Pasar al contenido principal
Viernes, 19 Julio 2019

10 exintegrantes de Farc han devuelto esquemas de seguridad

Por Sania Salazar

Según la UNP, son 10 los exguerrilleros de las Farc que han abandonado sus esquemas de seguridad, uno menos de lo que asegura el senador Álvaro Uribe. No hay pruebas de que todos estén delinquiendo.

El senador Álvaro Uribe Vélez aseguró en su cuenta de Twitter que “al menos 11 exjefes guerrilleros han abandonado sus esquemas de seguridad”.

 

Colombiacheck califica la frase como “verdadera, pero”, porque actualmente los exjefes guerrilleros que han abandonado esquemas de seguridad son 10 y no 11, como dice Uribe, pero también porque no hay información sobre su paradero ni pruebas de que todas estas personas hayan abandonado el proceso de reincorporación o de que estén delinquiendo, por lo que no es necesariamente algo negativo en todos los casos que hayan devuelto los esquemas de seguridad. 

El equipo de prensa de Uribe Vélez le dijo a Colombiacheck que la información se la proporcionaron directamente al senador, pero ns dijeron que preguntáramos en el Ministerio de Defensa.

Consultamos a dos personas del equipo de prensa de Mindefensa, pero hasta la publicación de esta nota no han respondido.

La Unidad Nacional de Protección, UNP, le envió a Colombiacheck una lista de 10 exintegrantes de Farc que han abandonado esquemas de seguridad:

 

-Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”.

-Élmer Caviedes, alias “Albeiro Córdoba.

-Nelson Enrique Díaz Osorio, alias “Iván Alí”.

-Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “Óscar Montero” o “el Paisa”.

-José Aldinever Sierra Sabogal, alias “Aldinever Morantes”.

-Iván Olivo Merchán Gómez, alias “Iván Merchán”.

-Henry Castellanos Garzón, alias “Édison Romaña”.

-Alberto Cruz Lobo, alias “Enrique Marulanda”.

-Hedier Espinosa Feria, alias “Juan Carlos Ospina” o “Mariscal”.

-Seuxis José Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”.

El Partido Farc le confirmó a Colombiacheck que todos los integrantes de la lista eran comandantes de la guerrilla, por lo que tenían esquemas de seguridad. Además, reconocieron que no saben el paradero de esas personas y que no asistieron al Cuarto Consejo Nacional de los Comunes que se realizó el pasado 13 de julio. Sin embargo, el partido Farc también nos dijo que esto no quiere decir que esas personas estén delinquiendo o que se hayan aparato del proceso de reinserción, pues los exguerrilleros no tienen restricciones para salir de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, y muchos han vuelto a sus casas.

Hay que recordar que Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, abrió incidentes de verificación de incumplimiento en los casos de Henry Castellanos, más conocido como Romaña, y de Iván Márquez “con el fin de establecer su compromiso de aportar a la verdad, la reparación de las víctimas y atender los llamados de la justicia, entre otros”, porque han incumplido los llamados de la JEP para comparecer. En ambos casos está por establecerse si han incumplido los compromisos que adquirieron con esa jurisdicción. 

El Gobierno cree que algunos de estos exguerrilleros están en Venezuela. El presidente Iván Duque dijo: “creo que Santrich está en este momento protegido en Venezuela” en Noticias RCN. “Allá en Venezuela está Iván Márquez, está Romaña y ellos no están allá jugando muñecas, están protegidos por la dictadura de Nicolás Maduro. Nosotros tenemos claro que ellos allá están retomando conversaciones posiblemente vinculadas a actos criminales”, complementó el mandatario, que no respondió directamente a la pregunta de si había información de inteligencia que probara sus aseveraciones.

Hay que recordar que en mayo pasado mataron al excomandante de esa guerrilla, Jorge Enrique Corredor, conocido como “Wilson Saavedra”, quien se había acogido al acuerdo de paz y trabajaba en un proyecto productivo. Corredor había renunciado a su esquema de seguridad en agosto de 2018.

En agosto de 2017 Édgar Mesías Salgado Aragón, conocido como Rodrigo Cadete, excomandante del frente 27, huyó de su esquema de seguridad y se unió a las disidencias,  pero posteriormente el Ejército lo mató en una operación militar en el Caquetá.

Así que es cierto que hay 10 (y no 11, como dijo Uribe) casos documentados de exguerrilleros que han abandonado sus esquemas de seguridad. Aunque esto no necesariamente implica que hayan vuelto a delinquir.

*Foto tomada de la página de Facebook de la Unidad Nacional de Protección.

Miércoles, 22 Noviembre 2017

Juan Carlos Pinzón: La Farc está haciendo política sin entregar todas las caletas

Por Sania Salazar

Al precandidato presidencial Juan Carlos Pinzón se le olvidó decir que la extracción de las caletas está en manos del Gobierno y que hay seis meses más para desmantelarlas.

“No es posible que las Farc sigan haciendo política sin haber cumplido siquiera sus compromisos con la JEP, o entregado todas las caletas”. De eso se quejó el exministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, que recoge firmas para lanzarse a la Presidencia, en una entrevista publicada en el portal La Silla Vacía.

Colombiacheck calificó la afirmación como Engañosa porque la Farc cumplió con el compromiso de entregar las coordenadas de las caletas en marzo pasado. Es importante aclarar que, por decreto, el desmantelamiento le corresponde desde octubre pasado al Gobierno. Además, la participación política, cuestión distinta de las caletas, quedó en manos de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que se encargará de evaluar la viabilidad de la misma según las sanciones impuestas.

En cuanto a la mención de Pinzón sobre que “las Farc no han cumplido con sus compromisos ante la JEP”, hay que recordar que esa jurisdicción no ha empezado a funcionar, razón por la que los excombatientes no han sido llamados a comparecer todavía ante la justicia transicional para que respondan, según el caso, por los delitos graves que hayan cometido.

Colombiacheck averiguó en la Misión de Observación de las Naciones Unidas en Colombia, organismo encargado de verificar la entrega de armas y allí informaron que la exguerrilla entregó información sobre la ubicación de 1.027 caletas, de las cuales ya se extrajeron 750 y quedan pendientes 277.

Esa tarea de la Misión terminó el 26 de septiembre luego de un aplazamiento, ya que la primera fecha pactada había sido el 1 de septiembre.

En la Misión informaron que el proceso de extracción se retrasó por la cantidad de caletas (1.027) y, sobre todo, por la dificultad para hallarlas. Indicaron, además, que no había mapas georreferenciados para llegar a los puntos exactos reportados por las Farc, que a veces se demoraban hasta dos semanas para llegar a los sitios donde estaban enterradas y que debían desplazarse acompañados de un cordón de seguridad del Ejército y, por ejemplo, movilizar personal en helicóptero, a pie o en lancha. “Era más fácil la extracción que la ubicación de las caletas”, concluyeron.

¿Y las que faltan para cuándo?

El decreto 1716 de 2017 firmado el pasado 20 de octubre extendió el plazo seis meses más, a partir de ese día, para terminar con la extracción de las caletas. Eso quiere decir que el proceso terminará en abril de 2018, un mes después de las elecciones legislativas en las que la Farc tiene asegurados cinco cupos para el Senado y cinco para la Cámara de Representantes, según se pactó en el Acuerdo Final entre el Gobierno y esa exguerrilla.

El pasado 14 de noviembre Colombiacheck quiso saber, a través de un correo electrónico enviado a la oficina de prensa del ministerio de Defensa, sobre el avance de la extracción de caletas, sin obtener respuesta hasta ahora.

El viernes 17 de noviembre, en entrevista con Blu Radio, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, habló sobre la extracción de caletas, de donde tomamos la información. Villegas aseguró que se han hecho operaciones para extraer alrededor de 970 caletas y que “faltan menos de 100 operaciones para caletas, de las que dieron información, porque esas son las que se van a apuntar a las Naciones Unidas; las que se encuentren sin información que provenga de Farc-Naciones Unidas serán puestas a disposición de la justicia”.

Con lo anterior el ministro se refirió a la información que la antigua guerrilla de las Farc le dio a la ONU y al Gobierno sobre la ubicación de ese material de guerra. El decreto 1716, que extiende el plazo, indica que la extracción de las caletas que no sean encontradas dentro del plazo de los seis meses se debe llevar a cabo bajo procedimientos ordinarios y no dará lugar a entrega de recompensas.

Participación política

En el Acuerdo Final quedó pactado que las sanciones impuestas por la JEP no inhabilitan la participación política de los exguerrilleros y que esa participación se puede dar incluso antes de que pasen por la JEP.

Lo anterior ha causado un fuerte debate. En el Congreso, partidos políticos como el opositor Centro Democrático y Cambio Radical rechazan esa posibilidad porque consideran que los excombatientes deben pagar sus deudas con la justicia antes de participar en política. En el mismo sentido se ha pronunciado, también, la congresista y candidata presidencial Claudia López, de la Alianza Verde.

Para armonizar ambas situaciones, Rodrigo Uprimny y Diana Isabel Güiza, de Dejusticia, propusieron lo siguiente en un blog publicado en La silla Vacía el pasado 12 de noviembre:

“Aunque es claro que las penas impuestas por la JEP no generan inhabilidades políticas, es también claro que la elección a cargos públicos no puede inhibir el cumplimiento de las sanciones, cuya aplicación prevalece. Las sanciones, una vez impuestas por la JEP, deben ser ejecutadas rigurosamente, sin que la persona pueda alegar que ocupa un cargo público para abstenerse de cumplirla”.

Lo anterior va muy en la línea de lo que definió la Corte Constitucional al declarar exequible la reforma constitucional que creó la JEP:

“Corresponderá a la Jurisdicción Especial para la Paz determinar la compatibilidad con la participación en política de las sanciones que ella imponga a los excombatientes”.

En síntesis, la Farc entregó la información para encontrar y desmantelar las caletas. Por la demora del proceso no se puede culpar a alguien en específico, pues se debe a problemas logísticos para llegar a los lugares remotos donde está el material, dificultad que admitió la ONU.

La Farc, reconocida ya como un partido político legal y con candidatos a la Cámara de Representantes, al Senado y a la Presidencia, está haciendo campaña. Pero el futuro judicial de quienes resulten elegidos estará en manos de la JEP, que deberá decidir, en cada caso, si las sanciones impuestas les permiten participar en política.

Colombiacheck llamó en varias ocasiones a Pinzón y le dejó un mensaje vía Whatsapp preguntándole en qué fuente basaba su frase, pero no ha respondido.