Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 03 Junio 2019

Fotos de estantes vacíos sí son de Cúcuta, pero de 2016

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Cientos de venezolanos cruzaron la frontera, luego de cierres prolongados, para comprar alimentos y medicinas. En cuestión de horas, vaciaron los supermercados.

Un usuario de Twitter publicó el pasado 31 de mayo dos imágenes que muestran mercados con estantes vacíos, acompañadas con el texto: “Se acabó la gasolina, se acabó el arroz, la harina de maiz, el espagueti... se acabó la mantequilla. #Cucuta entra en crisis (sic.)”.

Captura de pantalla

En otros trinos, el usuario había manifestado que Cúcuta es una ciudad “parásito”, que depende económicamente de Venezuela a través de los productos alimenticios y la gasolina que entran de contrabando. Y pareciera que en este caso se refiere a la misma situación por las interacciones que ha tenido el trino.

Las fotos, sin embargo, sí fueron tomadas en Cúcuta, pero en 2016, cuando después de cierres de frontera prolongados, se permitió durante un día que cientos de venezolanos entraran a comprar alimentos a Colombia.

Le hicimos búsqueda inversa a ambas imágenes y encontramos que la primera (la del costado izquierdo), es de la Agencia France-Presse (AFP) y que fue publicada el 18 de julio de 2016 en varios artículos internacionales. Dos de ellos son El Universo de Ecuador, que escribió la nota ‘Ciudadanos de Venezuela vacían perchas en Colombia’ y CBS News de Estados Unidos que publicó, el mismo día, ‘De nuevo, venezolanos cruzan frontera con Colombia para comprar comida’.

Revisamos el banco de imágenes de la agencia, AFP Forum, y encontramos el archivo original, con la información del lugar en que fue tomada, la fecha y el autor.

AFP

De acuerdo con la agencia, la fotografía fue tomada el 17 de julio de 2016 en Cúcuta por el fotógrafo Scheyder Mendoza, acompañada del siguiente texto:

“Colombia - Venezuela - Crisis - Frontera. Los venezolanos compran alimentos en un supermercado en Cúcuta, Colombia, el 17 de julio de 2016. Miles de venezolanos cruzaron la frontera con Colombia para aprovechar su apertura de 12 horas después de que el gobierno venezolano la cerrara hace 11 meses. Los venezolanos se apresuraron a Cúcuta a comprar alimentos y medicinas que escasean en su (sic.)”.

La segunda fotografía (costado derecho), es del mismo día, sobre la misma situación y fue tomada por el mismo fotógrafo, pero esta vez publicada por la agencia española EFE y replicada en El Cooperante (‘Entre consignas y cánticos venezolanos dejan desolados anaqueles de Cúcuta’) y El Estímulo de Venezuela (‘Cúcuta: la ciudad salvavidas de los venezolanos’) y la revista Semana de Colombia (‘En imágenes: ¡Gracias Colombia! gritaron los venezolanos’).

Este es el archivo fotográfico de la agencia, EFE Visual:

EFE

Dado que las fotos sí son reales y fueron tomadas en Cúcuta, pero en 2016 y en un contexto diferente al que señala el trino, calificamos el mismo como Falso.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 01 Noviembre 2019

No es cierto que allanamientos en el Vaticano tengan relación con falsa cuenta de Santos en el IOR

Por Ana María Saavedra

Una nueva denuncia de Jorge Sonnante confunde la verdadera historia de unos allanamientos en el Vaticano con una falsa denuncia sobre varios presidentes latinoamericanos.

Una nueva nota de El Expediente insiste en la falsa historia de la cuenta del expresidente Juan Manuel Santos en el Vaticano, mezclando la información del allanamiento de la Secretaría de Estado por presuntos delitos financieros con las declaraciones del supuesto diácono argentino Jorge Sonnante.

La información titulada “Video: redadas en el banco Vaticano, el Diácono Sonnante reitera denuncias sobre cuenta de Santos en el Vaticano” (sic) basa otra vez su supuesta investigación en las declaraciones del diácono Jorge Sonnante, quien aparece en un video hablando de las recientes redadas en el Vaticano.

Sonnante mezcla la información de las redadas, que es real y ha sido difundida por el propio Vaticano y varios medios de comunicación del mundo, con sus acusaciones (ya desmentidas por Colombiacheck) acerca de sobre Jorge Bergoglio, conocido como el papa Francisco, a quien acusa de ser cómplice de lavado de activos de ciertos presidentes y expresidentes latinoamericanos.

El periódico La Repubblica de Italia informó que las redadas estaban relacionadas con una investigación sobre transacciones financieras sospechosas que involucran a cinco ejecutivos suspendidos de sus cargos. La investigación además se relaciona con la compra y venta de bienes raíces en Londres, entre otras transacciones supuestamente irregulares.

La orden de esa investigación, como lo cuenta el diario italiano, vino del propio papa Francisco.

Sin embargo, en el video Sonnante, luego de asegurar que había denunciado las cuentas de “Santos, de Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales, Bachelet, Lula, Correa, Maduro”, dice que las redadas hechas por la Fiscalía del Vaticano evidencian que su denuncia era cierta. También este operativo, según él, desmiente el comunicado que en su momento emitió el Vaticano desmintiendo sus acusaciones.

Esto, como ya lo explicamos, no es cierto.

Esta nueva desinformación difundida por Sonnante también fue verificada por otros medios de comunicación. En Bolivia, los Los Tiempos y Chequeabolivia evidenciaron las inconsistencias en la historia de Sonnante, mientras que el arzobispo  de Sucre, monseñor Jesús Juárez,  aseguró en medios de comunicación que Sonnante es un falso diácono y que sus declaraciones son falsas. Juárez Informó que el Vaticano envió una carta aclaratoria al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

En la página de internet de La Arquidiócesis de Sucre se publicó una información de una falsificación de un documento presentado por Sonnante y por el programa Ahora con Roxana como supuesta prueba de un comunicado del IOR en Bolivia de una cuenta a nombre del vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera. 

Asimismo, la cuenta de Twitter de Jorge Sonnante se encuentra suspendida por incumplimiento de las normas.

En Brasil, en la agencia Lupa, también desmintieron lo dicho por Sonnante en la entrevista en el programa Ahora con Roxana, en el que también aseguró que el expresidente Lula tenía 243 millones de euros en el Banco Vaticano.  

Las contradicciones en la historia de Sonnante

Las pruebas presentadas originalmente por Sonnante y compartidas por El Expediente a principios de año presentaban varias inconsistencias. Una de ellas es la misma historia del supuesto diácono Jorge Sonante. Como ya lo habíamos constatado, la credibilidad de Sonnante y de sus denuncias ha sido puesta a prueba en más de una ocasión.

Sonnante, que se dio a conocer en Argentina como líder del Grupo Movimiento de Indignados Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, asegura que fue consejero del papa Francisco e investigador y auditor del Instituto para las Obras de Religión, IOR (conocido también como el “banco del Vaticano”) durante 25 años. Una versión que ha cambiado en diferentes ocasiones.

Las contradicciones en sus versiones ya han sido reveladas por portales argentinos.  En el artículo que publicamos en enero pasado mencionamos que en el periódico argentino Tribuna, donde se había publicado una carta de Sonnante con las denuncias, se publicaron, por parte del Defensor del Lector, los informes “Refutando la ruta del dinero K hacia el Vaticano” y “Seguimos destapando la mentira de la ruta del dinero K al Vaticano” desmintiendo las informaciones dadas por Sonnante.

Además, en esa versión de su trabajo en el Vaticano encontramos varios indicios que muestran que Sonnante ha mentido sobre su rol. Él trinó un documento que, según él, comprobaba que había trabajado “en la Curia Romana” entre 2013 y 2015. Pero ese documento también tenía errores que ponían en entredicho su autenticidad: el sello al final del comunicado dice “SECRETARIA DI STATO” y no el correcto “SEGRETERIA DI STATO” en italiano. 

Son todos estos elementos los que nos llevan a concluir que una vez más las versiones de Sonnante son falsas.