Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 13 Julio 2019

Video de atracadores con mazo en parqueadero no ocurrió en Colombia

Por Ana María Saavedra

Se ha asegurado que un video en el que atracadores utilizan un mazo para romper los vidrios de un carro en un parqueadero ocurrió en Colombia, pero realmente sucedió en Panamá.

Un video, en el que se ve a unos ladrones rompiendo los vidrios de un carro blindado con un mazo, ha circulado en Facebook y Twitter, con mensajes como este: “Qué tal el atraco en un edificio de la 90 con 8o, entró el propietario en una camioneta negra blindada y detrás el carro gris con los atracadores, con mazo como le vuelan el vidrio, las puertas eléctricas de los garajes se deben cerrar apenas pase el primer carro, avisen en las porterías, a cuidarse, estamos a merced del hampa”.

maz

Asimismo, en cadenas de WhatsApp lo han difundido con mensajes que lo ubican en “San Andresito del Sur, en Cali” o en Cúcuta.

Para verificar dónde había sido grabada realmente esta imagen usamos la herramienta InVid, con la que se pueden realizar búsquedas inversas de imagen en Google de los cuadros extraídos de un video. Es así como descubrimos que el hecho había ocurrido en Panamá, cómo reportaron medios de comunicación de ese país, como midiario.con y díaadía,com.co.

El hecho ocurrió el 21 de junio pasado en un parqueadero ubicado en Pueblo Nuevo, corregimiento de ciudad de Panamá.

Además de eso, hay otro elemento que demuestra que el caso no ocurrió en Colombia: al ver el video se nota que las placas de los carros son blancas y no amarillas como las de nuestro país.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 21 Mayo 2019

No hay una cifra única de cuántos excombatientes de las Farc han sido asesinados

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Las cifras varían dependiendo de la organización a la cual se le pregunte. Tiene que ver con la metodología usada y las fuentes de información utilizadas por cada institución.

A través del WhatsApp de Colombiacheck nos pidieron verificar la publicación que difundió el Facebook de la cuenta ‘FARC Occidente’ en relación al número de excombatientes de esta exguerrilla asesinados después de su desmovilización.

De acuerdo con Camilo Fagua, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del partido Farc, al 16 de mayo de 2019, van 125 excombatientes asesinados, “pero puede que exista un subregistro”, advierte.

Consultamos a la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía para saber la cifra con la que cuenta esta entidad, pero al momento de publicar esta información no nos habían dado respuesta.

Sin embargo, a finales de enero de este año le hicimos a la Fiscalía una petición similar para el chequeo ‘Excombatientes de las Farc, ¿los matan por haber sido guerrilleros?’ (cuando el conteo iba en 85). Lo que nos respondieron vía correo electrónico, el 8 de marzo, es que para ese momento el número de asesinados iba en 103.

Cifra cercana a la que señala el Informe trimestral al consejo de seguridad de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia (102), que abarca el período comprendido entre el 27 de diciembre de 2018 y el 26 de marzo de 2019.

Alejandro Jiménez, investigador a cargo del Observatorio de Violencia Política de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), publicó un artículo en Razón Pública el 28 de abril de este año en el que refiere que “entre el 24 de noviembre de 2016 y el día de hoy, la Fundación Paz & Reconciliación ha registrado el asesinato de 91 excombatientes y 26 de sus familiares”.

Pero, de acuerdo con lo que le dijo Jiménez a Colombiacheck el pasado 16 de mayo, tienen registrados 93 excombatientes asesinados, incluyendo a Dimar Torres.

Debido a que no hay unanimidad en las cifras calificamos el chequeo como Cuestionable.

¿Por qué difieren las cifras?

Cuando publicamos el ‘Explicador: ¿Qué es un líder social?’ aclaramos que, “como cada organización, e incluso el Gobierno Nacional, utilizan una definición y una metodología distintas de recopilación de datos, como explicaba [Alejandro] Jiménez, el número de líderes sociales asesinados varía para cada conteo”.

Para este caso, aunque no se trata de líderes sociales, ocurre algo similar. De acuerdo con Jiménez las diferencias radican en el acceso a la información. “Farc y Fiscalía tienen conocimiento de fuente en terreno y es información de primera mano”, dice y explica que en el caso de Pares “lo que hacemos es cruzar fuentes, triangular esos datos. Cruzamos también las bases provistas por la Fiscalía, Naciones Unidas, Farc y el levantamiento de información que hacemos nosotros en territorio y de prensa”.

En todo caso, como señaló Fagua, el foco no debería centrarse tanto en la cifra como en la falta de garantías de seguridad para los excombatientes de las Farc, situación que ha llevado a la muerte de muchos de ellos.