Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Lunes, 12 Septiembre 2016

Entre 'flores' a su jefe, Vargas Lleras por fin habló de la paz

Por Óscar Felipe Agudelo B.

“Desde el año 82 todos los presidentes habían hecho esfuerzos por lograr algo similar”, señaló el vicepresidente colombiano en una entrevista en la que dejo claro su respaldo al proceso y a la opción del Sí en el plebiscito, pero puso algunas condiciones.

Pasaron varios días con sus noches para que el vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, se pronunciará sobre el proceso de paz entre el gobierno y las Farc. Luego de su largo silencio habló con Claudia Gurisatti en el programa La Noche de RCN (con el Acuerdo Final ya finalizado) y Colombiacheck verificó una de sus afirmaciones.

En el espacio informativo dejó en claro que votará sí en el plebiscito, aunque tenga que tragarse algunos sapos. “El mismo Humberto de la Calle explicó que no es un acuerdo perfecto”, dijo Vargas Lleras quien en la entrevista manifestó la siguiente afirmación que es objeto de chequeo de este medio digital.

“Desde el año 82 todos los presidentes (de Colombia) habían hecho esfuerzos por lograr algo similar”, señaló en referencia al acuerdo de paz con las Farc.

La afirmación corresponde a la verdad si se tiene en cuenta que desde dicho año Colombia ha tenido siete presidentes y todos en efecto buscaron algún acercamiento con las Farc para lograr la paz.

Belisario Betancur en 1982 convocó a las guerrillas a un acuerdo de paz, un gesto que ocasionó que dos años después las Farc decretara un alto al fuego, hecho que generó muchas críticas porque para algunos las Farc no dejaron sus actividades criminales.

En el gobierno de Virgilio Barco este se la jugó por el proceso de paz con el M-19 como estrategia para lograr acuerdos con los demás movimientos insurgentes, durante su mandato Barco planteó una Asamblea Nacional Constituyente.

Llegó 1990, el año en que César Gaviria hizo su popular saludo: “Bienvenidos al futuro”. En este un nuevo mandato presidencial, recordado también por el ‘kínder’ que ingresó al Palacio de Nariño (grupo de políticos muy jóvenes), también se dieron acercamientos con las Farc.

El ELN y las Farc formaron lo que se denominó la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar y entablaron conversaciones con el gobierno en Caracas, Venezuela, y en Tlaxcala, México. Dichas conversaciones se suspendieron luego de que las Farc asesinaran a un ministro que tenían secuestrado, así lo relata en su Anuario de Procesos de Paz el profesor Vicent Fisas.

Un nuevo periodo presidencial se dio en 1994 y con este un nuevo acercamiento en la búsqueda de la paz con las Farc. El presidente de aquel cuatrienio, Ernesto Samper, dio muestras de querer negociar con las Farc y esto se evidenció en el despeje de una buena extensión de territorio en el departamento de Caquetá, aunque finalmente no se logró llegar a un acuerdo amplio.

A la presidencia de Colombia en 1998 llegó Andrés Pastrana y con él se dio el último gran intento para conseguir la paz: el famoso proceso de paz en el Caguán que para los expertos fracasó desde el mismo instante en que ‘Manuel Marulanda’, jefe máximo de las Farc, dejó solo en la mesa de negociaciones al Presidente, con quien meses antes se había tomado una fotografía que la campaña de Pastrana usó para intensificar el proselitismo con la promesa de la paz. Una paz que jamás se firmó y se truncó el 20 de febrero de 2002, luego de que la guerrilla secuestró un avión comercial y retuvo al senador Jorge Eduardo Gechem.

En 2002 asumió el gobierno Álvaro Uribe con la promesa de mano dura contra las Farc. Aunque el expresidente y ahora senador declaró una guerra sin cuartel contra esta guerrilla, por otras vías también buscó una paz negociada, como lo han confirmado el negociador Henry Acosta y el periodista Daniel Coronell quien, con documentos en mano demostró que el expresidente ofreció a las Farc desmilitarizar un área del territorio colombiano y un cese bilateral al fuego.

En 2010 Juan Manuel Santos se convierte en el presidente número siete desde 1982 y tras cuatro años de negociaciones con las Farc logró un acuerdo de paz. Lo que confirma la veracidad de la frase del vicepresidente Vargas Lleras.