Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 07 Noviembre 2019

Alcalde electo 'Julián Conrado' no tiene ocho órdenes de captura vigentes e investigaciones en la Fiscalía

Por Ana María Saavedra

El Nodo da información vieja acerca de Guillermo Enrique Torres, conocido como “Julián Conrado”, alcalde electo de Turbaco, Bolívar, y no aclara su situación legal actual.

En las elecciones del pasado 27 de octubre Guillermo Enrique Torres, conocido como “Julián Conrado” y “el cantante de las Farc”, fue elegido como alcalde del municipio de Turbaco, Bolívar. Tras su elección, el portal El Nodo publicó una nota en la que describe a Torres como "narcoterrorista del Estado Mayor de las Farc” y asegura que se han expedido ocho órdenes de captura en su contra en Colombia.

En el portal agrega que Julián Conrado tiene “investigaciones en su contra en la Fiscalía por terrorismo, desplazamiento forzado y reclutamiento de menores”. También dice que “se expediría una circular roja por parte de la Interpol y La DEA llegaría a ofrecer $2.5 millones de dólares por información sobre el terrorista ‘Conrado’, por los delitos de narcotráfico y conspiración”.

Esta información aparece en el perfil de Julián Conrado en Wikipedia, pero tanto la información de las órdenes de captura como de la recompensa ofrecida son datos viejos basados en publicaciones de los medios de comunicación de 2011, cuando Torres fue detenido en Venezuela

Aunque es verdad que había órdenes de captura y una circular en su contra, y una recompensa por su captura, tras el acuerdo de paz firmado en 2016, Torres (que fue uno de los negociadores de las Farc en La Habana) se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, y por lo tanto está cobijado por su jurisdicción, que prevalece sobre la justicia ordinaria.

Contactamos a la JEP para preguntar sobre el proceso contra Torres y nos informaron que en la Sala de Reconocimiento figura la siguiente información:

“Por medio del Auto No. 002 de 4 julio de 2018, la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas avocó el conocimiento del Caso No. 01. En diligencia posterior – el 13 de julio del 2018 –, esta misma Sala notificó el inicio del referido caso a los 31 exintegrantes de las FARC-EP que fueron llamados inicialmente a comparecer dentro del caso, dentro de los que se encontraba el señor Guillermo Torres Cueter, conocido en la extinta guerrilla con el alias de Julián Conrado. 

“Con posterioridad a este llamado, por medio del Auto No. 02 del 17 de enero de 2019, la Sala de Reconocimiento le ordenó al señor Guillermo Torres Cueter, comparecer en diligencia de versión de voluntaria el 29 de abril de 2019. La versión voluntaria se realizó en la ciudad de Valledupar en la fecha programada, y en dicha diligencia el compareciente proporcionó información relacionada con su ingreso y trayectoria en la guerrilla, su rol en la adopción de decisiones de retener civiles, así como de las instrucciones y órdenes concretas dadas en materia del cautiverio.

“En tal sentido, el señor Torres Cueter ha cumplido con su compromiso de comparecer a los llamados en los que la Sala lo ha requerido, y ha venido realizando aportes a la verdad, de acuerdo con los deberes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición”.

El abogado y exfiscal de Justicia y Paz Joaquín Arias explica que es posible que los crímenes que se le atribuyen sean ciertos, pero que “mientras [los desmovilizados de las Farc] cumplan con las condiciones y los compromisos de verdad, justicia y reparación que han asumido ante la JEP, en teoría no podrían hacerse efectivas capturas ni ningún otro requerimiento judicial, pues la JEP prevalece sobre las demás”.

Por otra parte, aunque El Nodo asegura en el texto de su nota que fue la DEA (Drug Enforcement Administration) la entidad que ofreció una millonaria recompensa por Torres, para probarlo incluyeron un pantallazo del portal del Departamento de Estado de Estados Unidos, otra entidad de ese país que sí ofreció el dinero.

El pantallazo sí corresponde a información publicada por el portal del Departamento de Estado, pero es una información publicada entre 2001 y 2009, y que está desactualizada. Al ingresar a la página y buscar la información el mismo portal lo advierte.

eeuu

Con todos elementos calificamos lo publicado por el portal El Nodo como cuestionable, pues aunque es cierto que se emitieron órdenes de captura y una circular roja en su contra, y que Estados Unidos ofreció una recompensa de 2,5 millones de dólares por su captura, todo esto es información vieja cuyo contexto cambia por completo tras la entrada de Torres a la JEP.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 10 Abril 2019

Claudia López usa cifras viejas de muertes por contaminación del aire

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La precandidata dijo que en Bogotá se están muriendo tres veces más personas por enfermedades respiratorias que por armas de fuego y por armas blancas. Pero las cifras de contaminación que usó son de 2010 y las de homicidios de 2018.

En entrevista con RCN Radio el lunes de la semana pasada, Claudia López, exsenadora y actual precandidata a la Alcaldía de Bogotá dijo que “hoy en Bogotá se están muriendo tres veces más personas por enfermedades respiratorias que por armas de fuego y que por armas blancas”.

López replicó esta información a través de un trino en el que agrega que se trata de “una calamidad de salud pública y ambiental”, enlazando las propuestas que su campaña plantea para hacerle frente a dicha situación.

Felipe Jiménez, integrante de la campaña de López le dijo a Colombiacheck que sus datos de homicidios se basaban en información de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía, cuya estadística delictiva dice que “en 2018 hubo 1.041 homicidios en Bogotá. De esos, 536 fueron por armas de fuego y 452 por armas blancas”, dice Jiménez.

Para la cifra de muertes por enfermedades respiratorias se basaron en el estudio “Estimación de los beneficios económicos en salud asociados a la reducción de PM10en Bogotá”, publicado en 2012, que “estima que mueren 2.100 personas relacionadas con mala calidad por año”, según Jiménez. Además, el miembro de la campaña dijo que el Instituto Nacional de Salud (INS) “estima una cifra parecida de 2.000 al año”. Y concluye señalando: “Por eso decimos que la mala calidad del aire mata más de tres veces que las armas de fuego; 536 vs 2.000”.

Sin embargo, antes de revisar uno a uno los datos, es posible concluir que la información es cuestionable, en tanto que están comparando cifras de homicidios de 2018 con un estudio realizado en 2010 (aunque fue publicado en 2012).

Los datos de la información que nos pasó Jiménez sobre homicidios son correctos de acuerdo a la fuente que utilizaron (Dijin). La información relacionada a enfermedades respiratorias, no obstante, difiere dependiendo de la fuente.

Néstor Rojas, coautor del estudio que nos envió Jiménez sobre contaminación del aire, y quien además es profesor asociado de la Universidad Nacional en el departamento de ingeniería química y ambiental, le dijo a Colombiacheck que el estudio en mención fue realizado en 2010 como una proyección. La conclusión a la que llegaron es que en el periodo de 2010 a 2020 podrían evitarse 21.000 muertes para personas mayores de 30 años por enfermedades atribuibles a contaminación del aire. Es decir, 2.190 muertes anuales.

Y llegaron a dicha conclusión “tomando las diferentes datos de la red de monitoreo de Bogotá en 2010. Ese año se estaba sacando un plan de descontaminación del aire que iba a durar diez años, y la meta era llevar a toda la ciudad a cumplir la norma colombiana de calidad del aire”, explica Rojas. “Era una situación hipotética que iba a darse entre 2010 y 2020”.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Salud, a través del Observatorio Nacional de Salud (ONS), realizó un informe que compara las muertes por violencia frente a las muertes por enfermedades respiratorias: el Informe Carga de Enfermedad Ambiental en Colombia.

De acuerdo con la información que le dio a Colombiacheck el INS, Bogotá registró, en 2016, 1.606 muertes por violencia. Según los análisis del ONS, 2.164 muertes son atribuibles a factores de riesgo ambiental, específicamente 1.963 por aire de mala calidad. Sin embargo, eso incluye enfermedades respiratorias (IRA -Infecciones Respiratorias Agudas-, EPOC -enfermedad pulmonar obstructiva crónica- y cáncer de pulmón) así como enfermedades cardiovasculares (EIC -enfermedad isquémica del corazón-, ACV -accidente cerebrovascular-). Solo por enfermedades respiratorias asociadas a contaminación de aire son 845 muertes.

La institución, además, fue clara en afirmar que las enfermedades respiratorias no se atribuyen de manera exclusiva a la mala calidad del aire, sino que se pueden dar también por los cambios bruscos de temperatura y el contagio de virus. “Lo que hace la contaminación en el aire es afectar la capacidad de defensa del organismo que se ocupa de limpiar por el aire contaminado”, nos dijeron en la entidad.

Consultamos a Rojas por la diferencia abismal que hay entre las muertes que prevee su estudio y las que registra el ONS, frente a lo cual señala que “no es tan extraño encontrar ese tipo de diferencias en estudios porque algunos pueden utilizar un factor mayor o menor para la relación entre contaminación y muerte”, todo depende de qué metodología se usó y cómo se usó. Y añadió que, en todo caso, actualmente no se cuenta con un estudio que permita analizar a hoy, como dice López, cuántas son las personas que mueren por enfermedades respiratorias que estén directamente relacionadas a la mala calidad del aire.