Pasar al contenido principal
Viernes, 07 Julio 2017

¿El impuesto al uso de bolsas plásticas financiará la política de las Farc?

Por Sania Salazar

La teoría es del diputado del Magdalena Alex Velásquez Alzamora, quien la hizo pública en su cuenta de Twitter y tuvo eco en varios medios de comunicación nacionales. Verificamos y resultó totalmente falsa.

Críticas, exigencia de pruebas y hasta burlas han sido las respuestas que el diputado conservador del Magdalena, Alex Velásquez Alzamora, ha recibido a un trino en el que asegura que el impuesto al uso de bolsas plásticas que se empezó a cobrar en Colombia es para financiar la participación en política de las Farc.

 

 

Después de revisar la Ley que reglamenta el impuesto al uso de bolsas plásticas, el decreto donde se definen los gastos del Presupuesto General de la Nación para 2017 y de contrastar varias fuentes, Colombiacheck califica la afirmación de Velásquez Alzamora como falsa.

Colombiacheck habló con el diputado. “Es un tributo que está colocando el Congreso de la República y los tributos o impuestos no tienen destinación específica, van al Presupuesto General de la Nación, los recursos que está destinando ese presupuesto son para la implementación de los acuerdos”, aseguró.

El diputado fue enfático al afirmar que “toda” la política nacional está destinada a la implementación del Acuerdo Final, “no existe otra destinación, así de sencillo, es mi criterio”, y añadió que se basó en el Plan Nacional de Desarrollo (ley 1753 de 2015) y en la destinación de los rubros del presupuesto.

La paradoja del impuesto a las bolsas plásticas

A diferencia de otros tributos, este es un impuesto que no busca recaudar mucho dinero sino desestimular el uso de las bolsas plásticas para disminuir la contaminación ambiental. Dicho concepto o espíritu de la norma fue confirmado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien dijo a la W Radio que ese impuesto tiene la “única vocación de que la gente no lo pague, es decir, que no compren bolsas plásticas”, e indicó que es una medida que Colombia estaba en mora de implementar porque existe en muchos países.

En el ABC del impuesto, que se puede descargar de la página del Ministerio de Ambiente, indican también que el objetivo es “desestimular el uso de la bolsa plástica en los puntos de pago”.

En la oficina de prensa del Minhacienda explicaron que, efectivamente, el dinero del impuesto irá al Presupuesto General de la Nación, pero que no hay un cálculo exacto de lo que se pueda recoger, porque, enfatizaron, la idea es que la gente no lo pague, que usen bolsas de papel, tela u otros elementos. Además, aseguraron que el impuesto puede ir a cualquier programa del Gobierno.

El diputado tiene razón en que el impuesto no tiene destinación específica, pero por la misma razón que plantea, no se puede afirmar que vaya a ser utilizado puntualmente para la implementación del Acuerdo Final y mucho menos, que vaya a financiar la participación en política del partido que saldrá de la desmovilización de las Farc.

Revisamos también el Presupuesto General de la Nación, pero en ese documento no hay ninguna destinación específica para la participación política de las Farc. Allí se detallan inversiones relacionadas con la terminación del conflicto como atención a víctimas y reintegración de personas y grupos alzados en armas o justicia transicional, pero también hay destinaciones en sectores tan variados como la soberanía territorial y desarrollo fronterizo, hasta la calidad y fomento de la educación superior.

En septiembre de 2016, cuando se aprobó el Presupuesto General de la Nación para 2017, el ministro Cárdenas resaltó que con ese dinero se debían cubrir, entre otros, gastos del posconflicto.

“Este impuesto no tiene destinación específica, sino que entra a una bolsa general del Gobierno y ninguna parte de esa plata está atada a un gasto en particular. En el presupuesto general hay un porcentaje que va para la implementación del acuerdo de paz, pero hay otra parte para muchas más cosas. Como el diputado lo está diciendo, entonces cualquier impuesto es para eso, desde el IVA, el predial, hasta el impuesto a la renta”, concluyó Andrés Castro, investigador del Centro de estudios de derecho, justicia y sociedad, Dejusticia.

Hay que recordar que la financiación de la actividad política de las Farc ha causado polémica en las últimas semanas, por lo que Colombiacheck publicó recientemente dos chequeos sobre el asunto, pero en el Acuerdo Final quedó establecido que el movimiento político que resulte de esa guerrilla, ya desmovilizada, recibirá una suma equivalente al 7% anual de la apropiación presupuestal para el funcionamiento de los partidos y movimientos políticos entre la fecha del registro y el 19 de julio de 2022”, indica el Acuerdo Final. Ese dinero contribuirá a la financiación del Centro de pensamiento y formación política así como a la difusión y divulgación de su plataforma ideológica y programática, explica el texto.

Viernes, 27 Abril 2018

Lo complejo de bajar el IVA

Por Carlos González

Que bajen el IVA es el deseo de la mayoría de electores. De la Calle y Petro prometen hacerlo. Duque dice que lo eliminaría seis días al año. Revisamos qué tan factible es reducirlo.

Humberto de La Calle, candidato del partido Liberal, y Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, han coincidido en la necesidad de reducir la tarifa del IVA de 19% a 16%. Sin embargo, según varios expertos consultados por Colombiacheck.com, esta propuesta no es viable por el momento fiscal que atraviesa el país: habría una diferencia negativa mayor entre los ingresos y los gastos de la Nación.

Ambos candidatos proponen reducir el gravamen y reemplazar estos ingresos luchando contra la evasión y la elusión tributaria con instrumentos como la factura electrónica y fortaleciendo y reestructurando la Dian. Sin embargo, estas medidas no impactarían de inmediato en el recaudo y tendrían que pasar varios años antes de ver sus frutos, por lo que estos recursos no podrían ser sustituibles en el corto plazo.

La evasión consiste en no pagar impuestos, mientras que la elusión en pagar menos a través de figuras jurídicas legales.

Otro componente que dificulta reducir el IVA y que no depende solamente de la voluntad del nuevo Presidente, es que debe hacerse a través de una reforma tributaria en el Congreso. Para Carlos Arias, analista político de la Universidad Externado, va a ser muy difícil que el legislativo apruebe una propuesta de este tipo, sin contar que ninguno de los candidatos tiene aseguradas mayorías parlamentarias, más si se tiene en cuenta que cerca de 50% del Senado será controlado por el uribismo y los conservadores, estos últimos divididos.

Por su parte, los candidatos Iván Duque, Sergio Fajardo y Germán Vargas proponen, con un poco más de conciencia, mantener la tarifa, aunque con algunos incentivos para movilizar el consumo.

Fajardo ha dicho que sería irresponsable reducir el impuesto, ya que el Estado necesita estos ingresos. Duque se arriesga un poco prometiendo eliminar el IVA por un día cada dos meses, con el fin de apoyar el consumo interno. Y Vargas Lleras ofrece quitarle el impuesto a los bienes de capital.

(Consulte cuáles son los bienes exentos de IVA)

Para nadie es un secreto que la reforma tributaria de 2016, la quinta en menos de siete años, impactó negativamente en el comercio. Según estadísticas del Dane, a septiembre del año pasado, 9 de las 11 categorías del comercio minoristas tuvieron contracción, mientras que el total del indicador solo tuvo un avance de 0,2%.

Sin embargo, Nicolás Carrero, socio fundador de la firma Carrero & Asociados, no cree prudente volver a la tarifa de 16%, porque se generaría un hueco fiscal muy alto. Si bien es cierto que la subida contrajo el comercio y resintió el bolsillo de los colombianos, “un año después ya hemos superado este incremento, como lo demuestra el crecimiento del consumo y la economía en general”, dice.

Para Carrero, el recaudo fiscal se vería seriamente afectado de llegar a bajar la tarifa, pues a finales del año pasado el gobierno obtuvo más de $136 billones de pesos a través de la Dian, de los cuales el IVA aportó $31,9 billones.

Si se compara la cifra con la de 2016, tuvo un incremento de 24%; cobrando el 16%, el recaudo fue de $25,7 billones.

Para dimensionar lo que significa el IVA para el recaudo nacional, podría compararse con el presupuesto de Defensa, que es el segundo rubro al que el Estado destina más recursos.

No cabe duda de que bajar el IVA es una propuesta popular, pero más allá de proponer reducir impuestos, los candidatos tendrán que explicar y demostrar cómo van a recuperar los recursos que dejarían de ingresar. Aunque el IVA es un impuesto regresivo que afecta a las personas con menor poder adquisitivo y alto para el nivel de ingreso per cápita, son recursos que necesita la Nación para hacer inversión.

Vale mencionar que, en el panorama regional, Colombia tiene el cuarto IVA más alto de la región, después de Uruguay (22%), Argentina (21%) y Chile (19%).

Nota: En la plataforma Change.org circula una petición, “Justa Incorrupta” con más de 3.000 firmas que propone reducir el IVA a través de la lucha contra la evasión.