Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 23 Octubre 2019

ETB sí invirtió en servicios móviles durante administraciones pasadas

Por José Felipe Sarmiento

En un debate, el candidato a la Alcaldía de Bogotá por varios partidos Miguel Uribe desconoció los recursos que la empresa capitalina ha usado para su actualización tecnológica.

Como justificación para su propuesta de buscar un “socio estratégico” para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), el candidato a la Alcaldía por cinco partidos y el grupo significativo de ciudadanos Avancemos, Miguel Uribe Turbay, dijo en el debate de Canal Capital que la compañía “nunca invirtió en servicios móviles, es decir en 4G y en otro tipo de servicios que garantizaran participar en la nueva tecnología digital”.

La afirmación del aspirante es falsa porque la firma, que es mayoritariamente del Distrito, sí ha puesto recursos para actualizar su tecnología y tiene participación en los mercados móviles de telefonía e internet.

Como lo contamos en otro chequeo, la ETB incursionó en la telefonía móvil de cuarta generación (4G) en octubre de 2014, durante la administración distrital de Gustavo Petro. Al año siguiente, el último de esa alcaldía, llegó a 300.000 usuarios, equivalentes a 0,5 por ciento de ese mercado a nivel nacional. De esta manera, ganó en líneas de celulares más de lo que perdió en números fijos en los cuatro años de la Bogotá Humana.

Esas cifras salieron de un pronunciamiento que publicó al respecto la Contraloría de Bogotá en 2016, que a su vez se basó en un boletín del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC). Según esos mismos documentos, la empresa pasó de 41.373 usuarios de internet móvil en 2012 a 171.371 en 2015, pese que en 2013 sufrió una caída y tuvo solo 23.272 clientes con este servicio. Su participación en ese mercado también creció de 1,29 a 2,36 por ciento en esos cuatro años.

El informe más reciente elaborado por el Gobierno sobre el sector corresponde al primer trimestre de 2019. Ahí se detalla que la compañía tiene 330.000 accesos de internet móvil y 440.000 líneas de telefonía móvil. En el portal de ETB incluso hay un mapa interactivo, actualizado hasta agosto, en el que es posible observar la cobertura de su señal 4G.

Otros negocios de nuevas tecnologías en los que la compañía bogotana incursionó durante la pasada administración fueron la televisión interactiva y la prestación del servicio en hogares con fibra óptica. Para lograr todo eso, invirtió más de 350 millones de dólares.

Una cosa diferente es que haya opiniones que consideran que la estrategia no fue suficientemente efectiva. El economista Wilson Sánchez, docente de la Universidad Central, reconoce que “ese tipo de inversiones agresivas son necesarias por la dinámica del sector de las telecomunicaciones” pero su balance es que “los resultados en número de usuarios e ingresos no fueron los esperados”. Hoy, ETB sigue siendo minoritaria en el mercado.

El profesor recuerda que la compañía “fue de las últimas que entró” a prestar algunos de esos servicios, pero considera que “ese no es el hecho determinante” en la evaluación de lo que considera una campaña “no tan exitosa”. Entre tanto, le reconoce a la actual administración la estabilización de las finanzas de la empresa. Pero le atribuye las fallas de la anterior a la estrategia de mercadeo, no a la falta de inversión que argumenta Uribe, lo que confirma la falsedad de su afirmación.

Colombiacheck le preguntó a la campaña a qué otro tipo de servicios podía referirse la frase del candidato, pero no hubo respuesta.

RedCheq

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 07 Noviembre 2019

Alcalde electo 'Julián Conrado' no tiene ocho órdenes de captura vigentes e investigaciones en la Fiscalía

Por Ana María Saavedra

El Nodo da información vieja acerca de Guillermo Enrique Torres, conocido como “Julián Conrado”, alcalde electo de Turbaco, Bolívar, y no aclara su situación legal actual.

En las elecciones del pasado 27 de octubre Guillermo Enrique Torres, conocido como “Julián Conrado” y “el cantante de las Farc”, fue elegido como alcalde del municipio de Turbaco, Bolívar. Tras su elección, el portal El Nodo publicó una nota en la que describe a Torres como "narcoterrorista del Estado Mayor de las Farc” y asegura que se han expedido ocho órdenes de captura en su contra en Colombia.

En el portal agrega que Julián Conrado tiene “investigaciones en su contra en la Fiscalía por terrorismo, desplazamiento forzado y reclutamiento de menores”. También dice que “se expediría una circular roja por parte de la Interpol y La DEA llegaría a ofrecer $2.5 millones de dólares por información sobre el terrorista ‘Conrado’, por los delitos de narcotráfico y conspiración”.

Esta información aparece en el perfil de Julián Conrado en Wikipedia, pero tanto la información de las órdenes de captura como de la recompensa ofrecida son datos viejos basados en publicaciones de los medios de comunicación de 2011, cuando Torres fue detenido en Venezuela

Aunque es verdad que había órdenes de captura y una circular en su contra, y una recompensa por su captura, tras el acuerdo de paz firmado en 2016, Torres (que fue uno de los negociadores de las Farc en La Habana) se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, y por lo tanto está cobijado por su jurisdicción, que prevalece sobre la justicia ordinaria.

Contactamos a la JEP para preguntar sobre el proceso contra Torres y nos informaron que en la Sala de Reconocimiento figura la siguiente información:

“Por medio del Auto No. 002 de 4 julio de 2018, la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas avocó el conocimiento del Caso No. 01. En diligencia posterior – el 13 de julio del 2018 –, esta misma Sala notificó el inicio del referido caso a los 31 exintegrantes de las FARC-EP que fueron llamados inicialmente a comparecer dentro del caso, dentro de los que se encontraba el señor Guillermo Torres Cueter, conocido en la extinta guerrilla con el alias de Julián Conrado. 

“Con posterioridad a este llamado, por medio del Auto No. 02 del 17 de enero de 2019, la Sala de Reconocimiento le ordenó al señor Guillermo Torres Cueter, comparecer en diligencia de versión de voluntaria el 29 de abril de 2019. La versión voluntaria se realizó en la ciudad de Valledupar en la fecha programada, y en dicha diligencia el compareciente proporcionó información relacionada con su ingreso y trayectoria en la guerrilla, su rol en la adopción de decisiones de retener civiles, así como de las instrucciones y órdenes concretas dadas en materia del cautiverio.

“En tal sentido, el señor Torres Cueter ha cumplido con su compromiso de comparecer a los llamados en los que la Sala lo ha requerido, y ha venido realizando aportes a la verdad, de acuerdo con los deberes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición”.

El abogado y exfiscal de Justicia y Paz Joaquín Arias explica que es posible que los crímenes que se le atribuyen sean ciertos, pero que “mientras [los desmovilizados de las Farc] cumplan con las condiciones y los compromisos de verdad, justicia y reparación que han asumido ante la JEP, en teoría no podrían hacerse efectivas capturas ni ningún otro requerimiento judicial, pues la JEP prevalece sobre las demás”.

Por otra parte, aunque El Nodo asegura en el texto de su nota que fue la DEA (Drug Enforcement Administration) la entidad que ofreció una millonaria recompensa por Torres, para probarlo incluyeron un pantallazo del portal del Departamento de Estado de Estados Unidos, otra entidad de ese país que sí ofreció el dinero.

El pantallazo sí corresponde a información publicada por el portal del Departamento de Estado, pero es una información publicada entre 2001 y 2009, y que está desactualizada. Al ingresar a la página y buscar la información el mismo portal lo advierte.

eeuu

Con todos elementos calificamos lo publicado por el portal El Nodo como cuestionable, pues aunque es cierto que se emitieron órdenes de captura y una circular roja en su contra, y que Estados Unidos ofreció una recompensa de 2,5 millones de dólares por su captura, todo esto es información vieja cuyo contexto cambia por completo tras la entrada de Torres a la JEP.