Pasar al contenido principal
Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.

Martes, 21 Mayo 2019

No hay una cifra única de cuántos excombatientes de las Farc han sido asesinados

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Las cifras varían dependiendo la organización a la cual se le pregunte. Tiene que ver con la metodología usada y las fuentes de información usadas por cada organización.

A través del WhatsApp de Colombiacheck nos pidieron verificar la publicación que difundió el Facebook de la cuenta ‘FARC Occidente’ en relación al número de excombatientes de esta exguerrilla asesinados después de su desmovilización.

De acuerdo con Camilo Fagua, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del partido Farc, al 16 de mayo de 2019, van 125 excombatientes asesinados, “pero puede que exista un subregistro”, advierte.

Consultamos a la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía para saber la cifra con la que cuenta esta entidad, pero al momento de publicar esta información no nos habían dado respuesta.

Sin embargo, a finales de enero de este año le hicimos a la Fiscalía una petición similar para el chequeo ‘Excombatientes de las Farc, ¿los matan por haber sido guerrilleros?’ (cuando el conteo iba en 85). Lo que nos respondieron vía correo electrónico, el 8 de marzo, es que para ese momento el número de asesinados iba en 103.

Cifra cercana a la que señala el Informe trimestral al consejo de seguridad de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia (102), que abarca el período comprendido entre el 27 de diciembre de 2018 y el 26 de marzo de 2019.

Alejandro Jiménez, investigador a cargo del Observatorio de Violencia Política de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), publicó un artículo en Razón Pública el 28 de abril de este año en el que refiere que “entre el 24 de noviembre de 2016 y el día de hoy, la Fundación Paz & Reconciliación ha registrado el asesinato de 91 excombatientes y 26 de sus familiares”.

Pero, de acuerdo con lo que le dijo Jiménez a Colombiacheck el pasado 16 de mayo, tienen registrados 93 excombatientes asesinados, incluyendo a Dimar Torres.

Debido a que no hay unanimidad en las cifras calificamos el chequeo como Cuestionable.

¿Por qué difieren las cifras?

Cuando publicamos el ‘Explicador: ¿Qué es un líder social?’ aclaramos que, “como cada organización, e incluso el Gobierno Nacional, utilizan una definición y una metodología distintas de recopilación de datos, como explicaba [Alejandro] Jiménez, el número de líderes sociales asesinados varía para cada conteo”.

Para este caso, aunque no se trata de líderes sociales, ocurre algo similar. De acuerdo con Jiménez las diferencias radican en el acceso a la información. “Farc y Fiscalía tienen conocimiento de fuente en terreno y es información de primera mano”, dice y explica que en el caso de Pares “lo que hacemos es cruzar fuentes, triangular esos datos. Cruzamos también las bases provistas por la Fiscalía, Naciones Unidas, Farc y el levantamiento de información que hacemos nosotros en territorio y de prensa”.

En todo caso, como señaló Fagua, el foco no debería centrarse tanto en la cifra como en la falta de garantías de seguridad para los excombatientes de las Farc, situación que ha llevado a la muerte de muchos de ellos.