Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 26 Mayo 2021

Gremio que dirigió Juan Camilo Restrepo Gómez sí aportó 33 millones a comité del No en 2016

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

No encontramos, sin embargo, que el nuevo Alto Comisionado para la Paz haya hecho aportes a nombre propio.

El 24 de mayo de 2021 Juan Camilo Restrepo Gómez fue designado Alto Comisionado para la Paz luego de que Miguel Ceballos dejara el cargo para poder lanzarse como candidato a las elecciones presidenciales de 2022.

Mucho se dijo en redes sobre la llegada de Restrepo Gómez al cargo, entre esas cosas, que habría hecho donaciones a la campaña del No durante el plebiscito de 2016 en el que se refrendaron los Acuerdos de Paz entre el gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos y la ahora desmovilizada guerrilla de las Farc.

A través de nuestra cuenta de Twitter, fuimos consultados para verificar una de las afirmaciones hechas en esta red social:

Lo que encontramos es que la información es parcialmente cierta, pues la Asociación de Bananeros de Colombia, Augura, sí hizo un aporte por 33 millones de pesos a uno de los comités promotores del No cuando Restrepo Gómez era su presidente. Sin embargo, no encontramos que el ahora Comisionado de Paz haya hecho aportes a nombre propio a la campaña contra el Acuerdo de Paz. Por lo que calificamos la afirmación hecha en Twitter como “verdadera, pero” según la escala de calificaciones explicada en nuestra metodología.

En el portal de la Asociación de Agricultores de Colombia, SAC, en 2013, figura Juan Camilo Restrepo como el presidente de Augura. Cargo que dejó en 2019.

Verdad Abierta realizó una entrevista a Restrepo Gómez el 13 de octubre de 2016 (11 días después del plebiscito que ganó la campaña del No). En dicha entrevista, Juan Camilo Restrepo cuenta que “en lo que tiene que ver como gremio, que aportamos a la campaña del No, quedó debidamente aprobado en junta, en acta. Esto es público y está registrado en las cuentas que presentará el Comité ante el Consejo Nacional Electoral”.

Verdad Abierta preguntó cuánto fue el monto aprobado por la junta, a lo que Restrepo Gómez respondió: “33 millones, pero es lo que tiene que ver con Augura [Asociación de Bananeros de Colombia]”.  

Punto seguido Restrepo Gómez dijo que no sabía si los afiliados hicieron otros aportes a ese comité o a otro comité, “esa información no la tengo. Soy el vocero del gremio del cual hacen parte comercializadores y productores de la actividad bananera”, dijo el entonces director de Augura. Según el portal de Augura, la asociación “fue creada en 1963 para representar, promover y fortalecer la agroindustria bananera colombiana, agrupando a productores y comercializadoras bananeras de la región de Urabá y el departamento del Magdalena”. 

La entrevista realizada por Verdad Abierta hace parte del especial, del mismo medio, “Los cuestionamientos a bananeros detrás del NO” en donde ponen en contexto los intereses del gremio bananero por donar a las campañas contra el acuerdo de paz y citan la entrevista con Restrepo Gómez. Allí mismo cuentan que los 33 millones fueron al Comité La paz es de todos.

Colombiacheck publicó también en 2016 varias entregas sobre los hallazgos de la financiación del plebiscito y contó que el gerente de este Comité La paz es de todos, que recibió 689’304.944 pesos, fue Juan Carlos Vélez Uribe, el gerente de la campaña del No y quien dijo en entrevista con el diario La República que había ganado por dejar de explicar los Acuerdos, acudir a la indignación de la gente y buscar “que la gente saliera a votar berraca”.

Revisamos la información reportada en el portal Cuentas Claras por el Comité La paz es de todos y, efectivamente, encontramos, en el anexo 11.1, el aporte realizado por Augura por 33 millones de pesos.

No encontramos, sin embargo, que Restrepo Gómez haya hecho aportes a nombre propio a este comité. Tampoco encontramos que el nuevo comisionado de paz dijera que lo había hecho.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 28 Agosto 2016

“Los guerrilleros no podrán presionar votación del plebiscito con armas porque ya las habrán entregado”, Lizcano

Por Sania Salazar

A pesar de ser un fervoroso defensor del proceso de paz, Mauricio Lizcano, presidente del Congreso, se equivocó al afirmar que las Farc ya no tendrán las armas en su poder al momento de la votación del Plebiscito.

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, cuyo padre estuvo secuestrado por las Farc desde el año 2000 y hasta el 2008, cuando logró escaparse del cautiverio, escribió en su cuenta de Twitter el pasado miércoles 24 de agosto, mientras el Gobierno y las Farc anunciaban el fin de las negociaciones de paz, una aseveración que resultó falsa y que todavía no corrige.

 

 

Y es falsa su afirmación por dos poderosas razones: primero porque en las páginas 59 y 60 del Acuerdo Final quedó pactado que las Farc iniciarán el desplazamiento a las Zonas veredales transitorias de normalización “transportando el armamento individual con su dotación de munición cinco días después de la firma de dicho acuerdo, o día D”, pero hasta el momento de publicar esta nota esa fecha no ha sido fijada y el presidente Juan Manuel Santos ha dicho que será entre el 20 y 30 de septiembre próximo.

Y segundo porque Iván Márquez, negociador de las Farc, aseguró que la desmovilización y la entrega de armas quedaba supeditada a la aprobación del plebiscito.

Algunos medios de comunicación interpretaron y aseguraron que la Corte Constitucional había condicionado el plebiscito a que esta guerrilla ya no tuviera las armas en su poder. Esta confusión se generó por un apartado del fallo en el que se lee: “Esto supone, como es apenas natural, que el grupo armado ilegal (Farc) con quien se negoció el contenido del acuerdo deponga el uso de las armas y de la violencia como paso previo y obligatorio a la refrendación popular”.

Pero el fallo también advierte y es claro al señalar que: “La suscripción de dicho Acuerdo, que tiene por objeto la terminación del conflicto armado, supone el cese de las hostilidades y la renuncia integral y definitiva a la actividad armada, así como a la amenaza del uso de la fuerza, como presupuestos para la aceptación por parte de los miembros del grupo armado ilegal del orden constitucional democrático”, concluyó el alto tribunal.

Cese de hostilidades que quedó expresado, primero en el anuncio de las Farc de cese unilateral al fuego y a las hostilidades por tiempo indefinido y en el acuerdo del fin del conflicto firmado el pasado 23 de junio.

Ante la polémica suscitada por la doble interpretación, la presidenta de la Corte, María Victoria Calle, aclaró que lo que indica el fallo es que las Farc deben renunciar al uso de las armas durante el proceso electoral.

Colombiacheck llamó en varias oportunidades a Lizcano y le dejó un mensaje en WhatsApp solicitando una entrevista para ampliar la información sobre el origen de su trino, pero hasta el momento no hemos obtenido respuesta.