Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 16 Octubre 2019

Un alcalde no puede bajar los puntajes del Sisbén

Por Vanguardia

El candidato a la alcaldía de Bucaramanga Fredy Anaya prometió, en una valla publicitaria que ya fue desmontada, revisar los puntajes del Sisbén. Pero es el Departamento Nacional de Planeación quien puede cambiar esos puntajes.

Fredy Anaya Martínez, candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, instaló una valla en la carrera 15 con calle 3N (norte de la capital santandereana) que decía: “Revisaré el Sisbén. Los puntajes están muy altos”. Esto acompañado de uno de los lemas de su campaña “Con Fredy es posible”. 

Si bien la Alcaldía es la encargada de aplicar las encuestas del Sisbén, hay que aclarar que los municipios no tienen injerencia en el cálculo de los puntajes. Así lo advirtió el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el actual Secretario de Planeación de Bucaramanga, Juan Manuel Gómez.

Los puntajes del Sisbén se determinan a partir de unos cuestionarios que siguen unos lineamientos establecidos por el DNP. Los entes territoriales suben la información a las bases de datos y es un software el que hace el cálculo a partir de las respuestas. 

No obstante, los municipios sí pueden promover jornadas de asesoría en los barrios, como propone Anaya Martínez. Como parte de información parcialmente verdadera, encontramos esta afirmación como engañosa.

La denuncia en RCN

Al respecto, el Departamento Nacional de Planeación fue el encargado de denunciar esta valla de Anaya Martínez, diciendo que “se está utilizando la actualización de Sisbén 4 para hacer algún tipo de campaña política”. Así lo declaró Laura Pabón, Directora de Desarrollo Social de esta entidad.

Ya hace unas semanas la Alcaldía de Bucaramanga venía advirtiendo del riesgo de que la actualización del Sisbén se podía usar para fines políticos y por ello invitó a los ciudadanos a denunciar si observaban algún caso de constreñimiento o fraude electoral.

“Se ha presentado también que algunos candidatos a la Alcaldía llegan a barrios donde se está haciendo el trabajo de campo, para hacer campaña; queremos ser claros en que no estamos cambiando puntaje, la información recolectada se envía al Departamento Nacional de Planeación y el puntaje se da a través de un software”, afirmó Juan Manuel Gómez, secretario de Planeación del Municipio.

Tras ser cuestionado sobre este tema, el candidato dijo a Noticias RCN: “La gente me expresa que los puntajes del Sisbén están muy altos y eso no les permite acceder a muchos de los servicios”. 

Si bien es posible que algunos habitantes de Bucaramanga tengan quejas sobre su puntaje del Sisbén, como lo afirma el candidato, hay que destacar que este es un programa del orden nacional y los puntajes del Sisbén se calculan a partir de las encuestas realizadas casa a casa. 

Así queda establecido en la normativa existente para el Sisbén, incluyendo el Decreto 441 de 1997 del Departamento Nacional de Planeación. En este se especifican las funciones de cada una de las entidades, entre ellos los municipios, los departamentos y el Gobierno Nacional.

Las encuestas y la metodología para su aplicación son definidas por el Departamento Nacional de Planeación y todos los entes territoriales deben seguir estos lineamientos. Actualmente se está haciendo la actualización al Sisbén 4 en varias regiones del país.

En el caso de los municipios, están entre sus funciones aplicar la encuesta, subir la información al sistema y administrar las bases de datos locales. Esta información debe ser fiel a las respuestas dadas por los ciudadanos bajo la gravedad de juramento.

Los puntajes luego son asignados por un software a nivel nacional y así se define a cuáles beneficios tienen derecho los potenciales beneficiarios. 

En aquellos casos en los que los ciudadanos consideren que están mal calificados o con un puntaje alto, la ley establece que pueden solicitar la realización de una nueva encuesta (Capítulo 3, artículo 2.2.8.3.1, decreto 441 de 2017).

Esta solicitud puede ser realizada por el mismo beneficiario ante las oficinas del Sisbén y en ese caso se aplica otra vez el cuestionario, según los lineamientos de Planeación Nacional, y se vuelve a calcular el puntaje. Cabe advertir que esto no garantiza que haya una disminución en el puntaje.

Ante la publicación de RCN y la denuncia hecha por el Departamento Nacional de Planeación, el candidato retiró la valla. Así se puede comprobar en esta foto tomada el martes 15 de octubre.
 

Aclaraciones de Anaya

Al siguiente día de haber sido publicada la noticia en televisión, Fredy Anaya dijo en la emisora Radio Melodía que él no dijo que “los iba a bajar (los puntajes del Sisbén)”, sino que los iba a “revisar”. También dijo que la valla no la iba a bajar. 

https://melodiaenlinea.com/no-retirare-las-vallas-donde-anuncio-revision-al-sisben-fredy-anaya/

En la entrevista recalcó que la competencia del Departamento Nacional de Planeación es revisar la metodología para las encuestas que dan los puntajes del Sisbén, pero según él “la competencia para revisar el Sisbén es del alcalde de Bucaramanga”. 

Dijo que en caso de ser elegido alcalde implementará el Sisbén Móvil para acelerar los trámites y realizará jornadas de revisión de puntajes (en los barrios), para “recibir las solicitudes de las personas que consideren violados los criterios orientadores... que no permitan reflejar su real situación socioeconómica”. 

Como aclaración adicional, el candidato publicó en su cuenta de Twitter @FredyAlcaldeBga varios tweets en donde reiteró que la encuesta para calcular los puntajes del Sisbén “está mal y estoy en pleno derecho de corregir”. 
 

A modo de recordación

Según la página de la Alcaldía de Bucaramanga, durante el mes de septiembre se inició la actualización del censo del Sisbén a su cuarta versión. Para eso acudió con personal para realizar las nuevas encuestas casa por casa. 

Como estos trabajos se hicieron en medio de la campaña electoral, se advirtió sobre los riesgos de que esto se use para realizar campaña política. Por ello se invitó a la comunidad a denunciar si observaban cualquier acción sospechosa.

Para que los trámites del Sisbén no sean politizados, durante el tiempo de campaña no se realizan las siguientes actividades para no generar cambios de puntaje:

  • Expedir el Sisbén por primera vez
  • Solicitar la revisión del puntaje
  • Cambio de domicilio que afecte el puntaje de su Sisbén 

Los tres casos mencionados solo se revisan si el solicitante se encuentra hospitalizado o padece una enfermedad catastrófica. Luego del proceso electoral se volverán a hacer estas actividades de expedición del Sisbén y de revisión de puntaje.

RedCheq

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 03 Octubre 2019

Uribe Turbay acierta en presupuesto de la U. Distrital, aunque omite fuentes

Por José Felipe Sarmiento

El candidato a la Alcaldía de Bogotá dio cifras reales, pero no todo lo pone la ciudad. Además, la administración había proyectado un bajón de recursos para la institución en 2019, que el Concejo evitó.

El aspirante a alcalde de la capital Miguel Uribe Turbay dijo, en una entrevista con Uniminuto Radio, que la Universidad Distrital Francisco José de Caldas “tenía 280.000 millones de presupuesto en 2015, [mientras que] hoy tiene 360.000 millones de pesos” (minuto 53:16 del video).

La campaña del candidato a la Alcaldía de Bogotá por múltiples partidos y el grupo significativo de ciudadanos Avancemos no contestó sobre las fuentes de esta afirmación.

Colombiacheck, por su parte, encontró que las cifras coinciden con los reportes definitivos de la entidad educativa en sus informes de ejecución de ingresos de cada diciembre y agosto de 2019, que es el más reciente. Esto quiere decir que los datos toman en cuenta no solo los montos fijados con anterioridad a cada vigencia en las resoluciones de presupuesto sino también las adiciones que se hacen a lo largo de cada año.

Hasta ahí, la afirmación es verdadera. Pero no todo es mérito de la administración de Enrique Peñalosa, que empezó en 2016 y en la que el Uribe fue secretario de Gobierno por tres años.

Lo primero que hay que aclarar es que no todos los recursos de la institución provienen del Distrito, aunque sí la mayoría. De los 283.815 millones de pesos que ingresaron a la universidad en 2015 (cifra que coincide con la que dio Uribe), 170.815 millones fueron transferidos a ella por la administración central de la ciudad, 60 por ciento. La Nación puso 32.820 millones y por estampilla llegaron 25.200 millones más, entre otras fuentes.

En lo que va de 2019, la Distrital ha recibido 361.014 millones de pesos (de nuevo, acierta el candidato). Un poco más de dos tercios de esa plata ha salido del bolsillo de la ciudad, 242.423 millones. El resto también ha tenido orígenes diversos: 24.390 millones del Gobierno Nacional, por ejemplo.

De hecho, el presupuesto de este año para la universidad fue bastante debatido. La Secretaría de Hacienda había proyectado solo 302.640 millones de pesos para la institución en esta vigencia. Esto hubiera representado una caída de 3,36 por ciento frente a los 313.171 millones que le habían aprobado para 2018 y un bajón de 6,55 por ciento con respecto a los 323.860 millones que finalmente recibió en ese año.

El golpe se debía a factores ajenos a la Alcaldía. Según la misma universidad, las causas principales fueron “los cambios normativos en la aplicación de la estampilla y los giros por recaudo del impuesto CREE que no se continuaron recibiendo, pues este cobro finalizó en 2017”. Entre tanto, era mínimo el impacto en la Distrital de los compromisos firmados por el presidente, Iván Duque, con directivas, docentes y estudiantes de instituciones públicas de educación superior tras el paro nacional universitario del año pasado.

A pesar de esto, la administración de Bogotá había planeado aumentar sus transferencias a la universidad en un monto insuficiente para compensar la situación. Fue un llamado de atención del rector, Ricardo García, lo que llevó a la aprobación en el Concejo de mayores recursos por parte de la ciudad para el ente educativo.

La calificación de ‘verdadera pero’ se debe, entonces, a que el presupuesto de la Universidad Distrital tiene diversas fuentes diferentes a la administración de la ciudad, aunque estos sean mayoría y el total sí haya aumentado desde 2015 en los montos que dice Uribe. Además, a que en el último año estuvo a punto de bajar por cuenta del proyecto de presupuesto que la Secretaría de Hacienda llevó al Concejo.

RedCheq