Pasar al contenido principal
Viernes, 07 Septiembre 2018

Petro infla las cifras de árboles plantados durante su Gobierno

Por Sania Salazar

El exalcalde de Bogotá y ahora senador aprovechó la discusión sobre los árboles en Bogotá para asegurar que durante su mandato se habían sembrado más que en el actual, pero las cifras no le dan.

En un trino, el senador Gustavo Petro criticó la actual alcaldía de Bogotá, pues según él, solo ha sembrado 23 mil árboles, mientras que durante su periodo al mando de esa administración (2012-2015) se sembraron 250 mil.

 

 

La frase de Petro es Inflada porque cuando se refiere al balance de su gobierno en esa materia mezcla cifras de categorías que no se pueden juntar

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa de Petro en qué fuente se basan las cifras que publicó, pero hasta el momento de publicar esta nota, y a pesar de haber insistido, no hemos obtenido respuesta.

Desde la cuenta de Twitter del Jardín Botánico de Bogotá le respondieron el trino a Petro. Le aclaran que en la administración que él encabezó se plantaron 45.896 árboles en espacio público y que en la actual alcaldía van 23.287 árboles plantados en espacio público.

 

 

Como lo contamos en el chequeo Peñalosa dice verdades a medias sobre la arborización de Bogotá, entre las funciones del Jardín Botánico está la arborización de la parte urbana de la ciudad. Los 23.287 árboles a los que hace referencia la administración Peñalosa son árboles sembrados en espacio público.

Por eso, para hacer una comparación estricta de las cifras que dio Petro en su trino, también hay que tener en cuenta la cifra de árboles sembrados por el Jardín Botánico en espacio público. En su trino, sin embargo, Petro contabiliza en su cifra de arborización otros rubros, además de los árboles sembrados en espacio público, que infla la cuenta a su favor.

En el Jardín Botánico nos precisaron que tienen competencia para plantar y mantener árboles en espacio público no administrado (principalmente vías) pero que, por ejemplo, hay parques que son espacio público pero son administrados por alcaldías locales, así que son esas dependencias las responsables en esos casos.

En la Secretaría Distrital de Ambiente de Bogotá le informaron a Colombiacheck que, durante la gestión de Petro, se sembraron 44.639 árboles en espacio público:

2012: 7.135

2013: 9.050

2014:12.095

2015: 16.359

En 2016 se sembraron 10.492 árboles. Los primeros seis meses de ese año, en el que inició el gobierno de Peñalosa, se debieron ejecutar con el presupuesto y el plan de desarrollo de la administración de Petro, pues esto pasa en cada cambio de gobierno, así que lo sembrado en el primer semestre de ese año es parte del balance de Petro.

En esa secretaría aseguraron que unos 170.000 de los aproximadamente 250.000 árboles de los que habla Petro “solo fueron seguimiento a arbolado y no siembra”, es decir, se trata de árboles ya plantados que revisaron para saber en qué estado estaban.

Luis Olmedo Martínez, que fue director del Jardín Botánico durante el gobierno de Petro, le aseguró a Colombiacheck que, durante esa administración, plantaron más de 250.000 árboles, 150.000 en espacio público y más de 100.000 en zonas de restauración como cerros y humedales (los árboles sembrados en los cerros no se pueden sumar a sembrados en espacio público porque no están en el área urbana).

Según la conveniencia

En la cuenta de twitter del Jardín Botánico recientemente publicaron cifras de otros tipos de plantaciones, con las que, indican, los árboles plantados en la era Peñalosa llegan hasta ahora a los 86.361 así: en espacio público 23.287. En espacio privado 9.664. Restauración ecológica 42.472 y replantes: 10.938. Colombiacheck pidió las cifras de esas categorías durante la administración Petro para ver si suman los 250.000 árboles de los que habla el exmandatario, pero hasta el momento de publicar esta nota no los hemos recibido.

 

 

 

Martes, 24 Septiembre 2019

Cadena confunde semáforos inteligentes con cámaras de fotomultas

Por José Felipe Sarmiento

La nueva semaforización que se está instalando en Bogotá no es para poner comparendos, aunque sí hay otro sistema electrónico para detectar y sancionar infracciones.

Un mensaje que circula por redes sociales advierte que “dentro de quince días inicia la operación de semáforos inteligentes en Bogotá” y que estos “vienen con cámara” para “realizar comparendos electrónicos” por velocidad, invasión de cebras o intersecciones viales, cruces en amarillo y rojo, giros prohibidos y hasta la vigencia del seguro obligatorio para accidentes de tránsito (SOAT) y la revisión tecnicomecánica de los vehículos.

Captura de pantalla de la cadena sobre semaforización en WhatsApp

La Secretaría Distrital de Movilidad ya desmintió esa información. “La semaforización inteligente sí cuenta con sensores y cámaras pero son para regular el tráfico, no para registrar sanciones al Código de Tránsito”, explicó la entidad a través de Twitter.

Es más, ya hay semáforos con estas características funcionando en la ciudad. Según el alcalde Enrique Peñalosa, se han instalado más de 400. El sistema central opera desde finales de marzo pasado. “En ningún caso son utilizados (ni pueden serlo) para poner comparendos”, insiste el director de comunicaciones de la Secretaría, Andrés Contento.

Otra cosa son las cámaras que la administración ha llamado ‘salvavidas’, que empezarían a ser instaladas a finales de octubre. Estas sí tendrían funciones similares a las que la cadena le atribuye de forma errónea a los nuevos semáforos.

Este tipo de sistemas para detectar infracciones deben tener señalización que advierta dónde están instalados, por resolución del Ministerio de Transporte, que reguló su utilización en marzo de 2018. “Entonces, en ningún caso, van a estar escondidas”, aclara Contento.

Aunque estas todavía no han llegado, Bogotá sí hace fotodetección de infracciones con 100 cámaras de gestión vial que siguen esa misma norma. En particular, son utilizadas para probar irrespetos a los carriles exclusivos y paraderos del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), así como a las cebras peatonales.

El mensaje que circula en redes, por tanto, confunde tres tipos de sistemas electrónicos que son distintos entre sí. La ciudad sí hace fotocomparendos y está en camino de instalar detectores de infracciones de mayor tecnología. No obstante, ambos sistemas deben contar con señalización regulada y ninguno de los dos tiene que ver con los sensores y las cámaras de la nueva semaforización.