Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 13 Septiembre 2021

Esta foto no es de hechos atribuidos a Petro o al M19 sino de Ayotzinapa

Por Ana María Saavedra

La publicación de Facebook es similar a una desinformación que ya habíamos verificado acerca de las “cárceles del pueblo” y Gustavo Petro. En Colombiachek le explicamos  que mezcla datos falsos con una imagen de peritos forenses en México.

En una publicación de Facebook compartida a propósito del Día de los Derechos Humanos el 9 de septiembre de 2021, se ve una imagen del senador Gustavo Petro junto a otra de un equipo forense trabajando en lo que parece una fosa común. Las fotografías van acompañadas de un extenso texto que mezcla afirmaciones y opiniones y en los que se habla de los crímenes de la guerrilla del M-19 a la que perteneció el senador Petro, y que firmó la paz en marzo de 1990

“Hoy en el día Nacional de los derechos humanos todavía hay personas qué se hacen llamar humanistas dueños de la verdad de la dignidad y moral”, dice el mensaje. Según una herramienta a la que tenemos acceso en Colombiacheck por el programa 3PFC en alianza con Facebook, la publicación hasta ahora ha tenido 25.900 visualizaciones y ha sido compartido por 569 personas. 

La publicación, además, indica lo siguiente: “Algunos de los miembros del grupo terrorista M-19 se les sigue olvidando cuando a sus víctimas las enterraban vivas habrían un hueco en picada de tres metros de profundidad y los desbiaban (sic) otros dos metros quedando en forma de "L" y los cubrían con el follage de la misma selva😡 los mantenian así por días o meses, claro no sin antes defecar sobre la cabeza de ellos para así el señor de las bolsas demostrar su poderío y humillar a las víctimas, de ahi el famoso nombre del cacas y qué se enoja cuando se lo recuerdan al miserable esté” (sic).

Sin embargo, la imagen usada para acompañar los señalamientos contra Petro y el M19 no es de ningún acto atribuido a este grupo guerrillero.

En Colombiacheck ya se había verificado en 2020 una publicación similar.  En la nota Post comparte foto y descripción falsa de ‘cárceles del pueblo’ del M-19 explicamos que la publicación usaba datos falsos y que la imagen no era de ningún hecho en Colombia. 

Al realizar una búsqueda inversa de la foto en google encontramos que esta ha sido usada en noticias sobre la búsqueda de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinaba, México, en 2014.

En esta nota de El País de Costa Rica se indica en el pie de foto que se trata de “forenses argentinos en el cementerio de Cocula, Ayotzinapa. La imagen también aparece en un reportaje acerca del equipo forense argentino, publicado por la Universidad Nacional de San Martín (Argentina) con el pie de foto:  “El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) está compuesto por 65 especialistas y han sido convocados para trabajar en 50 países. En la foto, en México”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) envió al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para esclarecer la verdad de lo ocurrido con los estudiantes y para inspeccionar si había ocurrido una incineración de los restos en basurero de Cocula, en México. 


Los secuestros en el M-19

En nuestro anterior chequeo explicamos:

Según la tesis para maestría “La Guerra Revolucionaria del M-19 (1974-1989)” de Esmeralda Narváez, de la Facultad de Ciencias Humanas y Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia, el M-19 tenía entre sus tácticas de guerra el secuestro bajo dos modalidades.

“El secuestro extorsivo tenía como fin proveer la organización insurgente de recursos económicos que le garantizaran su supervivencia y sus formas de operar, de ahí que lograra financiar operativos, que en su momento, implicaban un alto costo … La segunda modalidad tuvo que ver con los secuestros con fines políticos, éstos pretendieron presionar a personalidades públicas y diplomáticas, pertenecientes al gobierno colombiano y en algunos casos, a gobiernos extranjeros”.

Para llevar a cabo los secuestros, se usaban lugares subterráneos llamados “cárceles del pueblo”. Lugares con alta seguridad en las que retenían a las víctimas, igualmente, bajo la vigilancia de guerrilleros. Narváez cita en su tesis el testimonio que dejó el propio Jaime Bateman, líder del M-19, en el artículo “¿Cómo es el M-19?” de 1980: 

“El M-19 reconoció la posesión de cuatro ‘cárceles del pueblo’, Bateman afirmaba que tuvieron dos en Bogotá, una en Cali y otra en el departamento del Caquetá (Bateman,1980). En 1979, se hallaron planes para construir cinco cárceles más (El Tiempo, 4-I1979). A estas cárceles subterráneas llevaban los secuestrados y los mantenían bajo fuertes medidas de seguridad, con una orden implacable, sí (sic) las fuerzas armadas descubrían el lugar, los secuestrados debían ser asesinados”. 

En el libro Militares y Guerrillas: La memoria histórica del conflicto armado en Colombia desde los archivos militares (1958-2016) de Juan Esteban Ugarriza y Nathalie Pabón Ayala, se detalla uno de estos lugares de secuestro en el testimonio de uno de los oficiales que participó en el rescate fallido que intentó el Ejército (en el que murieron el prisionero y los guerrilleros) de Nicolás Escobar Soto, gerente de la empresa petrolera Texas Petroleum Company, quien fue secuestrado el 29 de mayo de 1978 por el M-19 y permanecía custodiado por dos guerrilleros: 

“En la entrada de la cocina, junto a la papelera de un baño, se bajaba una baldosa. Ahí había una argolla pegada a una plataforma corrediza. Al bajar la argolla se corría una planta del piso que conducía a una plataforma. Por ahí se bajaba en un ascensor de compensación de fuerzas. No podía ser ni muy pesado, ni muy liviano, mínimo tres personas. Por este ascensor se bajaba a la ‘cárcel del pueblo’. Donde yo entré había una cama empotrada con su reja. A cinco metros de profundidad”. 

El comando superior del M-19, en diálogo con la Revista Cromos en abril de 1980 se refirió a las cárceles del pueblo, contestando al cuestionamiento sobre las condiciones del lugar en el que se tenía a Escobar Soto: 

“Usted la conoció después que la dinamitó el Ejército, contestan. Usted no pudo respirar porque todavía estaban concentrados los gases que utilizaron los militares, todavía olía a sangre. Esta cárcel, al sur de Bogotá, tenía buena luz, ventilación adecuada. El prisionero estaba bien tratado. Mire esta celda, analice las condiciones en que vivimos, recuerde las torturas a que fuimos sometidos. Compare, solo eso, compare esto con la cárcel donde la organización tuvo al gerente de la Texas Petroleum Company con las mazamorras y ‘las cuevas’ donde nos torturaron”. 

Así mismo, en la Biblioteca Digital de la Universidad Icesi, encontramos una imagen del Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca tomada en 1980 de una de las “cárceles del pueblo”, ubicada en Santiago de Cali. La imagen muestra en blanco y negro la infraestructura del lugar, que no tiene nada que ver con zona selvática o hueco cavado directamente en la tierra que se menciona en la publicación. 

Cárcel del pueblo en Cali

 

Es decir que las “cárceles del pueblo” sí existieron, sí eran subterráneas y sí fueron parte de una estrategia de guerra de la extinta guerrilla del M-19, pero estas estaban ubicadas en zonas urbanas y eran sótanos, en los que además del prisionero, también habían guerrilleros custodiándolos. Los prisioneros no eran “enterrados vivos”, como asegura el post de Facebook.

Así que el post compartido el 9 de septiembre a propósito del Día Nacional de los Derechos Humanos (que en realidad es el 10 de septiembre pero no nacional sino internacional) usa una desinformación que ya habíamos verificado acerca de las “cárceles del pueblo” y utiliza una imagen que no es de hechos atribuidos al M-19 ni a Petro. Se trata de la búsqueda de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, México. Por estas razones, lo calificamos de  falso.

 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 10 Diciembre 2020

Ranking que ubica a Colombia en el primer lugar de ‘países más corruptos’ es cuestionable

Por Ana María Saavedra

El origen de este escalafón (que ya habíamos verificado dos veces) es un sondeo de un portal estadounidense que no tiene una rigurosidad metodológica para concluir que Colombia ocupa el primer lugar en los países más corruptos del mundo. CM& publicó una rectificación.

Hoy se viralizó en Twitter un pantallazo de un ranking de “Países más corruptos” en el que Colombia ocupa el primer puesto. La foto, en la que solo se ve el crédito del noticiero CM& como fuente, ha sido compartida por personajes con muchos seguidores como Gustavo Petro, Martín de Francisco y Daniel Samper Ospina, entre otros.

Pero, como ya hemos dicho en otros chequeos, este ranking no viene de un estudio que busque determinar cuál es el país “más corrupto” del mundo, sino de una encuesta realizada por un medio estadounidense que preguntó por la percepción de corrupción de ciudadanos de varios países.

Petro publicó la imagen a las 4:07 a.m. con el mensaje: “Señoras y señores miembros del uribismo, de verdad se sienten orgullosos de haber construido el país más corrupto de la tierra? Colombia Humana promete combatir a fondo la corrupción de Colombia Vamos hacia la restauración moral de la República”.

Momentos después, otras personas en Twitter compartieron la imagen con mensajes como “Colombia alcanzó, por fin, el primer lugar”, “Lo peor fue que quedamos de segundos pero sobornamos al árbitro....” y “Gracias, presidente Duque, sin ustedes no hubiera sido posible. Gran trabajo en estos dos años y medio, felicitaciones”.

Otros, como Yan Basset, director del Grupo de Estudios de la Democracia de la Universidad del Rosario, se preguntaron por la fuente del gráfico.

Este listado, en el que efectivamente Colombia está en el primer lugar, fue publicado por CM& en la nota “¡Qué vergüenza! Colombia es el país más corrupto del mundo, según estudio”,  en enero pasado, y retomado nuevamente en la emisión de ayer, pero relacionándolo con la pandemia*.

Según la nota de enero, “un estudio de percepción realizado por U.S. News, un medio estadounidense, dejó a Colombia como el país más corrupto del planeta entre 73 naciones. Los resultados surgieron después de aplicar unas encuestas a 20.000 personas, quienes debían responder qué tan estrecha es la relación de cada país con el término «corrupto»”.

La mencionada nota de U.S. News ya había estado en el centro de dos chequeos de Colombiacheck. En abril pasado desmentimos a un blog que había asegurado equivocadamente que Colombia había obtenido el “primer lugar en corrupción en plena pandemia’ según la ONG Transparencia Internacional.

Y en agosto desmentimos a varios usuarios de redes sociales que, también equivocadamente, habían asegurado que “la Organización Transparencia Internacional publicó esta semana el ranking de países más corruptos en el mundo, donde destaca Colombia como el primero”.

En ambos casos, la verdadera fuente había sido U.S News (Transparencia aclaró que no había publicado el ranking tanto esas veces, como hoy, pues en la emisión de CMI de ayer lo atribuyen a ambas organizaciones).

En la publicación de U.S. News se indica que “Colombia es percibida como el país más corrupto del mundo, según la clasificación de los mejores países de 2020 de U.S. News, una caracterización de 73 países basada en una encuesta a más de 20.000 ciudadanos del mundo”.

En el artículo se explica que “los encuestados respondieron cuán estrechamente relacionaban a cada uno de los países con el término ‘corrupto’, cuyo significado exacto se dejó a su propia interpretación. El atributo se incluye en las clasificaciones de los mejores países en cuanto a transparencia, así como en los mejores países para invertir y para establecer la sede de una corporación”.

Según la metodología del ranking, la elaboración del listado se basa en cómo las percepciones globales definen a los países en términos de una serie de características cualitativas, impresiones que tienen el potencial de impulsar el comercio, los viajes y la inversión y afectar directamente a las economías nacionales. El informe cubre las percepciones de 73 naciones.

En la calificación general de ese listado de “mejores países”, Colombia ocupó el puesto 51.

Sin embargo, el ranking no tiene una ficha técnica ni una explicación detallada del listado de la percepción de corrupción por países.

Aparte de esto, César Caballero, gerente de Cifras y Conceptos, empresa encuestadora y de análisis de datos,  explicó que debe diferenciarse entre un sondeo en internet y una encuesta. “Evidentemente de lo que estamos hablando es de un sondeo, lo contesta quien quiere. Hay enormes sesgos en un sondeo, pues cada persona que desea participar puede hacerlo y hacerlo varias veces. No se tiene un control del universo. Por ejemplo, no se sabe cuánta gente votó por cada país”.

Caballero agregó que es engañoso asegurar que Colombia es el país más corrupto basados en ese sondeo.

También habló de trabajos que miden el índice de percepción de corrupción, IPC, como el realizado por Transparencia Internacional, que “utiliza una metodología que incluye un pool de encuestas, análisis de datos y entrevistas a expertos”.

Según Caballero, “el IPC puntúa y clasifica los países / territorios en función de qué tan corrupto son percibidos por los expertos y ejecutivos de empresas el sector público de un país. Es un índice compuesto, una combinación de 13 encuestas y evaluaciones de corrupción, recopiladas por una variedad de instituciones acreditadas. El IPC es el indicador de corrupción más utilizado en todo el mundo”, se explica en el portal de Transparencia Internacional, que tiene una filial en Colombia.

Los datos más actualizados del IPC son de 2019 (en nuestros chequeos anteriores contamos que el de 2020 será publicado el 23 de enero), en los que Colombia aparece en el puesto 96 de 198 países, con una puntuación de 35/100.  

mapa de transparencia sobre corrupcion

En el Barómetro de Transparencia de 2019 se da un panorama de qué piensan los ciudadanos acerca de la corrupción, pero en ninguna parte ubican a Colombia en un ranking en el que ocupe el primer lugar.

Así que, al analizar que se trata de un pantallazo, que no tiene ni el crédito, y que el origen de esta información es un sondeo de enero, que aunque sí existió no tiene una rigurosidad metodológica para concluir que Colombia ocupa el primer en los países más corruptos, en Colombiacheck calificamos lo trinos publicados como cuestionables. 

Actualización 10 de diciembre: El noticiero CM& publicó una rectificación de su nota, con el título Colombia no es el país más corrupto del mundo. "NotiCentro 1 CM& se permite rectificar que la noticia en la que se presentó a Colombia como el país con más corrupción del mundo, el periodista Jimmy Pepinosa incurrió en un grave error y presentó un ranking de percepción elaborado por la revista estadounidense U. S. News & World Report, como un informe avalado por la ONG Transparencia Internacional. Este índice de percepción sobre la corrupción en el mundo expuesto por la revista, basado en un sondeo informal, no tiene ninguna relación con los reportes oficiales de la organización Transparencia Internacional", indicó CM&.