Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 08 Enero 2020

Ni ICBF ni TransMilenio publicaron ofertas de trabajo en portal web 

Por Ana María Saavedra

En una página de Facebook han sido difundidas dos convocatorias de empleo publicadas por un sitio web. Al verificar estas informaciones encontramos que ambas son falsas.

Dos enlaces del portal jobsafari.com.pr fueron compartidos en Empleos del Distrito Capital de Facebook. Uno de ellos habla de “varias vacantes en Transmilenio por un salario entre $1.100.000 - $2.700.000/mesy el segundo de empleos en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF,  por “$2.800.000 al mes”.

 

trans

 

icbf

 

Sin embargo, las informaciones son falsas, como lo aclararon ambas entidades.

Por un lado, TransMilenio desmintió la oferta de empleo en sus redes sociales.

Por el otro, el jefe de prensa del ICBF aclaró a Colombiacheck que oficialmente para trabajar con esta entidad no se manejan convocatorias por medio de portales diferentes al de la entidad.

Las convocatorias, aseguró, se publican en la página oficial del ICBF www.icbf.gov.co y en el portal de la Comisión Nacional de Servicio Civil, https://www.cnsc.gov.co/, en el que aparecen las convocatorias de empleo de las entidades públicas.

Al buscar tanto en el portal del ICBF como en el del CNSC las vacantes de empleos no encontramos en ninguno de los dos sitios web la supuesta oferta por “2.800.000 al mes”.

Asimismo, al revisar la página de jobsafari.com.pr, en la que aparecen las supuestas ofertas de empleo y darle click una y otra vez a los enlaces, estos llevan a la dirección http://buscadordeempleo.gov.co/Buscar?a=ICBF pero este supuesto buscador de empleos no abre

En realidad sí existe un buscador de empleo oficial: https://buscadordeempleo.gov.co/, en el que aparecen las ofertas de empleo por regiones del país.

Jobsafari.com.pr es un buscador de empleo de Puerto Rico en el que empresas o personas suben la información de posibles empleos y sus hojas de vida, pero el portal  no valida si las ofertas son falsas o verdaderas.

En el caso de las supuestas vacantes de Transmilenio y el ICBF ambas son falsas.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 27 Febrero 2019

Video de empanadas con clorox es real

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Tiene que ver con un procedimiento normal que hace la Secretaría de Salud en caso de encontrar alimentos cuyo consumo considera un riesgo.

El sábado pasado a través de WhatsApp nos llegó una cadena que decía “Peñalosa y la policía están persiguiendo a los vendedores ambulantes, y le están rociando Clorox a las empanadas que venden en las calles... Mientras tanto el gobierno nacional dizque brindabdo ayuda humanitaria a tros paises” (sic).

El texto iba a acompañado de un video que rápidamente se hizo viral en redes sociales. La exsenadora Claudia López, por ejemplo, fue una de las personas que lo compartió.

Colombiacheck consultó a la Alcaldía de Bogotá por la veracidad del video y nos remitió a la Secretaría de Salud y la Alcaldía Local de Suba; la primera por ser la entidad encargada de este tipo de operativos y la segunda porque en esa localidad fue donde ocurrieron los hechos.

Ambas entidades confirmaron los hechos y nos enviaron un comunicado de prensa.

Aclaración sobre procedimiento en operativo de recuperación de espacio público en Suba by Anonymous PlhYbUE on Scribd

El comunicado dice que el martes 19 de febrero de 2019 “la Alcaldía Local de Suba realizó un operativo de recuperación del espacio público entre las calles 182 y 174 con Autopista Norte, en el sentido occidental”.

También dice que durante el operativo “se encontró que un vehículo ambulante de venta de comida, contenía alimentos que no eran aptos para el consumo humano, según el concepto técnico que emitió la Secretaría de Salud que acompañó el procedimiento”, por lo cual procedieron a hacer la “desnaturalización del producto”; “nombre técnico que consiste en la desinfección del producto alimenticio que no se encuentra en condiciones salubres para el consumo humano”.

De acuerdo con el comunicado, este hecho se enmarca en la Ley 9 de 1979, “por la cual se dictan medidas sanitarias” y el Decreto 3518 de 2006 que en su artículo 50 se refiere a la “destrucción o desnaturalización de artículos o productos”.

Revisamos tanto la ley como el decreto mencionados y encontramos que la información contenida en ellos sí se corresponde con lo dicho por la Secretaría de Salud.

Por otro lado, consultamos a esta misma entidad sobre el concepto técnico emitido por la Secretaría de Salud que se menciona en el comunicado y las razones por las cuales se consideró que los alimentos “no eran aptos para el consumo humano”. Pero el jefe de prensa de la entidad nos dijo: “El único pronunciamiento que se dio sobre el tema es lo que se dijo a través del comunicado”, y que “el concepto técnico es que no eran aptas para el consumo humano”.

Finalmente, hablamos con Alexander Durán, exsecretario de salud de la Alcaldía de Cali (y precandidato a esta corporación) quien nos dijo que “este tipo de procedimientos es normal y hace parte de los protocolos de desactivación de alimentos perecederos”. Durán también dijo que el hipoclorito de sodio (principal componente del Clorox) se usa para que todo el tejido vegetal de los alimentos se vuelva un tejido estéril y no propicie enfermedades.

De acuerdo con Durán, cualquiera que tenga un negocio de comidas en Colombia debe tener un carné que tramita la Secretaría de Salud y que garantiza que se tiene un entrenamiento adecuado para manipular alimentos.

Y que por lo general, hechos el del video se realizan en el marco de operativos de recuperación del espacio público (algo que confirma el comunicado de la Alcaldía). Además que de antemano, las autoridades suponen que cuando los alimentos son expendidos en ventas callejeras y no hay cadena de frío ni las condiciones para procesar los alimentos (uso de tapabocas, gorro y guantes por parte de quien manipula la comida), estos pueden generar riesgo para quienes lo consuman.

Por lo cual, solicitan al vendedor el carné y en caso de no tenerlo proceden a la confiscación y ‘desnaturalización’ de los alimentos.