Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 06 Noviembre 2019

Claudia López sí dijo que no impedirá corridas de toros, pues no puede hacerlo

Por Sania Salazar

La alcaldesa electa de Bogotá dijo que no impedirá la realización de corridas de toros en la ciudad, pero no puede hacerlo, pues la Corte Constitucional las permite y ordenó a la alcaldía de la capital no obstruir su realización en la plaza de toros de Santa María.

En redes sociales circula una nota de la página La Gaceta Taurina que asegura que la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, respetará la realización de corridas de toros en Bogotá.

La nota además, reproduce esta cita de López:  “en lo que depende de la alcaldía no habrá un centavo para este tipo de espectáculos. Si hay privados que con recursos privados quieran invertirlos en las corridas, pues que lo hagan si la ley se los permite”.

Colombiacheck califica la información de la nota como “verdadera, pero” pues, si bien López sí dijo lo que indica la nota en una rueda de prensa posterior a su reunión con el presidente Iván Duque (como lo muestra un video en su página de Facebook), como alcaldesa no puede impedir que se realicen corridas de toros.

Hay que recordar que la Corte Constitucional ordenó en marzo de 2015  a la Alcaldía Mayor de Bogotá y al Instituto Distrital de Recreación y Deporte, IDRD, restituir de manera inmediata la Plaza de Toros de Santa María para la realización de espectáculos taurinos y la preservación de la cultura taurina y les pidió “abstenerse de adelantar cualquier tipo de actuación administrativa que obstruya, impida o dilate su restablecimiento como recinto del espectáculo taurino en Bogotá D.C.”.

Además, la Sentencia C-666/10 de la Corte Constitucional permite la realización de las corridas de toros en Colombia bajo algunas condiciones como que los animales reciban protección especial contra el sufrimiento y el dolor durante las actividades y que las corridas se desarrollen en municipios en los que estas sean manifestación de una tradición regular y periódica. Además, la sentencia dice que “las autoridades municipales en ningún caso podrán destinar dinero público a la construcción de instalaciones para la realización exclusiva de estas actividades”. 

En redes sociales se ha cuestionado el hecho de que el alcalde electo de Medellín, Daniel Quintero, quiera impedir que se vuelvan a hacer  en esa ciudad, mientras que López no hace lo mismo en Bogotá, aquí hay que aclarar que si bien Quintero firmó un manifiesto en el que se comprometía a no apoyar la realización de este tipo de actividades si era electo, él no puede impedir que se realicen, pues pasaría por encima de la decisión de la Corte Constitucional. El compromiso que Quintero firmó es político y de voluntades, pero no tiene efectos legales.


 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 26 Junio 2020

Las cifras oficiales no muestran un aumento de la inseguridad en Bogotá

Por Sania Salazar

Aunque en los últimos días se han presentado robos que preocupan por su modus operandi y por el impacto mediático que han generado, hasta ahora las cifras solo muestran aumento en robo de bicicletas

El portal Oiga Noticias publicó una nota titulada “Aumenta inseguridad en Bogotá” basada en un trino de la cuenta @bogotamuyfirme en el que se afirma que en la ciudad “El hurto a bicicletas aumentó en un 8% al pasar de 3.351 en el mismo periodo de 2019 a 3.622 en 2020”.

Los datos coinciden con los entregados por la  Secretaría de seguridad, convivencia y justicia de la capital, y corresponden a la comparación del periodo enero-mayo de 2019 y de 2020. Sin embargo Colombiacheck califica la información como cuestionable, pues el titular de la nota no está respaldado por datos y, precisamente, se desconoce el contexto del comportamiento de los demás delitos de impacto en la ciudad que muestran lo contrario a lo que asegura el titular. Un experto en seguridad recomienda evaluar los datos de un periodo más amplio para tener un panorama más claro.

Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá, reconoció el aumento de hurto de bicicletas, pero aseguró que el homicidio, las lesiones personales y los hurtos (a automotores, a motocicletas, a personas, a comercio, residencias y  celulares) disminuyeron en el mismo periodo (enero-mayo) en comparación con el 2019. El funcionario también explicó que el aumento de robo de bicicletas está relacionado con el incremento del uso de este medio de transporte debido a la pandemia.

Aunque posteriormente al trino y a la nota de Oiga Noticias se han presentado casos como el asalto a un edificio en el norte de la ciudad y el de una joyería en un centro comercial al que ingresaron hombres armados, las cifras oficiales no muestran hasta ahora un aumento generalizado del hurto en la ciudad, sino lo contrario.

Pero Oiga Noticias no es el único medio que ha asegurado que la inseguridad ha aumentado en la capital a pesar de que las cifras no demuestran eso por ahora, como Semana y City TV que titulan sus notas resaltando el supuesto incremento. Johan Avendaño, experto políticas públicas y seguridad ciudadana, indicó que ha pasado muy poco tiempo para evaluar la situación, “vale la pena esperar el cierre del segundo trimestre del año para hacer el comparativo bimensual (enero-febrero, marzo-abril, mayo-junio) y tener un escenario más preciso para no caer en esas ideas de inseguridad plena.

Avendaño resaltó la importancia de ser cautos, pues los comportamientos semanales no pueden mostrar tendencias. “Insisto en que hay que separar el crimen organizado del barrial, que sí, puede tener estructuras de pequeñas bandas, parches, pero nunca va a ser comparado con los robos que acabamos de ver en los centros comerciales. Hay que bajarle un poco al alarmismo, pero no bajar la guardia”, recomendó.

Advirtió por último sobre el peligro de la teoría de que por supervivencia algunas personas van a optar por la delincuencia. “Es una afirmación muy ligera porque es decir que los pobres van a robar y eso es peligroso, no se puede ser tan irresponsable con ese tipo de afirmaciones”.