Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 29 Julio 2021

No es cierto que las protestas en Cuba se terminaron porque el ‘gobierno dialogó con los manifestantes’

Por Laura Rodríguez Salamanca

Una desinformación originada en Colombia ha difundido ese mensaje en varios países latinoamericanos. Tres periodistas cubanos le explicaron a Colombiacheck por qué la información es falsa.

El pasado 13 de julio de 2021 el usuario de Twitter @cirhomo, que se presenta como afín al Paro Nacional en Colombia, hizo una publicación en la que afirmó que “se acabaron las protestas en #Cuba gracias al diálogo directo del gobierno con los manifestantes”. Además, planteó una comparación entre las manifestaciones que ocurrieron en la isla y las de Colombia: “¡Qué extraña dictadura, sin esmad (sic), sin mutilados, sin jóvenes asesinados, sin mujeres violadas, sin descuartizados!”. 

Trino_falso_fin_protestas_Cuba

El trino no logró muchas reacciones por sí mismo: solo fue retuiteado 13 veces y recibió 16 me gusta. Sin embargo, los pantallazos que se tomaron de la publicación se convirtieron en un bola de nieve que se ha viralizado en varios países latinoamericanos. 

De acuerdo con CrowdTangle, un herramienta que permite monitorear grupos y páginas públicas en redes sociales, la última semana la imagen tuvo más de 7.000 reacciones en Facebook y ha sido compartida en Bolivia, Honduras, Nicaragua, Venezuela, México, Chile y Colombia. 

Además, la información se ha distribuido a través de grupos y páginas de Facebook como ‘Movimiento América Latina’, ‘Resistencia Socialista - El Carmen-Manabí’, ‘El Mundo desde otra Perspectiva’, ‘Inforebeldes’, ‘Web Guerrillera Socialista’, ‘Los Anticapitalistas’ y ‘Revolucionarios comunistas’. 

Sin embargo, el trino desinforma por varias razones. Por una parte, difunde falsamente que las manifestaciones se terminaron porque el gobierno de la isla dialogó con los manifestantes. Y por la otra, niega la represión violenta a las manifestaciones por parte de la fuerza pública cubana, que ha sido documentada y verificada por medios independientes de la isla. 

La principal jornada de manifestaciones en Cuba fue el domingo 11 de julio de 2021, fecha en la que se llevaron a cabo encuentros en más de 50 puntos del país. Durante la semana siguiente hubo reuniones en algunos sitios de la isla pero no fueron tan concurridas como las del domingo, de acuerdo con los periodistas a los que consultamos. 

Esto coincide con la información publicada y verificada por Inventario, un medio que se dedica a difundir datos abiertos e información pública sobre Cuba. 

Los videos de esos hechos aún circulan en redes sociales y fuera del país han generado la sensación de que las protestas se prolongaron durante más días. La razón es que el gobierno cubano restringió el servicio de internet el domingo, y cuando la gente pudo conectarse de nuevo empezó a compartir sus registros. 

¿Pero por qué se terminaron las protestas? Las tres fuentes coincidieron en que esto no se debió a diálogos entre el gobierno y los manifestantes. 

El periodista cubano Abraham Jiménez Enoa, columnista del Washington Post y Gatopardo, quien cubrió las movilizaciones, le dijo a Colombiacheck: “no ha habido diálogo del gobierno con los manifestantes, ni con la oposición. Eso es una utopía para Cuba”.

En sus palabras, “las protestas cesaron, por una parte, porque Cuba es una dictadura que tiene 62 años y acá es la primera vez que se sale a la calle a protestar y obviamente las reglas de juego son otras. Y por otro lado, fueron muy violentas, capturaron a mucha gente y obviamente la gente dio un paso atrás”. 

Para la periodista Cynthia de la Cantera Toranzo las protestas del 11 de julio fueron masivas y en la semana siguiente se desarticularon “porque el domingo detuvieron y encarcelaron a muchas personas (...) Y a los días siguientes, aquellas personas que habían participado el domingo, pero que no los cogieron, también los fueron a buscar a sus casas. Entonces ha sido básicamente porque el gobierno ha detenido y ha enjuiciado a una gran parte de las personas que estuvieron y porque el gobierno militarizó las calles, sacó todas sus tropas antimotines y sacó todas sus autoridades policiales a la calle”. 

También consultamos sobre los supuestos diálogos entre el gobierno cubano y los manifestantes a Jessica Dominguez, editora y verificadora de datos en el medio independiente cubano El Toque. Coincidió con sus dos colegas en afirmar que realmente la represión policial jugó un papel en el fin de las protestas, pero agregó otro factor. 

“Las protestas fueron desestructuradas. No hubo una organización o un grupo de personas detrás. La gente sencillamente empezó a salir a la calle de manera espontánea. No había reclamos uniformes. No se estaba pidiendo en todos los lugares lo mismo. Lo más generalizado fue la libertad, que también es algo abstracto. Por tanto, no se definió ni un liderazgo ni una oposición”, explicó. 

También señaló que “el gobierno no ha reconocido las protestas como protestas sociales sino habla de disturbios y de actos vandálicos. Entonces, ahí hay un primer desentendimiento y no ha habido ningún debate”. 

A esto hay que sumarle que en el trino que es objeto de verificación en este artículo se menciona que en las protestas en Cuba no hubo ‘Esmad, personas mutiladas, asesinadas, mujeres violadas y descuartizamientos’. Pero en Cuba sí se reprimieron violentamente las manifestaciones. Se ha confirmado el asesinato de una persona y hay cientos de manifestantes capturados, a muchos de los cuales les han hecho juicios sin abogado. 

“Sí hubo violencia, hay montones de videos que lo evidencian. Yo estuve en las protestas y lo vi. De hecho, hay un muerto. En Cuba hay solo una empresa de telecomunicación y cortó el internet y por eso las cifras no son definitivas, pero ahora hay cientos de detenidos, montones de heridos, gente desaparecida. Han golpeado niños, hay menores de edad detenidos, hubo disparos con fuego de las fuerzas policiales”, dijo Jiménez. 

En palabras de Dominguez, “en las protestas hubo una aplicación desmedida de la fuerza porque efectivamente las fuerzas policiales y las fuerzas antidisturbios salieron a la calle. En algunos casos hubo tiros y hubo personas heridas de tiros, pero no hay un reporte oficial de quiénes son esas personas ni cuántas personas fueron. Y en el caso de Cuba eso es inusual porque nunca la policía en la calle en ningún acto de cualquier tipo había enfrentado a la población de esa manera”. 

En redes sociales, por ejemplo, se hizo viral el caso de Ramón Espinosa, fotoperiodista de AFP, quien fue golpeado por la policía por cubrir las manifestaciones del 11 de julio y resultó herido.

Otro caso reconocido es el de un hombre al que militares le dispararon en su casa, en frente de sus hijos, luego de participar en una de las manifestaciones. Parte de los hechos fueron grabados y denunciados por su esposa.  

Así mismo, como explicamos en otra verificación, está confirmada oficialmente la muerte de Laurencio Tejeda, de 36 años, durante una manifestación del 12 de julio. Según un familiar, el hombre fue herido de bala por la policía. 

El principal saldo de las protestas, según nuestras fuentes, son las personas detenidas por participar o registrar las manifestaciones, muchas veces sin notificación a sus familiares. Cynthia de la Cantera es una de las integrantes de una iniciativa de colaboración ciudadana que ha hecho un registro de las personas detenidas y desaparecidas en el marco de las protestas. Hasta el momento del cierre de esta nota en la lista habían 710 personas.

El Toque reportó que se están realizando juicios sumarios y poco transparentes a muchos de los detenidos. Según el medio cubano, este procedimiento “permite juzgar en menos de 20 días a las personas acusadas por delitos cuyo marco sancionador no excede el año de privación de la libertad” y no se exige que esté presente un fiscal ni un abogado. 

“Están poniendo a las personas que participaron en la marcha hasta 10 meses de prisión. Pueden poner hasta un año sencillamente por salir a la calle porque además los están acusando de disturbio público”, dijo Dominguez. 

Finalmente, Jiménez le dijo a Colombiacheck que “más de una semana después las calles siguen militarizadas, siguen las fuerzas antimotines recorriendo las calles, que eso nunca había pasado en este país: policías con perros, policías disfrazados de ciudadanos comunes, tienen tomadas las principales arterias del país. El país está totalmente militarizado”. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 24 Junio 2021

Rockefeller no dijo: ‘Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las Naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial’

Por Laura Rodríguez Salamanca

En redes se le atribuye esta cita al banquero estadounidense para soportar teorías conspirativas sobre el COVID-19. Pero no hay evidencia de que la haya pronunciado.

Desde que se inició la pandemia por COVID-19 han circulado publicaciones en las que se le atribuyen falsas y polémicas citas a políticos y líderes mundiales. El objetivo es soportar teorías conspirativas sobre las vacunas y el origen del virus Sars- CoV-2. 

En abril de 2020, por ejemplo, en Colombiacheck verificamos una pieza gráfica con la que se difundió falsamente que Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo y exdirectora del Fondo Monetario Internacional dijo que “los ancianos viven demasiado”. Y en mayo del mismo año chequeamos varias publicaciones en las que se mencionaba que Bill Gates había reconocido que “miles de personas morirán con la vacuna”. 

Esta vez el turno fue para el banquero estadounidense David Rockefeller. En las últimas semanas han circulado en Facebook, Twitter y Telegram varias imágenes y artículos en los que se le atribuye la frase: “Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”. 

En algunas publicaciones se vincula, además, esta supuesta declaración del magnate petrolero, fallecido en 2017, con el nuevo coronavirus. “Los chinos crearon y esparcieron el Covid y estos neocomunistas lo financiaron con Soros y Gates”, dice un comentario con el que se compartió la imagen, el 20 de junio de 2021, en el perfil de Facebook Fuerza Democrática Colombiana. 

Frase_Falsa_Rockefeller

Publicaciones con la supuesta cita han tenido más de 7.000 interacciones en Facebook, de acuerdo con CrowdTangle, una herramienta de monitoreo de redes sociales. Han circulado en páginas y grupos como “Frente Fantasma”, “Derrumbando la mafia del poder”, “La verdad 20202” y “El Templario”. Así mismo, han sido compartidas en canales de Telegram como “Plandemia Mundial Covid 2021”, que tiene más de 27.000 suscriptores, y “Colombianos x la verdad”, con más de 2.900 integrantes. 

Pero la desinformación ya ha sido desmentida por nuestros colegas verificadores de AFP Factual, Maldito Bulo, Newtral, y el Verificador de La República, de Perú. 

Al hacer una búsqueda avanzada en Google con la supuesta cita en inglés, AFP encontró que circula por lo menos desde 2001 como un meme en el que dice que el magnate la pronunció el 14 septiembre de 1994, en una “Conferencia de Naciones Unidas para los Negocios”.

Maldita también encontró referencias de 2014 en las que se atribuye la frase al mismo evento, del que no existe ningún registro. 

Frase_Falsa_Rockefeller_2Lo que sí existe es el Consejo Empresarial de las Naciones Unidas (BCUN, por sus siglas en inglés), una organización que, según su página web, “fomenta la colaboración intersectorial y facilita la participación empresarial en la ONU y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Y la noche del 14 de septiembre de 1994, dicho consejo le otorgó su medalla anual a David Rockefeller “durante la cena anual de embajadores, celebrada para honrar a los diplomáticos y funcionarios de la secretaría de las Naciones Unidas”, según C-SPAN, una red estadounidense de televisión pública por cable. 

Pero en este evento, que fue transmitido por televisión y está disponible en el sitio web de C-SPAN, no hay registro de que el banquero hubiera pronunciado las palabras que se le endilgan. 

En el minuto 42 del video Rockefeller inicia su discurso. Primero, agradece a los presentes por el reconocimiento otorgado, habla de quienes recibieron la medalla de BCUN antes que él, recuerda a su padre y hace un corto recuento de la historia de los Estados Unidos. 

Luego, se refiere a la disminución de la mortalidad infantil en un 60 % en los 40 años anteriores, al aumento de la expectativa de vida y al bienestar de los seres humanos gracias a la mejora en los sistemas sanitarios. Pero expone el impacto negativo del crecimiento de la población en los ecosistemas planetarios. 

“En particular, el rápido crecimiento de la explotación del suministro de energía y agua es un tema que preocupa. Y los derivados tóxicos de la industrialización generalizada aumentan la contaminación atmosférica en niveles peligrosos”, dice. 

Entonces invita a los países integrantes de las Naciones Unidas a encontrar una forma “satisfactoria” de estabilizar la población mundial y “estimular el desarrollo económico de una manera que considere las creencias morales y religiosas”.

En ningún momento se refiere a “una gran crisis” ni a un “Nuevo Orden Mundial”. Termina su discurso hablando sobre el liderazgo, el futuro de Estados Unidos y del mundo. 

Por lo tanto, calificamos como falsas las publicaciones en las que se le atribuye al banquero y magnate petrolero estadounidense la frase: “Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”.