Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 17 Noviembre 2020

Holguín no preguntó por qué Ejército no puede matar y violar menores si las FARC lo hacían

Por José Felipe Sarmiento

La frase es una falsa atribución que le hace un meme a la senadora del Centro Democrático, con base en una interpretación que hizo un opositor político de sus palabras en un debate del Congreso.

Según un meme que circula por WhatsApp y que un lector le pidió verificar a Colombiacheck, la senadora Paola Holguín hizo la siguiente pregunta el 22 de octubre de 2020: “Si las FARC asesinaron y violaron a menores de edad, ¿por qué el Ejército Nacional no puede hacer lo mismo?”.

Meme que le atribuye frase falsa a Paola Holguín

La imagen viral la presenta como representante a la Cámara, lo que ya es un error en sí mismo. La congresista del partido Centro Democrático está en el Senado desde que fue electa por primera vez en 2014.

Además, la frase es falsa. Al buscarla en Google no solo no aparece sino que, en cambio, algunos de los primeros resultados son chequeos anteriores que desmienten la atribución en las secciones de verificación del portal La Silla Vacía y la agencia de noticias AFP, así como un artículo en el portal del Canal 1 que reproduce el segundo.

Con una búsqueda de la cita en Twitter se comprueba que el origen de la desinformación está en un trino del ingeniero Uldarico Ramírez Chilito, excandidato a la Asamblea de Boyacá por el partido MAIS. Sin embargo, el político no pone las supuestas declaraciones entre comillas sino las presenta como una “insinuación” que él interpretó a partir de la intervención de Holguín en el debate de control político al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, que se desarrolló en la fecha señalada.

A pesar de la aclaración, el mensaje fue utilizado para justificar la publicación del meme con la frase apócrifa. Por ejemplo, cuando lo compartió la cuenta anónima @Homer_Philosph, que se presenta como “antifacista”, otro usuario le preguntó si era cierto y el desconocido respondió con una mención a lo que escribió el exaspirante a diputado. Desde allí, la imagen fue retuiteada 183 veces, más 47 de otro trino.

Trino de Uldarico Chilito es usado para justificar el meme con la frase falsa

También apareció en algunas publicaciones de Facebook que han sido compartidas por lo menos 2.400 veces. Casi un millar fue desde un solo perfil y 731, desde la página ‘Prensa Estudiantil’, que ya borró la publicación.

En contraste, la aclaración publicada por la cuenta de prensa de la senadora en Twitter solo ha sido retuiteada 50 veces (incluida una por la cuenta personal de Holguín) y no está en su página oficial de Facebook. El mensaje dice que ella, contrario a la frase que le atribuyen, “ha insistido en la necesidad de perseguir y castigar a las estructuras criminales y terroristas, que cometiendo un delito de guerra abusan de nuestros menores de edad”.

La verdadera intervención de la congresista en el debate a Trujillo se puede ver completa en el video de la plenaria que fue transmitida en directo por YouTube. En los 22 minutos que habló, nunca dijo esa frase.

“Nosotros compartimos la preocupación por la necesaria protección de los niños y los adolescentes en Colombia. Por eso creemos que es tan importante perseguir y castigar a las estructuras criminales responsables del reclutamiento de menores. Porque aquí es muy fácil señalar al Estado, pero parece que se quisiera omitir que la principal responsabilidad la tienen las estructuras criminales que arrebatan los pequeños de los senos de sus hogares, secuestrados, y los llevan en reclutamiento forzoso a delinquir”, dijo Holguín ese día.

Enseguida, señaló a las antiguas FARC como la principal organización responsable de ese delito en el país, lo cual es cierto en las cifras del Centro Nacional de Memoria Histórica (1960-2016), la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (2002-2020) y los informes que tuvo en cuenta la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) al abrir el macrocaso al respecto, aunque los porcentajes difieren entre unos y otros. Las disidencias de esa guerrilla también lo hacen, como lo ha registrado la Defensoría del Pueblo.

Sobre los delitos sexuales, la senadora señaló que “no está bien que, en Colombia, los delitos sean más o menos graves dependiendo de quién los cometa”. Luego, acusó de nuevo al extinto grupo armado por las violaciones y otros abusos de este tipo que cometió contra personas reclutadas en su infancia o adolescencia, de acuerdo con información de la Fiscalía y la organización de víctimas Corporación Rosa Blanca. No hizo ninguna referencia a los casos en los que los responsables fueron la Fuerza Pública o los paramilitares.

En la noche, cuando se discutió si dar o no el debate de moción de censura citado también para ese día contra el mismo ministro Trujillo, Holguín hizo una nueva intervención de dos minutos en la que ni siquiera tocó el tema de los delitos contra menores de edad en el marco del conflicto armado. Así que tampoco dijo lo que aparece en el meme.

Por tanto, la frase es una cita falsa basada en una interpretación de un opositor político, no en lo que ella realmente dijo en la sesión plenaria del Senado de la fecha indicada en la imagen viral.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 27 Junio 2019

Los desmovilizados durante el Gobierno Uribe no son siete veces más que los del proceso con Farc

Por Sania Salazar

Aunque Margarita Restrepo dio cifras aproximadas del número de desmovilizados en el gobierno de Uribe, calculó mal su relación con las cifras del proceso con el ahora partido Farc. 

La representante a la Cámara por el Centro Democrático, Margarita Restrepo, aseguró en su cuenta de Twitter que en el Gobierno Uribe se desmovilizaron más de 50.000 combatientes y que eso es casi siete veces más de los que se desmovilizaron en el proceso de La Habana.

Colombiacheck califica la frase de la representante como cuestionable, pues aunque se aproxima a las cifras oficiales de desmovilizados en el periodo de gobierno de Uribe Vélez, se equivoca en decir que esa desmovilización fue siete veces mayor a la de las Farc. Además, desconoce que hay múltiples cifras de ambos procesos y que ambas desmovilizaciones han tenido críticas por presuntos “colados”.

El equipo de prensa de la Representante le envió a Colombiacheck los pantallazos del artículo de Verdad Abierta “La desmovilización: el proceso de paz (2003-2006)”, en el que basó Restrepo su trino.

El artículo dice: “desde agosto de 2002 y hasta enero de 2010 se han desmovilizado 52.403 personas, 31.671 procedentes de grupos paramilitares que dejaron las armas de manera colectiva, y 20.732 miembros de grupos guerrilleros y paramilitares que se desmovilizaron individualmente”. Pero en el artículo no especifican la fuente de esas cifras en particular.

Según la ARN, entre 2002 y 2010, durante la presidencia de Uribe Vélez, se desmovilizaron 17.348 guerrilleros (2.980 del ELN y 14.368 de Farc) y 35.822 paramilitares, para un total de 53.170 personas.  

Según esa misma Agencia, los desmovilizados producto del proceso de paz con la exguerrilla de las Farc son 13.190 personas.

En su trino Restrepo se aproxima a la cifra oficial de desmovilizados en el Gobierno de Uribe Vélez, pero se equivoca al decir que la cifra es siete veces más de la cantidad de personas que se desmovilizaron producto del acuerdo con Farc, porque en realidad es cuatro veces mayor. Pero hay que recordar que hay otras cifras de estas desmovilizaciones de ONG y centros de pensamiento que le hacen seguimiento al conflicto en Colombia y que ni el proceso de desmovilización de las Autodefensas ni el de Farc han estado exentos de dudas con respecto a los llamados “colados”, miembros de otros grupos armados o narcotraficantes que han querido obtener los beneficios que se otorgan en esos procesos de desarme.

Por ejemplo, la Fundación Ideas para la Paz, FIP, indica que entre agosto de 2002 y enero de 2010 se desmovilizaron 35.353 miembros de las Autodefensas (entre desmovilizaciones individuales y colectivas), según cifras del programa de atención humanitaria al desmovilizado de la Oficina del Alto Comisionado para la paz.

Y el libro Desmovilización y reintegración paramilitar. Panorama poscuerdos con las AUC, del Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, calcula que fueron 31.000 los desmovilizados oficialmente reconocidos de las AUC.

Sobre ese proceso de reinserción hay que recordar también que recibió críticas entre otras cosas porque, como lo recuerda la periodista María Teresa Ronderos en el libro Guerras recicladas, hubo denuncias de que personas que no hacían parte de esos grupos se hicieron pasar por combatientes.

Sobre la reinserción de las Farc la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, indica en su segundo informe Cómo va la paz que un poco más de 6.800 guerrilleros de las Farc se desarmaron colectivamente producto de la negociación con el gobierno. Hay que aclarar que en esta cifra solo están incluidos los exguerilleros que entregaron las armas, mientras que las cifras de la ARN citadas arriba también incluyen a colaboradores de la guerrilla no armados (conocidos como “milicianos”) que se acogieron al proceso de paz.

Este proceso tampoco ha estado exento de críticas, pues al principio se denunció que hubo personas que se quisieron colar en el proceso para que sus delitos fueran juzgados por la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.