Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 07 Julio 2020

Uribe dice que no conocía del ‘escándalo previo’ de Santoyo: Falso 

Por Ana María Saavedra

Esta es una de las respuestas dadas por el expresidente Álvaro Uribe en su entrevista en La Silla Vacía. En Colombiacheck verificamos varias de sus afirmaciones.

- Claro, pero Santoyo era bastante cercano a usted cuando él era jefe del Gaula en la gobernación, digamos no era un desconocido para usted y usted sabía que ya había tenido de ese escándalo previo- preguntó Juanita León durante la entrevista.

-No, doctora Juanita- contestó el expresidente Uribe. 

-¿Usted no sabía que había tenido ese escándalo previo?- le contrapreguntó.

-No, ese escándalo es posterior a mi salida de la gobernación y la verdad, ¿sabe cuánto tiempo dejé yo de ver al general Santoyo? Entre la salida de la gobernación.... Yo salí de la gobernación y me fui en un exilio académico a la universidad de Oxford y el 2 de enero del 98, llegué a la presidencia en el año 2002, a mediados. Yo me quedé desde el 2 de enero del 98, desde que terminé la gobernación, hasta pocos días antes de mi elección presidencial, cuando nombraron al coronel Santoyo como jefe de mi seguridad, me quedé sin verlo Juanita- insistió Uribe.

Esta  respuesta del expresidente y actual senador, frente al caso Santoyo, es falsa.

En su primer respuesta, Uribe niega que era cercano a Santoyo y que conocía de su proceso. Aparte de lo que hemos explicado en las dos afirmaciones anteriores sobre la cercanía entre Santoyo y Uribe, resaltada en diferentes reportajes de prensa, también encontramos hechos como el ascenso de este a general, aprobado por el Congreso. 

En uno de los debates sobre los ascensos, el senador Manuel Enríquez Rosero, en ese momento cercano al uribismo, se encargó de defender el trabajo de Santoyo para solicitar su nombramiento.

Rosero incluso aseguró que “la empresa criminal y aparato de poder que se endilgó a cuya cabeza supuestamente se encontraría el Coronel Mauricio Santoyo Velasco, es una simple y desafortunada tesis del señor Procurador sin ninguna prueba”.

En diciembre de 2007, pese a los cuestionamientos contra Santoyo, se aprobó su ascenso como general. Cincuenta “senadores de los partidos políticos de la entonces coalición uribista decidieron ascender a quien se convirtió, años después, en el primer general de la Policía en confesar su apoyo a los paramilitares (sic) solo nueve lo negaron”, indicó Semana en un artículo.

En el artículo se agregó: “SEMANA también conoció la versión de uno de los senadores que estuvieron en esa sesión plenaria, actual integrante del Partido de la U, quien confirmó que antes de esa votación se produjeron llamadas del entonces secretario general del presidente Álvaro Uribe, Bernardo Moreno, pidiendo a la coalición uribista el voto a favor del ascenso de Santoyo’.

La coalición uribista estaba integrada por los partidos La U, Conservador, Cambio Radical, Colombia Democrática, Convergencia Ciudadana (antecesor del PIN) y el desaparecido Alas Equipo Colombia (fusionado en el Partido Conservador). Según Semana, las actas de la votación certifican que el ascenso de Santoyo contó con el respaldo político de esa coalición.

Aunque no podemos verificar cuándo Uribe volvió a ver a Santoyo, ni si sabía con anterioridad del escándalo mencionado, en la segunda parte de su afirmación hay varios peros.

Uribe se fue a Oxford como profesor asociado de la Universidad entre 1998 y 1999. El expresidente aseguró que se quedó en Inglaterra “desde que terminé la gobernación, hasta pocos días antes de mi elección presidencial”. Sin embargo, no es un dato preciso, ya que Uribe realizó campaña en Colombia e incluso fue objeto de atentados en el 2001.

En agosto de 2001, Semana ya hablaba de la popularidad del candidato Uribe Vélez y en septiembre de ese año en una artículo de El Tiempo se indicó que “el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) aseguró que existía un plan para atentar contra el candidato presidencial Álvaro Uribe Vélez y monseñor Pedro Rubiano … Los informes de inteligencia del DAS indican que el maletín sería dejado la próxima semana en una oficina de Bogotá, en donde el candidato presidencial Álvaro Uribe se reúne frecuentemente con sus colaboradores más cercanos y sería activado a través de teléfonos celulares”.

En noviembre de 2001 una bomba explotó en Barranquilla. Según Caracol Radio, “la explosión se sintió en todo el suroccidente de Barranquilla y el municipio de Galapa, donde el exgobernador de Antioquia Álvaro Uribe Vélez, preside a esta hora una manifestación política, en desarrollo de la gira proselitista que inició este fin de semana por el departamento del Atlántico”.

Así que no es cierto que Uribe haya llegado al país, “días antes de su elección”, ocurrida el 26 de mayo de 2002. Además, la cercanía del expresidente y Santoyo ya le hemos explicado.

Por otro lado, en noviembre de 2001, cuando Uribe ya estaba en el país, la Procuraduría formuló pliego de cargos contra Santoyo y otros once integrantes de la Policía Nacional que laboran en el Gaula de Medellín por su presunta participación en la interceptación ilegal de 2.020 líneas telefónicas en esa ciudad entre 1997 y 2001. La nota fue publicada por medios como El Tiempo el 19 de ese mes.

Así que Uribe entrega datos imprecisos sobre su llegada al país y el nombramiento de Santoyo, para negar su cercanía con el general retirado, que fue nombrado como jefe de seguridad de la Casa de Nariño meses después de que la Procuraduría le formulara pliego de cargos, por lo que calificamos su aseveración como falsa.

Actualización: 

 

*Luego de publicado este artículo de la oficina de prensa del expresidente Uribe nos enviaron estas precisiones. Primero nos escribieron por WhatsApp y luego una integrante del equipo de prensa llamó a uno de nuestros periodistas. Esto es lo que le dijo:

"- Los detalles de procesos disciplinarios de Santoyo son un aspecto del resorte de la Policía Nacional, no de quien nisiquiera era Presidente de la República para la época.

- Están asumiendo que Álvaro Uribe tenía que saber que Santoyo enfrentó procesos disciplinarios y sacan la conclusión que entonces Uribe miente.

-¿Cómo van a decir que él sabía? Muestren la prueba que demuestre que él sabía de lo de Santoyo. Él no tenía por qué saber porque eso es competencia de la Policía. Están poniendo en duda la palabra del presidente Uribe. El medio de ustedes está pasando por encima de la palabra del presidente Uribe. Es que fue él quien vivió los hechos. La verdad es lo que dice él. Punto.

- (Uribe) regresó de Oxford en enero de 1999.  Fue Senior Member, Saint Antony’s College, Beca Simón Bolívar todo el año 98.

Busquen las fechas de los viajes. Eso es público. No tenemos por qué hacerles el trabajo periodístico".

Al revisar la respuesta de la oficina de prensa del senador, no encontramos elementos nuevos para cambiar la calificación de esta afirmación. En el texto indicamos que los procesos de la Procuraduría y de la Fiscalía contra Santoyo por las interceptaciones ilegales fueron públicos. Precisamente, en noviembre de 2001, cuando Uribe ya estaba en el país, como lo certifica su oficina de prensa, la Procuraduría formuló pliego de cargos contra Santoyo. Un pliego de cargos que fue publicado por medios de comunicación.

Así que mantenemos la calificación de falso.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 30 Julio 2018

Declaraciones antiguas de Álvaro Uribe generan cadena falsa en contra del exmagistrado Rubén Darío Pinilla

Por Carlos González

En los últimos días se ha estado moviendo por redes sociales una imagen relacionada, al parecer, con la investigación en curso contra del expresidente Álvaro Uribe, acusado de soborno y fraude procesal en un caso de manipulación de testigos.

En esta imagen se afirma no solo que el exmagistrado Rubén Darío Pinilla Cogollo “ordenó iniciar la investigación contra Alvaro Uribe Vélez en época electoral”, sino además que fue guerrillero del M-19 y participó en la toma del Palacio de Justicia.

Publicación falsa sobre magistrado Pinilla

Colombiacheck encontró que estas dos afirmaciones son falsas.

Por una parte, no es claro a qué investigación se refiere la imagen. Rubén Darío Pinilla no pudo haber comenzado la investigación actual contra Uribe, pues fue magistrado del Tribunal Superior de Medellín (y no de la Corte Suprema, la entidad que tiene a cargo la investigación contra Uribe que se ha movido en estos días) hasta 2017. Ese año renunció a su cargo a través de una carta en la cual aclaró que no estaba de acuerdo con algunas decisiones que venían tomando varios jueces. 

Sin embargo, Pinilla sí inició una investigación en contra de Uribe en 2013 (año en la que no hubo elecciones ni presidenciales, ni legislativas, ni locales en Colombia) por supuestos vínculos con el paramilitarismo y su relación con las masacres de El Aro y La Granja.

(Lea aquí la providencia de Pinilla contra Uribe)

A causa de esa investigación, Uribe mismo ya había afirmado, por lo menos desde 2015, que Pinilla había sido integrante de la guerrilla del M-19, pero sin dar pruebas de su afirmación.

Desde principios de este año, Uribe ha aumentado los ataques contra Pinilla. En febrero, por ejemplo, dijo: “Pido a la Fiscalía y a la Procuraduría adelantar la investigación al exmagistrado Rubén Dario Pinilla Cogollo, exmilitante del M19, que de acuerdo con testigo, que comuniqué a la Fiscalía y a la Procuraduría, puede estar involucrado en el holocausto del Palacio de Justicia”. Sin embargo, nunca reveló el nombre del testigo, ni las pruebas de esas declaraciones.

Pinilla nunca ha dicho haber sido parte del M-19, a pesar de que es de conocimiento público la militancia de buena parte de los desmovilizados de esa guerrilla (que entregó las armas en 1990) que ahora ocupan cargos públicos. Por ejemplo, Everth Bustamante, exsenador del Centro Democrático, el partido del presidente Uribe, fue militante de esa guerrilla.

Además, las fechas de la carrera laboral de Pinilla no cuadran con una supuesta militancia en el M-19. Según un perfil de El Tiempo, el abogado nació en Montería en 1956 y muy joven se trasladó a Medellín. Según su hoja de vida, Pinilla estudió la carrera de derecho en la Universidad de Antioquia, de donde se graduó en 1980 y en donde, según el perfil de El Tiempo, coincidió con Álvaro Uribe en asambleas estudiantiles.

En 1970, cuando se formó el M-19, Pinilla apenas tenía 14 años. Nueve años después, justo antes de graduarse de derecho, el exmagistrado empezó a trabajar como segundo juez del juzgado civil de Turbo, Antioquia. Después pasó a ocupar el mismo cargo en Fredonia, Antioquia, y luego empezó a trabajar, entre 1981 y 1989, como fiscal de los juzgados 8 y 15 Superior de Medellín. Así que en 1985, cuando fue la toma del Palacio de Justicia, Pinilla era funcionario público.

Su esposa Gloria López, en declaraciones a El Tiempo, reseñó que Pinilla “entró a la universidad a los 16 años, fue juez a los 22 y magistrado a los 33”.

En 1989 (un año antes de la desmovilización del M-19), empezó a desempeñarse como magistrado de conocimiento de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín. En 2011 pasó a ser magistrado de la Sala Penal del mismo Tribunal, del cual fue presidente entre 2005 y 2007.

Desde marzo, aunque Pinilla ya no hace parte de la rama judicial, el exmagistrado ha denunciado amenazas de muerte a causa de las acusaciones de Uribe.