Pasar al contenido principal
Jueves, 16 Enero 2020

El suspendido exalcalde Gallo cumplió una sola de tres promesas evaluadas

Por La Cola de Rata

El exmandatario de Pereira, que salió de su cargo sancionado poco antes de terminar el periodo, abrió una universidad en Cuba pero le falló al sector cultural y redujo a medias la tarifa de transporte.

Juan Pablo Gallo ha sido tal vez uno de los alcaldes más populares que ha tenido Pereira durante los últimos años, con la propuesta del “cambio” llegó como una figura fresca en la ya curtida política tradicional pereirana. Aunque terminó su periodo suspendido por haber participado en política durante las pasadas elecciones regionales, en redes sociales y en algunos pasillos de la ciudad se siguieron escuchando voces de apoyo hasta el último día. 

La Cola de Rata y Colombiacheck decidieron hacer un promesómetro frente a algunas promesas que Juan Pablo Gallo realizó durante su campaña. Encontramos que incumplió al convertir el Instituto de Cultura en una secretaría, una medida a la que se había opuesto antes de ser elegido; dejó a medias la reducción en la tarifa de transporte público y cumplió con la construcción de una sede universitaria en la Ciudadela Cuba. Veamos los detalles de cada caso.

 

“Craso error convertir el Instituto de Cultura en Secretaría”

No cumplida

Una de las primeras reacciones que tuvo Juan Pablo Gallo por parte de uno de los sectores de la ciudad, el sector cultural, fue el rechazo al cambio del Instituto de Cultura a Secretaría de Cultura, teniendo en cuenta que durante la campaña en medio de un Foro de Cultura acompañado por los demás candidatos, Gallo señaló con firmeza que no estaba en sus planes realizar este cambio. En un audio que se viralizó en redes y se movió por diferentes medios locales y nacionales, el candidato aseveró: “Yo sí me comprometo a que continúe siendo Instituto Municipal de Cultura. Craso error convertirlo en Secretaría. Pierde agilidad, pierde destreza esa misma institución”.

No obstante, tras haber sido elegido con una de las votaciones más altas en Pereira, tomó precisamente la medida que antes criticaba mediante los decretos 384 y 837 de 2016. El primero creó la nueva dependencia en medio de una reestructuración de la administración municipal y el segundo “ordena la supresión y liquidación del establecimiento público denominado Instituto Municipal de Cultura y Fomento al Turismo de Pereira”.

La última norma señala que, tras haberse realizado un estudio financiero, no existían recursos financieros para garantizar su funcionamiento como instituto, lo que llevó a adoptar medidas para garantizar los suficientes recursos para financiar el marco fiscal de corto y mediano plazo “para garantizar el fortalecimiento y consolidación de la cultura en la ciudad, mediante el decreto 834 de 7 de octubre de 2016 se creó dentro de la nueva estructura del municipal, la Secretaría de Cultura”.

 

Reducción de la tarifa del servicio de transporte público

En proceso

En su programa de gobierno, Juan Pablo Gallo realizó diferentes propuestas que tenían que ver con la movilidad en la ciudad. Con respecto al transporte público, el apartado 3.3.1. prometía concertar “la disminución en la tarifa del sistema de transporte público Megabús, en principio para estudiantes y personas de la tercera edad con el fin de hacer más asequible y justo el servicio. Posteriormente la meta será disminución de la tarifa para todos los Pereiranos”.

Nos comunicamos con Megabús S.A. y la encargada de atención al cliente señaló que el convenio sí existe con la Secretaría de Educación. Este consiste en dos pasajes diarios para estudiantes de secundaria y estudiantes de la Universidad Tecnológica de Pereira. Sin embargo, este beneficio no cubre la totalidad de los estudiantes.  Representantes de Andes (Asociación Nacional de Estudiantes de Secundaria) y ACEU (Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios) señalaron que no se conocían las cifras exactas de cuántos eran los beneficiarios.

Por otro lado, no ha habido reducción en el precio del transporte público en la ciudad para la ciudadanía en general. Antes bien, ha subido de manera constante, excepto en 2017. Los valores durante los años de mandato de Juan Pablo Gallo fueron los siguientes:

Por lo anterior, calificamos esta promesa "en proceso".

 

“Universidad para el suroccidente (Cuba)”

Cumplida

Pereira cuenta con diferentes universidades, entre las que se destacan la Universidad Tecnológica de Pereira (pública) y otras cuantas privadas de renombre: La Fundación Universitaria del Área Andina, la Universidad Libre, la Universidad Católica y la Universidad de las Américas, solo por mencionar algunas. Una de las promesas de Juan Pablo Gallo en campaña fue la construcción de una universidad para el suroccidente de Pereira, precisamente en el barrio Cuba (o ciudadela) que alberga poco más de la tercera parte de los habitantes de la ciudad.

En el plan de gobierno de Gallo, se puede leer que “se construirá un ‘Instituto de Educación Tecnológica’ ubicado en el suroccidente de la ciudad, con el fin de cerrar la brecha entre los perfiles ocupacionales requeridos por la demanda laboral y la ofertada por los pereiranos que buscan insertarse en las dinámicas laborales”.

Para el año 2018, esta promesa ya era un hecho. A través de convenios con diferentes universidades y en las instalaciones de la Institución Educativa Jesús María Ormaza, se dio el anuncio de las inscripciones para esta universidad, la cual es gratuita. Uno de los filtros que, hasta el momento, ha manejado esta Universidad es que los estudiantes que se inscriban residan en el barrio Cuba. 

Por ello calificamos esta promesa como cumplida.

Viernes, 20 Diciembre 2019

Dos promesas que se le aguaron a Suaza en un solo año de mandato

Por Adalis Medina

El alcalde de Riohacha ganó las elecciones atípicas de 2018 con la promesa de “hacer lo que no se pudo en tres años”, pero el tiempo no le alcanzó en los temas de acueducto y tratamiento de aguas.

Juan Carlos Suaza Móvil, el último de los nueve alcaldes que tuvo Riohacha desde 2016, dijo en la campaña para las elecciones atípicas del 2 de diciembre de 2018 que haría “en un año lo que no se pudo hacer en tres” por el déficit administrativo y la ingobernabilidad que había sufrido la capital de La Guajira en este periodo, pues el anterior titular del cargo, Fabio Velásquez, fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría.

Dos de las prioridades del nuevo mandatario distrital, según contó el diario El Heraldo cuando resultó ganador, serían “recuperar la autonomía en los servicios de agua potable” y destrabar la construcción de la laguna de oxidación para la ciudad. Pero lo primero, que intentó por medio del cambio del operador de acueducto, se le embolató en el camino y lo segundo no tuvo ningún avance concreto.

 

Cambio del operador de acueducto

Se embolató

Dentro de las propuestas banderas que presentaba Suaza Móvil, se encontraba el cambio del operador de acueducto y alcantarillado, que hoy es Avanzadas Soluciones de Acueducto y Alcantarillado (ASAA). Según el alcalde, era necesario buscar otra empresa por la terminación del contrato en 2020 y los escándalos de sus dueños, el investigado grupo español Inassa al que también le pertenecen Triple A en Barranquilla y Metroagua en Santa Marta.

Esta fue una de las primeras proposiciones expuestas por su breve administración ante el Concejo, que le dio facultades al mandatario, primero, para conseguir una nueva contratista del servicio de acueducto y alcantarillado; luego, para crear una empresa pública con ese propósito. Pero el proceso “se echó para atrás”, reconoció el secretario de Obras de la ciudad, Samir Ospino.

Esto se debió a conceptos de los entes de control y la interposición de una demanda por parte de ASAA. La Procuraduría alertó que el trámite del acuerdo en el cabildo estuvo viciado. Además, el nuevo contrato habría implicado comprometer vigencias futuras en el último año de mandato (el único) de Suaza y en plena vigencia de la Ley de Garantías por las elecciones regionales de este año.

“Dieron unas directrices y preferimos dejar las cosas así, darles la razón. La decisión quedó para el próximo alcalde”, le dijo a Colombiacheck el mandatario saliente.

 

La laguna de oxidación

No cumplida

La laguna de oxidación de Riohacha lleva cerca de 18 años en proceso de construcción, por un conflicto con y entre las comunidades indígenas en el territorio en el que ha tenido que intervenir el Ministerio del Interior. Suaza anunció que su “prioridad” sería darle solución a ese estancamiento, pero no obtuvo resultados.

Ahora, el alcalde dice que, ante la problemática y al no llegar a un acuerdo con la comunidad wayúu, buscó otras opciones para el tratamiento de aguas residuales. “Se fueron extendiendo los tiempos y no se dieron los acuerdos”, explicó. Según él, hubo un avance en el estudio de nuevas posibilidades por medio de la Universidad de La Guajira.

El mandatario sí tuvo una reunión con el rector de la institución, Carlos Arturo Robles, y docentes expertos en el tema para analizar el problema. Pero esto no implica ningún avance concreto. Los estudios al respecto que se encuentran en el repositorio de la universidad existen desde 2016.

Además, la intervención del sector por parte del Gobierno Nacional no le permite al Distrito disponer y ordenar los gastos para esta obra. Incluso hubo también una reunión con el viceministro de Agua, José Luis Acero, en enero que terminó “en veremos”.