Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 23 Julio 2020

Amas de casa sí son la ocupación que registra mayor contagio en Bogotá

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Pero la alcaldesa Claudia López no mencionó que son muchas más las personas que no registraron ninguna ocupación.

Después de que la Alcaldía de Bogotá tomara la decisión de decretar cuarentenas por localidades, el lunes 13 de julio la alcaldesa Claudia López salió a dar entrevistas a distintos medios para explicar la medida.

La primera de las entrevistas fue con Noticias RCN. Las periodistas del noticiero de la mañana le preguntaron a la alcaldesa por la instalación de nuevos ventiladores para atender los casos más graves de contagiados del nuevo coronavirus COVID-19. López respondió que entran muchos pacientes todos los días porque “la gente se contagia” y que “los menores de 50 años que son la mayoría de la fuerza productiva, si no se cuidan, están trayéndole el contagio a sus papás”. Y posteriormente afirmó: “Las amas de casa son la actividad que en este momento registra mayor contagio”.

Minutos más tarde, en entrevista con la emisora Blu Radio, López repitió la misma frase. Nuevamente en respuesta a una pregunta relacionada con el alto número de contagios en algunas localidades. Esta vez López dijo: “Por grupos de población, las amas de casa son el grupo de población que tiene mayor contagio”. 

Pero a la afirmación de la alcaldesa le faltan datos, porque el 64,1 por ciento de los contagios no registraron ocupación.

Revisamos los datos registrados en las plataformas SaluData, de la Secretaría Distrital de Salud y al 21 de julio no había registro de contagios de COVID-19 desagregados por ocupación. La página muestra los casos confirmados clasificados en: Estado (leve, recuperado, moderado, grave y fallecido), Ubicación (casa, hospital UCI), Tipo de contagio (en estudio, relacionado, desconocido e importado), Localidad y Sexo.

Igualmente, revisamos la información pública en la página del Instituto Nacional de Salud (INS) y tampoco encontramos datos por ocupación en Bogotá, pues solo están las cifras nacionales.

Al consultar al equipo de prensa del INS, nos respondieron que “ese nivel de detalle solo se publica para poblaciones específicas que están en mayor riesgo o pertenecen a una etnia. No para la comunidad en general”. Efectivamente la base de datos de COVID del instituto muestra, en la pestaña “Poblaciones”, cinco ítems: Personal de la salud, Población indígena, Población afrocolombiana, Gestantes y neonatos y Extranjeros en Colombia.

Asimismo, le preguntamos al equipo de prensa de la Secretaría de Salud de Bogotá por los datos señalados por la alcaldesa y nos respondieron que la información no está publicada porque “salió de una caracterización que se hizo con casos al 30 de junio” que no ha sido divulgada, pero que “es información pública”. Y que en la alcaldía se desarrollaban “múltiples ejercicios con la información que resulta de las acciones de epidemiología”.

Además, nos enviaron vía WhatsApp dos capturas de pantalla de una presentación que muestra datos por ocupaciones que incluyen “Amas de casa”, “Estudiantes”, “Desempleado”, “Profesional de la salud”, entre otras.

Pantallazo AlcaldíaPantallazo Alcaldía 2

El dato que registra esta tabla que nos compartieron es de 3.420 personas que registraron como ocupación “Amas de casa”; un 10,9 por ciento frente al total de positivos (31.417).

Johana Ivanova Barrera, médica epidemióloga especialista en gerencia en servicios de salud,  le explicó  a Colombiacheck que “esta cifra se saca de las fichas epidemiológicas que se llenan cuando se tiene un paciente con COVID-19. Dentro de las fichas preguntan ocupación”.

Esa información es recolectada por los entes de salud y se sube al sistema SIVIGILA donde los asesores y funcionarios de la Secretaría de salud “pueden mirar este tipo de información”, dijo Barrera, “pero no está publicada en ningún portal”. 

Es información pública en tanto que todo el mundo la puede conocer pidiéndola a la institución, pero no está publicada en un portal, “son cifras que [López] tiene que le recolectan a ella y que ella puede dar esa información”, señala Barrera.

Sobre las cifras, la epidemióloga sostiene que “es un error informar eso cuando tienes el 65 por ciento sin datos”, pues según la tabla compartida por la Secretaría de Salud, 20.138 personas no respondieron a la pregunta de su ocupación; el 64,1 por ciento del total de positivos.

Es decir que el 10,9 por ciento del total de personas que sí respondieron a la ocupación corresponde apenas al 16 por ciento de quienes no respondieron. Lo que quiere decir que la cifra solo significa que de las personas que en la ficha epidemiológica informaron su ocupación, el 10,9 por ciento se identificaron como “Amas de casa”, lo cual no es estadísticamente significativo. “Es un porcentaje muy bajito”, dice la epidemióloga.

La alcaldesa dijo que las amas de casa son la actividad que “registra mayor contagio”, lo que es cierto. Pero no mencionó que son muchas más las personas que no registraron ninguna ocupación.

Por otro lado, de acuerdo con Barrera la cifra sigue sin ser del todo representativa, pues para ella, tiene sentido que las amas de casa sean las que cuenten con el mayor registro teniendo en cuenta que son mujeres, cuidadoras, que tienen mayor conciencia de autocuidado y por eso pueden estar más dispuestas a hacerse la prueba. “Por eso pueden aparecer datos mucho más altos de lo que realmente son, porque alguien las tuvo que contagiar. Fue el hijo, el esposo, un amigo…”.

De modo que calificamos la afirmación de Lopez como Verdadera, pero, porque acierta en la cifra de las amas de casa, pero hay un número de casos muy grandes que no registran ocupación.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 11 Agosto 2020

Putin sí dijo que su hija se vacunó contra el COVID-19

Por Pablo Medina Uribe

Aunque por ahora no hay manera de comprobar si su afirmación es cierta, debido a su secretismo familiar, el presidente de Rusia sí afirmó esto en una conversación con miembros de su gabinete.

Ayer el gobierno ruso anunció que había registrado una vacuna para el COVID-19. Pero, como lo contamos en otro chequeo, aún quedan muchas dudas sobre su eficacia, debido a que aún hacen falta más estudios al respecto.

Sin embargo, pronto comenzaron a moverse en español publicaciones que aseguraban que la hija de Vladimir Putin, el presidente de Rusia, ya se había vacunado con la anunciada vacuna contra el coronavirus.

Puesto que estas publicaciones han sido vistas más de 220.000 veces en Facebook, según una plataforma especial a la que tenemos acceso al ser parte del programa 3PFC, decidimos revisar esta información.

Encontramos que es verdad que Putin afirmó esto. Precisamente, lo dijo en una charla virtual que sostuvo con miembros de su gabinete para discutir el nuevo año escolar en Rusia y las medidas que está tomando su gobierno al respecto.

Según la transcripción hecha por el gobierno ruso (conocido como "el Kremlin", por el nombre de su sede), en una parte de la charla Putin le pregunta a su ministro de salud, Mikhail Murashko, si la vacuna rusa para el COVID-19 es la primera en el mundo en ser registrada. Murashko le responde que sí, aunque añade que sus colegas chinos también están cerca.

Luego Putin habla por varios minutos, entre los que dice:

"Я знаю, что эта вакцина, как Вы сказали, была сделана на базе аденовирусных векторов, но преимущество, на мой взгляд, заключается в том, что это на базе аденовирусных векторов человека именно сделана. И она работает более точно, формирует стойкий антительный и клеточный иммунитет. Я это тоже хорошо очень знаю, поскольку одна из моих дочерей сделала себе такую прививку".

Es decir:

"Yo sé que esta vacuna, como usted dijo, fue creada en base a vectores adenovirales, pero la ventaja, en mi opinión, es que fue hecha en base a vectores humanos adenovirales. Y funciona con mayor precisión, forma un anticuerpo estable y genera inmunidad celular. Yo estoy al tanto de esto en la medida que una de mis hijas se vacunó con esta vacuna".

Luego, Putin dice: 

"Я думаю, что в этом смысле она поучаствовала в эксперименте. После первого укола, после первой прививки, температура была у неё 38, на следующий день 37 с небольшим, и всё. После второго укола, второй прививки, тоже температура немного поднялась, но потом сошла на нет. Чувствует себя хорошо, и титры высокие".

Es decir:

"Creo que, en este sentido, participó del experimento [de la vacuna]. Después de la primera inyección, después de la primera vacuna, tuvo una fiebre de 38 grados, al día siguiente de un poco más de 37, y eso es todo. Después de la segunda inyección, la segunda vacuna, la fiebre también subió un poco, pero luego disminuyó. Se siente bien y su conteo de anticuerpos es alto".

Sin embargo, esta es la única mención que Putin hace de su hija y él mismo es la única fuente de esta información. Lo que ha generado sospechas, pues el presidente ruso es conocido por el estricto secreto en el que mantiene sus asuntos familiares. Como reportan Business Insider y algunos medios rusos como RBC, no es ni siquiera claro cuántas hijas tiene Putin.

Sin embargo se sabe de por lo menos dos, ambas también hijas de su exesposa Lyudmila Ocheretnaya (antes Shkrebneva): Maria y Katerina. Ambas nacieron en los ochenta en Dresden, Alemania Oriental, cuando Putin trabajaba allí como espía de la KGB. Ninguna de las dos suele aparecer en medios con Putin, ni dar declaraciones en relación con el gobierno de su padre. Pero Katerina (quien se hace llamar Maria Tikhonova) ha aparecido en televisión por su doble carrera como bailarina acrobática y directora de un proyecto científico en la Universidad de Moscú, aunque nunca ha sido presentada como la hija de Putin.

Algunos medios rusos, como Meduza y BBC Rusia, reportaron que Alexander Ginzburg, director del Instituto Gamaleya que desarrolla la vacuna, dijo que no sabía de qué manera se había vacunado la hija de Putin (si había sido uno de los voluntarios en la fase de pruebas, o si había conseguido la vacuna de otra manera), pues no miraba la identidad de todos los vacunados.

Además, ni Putin ni nadie más ha especificado, hasta el momento de la publicación de este chequeo, a qué hija se refería.

Así que es cierto que Putin dijo que su hija se vacunó contra el COVID-19. Pero por ahora no hay manera de saber si esta afirmación es cierta.