ilegal de armas. 

Gustavo Petro desmintió la información que lo relaciona con el secuestro de los hermanos Álvarez en 2018 en su cuenta de Twitter. 

Entonces, es falso que Petro haya secuestrado a los hermanos Álvarez y que haya estado preso por esos crímenes. Así como que su objetivo en la toma del Palacio de Justicia fuera eliminar el expediente para salir libre.