Pasar al contenido principal
Jueves, 10 Mayo 2018

Petro insiste en el metro subterráneo, pero no está en sus manos

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

El candidato asegura que de llegar a la Presidencia va a hacer el metro subterráneo en Bogotá. Sin importar que esté aprobada la versión elevada. Encontramos que no lo puede hacer.

Inmediatamente el 7 de agosto me posesione, iniciamos la licitación de la construcción del metro subterráneo de Bogotá”, dijo el candidato de la Colombia Humana en el debate realizado por Canal Capital. Esa afirmación generó polémica porque todos los demás candidatos a la Presidencia dijeron que iban a respaldar el metro elevado de Peñalosa.

Su argumento lo basa en que, según él, el metro elevado está ad portas de su construcción sin contar con los estudios completos; mientras que los hechos por su administración, el subterráneo, ya tenía lista la fase III y solo faltaba abrir la licitación.

Colombiacheck.com logró confirmar que efectivamente se hicieron los estudios para el metro subterráneo durante el gobierno de Gustavo Petro como alcalde de Bogotá. Según Jose Gabriel Cano, miembro de la firma Cano Jiménez Estudios que participó en los estudios del metro subterráneo, la fase III tomó 18 meses en su diseño y contempla un túnel de 25 kilómetros.

No obstante, más allá del debate sobre si es mejor o no para la ciudad un metro subterráneo o uno elevado o si el uno tiene más o menos estudios, la cuestión es que no es del todo cierto que Gustavo Petro, de llegar a la Presidencia, pueda echar para atrás un proyecto de tal importancia para la capital e imponer su modelo.

En primer lugar porque el Artículo 1 de la Constitución de 1991 sostiene que “Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales”.

Es decir, quien tiene la competencia para decidir qué obras de infraestructura contratar es el mandatario de cada municipio o ciudad del país. Y en el caso específico de Bogotá, el decreto 1421 de 1993 determina que el gobierno y la administración del Distrito Capital están a cargo, entre otros, del Alcalde Mayor.

Entonces, el Presidente de la República no puede tomar decisiones sin el aval de las autoridades territoriales. En otras palabras, Petro no puede contratar sin Enrique Peñalosa y la posibilidad de “convencerlo”, como afirmó en el debate, es muy poco probable.

El candidato progresista insiste, sin embargo, en que si la Nación financia el 70% la obra, él puede, simplemente, redirigir los recursos hacia lo que es más pertinente para Bogotá de acuerdo con él.

Para Francisco Suárez, socio de la firma Infraestructura Legal, esto es parcialmente cierto, pues “si la Nación decidiera retirar sus compromisos, es posible que Peñalosa no pueda contratar el metro. Pero eso significaría 5 años más sin metro para Bogotá”. Es decir, que Peñalosa tampoco puede hacer el metro sin Petro de presidente.

Luis Guillermo Plata, director de ProBogotá, dice que hacer un nuevo proceso para construir el metro subterráneo podría retrasar nuevamente el inicio de la obra. Y también es pesimista del tiempo de construcción.

Hace al menos 50 años se hizo la primer propuesta de darle un metro a Bogotá. Y en esta oportunidad, el sueño parece estar más cerca porque finalmente un alcalde mayor consiguió la aprobación tanto del concejo de la capital como del Gobierno Nacional para lograr su financiación.

Apenas un par de días atrás se aprobó el Conpes que da vía libre a las tres operaciones con los bancos internacionales que permitirán los créditos para la construcción de la primera línea.

Está previsto que en julio se inicie la selección de las empresas que harán parte de la licitación y si todo sale como se espera, para el año 2024 Bogotá tendría por fin su anhelado medio de transporte. Pero si Gustavo Petro insiste en su idea es muy difícil que se consiga.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    1. Frase: “Inmediatamente el 7 de agosto me posesione, iniciamos la licitación de la construcción del metro subterráneo de Bogotá”

    2. Autor de la frase: Gustavo Petro

    3. Fuentes consultadas y expertos:

    Decreto 1421 de 1993.

    Constitución Política de Colombia

    Francisco Suárez, socio de Infraestructura Legal.

    Jose Gabriel Cano, socio de Cano Jiménez Estudios.

    Luis Guillermo Plata, director de Probogotá.

    4. Contexto: Lo dijo durante el debate realizado por Canal Capital el pasado 8 de mayo.

    5. Calificar la afirmación: Falsa.

Jueves, 14 Junio 2018

Votar en blanco no es votar por Duque

Por Carlos González

La única opción que tendrá Gustavo Petro para ganar en segunda vuelta es cautivar a los votantes de Sergio Fajardo y Humberto de La Calle, aunque ya algunos han anunciado su voto en blanco. Según Petro, esto equivale a apoyar a Iván Duque. Colombiacheck verificó esta afirmación y encontró que es Engañosa.

Desde que arrancó la segunda vuelta, la campaña de Gustavo Petro ha insistido en que “votar en blanco es apoyar a Uribe/Duque” y que la única opción de que no gane el uribismo es que las personas que piensan no votar por nadie lo hagan por él.

 

 

En primera vuelta, Petro recibió 4,8 millones de votos, Fajardo 4,5 millones, De La Calle 380.000 y el voto en blanco un poco más de 240.000. Sumados da, en cifras redondas, 10 millones de votos, que le darían al candidato de la Colombia Humana una fuerte opción de ser presidente de la República.

Pero las cuentas no son tan simples, pues en redes sociales, políticos, personas influyentes, ciudadanos del común e incluso los mismos Sergio Fajardo y Humberto de La Calle han manifestado que votarán en blanco. Para ellos ninguna de las dos opciones los convence, por lo cual han recibido múltiples críticas, que van desde que el voto en blanco no sirve para nada, hasta que votar en blanco es votar por Uribe.

La fórmula a la vicepresidencia de Petro, Ángela María Robledo, publicó en Twitter una foto del tarjetón electoral en la que aparece una imagen de Duque, una de Petro y en la casilla blanca, la foto de Uribe, aunque luego borró el trino.

Tuit de Ángela Robledo con meme de Uribe en casilla del voto en blanco

Colombiacheck verificó esta afirmación de Petro y los petristas y encontró que es Engañosa, ya que lo dispuesto por la ley no favorece en ningún sentido a Duque, más allá de no agregarles votos para disputarle las elecciones.

Carlos Arias, experto en marketing político, asegura que desde la campaña han llevado el tema como algo simbólico. En su opinión, esto no va a condicionar el voto ni a confundir al elector, simplemente es una estrategia de campaña. “Su estrategia más que confundir al votante es llevarlo al extremo para lograr una decisión que, dicotómicamente, lo incline hacia él (Petro) como una opción válida de poder”.

Al revisar la sentencia C-490 de la Corte Constitucional el alto tribunal indicó que esta opción es "una valiosa expresión del disenso con efectos políticos a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector. Como consecuencia de este reconocimiento la Constitución le adscribe una incidencia decisiva en procesos electorales orientados a proveer cargos unipersonales y de corporaciones públicas de elección popular”.

Además, ante rumores que corren en la red sobre la suma del voto en blanco a algún candidato, la Registraduría Nacional aclara que es falso que estos votos se sumen al candidato con mayor votación. "El voto en blanco se contabiliza independientemente, al igual que se hace con los sufragios alcanzados por cada candidato".

De igual manera, aclara que de ganar el voto en blanco haya que repetir las elecciones, pues en segunda vuelta "de llegar a ganar el voto en blanco, quedaría como ganador el candidato que alcanzó la mayoría de votos válidos en el certamen electoral".

Alexander Vega, magistrado del Consejo Nacional Electoral, le reiteró a Colombiacheck que es falsa dicha información propagada por internet, ya que los votos en blanco no se suman a ningún candidato.

Hace un par de semanas, Armando Novoa, magistrado del CNE, había solicitado eliminar esta opción, argumentando que en segunda vuelta el voto en blanco no tiene ninguna validez jurídica. Sin embargo, la Registraduría desestimó este pedido bajo el argumento de que ya existe jurisprudencia de la Corte Constitucional sobre el tema.

En medio de este debate, el domingo pasado el diario El Espectador su editorial “La dignidad y la fuerza” exalta que los colombianos que se vayan por esta casilla estarán en todo su legítimo derecho, incluso, estarán enviándole un claro mensaje: “hay muchos colombianos que quieren defender la institucionalidad alejados de los discursos extremistas y dañinos”.

Históricamente, vale mencionar, esta opción tampoco ha sido decisiva. En 2006, cuando la presidencia se la disputaban el entonces presidente Álvaro Uribe y Carlos Gaviria, del total de los votos (12 millones), 230.749 fueron en blanco, es decir, 1,95%; en la campaña de 2010, en la segunda vuelta entre Santos y Mockus, esta opción llegó a 3,41%; mientras que en 2014, entre Santos y Zuluaga, la casilla logró 4,02%.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: Votar en blanco es apoyar a Uribe/Duque

    Autor de la frase: Gustavo Petro

    Fuentes: Corte Constitucional; Consejo Nacional Electoral; Alexander Vega, magistrado del CNE; Carlos Arias, analista político; Registraduría Nacional; medios de comunicación, redes sociales

    Contexto: Trino publicado por el candidato Gustavo Petro después del anuncio de algunas personalidades de votar en blanco

    Calificación: Engañosa