Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 26 Noviembre 2020

Alcaldía no ha mandado a pintar buses azules del SITP, pero sí eligió el color verde de los nuevos eléctricos

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

Una flota de buses eléctricos de color verde empezó a operar en el SITP con servicio zonal, tradicionalmente azul. Según TransMilenio, los vehículos fueron pintados desde fábrica con este color y no representó ningún costo para el Distrito.

El pasado 13 de noviembre, el sistema de transporte de Bogotá, TransMilenio, presentó 13 nuevos buses eléctricos del concesionario ETIB S.A.S. que se integrarán al servicio zonal del SITP, y que hacen parte de una flota de 483 vehículos que ingresarán al sistema en los próximos meses.

Los buses son de tipo padrón (un solo cuerpo), marca Yutong, ensamblados en Colombia con carrocería Marcopolo; y son de color verde, siendo los primeros buses de servicio zonal en el Distrito pintados por completo de un color distinto al tradicional azul.

Precisamente ese nuevo color fue el que más despertó comentarios durante el anuncio de la entrada en operación de los nuevos vehículos. 

Para la concejala Carolina Arbeláez, la decisión de tener una pintura verde se atribuye al interés de la alcaldesa Claudia López por visibilizar el color de su partido: la Alianza Verde.

“Finalmente la alcaldesa @ClaudiaLopez logró pintar los buses del color de su partido. La ciudadanía debe saber de dónde salieron los recursos para cumplirle los caprichos políticos a la alcaldesa”, escribió en Twitter la concejala Arbeláez, quien representa al partido Cambio Radical, declarado en oposición de la actual Administración Distrital.

También lo cuestionó el senador del Centro Democrático, Ciro Ramírez:

El concejal del Distrito, Emel Rojas

Y la excandidata al Concejo, Laura Medina Ruiz

Vale la pena recordar, que desde el inicio del sistema TransMilenio, en el año 2000, se estableció el color rojo para los buses articulados troncales y el color verde para los alimentadores. Después, alrededor del año 2011, se integró el sistema SITP, que empezó a diferenciar por colores los servicios de las rutas.

“En la entrada de Transmilenio, la selección de colores tuvo la intención de generar una imagen distintiva para el nuevo sistema de transporte masivo en la ciudad. Con el SITP, se buscó una identificación fácil del tipo de servicio”, recuerda el investigador en movilidad urbana sostenible, Darío Hidalgo.

En ese sentido, los colores de los buses de Transmilenio y el SITP corresponden al tipo de servicio que prestan: troncales, rojos; urbanos (zonales), azules; alimentadores, verdes; complementarios, naranja; y especiales; vinotinto. Así se explica en el Manual de Imagen del sistema:

 

Solicitamos a la concejala Arbeláez una ampliación sobre su denuncia, y respondió:

“No es que entregaron los buses de un color y lo cambiaron a otro. Había unos buses que estaban en una licitación por entregar, e hicieron un otrosí para que le cambiaran la imagen a esos buses. Cambiaron las condiciones iniciales del contrato para que los buses quedaran verdes”, dijo la concejala a Colombiacheck.

La concesión de TransMilenio con el operador ETIB S.A. inició en 2010 con el Contrato de Concesión No. 003 de 2010.

En el año 2019 se añadió el Otrosí No. 14 a ese contrato, en el que se pactaba la adquisición de los buses eléctricos y los Euro VI (gas natural) que se integraron en noviembre de este año al sistema. 

Ahí se acordó que serían adquiridos 13 nuevos buses eléctricos y 93 nuevos buses Euro VI, a gas natural. Y que entrarían en operación el 26 de septiembre de 2020.

Sin embargo, este año, a raíz de la contingencia del COVID-19, ETIB informó en los meses de marzo, abril y mayo a Transmilenio que había un retraso en la entrega de los chasís de los vehículos por parte de sus proveedores en China (eléctricos) y Suecia (Euro VI). Y que además, a raíz de la coyuntura económica, ya no podía adquirir 93 buses Euro VI, sino solo 66, y completaría la capacidad pactada con otros buses usados “de reserva” que ya se encontraban en Colombia.

Ante los retrasos que afectaban el cumplimiento del Otrosí No. 14, y lo modificaban respecto a la flota Euro VI, las partes se vieron obligadas a firmar el 20 de agosto un nuevo Otrosí (No. 15), en el que se detallan los cambios y las justificaciones de ETIB S.A.

En ese nuevo Otrosí No. 15 no se habla de un cambio de imagen en los vehículos, como señala la concejala Arbeláez. 

Tanto en ese Otrosí, como en su anterior versión de 2019, se lee una misma línea que indica que la adición de flota se hará de acuerdo a “los manuales y reglamentos de operación vigentes” de TransMilenio. 

¿Entonces dónde está el cambio? Pues bien, resulta que cuando se firma este Otrosí, en agosto, justo TransMilenio había actualizado el Manual de Imagen y Normas Técnicas de la entidad. Y en él incluyó una nueva categoría de colores “según su estándar de emisiones” (página 170), que incluye dos nuevos tonos para los buses zonales: verde Pantone 376 C para los eléctricos; y amarillo Pantone 116 C para los buses Euro VI con gas natural vehicular.

Así:

 

Así las cosas, el concesionario estaba en la obligación de cumplir con el Manual de Imagen vigente en el proceso de ensamblaje y carrocería, que según el mismo Otrosí No.15, se llevó a cabo en septiembre, un mes después de la actualización de colores. 

Colombiacheck consultó a María Fernanda Ortiz, subgerente de TransMilenio, quien confirmó que la actualización del Manual de Imagen se dio justo antes del ensamblaje. 

“En el momento en que se llevó a cabo la actualización del Manual de Diseño de TransMilenio, estos buses no habían sido ensamblados, por lo que fue posible pintarlos originalmente de verde, de acuerdo con la estrategia para identificar los buses de tecnologías limpias, en este caso eléctricos”, aseguró la funcionaria a Colombiacheck.

Así lo había explicado también la entidad ante un control preventivo realizado por la Veeduría Distrital de Bogotá, que publicó su informe el 28 de octubre.

La gerente Ortiz señaló que la inclusión de estos dos nuevos colores es “una estrategia que busca generar una identidad con los usuarios para que identifiquen fácilmente los buses de tecnologías limpias”.

Sobre por qué se eligió precisamente el color verde, no se mencionaron argumentos. 

Para el investigador Darío Hidalgo, es cierto que el verde es un color comúnmente asociado a temas ambientales. “Se suele usar cuando se intenta mostrar algo relacionado con el ambiente y la sostenibilidad”, dice.

Sin embargo, en el caso del transporte público, la elección de este color fue de la Alcaldía, pues no existe ningún estándar o convención sobre el uso de colores para vehículos de tecnologías más limpias.

“No hay ningún estándar que defina el uso de este color. En cada ciudad las autoridades definen cómo identificar a los nuevos buses que entran a los sistemas”, explica Hidalgo.

Revisamos si el color verde usado en Bogotá se repite en otras ciudades de Latinoamérica, y parece no haber un consenso. 

Por ejemplo, en Ciudad de México, las nuevas flotas del Trolebús (eléctrico) son azules. Los nuevos buses eléctricos del sistema Metrobús son rojos. Y el verde es usado no para los buses eléctricos sino para un tipo de bus de gas natural conocido como Ecobús.

En Buenos Aires, los colectivos tienen muy diversos colores, de acuerdo a la empresa responsable. Sin embargo, los nuevos buses eléctricos se están identificando con un degradado azul y verde.

En Sao Paulo, la ciudad con más buses eléctricos en Brasil, los vehículos son de color gris con franjas azules. Y en Santiago de Chile, la ciudad con la flota de buses eléctricos más grande de Latinoamérica, escogieron el color rojo

“Técnicamente no hay ninguna razón. Básicamente es la intención de la Administración de hacer que los buses sean diferentes para los usuarios, que se identifiquen como buses de energías limpias. No hay ningún estándar, es arbitrario, no hay un código o convención al respecto”, explica Néstor Rojas, docente de la Universidad Nacional y experto en calidad del aire y movilidad sostenible.

Según Rojas, otros sistemas de transporte suelen identificar a los vehículos de tecnologías de menores emisiones solo “con calcomanías u otras señales gráficas distintivas”, sin cambiar por completo el color de la carrocería.

Al respecto, encontramos que el color verde claro ya ha sido incluido pero parcialmente en las carrocerías de algunos buses híbridos de TransMilenio antes de la administración de la alcaldesa Claudia López.

Por ejemplo, en 2014, el verde fue integrado en el frente y el techo de la carrocería de los buses duales híbridos (diésel-eléctricos) de servicio troncal (rojos). 

En 2015, ocurrió lo mismo con los padrones híbridos de servicio zonal (azules) y alimentadores (verde oscuro). 

Y en 2016, el mismo color fue añadido a los buses complementarios (naranjas) con uso de gas natural vehicular.

Nunca se había cambiado por completo el color de los buses, pues su color principal respondía al tipo de servicio en el sistema.

Para el ingeniero Hidalgo, “al final, la intención es mostrar que hay algo que está cambiando, que hay algo distinto. Esa es la intención de la Administración actual: que asocien su gestión con que están pasando cosas nuevas”.

Menciona que también se está usando el color verde para pintar el pavimento en las nuevas intersecciones de ciclorrutas de la ciudad, siendo que las actuales son de color azul. “Y otro ejemplo es el cambio de nombre a infraestructuras, como el Centro de Felicidad de El Túnal, que ahora es un Centro Deportivo, Recreativo y Cultural”, señala.

Otros buses sí iban a ser re-pintados

Aunque Transmilenio aclaró que los trece buses de ETIB S.A.S. fueron pintados en fábrica de color verde, la queja de la concejala Arbeláez tiene un antecedente: en octubre, varios medios (1, 2, 3) reportaron un plan para pintar de verde una flota de 370 buses eléctricos azules que se encuentran parqueados en un patio taller en Bogotá. 

Se trata de una flota traída desde China, que inició su llegada al país durante la anterior Administración Distrital. 

Preguntamos a la subgerente de Transmilenio, y aseguró que la entidad desistió de esa idea, y que los 370 buses entrarán a operar en su color original azul.

“Estos buses eléctricos fueron azules desde su proceso de ensamblaje y no serán sometidos a ningún cambio de color para su entrada en operación. Como se evidenció en los últimos días en un recorrido al que asistieron medios de comunicación, estos vehículos entran a un proceso de alistamiento previo a la entrada en operación”, informó Ortiz.

Según la funcionaria, la entidad sí envió una propuesta para el cambio de color de este lote de buses a los concesionarios, pero no prosperó. “Lo que se presentó fue una consulta a los operadores sobre la viabilidad de que esto sucediera, dejando claro que no habría inversión adicional por este aspecto”, concluyó.

Buses amarillos Euro VI

Como se mencionó anteriormente, en el mismo Otrosí No. 14 de diciembre de 2019, con el que llegaron los buses eléctricos, se pactó la adquisición de buses Euro VI. 

En octubre, Transmilenio anunció la entrada en circulación de 66 buses de este tipo con servicio zonal. Estos vehículos también son del operador ETIB S.A. y son de color amarillo, siendo la segunda novedad del Manual de Imagen de Transmilenio.

Al igual que el caso de los trece buses verdes, la entidad aseguró que el color amarillo fue pintado desde fábrica, por lo que no se realizó ningún proceso de pintura adicional.

“Los 66 buses Euro VI fueron amarillos desde su proceso de ensamblaje, por lo que no fueron sometidos a ningún cambio de color y no se generó ningún costo adicional por el mismo”, declaró la subgerente de Transmilenio, María Fernanda Ortiz.

En ese sentido, calificamos como Cuestionable la afirmación de la concejala Arbeláez, y de los otros líderes políticos citados, pues no es cierto que se hayan pintado de verde buses que eran originalmente azules, como se presenta en los trinos. Sin embargo, sí es cierto que la Alcaldía modificó el Manual de Imagen de Transmilenio justo cuando se iban a ensamblar los nuevos vehículos para que estos quedaran verdes desde fábrica.

Por otro lado, como se recordó en el chequeo, el color verde brillante para identificar las tecnologías híbridas o limpias ya había sido usado en administraciones anteriores a la alcaldesa Claudia López, desde el año 2014. Aunque vale decir que nunca habían sido pintados por completo de un color distinto al de su tradicional tipo de servicio. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 19 Marzo 2019

Claudia López, víctima de volante falso

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La precandidata no ha propuesto aumentar el impuesto predial en los estratos más bajos, ni se ha opuesto al Metro, como se ha difundido en un falso volante a su nombre.

En los barrios Siete de Agosto y La Soledad, en la ciudad de Bogotá, han dejado en las casas unos supuestos volantes de la campaña de Claudia López, exsenadora y actual precandidata a la alcaldía por el partido Alianza Verde.

Panfleto falso

La publicidad utiliza los mismos colores, logos y etiquetas de la campaña de la precandidata, pero es falso.

Así se lo confirmó a Colombiacheck el equipo de prensa de López. Nos aseguraron que este volante no hace parte de las piezas informativas oficiales de la campaña. Además, verificamos que este falso volante difunde propuestas que no tienen que ver con el programa de la exsenadora.

Publicidad oficial

Esta es la imagen oficial que se está manejando para la campaña de Claudia López y que aparece en su página web www.claudia-lopez.com:

Captura página web Claudia López
 

Dentro de esa página, en la pestaña “Nuestra Ciudad” hay un video en la portada que muestra en algunas escenas a Claudia López entregando unos volantes. De acuerdo con su equipo de prensa se trata del volante que se ve más abajo (y que es muy diferente del volante falso):

Volante Claudia López by Anonymous PlhYbUE on Scribd

Desde el fin de semana pasado está circulando también, de manera oficial, este periódico con más información sobre las propuestas de la precandidata:

Periódico campaña by Anonymous PlhYbUE on Scribd

Esas son las únicas dos piezas visuales que se están utilizando hasta el momento de manera oficial para la campaña de Claudia López.

Las propuestas

El panfleto falso contiene cinco supuestas propuestas de la precandidata:

1. Ampliaré los días de pico y placa par vehículos de placa pública.

2. Aumentaré el impuesto predial en los sectores de estrato 1 - 2 -3 y 4 para garantizar ingresos importantes para equilibrar el gasto público.

3. Acabaré con los comedores comunitarios.

4. No más espacio público a vendedores ambulantes.

5. No al Metro en Bogotá.

De estas cinco, los temas de las tres primeras no aparecen por ningún lado en el programa de gobierno de Claudia López. Mientras que los temas de las dos últimas (vendedores ambulantes y metro) sí aparecen, pero con propuestas contrarias a lo que señala el panfleto falso.

Todas las propuestas de López, se encuentran disponibles en www.claudia-lopez.com/alcaldesa/ciudad/, sin embargo, Colombiachek habló con Felipe Jiménez, integrante de la campaña de López, para aclarar el tema y lo que nos dijo al respecto es que ampliar los días de pico y placa nunca ha hecho parte de las propuestas de la precandidata “y mucho menos para transporte público”, según Jiménez.

De igual manera, tampoco se contempla dentro del programa de gobierno el aumento del predial. Y de hecho, no es algo que se pueda hacer tan fácilmente, pues está regido por el artículo 8 de la Ley 44 de 1990 (modificado por el artículo 6 de la Ley 242 de 1995) que dice que el valor de los avalúos catastrales se reajustará anualmente a partir del primero de enero, en un porcentaje determinado por el Gobierno Nacional y el CONPES, y que, en todo caso no podrá ser superior a la meta de inflación para el año en que se define el incremento. Es decir, no puede modificarse simplemente porque un alcalde o alcaldesa lo propone.

Acabar los comedores comunitarios no es una propuesta de López, “de hecho los vamos a fortalecer”, dice Jiménez.

Ahora bien, lo que dicen las verdaderas propuestas de López sobre los vendedores ambulantes es que la orden para la Policía ”será capturar atracadores, violadores de niños y mujeres, y traficantes de ollas; no perseguir y multar a ciudadanos y a trabajadores ambulantes”.

Y sobre el metro, “vamos a completar la primera línea del metro hasta Suba y Engativá”, dice el programa de gobierno de López.

Las fotos

Finalmente, el volante falso utiliza fotos que relacionan a López con las pasadas campañas de Enrique Peñalosa, actual alcalde de Bogotá y quien ha estado inmerso en varias polémicas que han desembocado en una mala percepción hacia él por parte de la ciudadanía. De esta manera, el volante pretende relacionar a López con Peñalosa e insinuar de una especie de continuismo entre los dos personajes.

Aunque es cierto que existe una relación de amistad entre López y Peñalosa (que López ha dejado clara en varias entrevistas a medios), no fue su primera opción para hablar de apoyos políticos de cara a las distintas elecciones que se dieron en los últimos cinco años.

Enrique Peñalosa fue candidato a la presidencia en 2014, cuando resultó elegido Juan Manuel Santos para un segundo mandato. En ese entonces, Peñalosa se lanzó por la Alianza Verde y compitió con otros personajes por la candidatura única del partido: los senadores John Sudarsky y Antonio Navarro Wolff (nuevamente precandidato a la alcaldía en esta ocasión).

López apoyó a Sudarsky (y era reticente a apoyar a Peñalosa) pero quien ganó la consulta interpartidista fue Peñalosa; por lo cual López terminó haciendo campaña junto a Peñalosa.

En 2015, tras la derrota en las presidenciales, Peñalosa se lanzó para la Alcaldía de Bogotá y lo hizo a través de firmas. La Alianza Verde, por su parte, decidió apoyar a Rafael Pardo y fue con quien trabajó y a quien impulsó López como candidato.

López + Pardo
 

Incluso, en enero de 2017, López trinó que no votó por Peñalosa para la alcaldía en las elecciones de 2015.