Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 10 Abril 2018

Las cifras de robos de celulares no le cuadran a Petro

Por Ana María Saavedra

El candidato aseguró que al cierre de su alcaldía, en 2015, logró reducir el hurto de estos aparatos en un 36%, pero la cifra está Inflada. Colombiacheck sigue verificando las afirmaciones de los candidatos en los debates.

El hurto de celulares es uno de los delitos que más afectan la seguridad de los colombianos. En el primer debate presidencial, Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá, aseguró que en su mandato redujo este delito en un 36%. Sin embargo, tras verificar la cifra con diferentes fuentes, incluyendo el Twitter del propio Petro, Colombiacheck encontró que la afirmación del candidato está Inflada.

El monitoreo del hurto de celulares lo realizan varias instituciones y empresas que manejan cifras diferentes, por lo que es muy difícil saber a ciencia cierta qué tanto se redujo o, si por el contrario, aumentó.

Por un lado están los datos de la Policía y los de la Fiscalía, que contabilizan las denuncias judiciales y, por el otro, los de los operadores celulares, que contabilizan los reportes de sus clientes.

Por eso, los datos entregados por Petro en su balance al dejar la Alcaldía son unos y los de MinTic y otras fuentes son otros.

 

 

 

 

 

El periódico oficial de su alcaldía llamado Humanidad registró en su momento la reducción de un 22% en el hurto a celulares, cifra que se aproxima a la que divulgó el Ministerio de las TIC.

“La información reportada por el Ministerio muestra que mientras en 2014 el robo de celulares fue de 321.654, en lo corrido del presente año bajó a 253.372, que equivale a -68.282 aparatos; es decir, una disminución de 21%”, dijo el periódico El Espectador, citando a MinTIC.

Sin embargo, el último reporte al cierre del periodo de Petro en la Alcaldía divulgado en los medios de comunicación y que salió publicado el 16 de enero de 2016 en El Tiempo, no se ajusta a las cifras anteriores. En esta nota, la cifra registrada fue de “456.380 equipos reportados como robados en el 2014, ante las autoridades y los operadores de telefonía celular. El indicador pasó a 371.445, lo que representa una disminución de 84.935 casos”, lo que significa que la reducción fue del 19%.

En esa noticia, el entonces subsecretario de Seguridad, Daniel Mejía (quien llegó al cargo ese 2016 con Peñalosa) confirmó la disminución del hurto de celulares y resaltó el “trabajo en equipo” entre MinTIC, la Policía y la Presidencia. “También fue importante la tarea de judicialización, distinta a la de otro tipo de delitos”, dijo.

Llama la atención que cuando Colombiacheck preguntó en la oficina de prensa del Ministerio de las TIC sobre esta cifra, un vocero de esta entidad aseguró que utilizan las de la Policía Nacional, a pesar de que en 2015 se basaban en el reporte de los operadores y así lo registraron en su portal web.

Al usar el buscador webarchive.org fue posible recuperar el boletín de prensa en el que el ministro de las TIC, David Luna, aseguró que desde 2011, en todo el país, “el Gobierno le declaró la guerra al robo de celulares gracias a lo cual el reporte ante operadores se redujo en un 18%”.

Colombiacheck pidió las cifras a la Policía pero al momento de publicar esta nota no había recibido una respuesta. En el caso de la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía, esta sí las suministró, pero con la salvedad de que son “cálculos propios con información del Sistema de Información Estadístico Delincuencial y Contravencional SIEDCO – PONAL”.

En ese informe de la Policía, al contrario de disminución, se reportó un aumento de casos en 2015. Según el documento, en 2014 se presentaron 9.886 casos, mientras en 2015 ocurrieron 11.180, un aumento del 13%.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 07 Marzo 2018

Candidato a la Cámara por Caldas 'enredadito' con cifras de pobreza

Por Sania Salazar

Darío Arenas utilizó cifras desactualizadas y conceptos de economía que no se pueden manejar a la ligera para hablar de desigualdad e ingresos por persona.

Darío Arenas Villegas, candidato a la Cámara por Caldas del Partido Polo Democrático, aseguró en su cuenta de Twitter el pasado 22 de febrero que “el ingreso promedio en Caldas es de $492 mil pesos, 61% del mínimo, índice gini es del 0.51 puntos. Se debe crear más riqueza y distribuirla mejor”.

 

 

Después de contrastar los datos, Colombiacheck califica la afirmación como ligera, pues, aunque el candidato menciona las cifras en presente, la verdad es que son datos desactualizados y de años diferentes, lo que no permite hacer un balance correcto de la situación actual de ese departamento.

Arenas Villegas le envió a Colombiacheck los archivos extraídos de la página del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, de donde sacó las cifras.

El candidato explicó que tomó el índice de Gini de un documento del DANE de 2016 y el ingreso per cápita de otro documento de 2014. “Creo que el de ingreso no está actualizado”, respondió cuando se le preguntó por qué los datos no correspondían al mismo año.

Consultamos al DANE, donde informaron que el ingreso promedio en Caldas y el índice de Gini están actualizados a 2016. El coeficiente de Gini es de 0,51, tal como lo dijo Arenas Villegas, pero el promedio de ingresos por persona es de 567.695 pesos, -casi 76 mil pesos más de lo que asegura el candidato- lo que representa el 82% del salario mínimo de ese año, que era de 689.454 pesos.

El problema, además, fue que Arenas, sociólogo de la Universidad de Caldas, usó el ingreso promedio de 2014 -que realmente era de 493 mil pesos- y lo comparó con el salario mínimo de este año, con lo cual llegó a ese porcentaje de 61, pero eso es un cálculo erróneo por la diferencias de cuatro años.

El coordinador de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, Alejandro Barrera, y el DANE coincidieron en llamar la atención sobre la inconveniencia de citar en la frase dos cifras de años diferentes, lo cual puede llevar a imprecisiones e interpretaciones equivocadas, pues los datos de cada año reflejan realidades socio económicas propias de cada periodo.

“Valdría la pena analizar también la tasa de crecimiento del PIB per cápita en el tiempo, no solo la cifra nominal en un año, y ojalá comparado con otros departamentos. Eso reflejaría el crecimiento real en los ingresos de los caldenses”, indicó Barrera, quien además, resaltó que la desigualdad es un concepto no solo monetario, sino económico y social e implica una serie de análisis que van más allá del ingreso promedio anual.

En Colombiacheck decidimos hacerle caso al analista y elaboramos la siguiente gráfica que, efectivamente, muestra un aumento en el ingreso promedio de los caldenses en comparación con el mínimo de cada año:

 

 

¿Qué es el índice de Gini?

Barrera explica que, en términos generales, es una medida de concentración del ingreso entre los individuos de una región en un periodo de tiempo determinado que está comprendido entre 0 y 1, donde 0 es una distribución perfecta del ingreso y 1 indica desigualdad máxima.

Según el economista, el Gini es una medida importante, pero tiene limitaciones: primero, que se creó a principios del siglo XX, bajo un contexto social y económico distinto al actual. Segundo, que para hacer inferencias basados en este indicador se recomienda hacerlo de una forma más desagregada, “es decir, no tomar simplemente el total del departamento, sino que se debe analizar por municipios y actividades económicas para identificar los focos de desigualdad, para evitar emitir juicios de valor generalizados que pueden llegar a estar sesgados”.