Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 15 Octubre 2019

Conexión Oriente-Occidente sí está financiada por valorización, pero aún no está pagada del todo

Por Vanguardia

Esta obra de la capital santandereana sí hace parte de las obras financiadas por valorización, pero aún no cuenta con cierre financiero y le hacen falta 70.000 millones de pesos.

En el debate con los candidatos a la Alcaldía de Bucaramanga realizado por el canal TRO, el 10 de septiembre, el candidato Fredy Anaya, indicó que uno de los proyectos que va a impulsar es la Conexión Oriente-Occidente, que según él “ya se pago por valorización”.

No obstante, si bien es cierto que esta obra vial está incluida en el paquete de proyectos con los que se irrigó la valorización con el Acuerdo 075 de 2010, es preciso aclarar que aún no cuenta con cierre financiero y el Municipio debe gestionar o buscar más de 70.000 millones de pesos para la obra.

En el debate de TRO, Anaya Martínez afirmó: “otra obra que hay que hacer es la Conexión Oriente-Occidente, que ya se pagó por valorización, por la Calle 52 desde cabecera para terminar de manera rápida en el Intercambiador del Mutis”.

La obra a la que se refiere Anaya es un megaproyecto que pretende alcanzar una solución definitiva a la conectividad vial entre el oriente y el occidente de la ciudad, ya que las vías primarias o secundarias existentes son insuficientes.

Según el ingeniero Wilson Motta de la Alcaldía de Bucaramanga, el objetivo es construir una doble calzada de cuatro carriles con separador central, atravesando toda la Calle 54 (Anaya dijo 52, pero es más preciso decir que pasará por la 54), pasando por la Carrera 27, la Carrera 15 y hasta conectar con la vía antigua al barrio Mutis. Esta iniciativa incluye también el mejoramiento de las condiciones actuales de la Calle 56 del municipio.

El cobro de la valorización

La Conexión Oriente-Occidente fue pensada para pagarse con el dinero recogido por el cobro a los contribuyentes. Se cobraron 236.000 millones para financiar cuatro proyectos: la obra de la Calle 54, el Intercambiador de Neomundo, el de la Quebradaseca con 15 y el Mesón de los Búcaros.

Según Fabiola Figueredo, subsecretaria de Infraestructura de Bucaramanga, hasta el momento el total recaudado por valorización es de 214.000 millones, el 90 por ciento del total, y se han invertido de la siguiente manera:

  • Intercambiador de Neomundo: 60.772'698.828
  • Quebradaseca con carrera 15: 48.840'894.765
  • Mesón de los Búcaros (en ejecución): 98.647'349.790

El costo total de estas obras hasta el momento, teniendo en cuenta que el Mesón de los Búcaros sigue en ejecución y su costo puede aumentar, es de 208.270’000.000 de pesos aproximadamente. En otras palabras, el presupuesto restante de 5.300 millones no alcanza para financiar la Conexión Oriente-Occidente, que tiene un presupuesto original de 78.000 millones.

Este valor incluso podría aumentar, pues debe ajustarse a la inflación y se debe mirar la variación de los avalúos de los casi 130 predios que tiene que adquirir el municipio para la construcción. Por esta razón, según la funcionaria, el Municipio no alcanzaría a contratar esta obra y el próximo Alcalde deberá gestionar los recursos para prácticamente todo el proyecto vial.

El plan A: pedir un crédito

Esto fue confirmado recientemente por el entonces Jefe de Gobernanza de Bucaramanga, Manuel Francisco Azuero (actual alcalde encargado), quien hace unas semanas le aseguró a Vanguardia que la Conexión Oriente-Occidente no se iba a contratar en esta administración y el próximo Alcalde debía buscar el dinero, a través de un crédito o recursos propios.

Según le contó a Vanguardia el mandatario encargado, gran parte del dinero recaudado en la valorización se gastó en las adiciones presupuestales que se realizaron para la construcción de los tres intercambiadores.

Por ejemplo, inicialmente el intercambiador del Mesón de Los Búcaros comenzó costando 54.000 millones, y hasta la fecha se han invertido más de 86.000 millones para sacar adelante dicho proyecto vial. Es decir, se han invertido 32.000 millones más de lo planeado.

Por otro lado, si bien el costo aproximado de la Conexión Oriente-Occidente es de 78.000 millones, es probable que se requiera más dinero para su ejecución, pues este valor es a precios de hace unos cinco años.

La administración local estima que actualmente el proyecto vial puede alcanzar la cifra de 100.000 millones, especialmente si se tiene en cuenta que se deben adquirir más de 100 predios y a la fecha sólo se tienen unos 40 avalúos.

Intentamos contactar al candidato Fredy Anaya Martínez para conocer su posición sobre este tema, pero no fue posible que nos atendiera. De todas formas, calificamos las afirmaciones del candidato como ‘Verdadero, pero’.

Si bien los bumangueses sí pagaron la valorización por esta obra como mencionó Anaya Martínez, la Conexión Oriente-Occidente no está pagada, como afirma el candidato, por el contrario, falta prácticamente todo el presupuesto necesario para su construcción.

RedCheq

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Domingo, 22 Diciembre 2019

Alcalde de Manizales deja a medias su propuesta de campaña más popular

Por Sania Salazar y Laura Castaño Giraldo

Basados en los asuntos en los que actual alcalde de Manizales, José Octavio Cardona León, hizo énfasis durante su campaña, Colombiacheck seleccionó cuatro promesas de su programa de gobierno y encontró que no cumplió dos y tiene otras dos a medias:

educación e integración campo-ciudad, aspecto al que le dio relevancia debido a su origen rural. El Macroproyecto de San José, que ha tenido múltiples problemas en su ejecución. Subsidios para que estudiantes y personas de la tercera edad usen el Cable aéreo, una propuesta de la que se ha hablado por años en Manizales, sobre todo, porque se considera un aspecto clave para consolidarla como ciudad universitaria. Por último, quizá la propuesta más popular de Cardona, la construcción de un hospital público para mascotas, que ha recibido críticas debido a la inversión de recursos públicos en el proyecto que podrían servir para atender problemas de cobertura de la red de salud del municipio.

 

“Grado 12 en la zona rural: como manera de lograr que los jóvenes egresen con competencias para su inserción a la vida profesional o productiva, buscando que dichos egresados lo hagan en condición de tecnólogos”.
 

No cumplida

Debido a que esta acción del plan de gobierno de Cardona no tiene un verbo que defina en detalle la acción, le preguntamos al secretario de educación de Manizales, Jesús Antonio Bermúdez, si lo que se pretendía era crear un grado 12.

Lo que nos contestó fue: “lo que se creó no fue un grado 12, sino que creamos los programas Universidad en el campo y Universidad en tu colegio que posibilitan que desde los grados octavo y noveno empiecen ciclo profesional para obtener doble titulación como bachiller, técnico o tecnólogo y si al salir el grado once hacen un año adicional se pueden graduar en ciclo profesional”..

Pero un alcalde no puede modificar los grados de educación en Colombia, pues esto se hace por ley y no es potestad de los mandatarios locales hacer o modificar leyes. El artículo 11 de la Ley 115 de 1994 establece que la educación media tiene dos grados (décimo y once).

Además, ninguno de los dos programas a los que hace referencia Bermúdez se creó durante la gestión de Octavio Cardona. El programa Universidad en el campo es una alianza público privada entre la Gobernación de Caldas, CHEC, el grupo EPM, el Fondo Nacional del Café y el Comité de Cafeteros de Caldas que desde 2012 facilita a los jóvenes rurales el acceso a la educación superior, “en conexión con el emprendimiento y el empresarismo, para impulsar su proyecto de vida, el empalme generacional en el campo y la competitividad en la zona rural de Caldas”.

Y el programa Universidad en tu colegio, que existe hace alrededor de seis años, lo creó la Fundación Lúker. Su objetivo es facilitar el acceso de programas de formación técnica y tecnológica a jóvenes de colegios oficiales con universidades e instituciones para el trabajo y el desarrollo humano en la región. “Los programas son pertinentes a las necesidades del sector empresarial y se desarrollan mientras los estudiantes cursan grado 10° y 11° en contrajornada en los colegios, pues los profesores universitarios se desplazan a éstos”.

Cifras de la Secretaría de educación muestran que ambos programas han incrementado el número de matriculados en la actual administración (59 matriculados más en Universidad en el Campo y 409 en Universidad en tu colegio). Colombiacheck le pidió insistentemente a esta cartera cifras de la anterior administración sobre número de matriculados y número de programas ofertados para comparar y saber si la apuesta entonces fue fortalecerlos como nos lo aseguró Bermúdez, pero hasta la publicación de esta nota no las habíamos recibido.

Universidad en tu colegio

La experta en educación Sara Victoria Alvarado aseguró que es muy importante lo que se ha hecho por tratar de crear condiciones de aprendizaje útiles para que los jóvenes tengan oportunidades y puedan permanecer en el campo. 

Pero Alvarado también resaltó que esas estrategias deben ir acompañadas tanto de un proceso de formación en herramientas para vivir bien en el campo, como de políticas reales que favorezcan el desarrollo de las ruralidades. No se trata simplemente de que los jóvenes decidan quedarse en el campo porque aprendieron técnicamente a cultivar.

“Mientras la ruralidad no ofrezca condiciones más atractivas para los jóvenes y cuando digo trabajo no es solo trabajo y plata, sino que culturalmente para el joven signifique estar bien en el campo, va a ser muy difícil, porque se ve solo desde un concepto de la empleabilidad. Es válido lo que se está haciendo, pero hay que recoger información para ver los efectos que ha producido la estrategia, para saber si la tasa de migración ha bajado, si la empleabilidad en el campo ha subido”, concluyó.

*Esta verificación contiene información suministrada por Isabela Vallejo, estudiante de la Escuela de Comunicación social y periodismo de la Universidad de Manizales.

 

“Hospital Público Animal”. Centro público veterinario que se desarrolle a través del fortalecimiento de la infraestructura y de alianzas con instituciones de educación superior y organizaciones locales que propendan por el bienestar animal”.
 

En proceso

Como parte de las metas para 2019, el Plan de Desarrollo de la actual administración planteó en esa materia “implementar un Hospital Público Veterinario” (p. 250), bajo la responsabilidad de la Secretaría de Medio Ambiente.

Este es un proceso que partió de cero y su objetivo era contribuir a “brindar atención al 100% de la fauna doméstica vulnerable”.

Hospital veterinario Manizales

Fragmento del Plan de Desarrollo de Manizales 2016-2019

Según el Acta de Iniciación de la obra, que se encuentra en la página del SECOP I, la fecha de inicio de construcción era el 19 de julio de 2019, luego de que el contrato se le adjudicó a la proponente Mónica Liliana López por 2.912 millones de pesos, tal como lo comunicó la Secretaría de Obras Públicas en su cuenta de Twitter.

El acta previamente mencionada señala que el plazo de ejecución de la obra era de 167 días -cinco meses y medio- y la fecha de entrega era el 31 de diciembre de 2019. Colombiacheck visitó la obra y encontró que de la estructura de dos pisos que, según los planes, contará con urgencias, quirófanos y laboratorios, entre otros servicios, hay unas columnas y dos planchas.

Hospital veterinario ManizalesHospital veterinario Manizales

El secretario de Medio Ambiente, Ricardo Germán Gallo, le dijo a Colombiacheck que la obra tenía “tiempos muy ajustados, pero por temas de invierno y algunas cosas que implicó la construcción, se ha retrasado”. Además, indicó que la contratista “pidió una prórroga por tres meses más” y que la administración hace una revisión legal porque ya existía un compromiso de entrega que, según Gallo, era el 15 de diciembre. Aunque, como ya lo dijimos, el acta de iniciación de la obra indica que era el último día del 2019.

Pero este no ha sido el único retraso del Hospital Público Veterinario. El secretario explicó que planeaban construir este centro de atención detrás de una cancha del barrio La Asunción, pero que los estudios señalaron aspectos de riesgo por una quebrada que pasa por allí y que eso implicaba hacer unas pantallas especiales para poder construir en el sitio y por ende un incremento en los costos que podía oscilar entre 1.400 y 2.000 millones de pesos.

Por lo anterior, decidieron hacer el Hospital en un lote contiguo a la Unidad de Protección Animal, ubicado en la vía a La Linda.

Hospital veterinario Manizales

Este proyecto ha recibido múltiples críticas. Por ejemplo, el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Caldas, Jorge Uriel Carmona, le manifestó al periódico La Patria que "las personas asocian el hospital público con atención gratuita y en el caso de la cirugía, que es lo más costoso en veterinaria. Dudo de la sostenibilidad financiera que ese hospital tendrá a mediano y largo plazo".

Gallo calcula que el centro de atención se entregará entre finales de marzo y comienzos de abril de 2020.

 

“Continuar con la ejecución del Macro proyecto San José, previa conciliación de asuntos fundamentales con la comunidad, bajo principios de respeto con la ciudadanía, en defensa de la comunidad y en articulación con el desarrollo de la ciudad”

En proceso

Este es un proyecto de renovación urbana que inició en 2008 y que ha pasado por las manos de tres alcaldes.

En 2016 Octavio Cardona prometió en su plan de gobierno “continuar con la ejecución del Macroproyecto San José”.

El director de la Corporación Cívica de Caldas, Camilo Vallejo, indicó que las palabras terminar o continuar con el Macroproyecto no dan claridad sobre las acciones concretas que se quieren adelantar. Vallejo recordó que este es un proceso que tiene varias líneas de acción, como la construcción de viviendas (la más conocida), además de otros ejes relacionados con la Plaza de Mercado, el desarrollo urbanístico de la zona mixta, entre otros. 

En el Plan de Desarrollo Cardona planteó varias metas para 2019 que apuntan a distintos ejes del proyecto. Una de ellas es la “construcción de 640 viviendas nuevas”, propuesta que seleccionamos por ser una de las metas medibles.

La alcaldía y la Empresa de Renovación y Desarrollo Urbano (Erum) entregaron 281 apartamentos: 108 en 2018 y 173 en 2019. Es decir, faltan 359 para cumplir la meta.

El líder ciudadano y presidente del Comité Popular de Usuarios de Servicios Públicos Domiciliarios de Manizales, Moisés Gallego, le dijo a Colombiacheck que hay 39 apartamentos por entregar. “Ya están los opcionados, ya el Ministerio de Vivienda les dio el visto bueno, ya la interventoría que le hicieron a la Erum también le dio el visto bueno, y se niegan a entregarle a los ciudadanos sus apartamentos”, aseguró. 

Por su parte, la gerente de la Erum, Clara Lucía Gutiérrez, dijo que las otras 39 “están para asignación de subsidio en el Ministerio”. En cuanto a fecha de entrega, Gutiérrez indicó que no se sabe si será este año o el siguiente. 

Gallego aseguró que los apartamentos los entregan en obra negra, sin gas domiciliario y sin internet. En este video, La Patria registró el estado de entrega de los primeros 103 de la administración de Cardona.

“Hay muchos que ni siquiera tienen un piso puesto”, le dijo a Colombiacheck Didier González, habitante de uno de los apartamentos, quien calificó los apartamentos como “lugares invivibles”. 

Vallejo y Gallego coincidieron en que el Macroproyecto requiere una reformulación que incluya la participación de la ciudadanía, ya que lo que se ha desarrollado hasta ahora no satisface los requerimientos de la misma. En palabras de Gallego: “El avance de Octavio Cardona es muy poco, no es lo que se necesitaba”.

En ese mismo sentido, el arquitecto y doctor en urbanismo Luis Fernando Acebedo escribió en 2018 una columna para el periódico La Patria en la que afirmaba que el Macroproyecto era un ejemplo de “gentrificación social y productiva, despojo de la propiedad, derroche e ineficiencia de los recursos públicos, pésima gestión urbana y una violación sistemática de los derechos humanos de estas comunidades”.

El concejal liberal César Díaz dijo en El Matutino de UMFM que la financiación del Macroproyecto “es uno de los principales fracasos que tiene la clase política en la ciudad de Manizales porque, de una u otra forma, no se han dado los resultados esperados”. 

 

Establecer un sistema de subsidios para el transporte en el sistema del cable aéreo para estudiantes de colegios y universidades y personas de la tercera edad

No cumplida

El secretario de tránsito de Manizales, Carlos Gaviria, le dijo a Colombiacheck que en la ciudad no hubo subsidios de transporte y que desconoce las razones por las cuales no se asignaron esos beneficios.

Alejandro Ortiz Díaz, director de Manizales Campus Universitario, explicó que hubo reuniones con el gerente del Cable Aéreo y con Infimanizales y que manifestaron voluntad de hacerlo, pero que no se cuenta con el dinero necesario para otorgar esos beneficios. Además, que se espera que se construya una tercera línea del Cable que iría de Los Cambulos a la zona del Cable, donde están varias sedes universitarias, para obtener los recursos para aplicar esa tarifa diferencial para los universitarios.

El informe de gestión de la Asociación Cable Aéreo de Manizales de 2018 muestra que la empresa tiene un déficit presupuestal, situación que impide que se otorguen descuentos en el costo del pasaje. El informe también muestra que con respecto al 2017 bajaron el número de pasajeros y aumentaron los gastos de operación.

Para el director de la Corporación Cívica de Caldas, Camilo Vallejo, el Cable aéreo está mal administrado y ha incurrido en gastos innecesarios, como en contratación innecesaria. Además, resaltó que no es posible que esos subsidios salgan de la gestión del Cable, pues deben salir del presupuesto de la administración municipal. “Son dos discusiones distintas que están mezclando, si se decide subsidiar algo esos subsidios salen de otro lado, de donde el gobierno consiga los recursos y otra cosa es la financiación del sistema de transporte”, concluyó.