Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 18 Junio 2018

Claudia López y las cuentas de la Coalición Colombia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Claudia López ha insistido que “la Coalición Colombia es hoy la mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia”. Su afirmación es Inflada porque su margen de acción está limitado.

En más de una ocasión Claudia López, ex candidata vicepresidencial por la Coalición Colombia, se ha referido públicamente a la fuerza que tiene su movimiento, al que ha llamado la “mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia” y que permite hacer “control político serio, riguroso e independiente como lo ha hecho siempre” a cualquier gobierno.

Esta afirmación que realizó en W Radio ya la había dicho el pasado 31 de mayo en entrevista para el programa televisivo Semana en Vivo.

Colombiacheck.com verificó esta afirmación y al ponerla en contexto la calificó como Inflada, teniendo en cuenta lo que representaría esa “fuerza alternativa” en el Congreso, tras el triunfo presidencial de Iván Duque y sus alianzas.

Para explicar en detalle a qué hizo referencia Claudia López con “fuerzas alternativas”, consultamos a su equipo de prensa. Uno de sus voceros le dijo a Colombiacheck.com que con el término la excandidata se refiere a la unión de dos partidos (Alianza Verde y Polo Democrático) y un movimiento (Compromiso Ciudadano) que están localizados en el centro del espectro político. Además, cuenta como fuerzas alternativas, según el vocero, también a los Decentes de Gustavo Petro.

Los números muestran que, efectivamente, como dijo Claudia López, la Coalición Colombia, como fuerza alternativa, ha tenido la mayor participación hasta el momento en el Congreso de la República.

En las elecciones del pasado 11 de marzo, los dos partidos de la Coalición Colombia aumentaron su votación con respecto al Congreso de 2014 - 2018. De acuerdo con el preconteo de la Registraduría, el Verde sacó 10 puestos en el Senado y 9 en la Cámara y el Polo sacó 5 y 2. Juntos suman 26, es decir, 3 curules más que hace cuatro años.

Yann Basset, director del observatorio de procesos electorales de la Universidad del Rosario, sin embargo, advierte que no es la primera vez que hay una fuerza alternativa al bipartidismo tan fuerte, aunque ciertamente estas elecciones fueron en las que más puestos consiguieron en el Congreso las fuerzas alternativas.

En las elecciones para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, el partido nacido de la desmovilización del M-19, la Alianza Democrática M-19 (ADM-19), obtuvo 19 puestos. Fue la segunda mayor fuerza, después del Partido Liberal, que obtuvo 25.

Para las elecciones legislativas de 1991, este mismo movimiento sacó 21 curules, nueve en el Senado y 12 en la Cámara. Cuatro años más tarde la ADM-19 dejó de aparecer políticamente, aunque tanto el Polo Democrático como la Alianza Verde nacieron con la antigua personería jurídica y con la participación de varios miembros de este partido.

Aún así, no es sino hasta 2006 que un movimiento no nacido de partidos tradicionales vuelve a la rama legislativa. Para ese Congreso, el Polo se estrenó con 10 senadores y 8 representantes.

Cuatro años más tarde consiguió 8 senadores y 5 representantes, mientras el debut del Partido Verde se dio con cinco senadores y tres representantes. Aunque aún no eran coalición estos partidos juntos sumaron entonces 21 curules.

“Sin duda sí hay una diferencia, pero no es tan grande”, sostiene Felipe Botero, codirector de Congreso Visible. Pero para Milanese, jefe del departamento de estudios políticos de la Universidad Icesi, lo importante ahora es ver si la Coalición Colombia va a trabajar como tal en el Congreso, “porque si se va a comportar por partidos individuales, los superó el M-19”.

En ese sentido, Milanese está de acuerdo con que el número de congresistas obtenidos por la Coalición Colombia les permite liderar un ejercicio de control político, pero, advierte, “solos no lo pueden hacer”.

Las cuentas en el nuevo Congreso

Claudia López explicó ayer en RCN Radio que el Partido Verde y la Coalición Colombia siguen respaldando a Gustavo Petro después de los resultados del 17 de junio. “El apoyo a Gustavo no significaba acabar ese proyecto que ayer le puso 3.200.000 votos a la candidatura de opción de cambio”, dijo la excandidata.

En las cuentas de López, las fuerzas alternativas le harán contrapeso al proyecto conservador en temas como la paz, la lucha contra la corrupción, los derechos de las mujeres y las comunidades LGBTI.

Y precisamente, Gustavo Petro dijo en su discurso de derrota que, como oposición, se avecinan oportunidades importantes para consolidar el movimiento con el cual consiguió ocho millones de votos. Estas son la consulta anticorrupción, convocada para el próximo 26 de agosto y liderada por López y Angélica Lozano, y las elecciones regionales de 2019 para elegir alcaldes y gobernadores.

Este movimiento de oposición podría conformar una especie de “coalición de fuerzas alternativas” que ahora no solo incluya a la Coalición Colombia, sino también a los Decentes, los indígenas (que durante toda la campaña hicieron público su apoyo a Petro) y el partido de la Farc.

Gráfica de barras con la representación de cada partido y bancada en el Congreso

*Estos datos corresponden al preconteo. Aún no se tiene información de cuándo salgra el escrutinio final. Sin embargo, según miembros del partido cristiano Justa Libres, el Consejo Nacional Electoral les avaló la personería jurídica al igual que la adición de tres senadores. Esto significaría que el tablero político podría moverse.

Esto último enmarcado dentro de la modificación en la composición de este Congreso, con el Acto legislativo 02 de 2015 y el acuerdo de paz con las Farc, que le suma una curul en cada cámara a la fórmula presidencial que quede en segundo lugar, y cinco asientos en Senado y cinco en Cámara para el partido de la Farc.

La Coalición Colombia, sola, representa el 9% del Congreso. Y si se suman estas fuerzas, incluyendo a Gustavo Petro y a Ángela María Robledo, crecen a 47 congresistas, que representan 16% del Congreso. En la Cámara serían 20 curules (Farc, Polo, Verdes, Decentes, Indígenas e incluye a Gustavo Petro y Angela Robledo), lo que representa el 11%. En el Senado tienen 27 curules, que les significa el 25%.

Por el otro lado estaría Duque y su partido, el Centro Democrático, y las alianzas con los partidos Conservador, Mira, Cambio Radical, Opción Ciudadana y Colombia Justa Libres, que aglutinan el 49% del Legislativo. En Cámara tienen 87 curules, el 50%, y en Senado 52 curules, que les da el 48%.

Según Milanese, es complicado que en el primer año del gobierno de Duque las fuerzas alternativas puedan obstaculizar proyectos impulsados por el ‘establecimiento’, que siempre inicia fuerte. “Pero lo que tendencialmente ocurre es que a medida que va pasando el tiempo las fuerzas de oposición tienden a ganar espacio dentro del Congreso”, agrega el experto.

Asimismo, indica que para determinar qué tanto pueden incidir en la oposición de proyectos de ley los números son variables, no son absolutos. “Hay que ver como quedan distribuidas las comisiones y eso se sabrá hasta julio”.

En lo que sí puede torpedear el camino de Duque es en actos legislativos (si quieren hacer reformas constitucionales) y leyes estatutarias. En estos casos deben ser aprobados por la mayoría absoluta --la mitad más uno-- en la Cámara y Senado.

En este caso es necesario esperar cómo se alinean los congresistas liberales, el partido de La U y los afro, pues ellos definirán la mayoría absoluta del Congreso.

Además que a las 47 curules de las fuerzas alternativas también se le pueden sumar, según Milanese, “algunos liberales desencantados” y miembros del partido de La U que han anunciado su apoyo indiscutible a la paz.


 

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: “La Coalición Colombia es hoy la mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia.”

    Autor: Claudia López, excandidata vicepresidencial de la Coalición Colombia.

    Fuentes: Congreso de la República, Claudia López, Semana en Vivo, RCN Radio, W Radio.

    Yann Basset, director del observatorio de procesos electorales de la Universidad del Rosario.

    Juan Pablo Milanese, jefe del departamento de estudios políticos del ICESI.

    Felipe Botero, codirector de Congreso Visible.

    Contexto: Entrevista realizada por María Jimena Duzán en el programa de televisión Semana en Vivo.

    Calificación: Inflada.

     

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 16 Octubre 2018

Marta Lucía Ramírez da cifras ligeras sobre participación de mujeres en elecciones cafeteras

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La vicepresidenta trinó una información sin contexto sobre el aumento porcentual de la participación femenina en el liderazgo cafetero.

Hace poco, la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, puso un trino en su cuenta de Twitter en el que se refirió a la “buena noticia” que significa que la participación de mujeres en el liderazgo cafetero haya aumentado “al 24% en las últimas elecciones del gremio”, ocurridas el pasado mes de septiembre.

Ramírez señala que “aunque falta más, reconocemos la importancia de la estrategia de equidad de género de la Federación Nacional de Cafeteros”.

Colombiacheck revisó la veracidad de este trino de la vicepresidenta y encontró que su afirmación es Ligera, pues aunque sus datos coinciden con lo presentado por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), ella no brinda ningún contexto sobre a qué hace referencia en particular el porcentaje que da, ni cuál fue su fuente de información.

Los días 8 y 9 de septiembre se realizaron las Elecciones Cafeteras, un evento electoral que ocurre cada cuatro años y por medio del cual se eligen por voto directo a los dirigentes de los comités municipales y departamentales, sus representantes gremiales a nivel regional.

De acuerdo con el ABC de las Elecciones Cafeteras 2018 publicado por la Federación, en las elecciones participan “todos los caficultores federados, es decir, quienes sean propietarios o poseedores de un predio de al menos media hectárea de café con al menos 1.500 árboles y que tengan cédula cafetera”.

Este año, se realizaron en 17 departamentos y 570 municipios cafeteros de Colombia. Y, de acuerdo con un comunicado de la Federación, “se trata de la cita más importante que tienen los caficultores federados para elegir a sus representantes”.

En el ABC se explica que los Comités Municipales están conformados por seis miembros principales con sus respectivos suplentes personales, para un total de 12 representantes por cada municipio.

Y para la elección de los miembros de Comité Departamental, en cada una de las seis circunscripciones que conforman el Comité Departamental, se vota por candidaturas individuales (planchas), cada una conformada por un principal y un suplente.

Ahora bien, según cifras de la FNC, este año el número de personas habilitadas para votar fue de 358.208, de las cuales 100.298 son mujeres; lo que equivale al 28% del censo electoral.

En total para estas elecciones estaban en disputa 4.776 cargos. Pero, después de las votaciones, solo 1.121 terminaron siendo ocupados por mujeres; esto es el 23,47% del total.

En específico, dentro de los comités departamentales resultaron elegidas 27 mujeres para 180 cargos; que representan el 15% del total de los cargos que estaban en disputa. Y en los municipales, fueron 1.094 mujeres para 4.596 cargos, el 24% del total. Esto parece indicar que la vicepresidenta se refería entonces a este último porcentaje que, efectivamente, tuvo un aumento frente a los resultados de hace cuatro años.

En el periodo 2014-2018, de acuerdo con cifras del programa de equidad de género de la dirección de responsabilidad social de la FNC, solo el 8% de los cargos en los comités departamentales fueron ocupados por mujeres (12 mujeres), y en el municipal el porcentaje fue del 16% (696 mujeres).

El programa de equidad de género viene funcionando desde hace aproximadamente 10 años dentro de la Federación, de acuerdo con Claudia Rodríguez, su coordinadora, aunque anteriormente tenía otro nombre. La intención desde entonces ha sido la misma, empoderar a las mujeres y darles mayor participación dentro de los cargos de decisión de la entidad, aunque apenas desde hace un año se comenzaron a emprender acciones claras para promoverlo.

Rodríguez considera que los resultados de este año fueron positivos y que fueron una muestra del trabajo que han venido realizando. “Efectivamente a eso era lo que le estábamos apuntando”.

El mismo gerente general de la Federación, Roberto Vélez Vallejo, lo dijo a través de un comunicado de prensa enviado a Colombiacheck: “Nos complace saber que uno de los grandes propósitos de estas elecciones, la mayor representatividad de mujeres y jóvenes, se cumplió”.

Rodríguez, sin embargo, considera que aún hacen falta más esfuerzos, tal y como señala la vicepresidenta, pues “aún no se ven reflejadas dentro de las instancias electorales la situación real que hay entre los caficultores”. Según las cifras con las que cuenta el programa, el 30% de los caficultores (con tenencia de tierra) son mujeres.

En todo caso, existe un subregistro dentro de la información de la misma Federación. En ese 30%, según nos explicaron, no entran las recolectoras ni las mujeres que no tienen los títulos de la tierra, pero que acompañan y ejecutan las labores de la caficultura a la par de sus esposos.

En ese sentido, Alba Marina Acosta, miembro de la Red Nacional de Mujeres, seccional Caldas, coincide con el avance que muestran los resultados y reconoce que la participación efectiva, es decir la cantidad de mujeres que salieron a votar, fue importante a nivel nacional. Pero también considera que la representación de los espacios departamentales, donde apenas el 15% de las mujeres terminaron elegidas, no fue tan exitosa.

“Llama la atención que esta estructura, que se solventa en el trabajo de las mujeres, y que una entidad con 91 años de trayectoria, no tenga una representación igualitaria en los cargos ni en los espacios en los que se toman las decisiones, como lo son los comités”, según Acosta.

Esto porque una mayor participación de las mujeres dentro de los comités, que son espacios que generan procesos de formación y capacitación, les permitiría ser incluidas en los lugares donde realmente se discuten las políticas públicas del sector en el país, en consideración tanto de Acosta como de Rodríguez.

Según la coordinadora del programa de equidad de la Federación, a través de la participación en estos espacios, “las mujeres pueden manifestar sus necesidades, su manera de ver el mundo y buscar soluciones. Ellas se convierten en un canal”.

Finalmente, la Federación señala que esperan obtener resultados más contundentes para las elecciones de 2022, cuando las acciones del programa se consoliden.