Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 27 Octubre 2020

En resguardos indígenas hay 14.022 hectáreas de coca, pero hay reducción desde 2017

Por Sania Salazar

La senadora Paola Holguín, del Centro Democrático, publicó la cifra en su cuenta de Twitter basada en el más reciente informe de Naciones Unidas, pero le faltó mencionar que el mismo informe señala una reducción de esos cultivos y explicar que el tema es complejo.

La senadora del partido Centro Democrático, Pola Holguín, aseguró en su cuenta de Twitter que “de acuerdo con el más reciente estudio de la ONU sobre cultivos ilícitos en Colombia, en los resguardos indígenas se registraron 14.022 hectáreas sembradas con coca”. La publicación coincidió con la presencia en Bogotá de la minga indígena proveniente del Cauca que pretendía hablar con el Presidente de la República, Iván Duque.

Holguín le confirmó a Colombiacheck que se basó en el informe de 2019.

Calificamos la información como “verdadero, pero” porque si bien la cifra es del más reciente monitoreo de las Naciones Unidas correspondiente al 2019, se olvida mencionar que el informe señala una reducción de los cultivos en territorios indígenas y se deja por fuera el contexto necesario para entender la complejidad del problema.

La senadora tiene razón, el monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2019 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, UNODC, indica que en 2019 se contabilizaron 14.022 hectáreas de cultivos de coca en los resguardos indígenas, pero el informe señala que se registró una reducción del 15, 5% en comparación al 2018, cuando se registraron 16.588 hectáreas y que eso indica que se mantiene la tendencia a la reducción que inició en 2017, cuando se presentaron 17.627 hectáreas.

La senadora tampoco tiene en cuenta en su trino que, según el informe,  la concentración de cultivos de coca del total nacional en resguardos indígenas es del 9 %, un punto porcentual menos que en 2018. 

Daniel Rico, criminólogo e investigador en temas de economías criminales y desarrollo rural, le explicó  a Colombiacheck que una de las razones para que haya cultivos de coca en territorios indígenas es que se comparten ciertas características en los territorios indígenas que son propicias para la coca, pues son zonas de menor desarrollo e infraestructura, de menor acceso vial, con restricciones de tipo administrativo, que tienen menos presencia del Estado, pero sobre todo por las restricciones legales en materia de consulta previa.

Para Rico la participación de la coca en territorios indígenas, que es del 9%, no es tan alta, es mucho más problemática en territorios afros (16%), que están en zona logística y estratégica mucho más cercana al mar.

Rico también señaló que hay que revisar el papel de los colonos, que son los dueños de muchos de los cultivos de coca de los territorios indígenas.

El experto aseguró por último que hay también estructuras del narcotráfico de los indígenas y puso como ejemplo a alias Mayimbú, que ha aprovechado las ventajas del régimen especial indígena para fortalecer su posición frente al narcotráfico.

Para Armando Valbuena, vocero de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, la falta de gobernabilidad del Estado en algunos lugares, sobre todo de frontera con Panamá, Ecuador y Venezuela, ha facilitado la proliferación de los cultivos ilícitos y aunque hay tropas de las fuerzas militares, también hay paramilitarismo. “Aquí hay un desorden institucional de no gobernabilidad, otra razón es que no hay voluntad del gobierno para resolver la economía de los pueblos, solo hay apoyo al sector bancario o a las empresas constructoras y a los procesos agroindustriales y ganaderos, por lo tanto en sectores donde no hay economía y donde no hace presencia el Estado se ha desarrollado la economía de la coca o de la marihuana”, indicó.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 21 Junio 2021

Duque alardea por la reducción de cultivos ilícitos, pero la producción de coca ha aumentado

Por Mónica Ospino Orozco

El presidente Duque asegura que en su mandato el área sembrada con cultivos ilícitos se ha reducido en un 20 %, sin embargo, aunque las hectáreas bajaron, la disminución fue de 15%.

El pasado 9 de junio y con ocasión de la presentación del informe preliminar del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el presidente, Iván Duque, hizo varias afirmaciones en las que destaca los esfuerzos de su gobierno en la lucha contra el fenómeno del narcotráfico en Colombia.

En uno de los trinos que compartió ese día desde su cuenta, @IvanDuque aseguró: 

“Desde agosto de 2018 nuestro Gobierno comenzó a marcar una tendencia en disminución del área sembrada de cultivos ilícitos. En tres años logramos casi un 20% en reducción, lo que demuestra el compromiso institucional y de nuestra #FuerzaPública en la lucha contra el narcotráfico”.

El tuit estaba acompañado de un breve clip de video de la intervención del primer mandatario, en el que además Duque, precisa que “en el año 2020 se consolida una reducción del área sembrada del 7% que se suma a los esfuerzos del año anterior del 9% y a lo que empezó a marcar una tendencia a partir del mes de agosto del año 2018”. Posteriormente, Duque añade que “recibimos muy bien este mensaje en el que se reconoce, que en estos casi tres años de gobierno llevamos una reducción cercana al 20% en los cultivos de uso ilícito”.

 


En Colombiacheck decidimos verificar el detalle de las cifras entregadas por Duque, y encontramos que de acuerdo con los informes del SIMCI, el área de cultivos ilícitos en Colombia ha caído en tres años, esto es entre 2018 y 2020, en un 15 % y no en un 20 % como lo afirma el presidente en el texto de su trino y en en el clip de video.

El informe del SIMCI indica que para 2018 teníamos en el país 169.000 hectáreas de coca. Este nuevo reporte de 2020, el cual no ha sido publicado completo sino solo un informe preliminar, indica que teníamos 143.000 hectáreas de coca. Al realizar el cálculo, en Colombiacheck encontramos que la disminución en estos tres años es de 15 % y no de 20 %, como aseguró el Presidente.

Las cifras en las que sí acierta Duque son las disminuciones por año. En el 2019, con respecto de 2018, la disminución fue del 9 %.  Ese año la cifra fue de 154.000 hectáreas.  

En cuanto a la disminución de 2020, con respecto al año anterior a ese, el porcentaje efectivamente fue de 7 %, como lo indica en el mismo reporte del SIMCI.

Se reduce el área cultivada, pero mejora el rendimiento de la producción

Sin embargo, Duque omite en su intervención otra información relevante. El boletín de prensa del SIMCI de 2020, pues la UNODC publicará el reporte detallado en julio, explica que “la capacidad de obtención de cocaína por hectárea se ha incrementado en los últimos años a pesar de la reducción del área sembrada”.

Y el mejor rendimiento del cultivo por hectárea de coca, es un fenómeno que se observa además en los informes del 2018 y 2019, años que Duque reclama como muy positivos, pues solo tiene en cuenta la reducción neta en el número de hectáreas cultivadas, sin hacer mención al indicador del rendimiento en la producción.

Por ejemplo, en el 2018, cuando el área cultivada en el país se redujo en un 1,2 %, según el informe del Simci, el rendimiento de promedio de hoja de coca fresca fue del 5,7 toneladas métricas por hectárea, mientras que en el 2017 ese rendimiento se había calculado en 5,6 toneladas métricas por hectárea.

Esto indica, según dicho reporte, que a pesar de la disminución de la extensión de los cultivos el rendimiento por hectárea es mejor y la producción aumenta.

Así queda demostrado con la cifra que registra el rendimiento promedio del clorhidrato de cocaína que en 2018 fue de 6,5 kilogramos por hectárea cosechada, mientras que en el 2017 fue de 6,3 kilogramos por hectárea cosechada.

 

Fuente: Simci, informe del 2018.

 

Igual fenómeno se presenta en 2019 cuando, según el reporte del SIMCI, registra que “pese a la leve disminución en el área productiva (9 %), la producción potencial de hoja de coca fresca presentó un aumento del 1,6 %, pasó de 977.414 toneladas métricas (tm) en 2018 a 993.107 tm en 2019. Este incremento se generó por el aumento en la productividad de hoja de coca registrado en la actualización de los indicadores de productividad en la región del Pacífico” (ver gráfico).

 

 

De acuerdo con Daniel Rico, investigador en temas de economías criminales y experto en narcotráfico, “la disminución del área sembrada de cultivos ilícitos en Colombia, obedece a que se requiere menos área para producir más coca, porque se están trasladando los cultivos de hoja de coca del Pacífico hacia el Catatumbo”.

Y explica Rico que, “el Pacífico es una zona con mucha nubosidad y lluvias, por lo que no ofrece buenas condiciones para este cultivo que es más de sol y de tierras un poco más altas; la frontera con Venezuela en el Catatumbo tiene condiciones mejores y por eso los resultados por hectárea son mucho mayores. Todo esto es una trampa y un juego de estadísticas falsas”.

El experto añade que la “segunda razón de mayor productividad por hectárea obedece a que como se está haciendo erradicación manual en menos zonas, hay dos terceras partes de la producción de coca que no son afectadas por la erradicación manual ni por la aspersión, entonces la gente tiene los incentivos para obtener mejores insumos, precursores, sistemas de riego, mejores semillas, entonces eso explica lo que aparece en las estadísticas como disminución de áreas cultivadas”

En el último reporte preliminar de Monitoreo de Cultivos también se indica que “en 2020, el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura alcanzó 1.228 toneladas; la producción estimada de hoja de coca fue de 997.300 toneladas métricas y en relación con la productividad del cultivo, a nivel nacional, el rendimiento anual de hoja de coca por hectárea se determinó en 6.4 tm/ha/año”.

La producción de clorhidrato de cocaína también ha aumentado. En 2018 la cifra fue de 1.120 toneladas métricas, en 2019 de 1.137 y en 2020 de 1.228.

En Colombiacheck contáctamos a la oficina de Comunicaciones de la Presidencia de la República para entender cómo se habían hecho estos cálculos, sin embargo, no obtuvimos respuesta.

Así es que tras estas evidencias y el análisis hecho a las cifras del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), calificamos como cuestionable las afirmaciones de Duque pues encontramos que, aunque las hectáreas sembradas bajaron, el rendimiento por hectárea es mayor. Además, el porcentaje de disminución de hectáreas sembradas no fue del 20% sino 15%.