Pasar al contenido principal
Viernes, 30 Julio 2021

Hombro a hombro: las voces de la Primera Línea

Por Cerosetenta y La Liga Contra el Silencio

Tres meses han transcurrido desde el inicio de las protestas más multitudinarias y prolongadas que se han registrado en Colombia durante las últimas décadas. El descontento ciudadano vio surgir a este nuevo actor: un colectivo diverso; a veces elogiado, pero también temido y estigmatizado, que resume la resistencia frente al abuso policial. En este podcast reunimos sus voces.

Esta vez fue distinto. Ya no solo eran estudiantes. La pandemia creó una nueva generación de manifestantes, aquellos que “no tienen nada que perder”. Desde el inicio del Paro Nacional, el 28 de abril, aparecieron células de Primeras Líneas regadas por el país, cada una con sus reglas; pero todas cobijadas bajo un mismo nombre. 

En este podcast hablamos con integrantes de varias ciudades para entender sus razones, conocer a las personas detrás de los escudos, entender las causas de la violencia y verificar si en realidad están tan organizados como dicen las autoridades. 
 

Martes, 04 Mayo 2021

Explicador: Así son los audios con los que siembran el pánico en redes sociales

Por Ana María Saavedra

Los audios difundidos en aplicaciones de mensajería instantánea son una de las herramientas de la desinformación. Le explicamos varias de sus características y algunos patrones que hemos encontrado en las protestas sociales de América Latina, en donde estos mensajes son viralizados para generar caos y miedo.

En medio del pánico ocasionado por los hechos ocurridos tras las manifestaciones contra la reforma tributaria y el descontento de la población con el gobierno de Iván Duque, en las redes sociales circulan toda serie de desinformaciones. Pero entre todo el universo de informaciones engañosas o falsas llaman la atención los audios compartidos en las aplicaciones de mensajería instantánea.  

En Colombiacheck hemos verificado en los últimos días dos audios falsos, enviados entre el 27 y 30 de abril de 2021. En el primero de ellos, un hombre, que no se identifica, aseguraba que acababan de capturar al presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Valle en Sameco y que eso desataría “una guerra civil”.

El audio empezaba así: “Bueno compañeros, yo no había querido hablar en el grupo pero ya es hora de hablar. Acaba de suscitarse un hecho demasiadadamente (sic) grave. Acaban de capturar el presidente de la CUT en Sameco, eso genera un problema inmensamente grave. Si a ese señor no lo sueltan, cuenten con que el país se declara en estado de guerra civil. La CUT es uno de los grupos mas grande del país que defienden los derechos de los trabajadores. El pueblo trabajador se lanza a las calles violentamente. A raíz de eso, se está definiendo una guerra civil”.

En el segundo, una voz de un hombre aseguraba: “Amigos, amigos atentos, aquí en Chipichape se acaban de meter, ya son varios los locales destruidos. La verdad es que estamos haciendo esto es porque el pueblo lo merece y lo que viene es peor chico. Lo que viene no está escrito”. Otra vez, era una voz que no se identificaba.

Y en las últimas horas, tras la ola de violencia, saqueos y represión policial, que ha dejado una cifra aún no confirmada de muertos, han circulado varios audios.

Uno de ellos, que verificamos hoy pero que circula desde el lunes 3 de abril de 2021 en la noche, alerta sobre una suspensión de agua en la ciudad de Palmira, Valle del Cauca, porque no habían dejado pasar el químico que purifica el agua. 

“Hola Jackeline, ¿cómo estás? Buenas noches, yo tengo un primo que trabaja acá en el acueducto, acá en Palmira y me acaba de informar de que recogiera agua lo que más pudiera. A ellos le dieron orden de no informar de que iban a quitar el agua (...)”, dice la persona del audio. 

Aparte de este, nos enviaron otros audios que aunque no pueden ser objeto de verificación con nuestra metodología, sí evidencian unas características similares a las de los audios falsos.

Se trata de mensajes de personas que no se identifican y dan información, supuestamente clasificada, acerca de futuros hechos.

En uno de estos audios un hombre aseguraba: “Muchachos, muy buenas noches, ustedes me van a disculpar, pero tengo fuentes de primer orden que van a frenar todos los abastecimientos a las ciudades, buscando que la gente empiece a tener hambre y que haya una movilización social más grande, con el objetivo que es tumbar al presidente”.

En la grabación de 1:51 minutos, que genera pánico, se le pedía a las personas que se abastecieran y compraran porrones de agua, velas, fósforos, entre otros elementos.

Otra de las grabaciones que circula en WhatsApp es la voz de un joven que dice:

“Compañero, compañero, el que tenga identificado la casa de un tombo, hay que llegarle, hay que reunir grupos y meterse a la casa de ellos”.

Las características de estos audios

En Colombiacheck hemos identificado varias características de los audios falsos y engañosos que circulan en redes sociales. Algunas de ellas las habíamos enumerado en el Explicador: ¿Cómo identificar audios con información falsa sobre Coronavirus?, publicado en marzo de 2020:

Pieza audios

Patrones que se repiten en protestas

En el marco de las protestas sociales, los audios difundidos en redes sociales han sido una de las estrategias para generar pánico.

En 2019, en las protestas sociales de América Latina, los audios fueron protagonistas. En el especial Lo verdadero y lo falso del Paro Nacional del 21N verificamos varios audios que generaron pánico.

Por ejemplo, días antes del 21N circuló un mensaje que anunciaba una supuesta purga “autorizada por el gobierno de Estados Unidos en el territorio colombiano”, en la que todos los delitos, incluyendo el homicidio, eran legales durante 12 horas, en las que además no habría policía, bomberos ni servicios de urgencias. 

Durante la noche del 21N, cuando reinó el pánico en Cali por las desinformaciones acerca de turbas que iban a meterse en los conjuntos residenciales, rotaron varios mensajes. Uno de ellos; un supuesto comandante de la Policía decía que “una banda delincuencial de aproximadamente 100 personas estaría planeando hacer saqueos por Chipichape”.

La noche del 22N los mensajes se repitieron en Bogotá. Uno de esos audios que circuló, primero en Cali y luego en Bogotá, fue el de una mujer que alertaba que el “ataque vandálico” se iba a dar entre las 2 y las 5 de la mañana. 

En el mensaje ella recalcaba que la “información es totalmente verídica y confirmada. Ustedes saben que yo tengo familia que trabaja en la Sijín, tienen puestos altos. El esposo de una de mis tías es un investigador privado”. 

Este audio, en el que no se identifica realmente quién habla, fue otra de las desinformaciones que circuló en la ciudad para generar pánico de supuestos grupos de saqueadores en las unidades residenciales. Tanto las autoridades de Cali como las de Bogotá desvirtuaron el audio e indicaron que se trataba de una desinformación más para generar pánico.

Al revisar en internet sobre audios similares durante las protestas en Chile, Ecuador y Bolivia, encontramos varias notas de prensa que hablaban de mensajes y audios de WhatsApp en el país austral en los que en muchos casos quien lo enviaba asegura ser familiar o conocido de alguna autoridad.

En Fayerwayer explicaban que entre las noticias falsas que se difundieron en las protestas aparecieron “mensajes de audio donde habla alguna autoridad, por ejemplo: ‘Me acaba de llegar un mensaje de una amiga, que su esposo trabaja en el GOPE, se viene un segundo Golpe de Estado, esto es súper grave, me dijeron que lo difundiera’ y ‘La mamá de una amiga trabaja en la PDI y les acaba de llegar la orden de que el Piñera firmó el TPP-11 y desde mañana van a estar Fuerzas Especiales, Carabineros y PDI en la calle… ya confirmado, guerra civil’”. 

En Colombiacheck contactamos a Mauricio Guerrero, director del Programa de Comunicación de la Universidad Icesi de Cali, a quien ya habíamos citado en una nota acerca de este tema. Guerrero nos repitió que “hay que comprender la función para la cual han sido pensadas las plataformas que utilizamos para comunicarnos”. 

Para él la plataforma que más ha incidido en la difusión de este tipo de contenidos ha sido WhatsApp, cuya función es la mensajería simple. “Función que termina siendo sobredimensionada hasta convertirlo en un medio de comunicación y difusión muy potente en este tipo de coyunturas”, dijo. 

Guerrero recordó que WhatsApp es una aplicación diseñada para conectar que ha sido utilizada y resignificada para exacerbar emociones y reforzar sesgos. "El primer consejo es que cuando se reciba información [por WhatsApp] sobre un hecho particular, uno debería revisar un par de veces el contenido y preguntarse antes de compartirlo: ¿funciona en algo esto que voy a difundir?, ¿conozco la fuente?, ¿verdaderamente va a aportar algo a la solución del supuesto problema que estoy enfrentando?”.

"Creo que se trata de trabajar en ciudadanías digitales, en comprender que difundir información también incorpora un elemento de ética digital ciudadana. Las plataformas nos han empoderado como medios particulares y podemos ayudar o podemos hacer daño, la primera cuestión es preguntarnos: ¿verdaderamente con esto voy a aportar?".

 

En nuestras redes

Si quieres descargar nuestras piezas  

https://drive.google.com/drive/u/1/folders/1uHBKsd7n3uodSkwT2UqtZG16kaaQbXOz