Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 10 Marzo 2021

Artículo citado en redes de los Convenios de Ginebra sobre menores combatientes es falso

Por Mónica Ospino Orozco

No es cierto que los Convenios de Ginebra aseguren que “todo menor de 15 años en zona de conflicto será considerado un combatiente”.

El bombardeo ejecutado por el Ejército el pasado 2 de marzo, ocurrido en zona rural de Calamar, Guaviare, en contra del disidente de las Farc, alias Gentil Duarte, y en el que presuntamente murieron menores de edad, ha desatado una ola de indignación en el país y también, mucha desinformación.

Una de esas desinformaciones fue compartida por el popular tuitero David Ghitis, afín al partido de gobierno, en este trino en el que aseguró: “Lean bien: Se confirma que no hubo niños entre los muertos del bombardeo en el Guaviare. (Y si los hubo, hay que mirar hacia quien los llevó de acuerdo al convenio de Ginebra, Art 77, Numeral 2)”.

Además, Ghitis compartió dos capturas de pantalla, una con un titular de Blu Radio en la que se asegura que “Medicina Legal confirma que no había niños entre muertos por bombardeo en el Guaviare” y otra, una captura que dice “Convenio de Ginebra. Artículo 77 numeral 2: Todo menor de 15 años y en zona de conflicto será considerado un combatiente. El delito y responsabilidad recae sobre el grupo que lo use en sus filas únicamente”. 

Ghitis, publicó el trino a las 6:25 a.m. de este miércoles 10 de marzo, que llegó a tener 50 retuits y más de 100 me gusta. Sin embargo, lo borró poco después, y en muchos de los comentarios en respuesta le advertían que ese artículo era falso e incluso varios citaron este chequeo de Colombiacheck, hecho en noviembre de 2019, titulado “Supuesto artículo del Convenio de Ginebra sobre niños soldados es falso”.

Precisamente en esa ocasión circuló en redes sociales una pieza similar a la que esta vez compartió el tuitero en cuestión, solo que en ese momento el falso artículo había sido identificado como el 122, numeral 2. Sin embargo, el contenido de entonces es igual al que circula ahora. De nuevo, verificamos que es falso.

El falso artículo 77, numeral 2 circula ampliamente en Twitter (1, 2, 3), especialmente entre quienes reaccionaron a las declaraciones dadas, este miércoles 10 de marzo, por el ministro de Defensa, Diego Molano, quien en entrevistas radiales calificó de “máquinas de guerra” a los menores que pudieran haber sido bombardeados en Calamar, Guaviare.

El artículo 77, numeral 2 del Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra de 1949 es el relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales, “no dice lo señalado en redes y es falso lo que comparte el tuitero”, explicó a Colombiacheck, el profesor de derecho de la Universidad Icesi de Cali, coordinador de área de derecho penal y doctor en ciencias jurídicas, Yecid Echeverry Enciso.

Echeverry agregó que “los cuatro Convenios de Ginebra son de 1949 y se adicionaron en 1977 el Protocolo I y II, y en el 2005, el III. El que regula la parte del reclutamiento forzado, en concreto, es el Protocolo I, que es relativo a la protección de personas en conflictos de carácter internacional. Pero ellos tienen el artículo 3 que es es común a los dos protocolos”. 

“Ese artículo 77 hace referencia a que lo ideal es que no se recluten menores y que dadas ciertas condiciones extremas se puede reclutar menores desde 15 años. Pero de todas maneras estos menores deben tener una protección especial. Si usted hace una confrontación directa entre lo que literalmente dice ese artículo en su numeral 2 no es ni siquiera cercano a lo que comparte el trino que está analizando”, precisa Echeverry.

Y es que literalmente el artículo 77 del protocolo I de los Convenios de Ginebra, dice: 

“Las Partes en conflicto tomarán todas las medidas posibles para que los niños menores de quince años no participen directamente en las hostilidades, especialmente absteniéndose de reclutarlos para sus fuerzas armadas. Al reclutar personas de más de quince años pero menores de dieciocho años, las Partes en conflicto procurarán alistar en primer lugar a los de más edad”.

Y tal como lo mencionamos en el citado chequeo de 2019, “los convenios de Ginebra son la base del Derecho Internacional Humanitario, es decir el derecho que limita y humaniza la guerra. La primera versión de este convenio viene de 1864 pero fue reescrita en varias ocasiones y la versión actual se firmó el 12 de agosto de 1949, después de la Segunda Guerra Mundial, y consiste en cuatro convenios”.

“Además de los convenios existen tres protocolos que se sumaron más tarde. El Protocolo adicional I se firmó en 1977 y trata de la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales; el Protocolo adicional II se firmó al mismo tiempo y trata de los conflictos armados no internacionales y el Protocolo adicional III, de 2005, añadió el cristal rojo a los emblemas protectores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (el equivalente de la Cruz Roja en el mundo musulmán)”.

Lo cierto es que el reclutamiento de menores es un delito, como lo consigna el artículo 4 del Protocolo II que dice que “los niños menores de quince años no serán reclutados en las fuerzas o grupos armados y no se permitirá que participen en las hostilidades”. Cabe recordar que este Protocolo en particular fue ratificado por Colombia en 1996, lo que en su momento se consideró un hito en la humanización de la guerra.

Así que el mencionado artículo 77, numeral 2 compartido por David Ghitis y otras personas, es falso, pues su contenido difiere del que realmente contiene dicho documento.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 14 Julio 2021

Iván Duque atribuyó a la jueza Ruth Bader Ginsburg frases que nunca pronunció

Por Mónica Ospino Orozco

En un evento jurídico internacional al que fue invitado como orador, el Presidente citó frases que le atribuyó a la famosa magistrada estadounidense, ya fallecida, pero no encontramos rastro de que ella las hubiera pronunciado.

Entre el 5 y 6 de julio pasados, en Madrid, España se realizó la reunión internacional de la Asociación Mundial de Juristas (World Jurist Association, WJA) y uno de los invitados estelares de dicho encuentro, al lado del rey Felipe VI de España, fue el presidente de Colombia, Iván Duque.

El evento reunió a los abogados y juristas más destacados del mundo y tuvo como eje central un homenaje a la ya mítica jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg (RBG), quien murió a los 87 años el 18 de septiembre de 2020, y a quien se reconoció “por su encomiable defensa de la igualdad de género y los derechos civiles a lo largo de su vida”, en el informe de prensa publicado por la WJA en su sitio web.

En el mencionado encuentro el presidente Duque intervino a través de videoconferencia durante unos minutos y en su discurso citó un par de veces lo que aparentemente eran frases de la famosa jueza, sin embargo, en Twitter, un seguidor de la vida y obra de RBG, el profesor y coordinador del Laboratorio de Diseño para la Justicia de la Universidad de los Andes, Santiago Pardo Rodríguez, aseguró que dichas citas no habían sido pronunciadas por la jurista estadounidense.

 

En particular el presidente Duque aseguró durante la primera parte de su intervención que “la juez Ginsburg inspiró a muchos sistemas jurídicos del planeta, incluido el nuestro y sus reflexiones sobre el estado [de] derecho fueron muy profundas y siempre logró argumentar algo incontrovertible y es el balance que debe tener siempre una sociedad en la protección inequívoca de los derechos, pero también la exigencia permanente a los ciudadanos en el cumplimiento de los deberes”.

Posteriormente Duque, antes de finalizar su intervención, insistió en que “el balance y el equilibrio entre derechos y deberes es la piedra angular de una democracia que está muchas veces amenazada por las tergiversaciones, las noticias falsas, y quienes pretenden, a través, de algoritmos amañados generar odio, división y fractura. Recordando a Ruth Grinsburg, ella siempre dijo: la libertad de elegir en una democracia está cimentada en la verdad y el derecho y la justicia son objetivas y siempre buscan la verdad”.

En Colombiacheck nos dimos a la tarea de buscar en detalle si las frases citadas por Duque, en efecto las pronunció alguna vez la magistrada Bader Ginsnburg en su larga y reconocida carrera judicial de 27 años en la Corte Suprema y cuyos pronunciamientos y sentencias la convirtieron en ícono feminista y progresista del máximo tribunal de justicia en Estados Unidos.

Consultamos con el profesor Pardo Rodríguez, quien se ratificó en que “la jueza Bader Ginsburg nunca aseguró eso del balance entre derechos y deberes entre Estado y ciudadanos y menos en el contexto en que el presidente Duque pretende centrarlo, en particular porque lo que ella siempre defendió es que la igualdad entre derechos y deberes era en relación con las situaciones abiertamente discriminatorias”. 

Y en ese sentido, uno de los famosos casos que RBG defendió ante la Corte Suprema en 1973, como abogada de los derechos de las mujeres, “el caso que acabó con el doble rasero de las ayudas del Ejército. Fue la demanda de la teniente Sharon Frontiero, que había visto cómo los subsidios a la vivienda que sus compañeros y esposas recibían de forma automática, le eran negados a ella y su marido. Ganó”, según lo relata este perfil de Ruth Bader publicado en el diario El País de España el 24 de febrero de 2019.

En dicho artículo también se describe cómo RBG ganó el caso de “Stephen Wiesenfeld, un joven viudo que quedó a cargo de un bebé. Cuando este pidió ayudas a la Seguridad Social para criar a su hijo, se las negaron porque estaban destinadas solo a mujeres. Ginsburg lo llevó al Supremo y volvió a ganar y marcar un punto de inflexión legal. Mostró que la discriminación por género era una lacra social, tanto para hombres como para mujeres” según la sentencia de la jueza.

Revisamos también varios artículos en los que se compilan algunas de las frases de la famosa magistrada como este del portal informativo de la BBC en español, titulado “Ruth Bader Ginsburg: 15 frases memorables de la emblemática magistrada de la Corte Suprema de EE.UU., cuya muerte amenaza con causar una crisis política” y ninguna de las frases allí consignadas coincide con las mencionadas por el presidente Duque.

Tampoco en este análisis publicado por Politico.com, que después de la muerte de Ruth Bader Ginsburg consultó con 20 analistas expertos el legado de la magistrada, quienes sopesaron sus principales logros como abogada y posteriormente como jueza y tampoco destaca ninguno las frases que Duque le atribuye: “Es el balance que debe tener siempre una sociedad en la protección inequívoca de los derechos, pero también la exigencia permanente a los ciudadanos en el cumplimiento de los deberes”.

De hecho uno de los analistas de dicho artículo, el profesor de la Universidad de Chicago, Geoffrey Stone, aseguró que RGB “protegió firmemente los derechos de los afroamericanos, las mujeres, los inmigrantes, los homosexuales y las lesbianas, las personas acusadas de delitos, los disidentes políticos y otros grupos de nuestra sociedad cuyos derechos e intereses son ignorados con demasiada frecuencia por una mayoría hostil o indiferente. Y se dedicó a la preservación de un sistema electoral justo, ya sea que el tema fuera la reforma del financiamiento de campañas, distritos legislativos controlados o expandir y preservar los derechos de voto”.

Frente a las posturas de RBG sobre de la democracia, el profesor Stone en su análisis precisa que la magistrada “Ginsburg sabía que la democracia puede ser la mejor forma de gobierno, pero reconoció que nuestra democracia tiene dos serias debilidades: una, un serio riesgo de que las mayorías ignoren los derechos e intereses de los miembros de las comunidades que consideran como el ‘otro’, y; dos, que las mayorías manipularán el proceso electoral para asegurar que mantendrán el control del proceso legislativo”.

También revisamos esta entrevista en vivo que la jueza concedió en la Universidad de Pensilvania en febrero de 2018, en la que habló en extenso de su batalla por la igualdad de derechos, de la lucha que como abogada y magistrada dio en pro de los derechos de las mujeres y de cómo la discriminación de las minorías afecta la vida de millones de personas en el mundo. De nuevo, tampoco se refirió en los términos que le atribuyó Duque en su intervención en la reunión The World Jurist, acerca del equilibrio entre deberes y derechos.

En este perfil que el profesor Pardo Rodríguez escribió para el diario El Espectador, deja claro, que en el largo recorrido de RBG en el quehacer de la justicia en Estados Unidos, y en casos como el “del Instituto Militar de Virginia [que] es uno de muchos donde Ginsburg estuvo en el lado correcto de la historia. Su defensa por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, la protección de los migrantes y la libertad de expresión, entre muchos otros temas, son parte de su imborrable legado judicial. Pero su pragmatismo nunca fue sinónimo de silencio. Así como sus poderosas decisiones son famosas, sus muchos disensos con la posición mayoritaria de la Corte son reconocidos también”. 

Por último revisamos el libro My own words que es una compilación de los escritos y discursos más connotados de la jueza Bader Ginsburg, y que fue curado por Wendy Williams, fundadora de Equal Rights Advocates y profesora de la Universidad de Georgetown y Mary Hartnett, profesora adjunta del Law Center de la Universidad de Georgetown (biógrafas autorizadas de la jueza Bader Ginsburg) y tampoco encontramos rastro de las menciones hechas por el presidente Duque.

Asimismo, hicimos la búsqueda en inglés de las frases del presidente atribuidas a RBG, pero tampoco encontramos coincidencias.

Igualmente buscamos en el archivo del diario The New York Times y en el The Washington Post y tampoco hallamos referencias a las frases mencionadas por Duque. En Twitter incluimos la búsqueda de las frases, sin embargo, no aparecieron coincidencias.

Por último, consultamos a la Oficina de Prensa de la Presidencia de la República para preguntar acerca de las fuentes usadas para la mencionada intervención, pero no obtuvimos respuesta alguna.

Así que tras este análisis y las evidencias presentadas calificamos como falsas las frases que el presidente Duque le atribuyó a la fallecida magistrada estadounidense Ruth Bader Ginsburg.