Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 10 Marzo 2021

Artículo citado en redes de los Convenios de Ginebra sobre menores combatientes es falso

Por Mónica Ospino Orozco

No es cierto que los Convenios de Ginebra aseguren que “todo menor de 15 años en zona de conflicto será considerado un combatiente”.

El bombardeo ejecutado por el Ejército el pasado 2 de marzo, ocurrido en zona rural de Calamar, Guaviare, en contra del disidente de las Farc, alias Gentil Duarte, y en el que presuntamente murieron menores de edad, ha desatado una ola de indignación en el país y también, mucha desinformación.

Una de esas desinformaciones fue compartida por el popular tuitero David Ghitis, afín al partido de gobierno, en este trino en el que aseguró: “Lean bien: Se confirma que no hubo niños entre los muertos del bombardeo en el Guaviare. (Y si los hubo, hay que mirar hacia quien los llevó de acuerdo al convenio de Ginebra, Art 77, Numeral 2)”.

Además, Ghitis compartió dos capturas de pantalla, una con un titular de Blu Radio en la que se asegura que “Medicina Legal confirma que no había niños entre muertos por bombardeo en el Guaviare” y otra, una captura que dice “Convenio de Ginebra. Artículo 77 numeral 2: Todo menor de 15 años y en zona de conflicto será considerado un combatiente. El delito y responsabilidad recae sobre el grupo que lo use en sus filas únicamente”. 

Ghitis, publicó el trino a las 6:25 a.m. de este miércoles 10 de marzo, que llegó a tener 50 retuits y más de 100 me gusta. Sin embargo, lo borró poco después, y en muchos de los comentarios en respuesta le advertían que ese artículo era falso e incluso varios citaron este chequeo de Colombiacheck, hecho en noviembre de 2019, titulado “Supuesto artículo del Convenio de Ginebra sobre niños soldados es falso”.

Precisamente en esa ocasión circuló en redes sociales una pieza similar a la que esta vez compartió el tuitero en cuestión, solo que en ese momento el falso artículo había sido identificado como el 122, numeral 2. Sin embargo, el contenido de entonces es igual al que circula ahora. De nuevo, verificamos que es falso.

El falso artículo 77, numeral 2 circula ampliamente en Twitter (1, 2, 3), especialmente entre quienes reaccionaron a las declaraciones dadas, este miércoles 10 de marzo, por el ministro de Defensa, Diego Molano, quien en entrevistas radiales calificó de “máquinas de guerra” a los menores que pudieran haber sido bombardeados en Calamar, Guaviare.

El artículo 77, numeral 2 del Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra de 1949 es el relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales, “no dice lo señalado en redes y es falso lo que comparte el tuitero”, explicó a Colombiacheck, el profesor de derecho de la Universidad Icesi de Cali, coordinador de área de derecho penal y doctor en ciencias jurídicas, Yecid Echeverry Enciso.

Echeverry agregó que “los cuatro Convenios de Ginebra son de 1949 y se adicionaron en 1977 el Protocolo I y II, y en el 2005, el III. El que regula la parte del reclutamiento forzado, en concreto, es el Protocolo I, que es relativo a la protección de personas en conflictos de carácter internacional. Pero ellos tienen el artículo 3 que es es común a los dos protocolos”. 

“Ese artículo 77 hace referencia a que lo ideal es que no se recluten menores y que dadas ciertas condiciones extremas se puede reclutar menores desde 15 años. Pero de todas maneras estos menores deben tener una protección especial. Si usted hace una confrontación directa entre lo que literalmente dice ese artículo en su numeral 2 no es ni siquiera cercano a lo que comparte el trino que está analizando”, precisa Echeverry.

Y es que literalmente el artículo 77 del protocolo I de los Convenios de Ginebra, dice: 

“Las Partes en conflicto tomarán todas las medidas posibles para que los niños menores de quince años no participen directamente en las hostilidades, especialmente absteniéndose de reclutarlos para sus fuerzas armadas. Al reclutar personas de más de quince años pero menores de dieciocho años, las Partes en conflicto procurarán alistar en primer lugar a los de más edad”.

Y tal como lo mencionamos en el citado chequeo de 2019, “los convenios de Ginebra son la base del Derecho Internacional Humanitario, es decir el derecho que limita y humaniza la guerra. La primera versión de este convenio viene de 1864 pero fue reescrita en varias ocasiones y la versión actual se firmó el 12 de agosto de 1949, después de la Segunda Guerra Mundial, y consiste en cuatro convenios”.

“Además de los convenios existen tres protocolos que se sumaron más tarde. El Protocolo adicional I se firmó en 1977 y trata de la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales; el Protocolo adicional II se firmó al mismo tiempo y trata de los conflictos armados no internacionales y el Protocolo adicional III, de 2005, añadió el cristal rojo a los emblemas protectores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (el equivalente de la Cruz Roja en el mundo musulmán)”.

Lo cierto es que el reclutamiento de menores es un delito, como lo consigna el artículo 4 del Protocolo II que dice que “los niños menores de quince años no serán reclutados en las fuerzas o grupos armados y no se permitirá que participen en las hostilidades”. Cabe recordar que este Protocolo en particular fue ratificado por Colombia en 1996, lo que en su momento se consideró un hito en la humanización de la guerra.

Así que el mencionado artículo 77, numeral 2 compartido por David Ghitis y otras personas, es falso, pues su contenido difiere del que realmente contiene dicho documento.

 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 29 Enero 2020

Citan mal a Vivanco para acusar a Farc de asesinar a líderes sociales

Por José Felipe Sarmiento

El director de Human Rights Watch para las Américas menciona a las disidencias de la exguerrilla entre otros responsables de esos crímenes, pero en redes usan esto contra el partido político.

Un trino viral le atribuye a la ONG internacional Human Rights Watch (HRW) el haber dicho que “los autores de los asesinatos de Iíderes sociales son Farc, ELN y CIan del Golfo” y adjunta un video en el que su director para las Américas, José Miguel Vivanco, supuestamente da esas declaraciones. El mensaje es cuestionable porque la cita está mal y va en la misma línea de otras palabras que se le atribuyen falsamente en redes.

Tuit con cita errónea de Vivanco, que atribuye asesinatos de líderes a Farc

En las mismas declaraciones que adjunta la usuaria se evidencia que la frase textual del activista es diferente. Él no habla de las Farc, que dejaron de existir como guerrilla y se convirtieron en partido político tras firmar el Acuerdo Final de Paz del Teatro Colón en 2016, sino de sus disidencias. Estas surgieron de antiguos frentes que se negaron a continuar en el proceso y fueron expulsadas de la organización por sus máximos jefes, como ya ha explicado Colombiacheck en otras ocasiones.

Es decir, lo que realmente dice Vivanco, con base en datos de la Fiscalía, es que “no cabe duda de que quienes están detrás de estos crímenes son disidencias de las Farc, grupos sucesores del paramilitarismo como el Clan del Golfo y otros, que hoy en día los denominamos como bacrim [bandas criminales], y el ELN”.

El directivo de HRW hizo ese pronunciamiento el pasado 24 de enero, en una reunión con la Comisión de Paz del Senado. Quien le preguntó por el tema fue la senadora Paloma Valencia (a quien menciona en la grabación), que es copresidenta de esa célula del Legislativo. La congresista del Centro Democrático publicó el mismo video en un trino propio con la descripción correcta.

Al contrastar con imágenes publicadas por otros miembros de la comisión presentes y la cuenta oficial de la corporación, así como un reporte de RCN Radio y un video que la jefe de prensa del senador Roy Barreras le envió a Colombiacheck por WhatsApp, se confirma que la grabación es de ese día.

Sin embargo, también cabe aclarar que el orden en el que los grupos armados fueron mencionados por Vivanco no necesariamente responde al número de casos en los que cada uno ha participado. Según los datos públicos más recientes de la Fiscalía, que siguen siendo los de agosto pasado en los que se basó otro chequeo, 41,39 por ciento de los crímenes todavía no tiene un autor establecido y, entre los que sí han sido esclarecidos, solo 58,19 por ciento son atribuibles a organizaciones criminales.

En 17,51 por ciento por de los casos, estas pertenecen a la delincuencia común. Los segundos responsables más frecuentes son el Clan del Golfo y las disidencias (Grupos Armados Organizados Residuales, GAOR), con 11,86 por ciento de los casos cada uno. Les siguen el ELN con 7,91 por ciento, el EPL con 3,39 por ciento y los Caparros o Caparrapos con 2,26 por ciento. Mientras tanto, las Farc tienen dos señalamientos, que representan el 1,13 por ciento.

Es posible que el periodo analizado cubra meses o incluso años antes de la firma y entrada en vigencia del Acuerdo Final de Paz. Esto explicaría la inclusión de crímenes cometidos por la guerrilla en armas, pero no es seguro.

Según Alejandro Jiménez, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) dedicado a la documentación de estos asesinatos, el último líder que mató esa organización fue Genaro García, representante del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera en Tumaco, Nariño, el 3 de agosto de 2015. Incluso el autor del crimen, Juan Carlos Caicedo, le pidió perdón a la comunidad como condición de un preacuerdo con la Fiscalía en septiembre de 2016, antes de la firma del Acuerdo de Cartagena.

El analista también dijo que las Farc podrían haber estado involucradas en la desaparición de Henry Pérez Ramírez, líder campesino del corregimiento La Gabarra en Tibú, Norte de Santander. No se sabe nada de él desde el 26 de enero de 2016, pero en su caso también ha habido otras hipótesis, que han apuntado al ELN (que en su momento negó tenerlo retenido) y el EPL.

El ente acusador no le ha respondido a Colombiacheck cuál es la fecha de inicio de su conteo de 302 líderes asesinados en total hasta el comunicado de agosto. Aunque sus cifras se basan en los casos confirmados por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en Colombia, puede organizar la información de forma distinta porque esta le pasa un reporte semanal.

De todas maneras, sumando los informes anuales de esa institución desde 2017 y los datos que se conocen sobre 2019 y las primeras semanas de 2020, van cerca de 350 casos confirmados. Por su parte, el relator especial de la ONU para la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, documentó 323 desde la firma del acuerdo hasta finales del año pasado. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que los 177 esclarecimientos que cuenta la Fiscalía no implican que los responsables estén condenados o presos. La entidad incluye indagaciones en diferentes etapas. Hasta el comunicado de agosto, solo 33 tenían una sentencia, 55 estaban en juicio, 45 iban en imputación de cargos y 41 tenían orden de captura.

En cualquier caso, la afirmación es cuestionable porque tergiversa el contenido del video (que no todo el mundo ve), con una confusión grave entre las disidencias de las Farc y el actual partido político.