Pasar al contenido principal
Jueves, 18 Enero 2018

Candidato a la Cámara casi le atina al porcentaje de víctimas en Urabá

Por Sania Salazar

Aunque estuvo muy cerca, no tuvo en cuenta que hay varias cifras oficiales, que dependen del lugar de declaración del hecho violento.

Daniel Duque, aspirante a la Cámara por Antioquia del partido Alianza Verde, aseguró que el 70% de la población de Urabá está inscrita en el Registro Único de Víctimas, RUV.

La cifra está incluida en una carta que el candidato le envió al presidente Juan Manuel Santos en la que le pedía conformar una mesa de diálogo para buscarle solución a las peticiones de la población de Urabá, donde se realizó un paro cívico la primera semana de enero por la instalación de tres peajes, protesta que terminó en disturbios.

 

 

Después de revisar las cifras del RUV, Colombiacheck calificó la afirmación como Aproximada, pues el candidato estuvo muy cerca de atinarle al porcentaje, pero no tuvo en cuenta que en el RUV hay cifras distintas dependiendo de la ubicación de la víctima a la hora de declararse como tal.

Duque le dijo a Colombiacheck que tomó la cifra del RUV por los días en que se registraron las protestas, además, resaltó que es una aproximación que puede ser mayor. El candidato indicó que corroboró las cifras con el secretario de Gobierno de Carepa, Camilo Calle.

El aspirante a la Cámara especificó que la cifra corresponde al Urabá antioqueño, región que, según explicó, está conformada por 11 municipios: Arboletes, San Juan de Urabá, San Pedro de Urabá, Necoclí, Apartadó, Carepa, Chigorodó, Turbo, Mutatá, Murindó y Vigía del Fuerte.

Hay que aclarar que el Urabá es una región más extensa compuesta además, por municipios de Chocó (Acandí, El Carmen del Darién, Riosucio y Ungía) y Córdoba (Tierralta y Valencia).

Colombiacheck consultó las proyecciones de población del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, que indican que hay 711.687 personas para el 2018 en los 11 municipios del Urabá Antioqueño.

El 70% de esa cifra son 498.180 habitantes. Según el RUV, hasta el primero de enero de 2018, habían registradas 490.795 personas en el RUV que declararon haber sufrido victimizaciones en alguno de los 11 municipios de la región. El 68, 9% de la población.

Si tomamos como referencia esta cifra la conclusión es que Duque estuvo muy cerca del verdadero porcentaje de víctimas del Urabá Antioqueño, pues aseguró que era el 70% de la población.

Pero hay que aclarar que el RUV tiene otras dos formas de registrar a las víctimas, una por lugar de declaración, que corresponde al sitio donde la víctima se declara como tal a las autoridades, es decir, un campesino pudo haber sido despojado de su tierra en un municipio determinado, pero haberse desplazado a otro a denunciar el hecho. En este caso las víctimas son el 68,3% de la población.

También está la categoría ubicación, que corresponde al último lugar de atención o de ubicación conocido, se trata del 56,4% de los habitantes del Urabá Antioqueño. Esta cifra se aleja más del 70% de víctimas del que habla Duque.

¿Qué pasa en Urabá?

Las protestas que se registraron en el Urabá Antioqueño por la instalación de tres peajes son una manifestación de múltiples males que aquejan a esta región de contrastes, con una inversión fuerte en infraestructura y una importante producción de banano de exportación, pero con pobreza y corrupción, como lo describe el artículo de la revista Semana titulado Urabá: las contradicciones de una región que mueve millones de pesos el de la revista Dinero La realidad del Urabá: más allá de las masacres.

El Informe socioeconómico de la Cámara de Comercio de Urabá de 2016* resaltó que la base productiva de Urabá ha estado tradicionalmente asociada a la siembra del banano. “Los rubros de mayor relevancia son: la agroindustria bananera con aproximadamente 34.000 hectáreas, el cultivo de plátano con 29.000 hectáreas”.

El informe indicó que la economía de la región “mostró un excelente desempeño durante 2016”. La constitución de empresas creció en un 5,4%, entre 2015 y 2016, la construcción está en ascenso y la compra de vivienda creció en 16 %.

Pero esta región también ha sido blanco del conflicto armado, sus habitantes han sufrido las acciones de las guerrillas de las Farc, el EPL y los paramilitares.

“Las cifras de las consecuencias de la violencia en Urabá hasta el día de hoy, en términos de homicidios y desplazamientos, no han sido sistematizadas en su totalidad. El investigador de la Universidad de los Andes, Juan Aparicio, reseñó que entre 1995 y 1997 se registraron 2.950 homicidios con fines políticos. Andrés Suarez, del Centro Nacional de Memoria Histórica, por su parte registró 103 masacres entre 1998 y 2002. Y una investigación de la Universidad de Antioquia registró que hubo más de 32 mil desplazamientos, solo en los cuatro municipios del eje bananero”, señaló el informe de Verdad Abierta Veinte años de una guerra sin límites en Urabá.

Pese a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc en noviembre de 2016, las cifras del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses muestran un incremento en los homicidios en la región. En 2016 se registraron 197 asesinatos en los 11 municipios del Urabá Antioqueño, mientras que las cifras preliminares de 2017 (de enero a noviembre) indican que hubo 209 homicidios. Esto indicaría un incremento del 6, 09% en los casos.

Tener claridad sobre las cifras y sobre cómo se recopilan es fundamental para que candidatos y legisladores propongan y vigilen las políticas públicas que solucionen problemas sociales como los que afectan al Urabá Antioqueño.

*El informe presentan aspectos relevantes de la dinámica empresarial de Urabá en los municipios que son jurisdicción de la Cámara de Comercio: Dabeiba, Mutatá, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, San Pedro de Urabá, Necoclí, San juan de Urabá y Arboletes.

Jueves, 19 Abril 2018

El debate presidencial que terminó en una riña de gallos

Por Colombiacheck

Tras los disturbios que impidieron la realización de un debate presidencial en Manizales, dos candidatos aprovecharon para difundir información falsa en redes sociales, lo que ha calentado más el ya crispado clima político en Colombia.

Minutos antes del mediodía del miércoles 18 de abril, en la pantalla del canal Telecafé aparecía un letrero que advertía a los televidentes que el debate presidencial estaba retrasado. En redes sociales circulaba otro mensaje que daba cuenta de que esto se debía a motivos de seguridad.

Lo que ocurría era que a las afueras del Teatro Los Fundadores seguidores de varias campañas políticas impedían el ingreso de los candidatos presidenciales Iván Duque y Gustavo Petro. La razón: varios de ellos no alcanzaron a entrar al segundo piso de las instalaciones del principal centro cultural de Caldas, que había sido habilitado para que alrededor de 300 personas entraran de manera libre al debate.

Allí fue Troya. Horas después en redes sociales empezó a circular una foto en la que se veían tres sillas marcadas con el nombre del candidato Iván Duque y otra con un plano general que mostraban asientos reservados, pero no se podía leer lo que decían las hojas. Los mensajes que acompañan las imágenes aseguran que en el recinto solo habían sillas reservadas para la comitiva de Duque.

 

 

 

Petro le echó leña al fuego reenviando un mensaje con esas imágenes.

El debate lo organizaron la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, el Teatro Los Fundadores, el Comité Intergremial de Caldas, Manizales Cómo Vamos, la Corporación Cívica de Caldas, Alianza Suma, RCN Radio y el periódico La Patria. Este último medio informó que la localidad conocida como palco había sido habilitada de manera libre para el público, mientras que la parte baja del teatro había sido reservada, de manera equitativa, para los delegados de las campañas, sus familias y los invitados de los organizadores.

Cada uno de estos grupos tenía la autonomía para entregar las boletas a quienes quisieran.

Lo que no dijo Petro

El martes pasado, un día antes del debate, en las instalaciones de La Patria, el director de ese diario, Nicolás Restrepo, le entregó 100 boletas a cada partido político y 10 entradas preferenciales. Cristian Camilo López, asesor de la campaña de De La Calle, estuvo en la reunión. Allí se supo que Viviane Morales no asistiría, por lo que repartieron esas boletas entre las demás campañas.

En ese momento también se conoció la confirmación de Petro, por lo que no hubo representante de esa campaña en el lugar, pero los organizadores de la Cámara de Comercio, de Telecafé y de La Patria presentes en el lugar se comprometieron a guardar las boletas para su campaña.

López aseguró que recibió 100 boletas y que, como cada partido tenía la libertad para disponer de ellas, en su caso las entregó al directorio liberal en Caldas, donde está la sede de campaña de De La Calle y donde se repartieron entre seguidores del candidato.

Adriana Gutiérrez, vocera en Caldas del Centro Democrático y quien hace parte de la dirección nacional del partido, asistió a la reunión en nombre de Duque. Le aseguró a Colombiacheck.com que recibió 100 boletas y que no tuvieron ningún problema durante el debate para ocupar los espacios que les correspondían.

Según los organizadores del debate, a la medianoche del martes recibieron una carta en la que Petro cancelaba su asistencia, pero a las 8:20 de la mañana del miércoles dio marcha atrás y confirmó que iría.

Julián Mejía, subgerente de la campaña Colombia Humana(Petro) en Caldas, asistió a un sorteo a las 9:00 de la mañana en el que definieron el orden del debate y se asignaron camerinos, entre otros aspectos logísticos.

Correo con la respuesta que la campaña de Petro envió a la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas.

 

Los organizadores le advirtieron a Mejía las dificultades que se tenían con la boletería debido a la hora, pues ante la negativa de la medianoche, ya las habían repartido. Sin embargo, aseguran que lograron reunir entre 60 y 70 boletas para los seguidores de la campaña petrista. Además, le entregaron las hojas para marcar las sillas.

También resaltaron que la campaña de Petro no recibió las boletas en las mismas condiciones de los demás candidatos porque no confirmó a tiempo.

Mejía le dijo a Colombiacheck que recibió 60 boletas a las 10:00 de la mañana y que tuvo problemas para que los seguidores de la campaña entraran al lugar, pues para cuando las recibieron ya había instrucciones de no dejar entrar más personas al lugar.

Las pullas en Twitter entre Vargas y Petro

Mientras intentaban entrar al Teatro Fundadores Vargas Lleras y Petro se enfrentaron en Twitter. Trasladaron el ambiente hostil que se vivía en el lugar a las redes.

 

 

 

 

 

 

 

Antes de que se decidiera trasladar el debate a otro auditorio, por el ambiente caldeado que había y mientras que Vargas Lleras y Petro se lanzaban dardos por redes sociales, De La Calle publicó en su cuenta un mensaje en el que aseguró que hechos como esos no se deben repetir. “Lo que necesitamos es reflexión, no una riña de gallos”, concluyó.

 

 

 

Mientras que afuera los seguidores de las campañas protestaban y discutían, adentro los candidatos esperaban, en calma, a que los ánimos se calmaran.

 

 

 

*Con reportería de Luisa Gómez y Sania Salazar.