Pasar al contenido principal
Jueves, 23 Junio 2016

La dejación de armas ‘despalomó’ a la senadora Valencia

Por Sania Salazar

Hace menos de un mes, Paloma Valencia, afirmaba que las Farc no dejarían las armas. Hoy esta guerrilla confirmó que lo hará y que ese proceso empezará una vez se firme el acuerdo final con el Gobierno.

Los opositores del proceso de paz entre el Gobierno y las Farc se quedaron sin uno de sus principales argumentos en contra: Que las Farc no iban entregar las armas. Este caballito de batalla se les terminó hoy cuando el Gobierno y la agrupación guerrillera firmaron el punto tres del acuerdo definitivo que trata sobre fin del conflicto y en el que se detalla cómo se desarmará el grupo insurgente.

Entre los principales opositores al proceso se destaca Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático, quien el pasado 30 de mayo utilizó la etiqueta #RealidadDelProcesoDePaz para trinar: “Las Farc no se han comprometido a dejar las armas”.

Colombiacheck indagó sobre la veracidad de esta afirmación y puso en contexto uno de los aspectos sobre los que más se especuló durante los tres años y siete meses que completan los diálogos de paz.

 

 

@Ama85094789 y @GolondrinaDream, las dos tuiteras que le contestaron a Valencia, no creyeron mucho en su afirmación y la criticaron abiertamente, incluso una de ellas le increpó: “viven inventando dramas y tragedias para asustar”.

 

 

 

 

Para saber en qué basaba la senadora su afirmación Colombiacheck la llamó y le dejó mensajes en su cuenta de Facebook y en WhatsApp el pasado 10 de junio en los que solicitamos una entrevista.

Valencia solo nos contestó hasta el 22 de junio y aseguró que prefería esperar las novedades que se había anunciado llegarían desde La Habana al día siguiente. Se le aclaró que la publicación se refería a un trino del 30 de mayo, pero la senadora no contestó más.

La senadora tenía razón, era mejor esperar a conocer el anuncio de hoy sobre el fin del conflicto, ya que después de escuchar a los voceros de la mesa, quienes explicaron que las Farc sí entregarán sus armas para que sean destruidas, su trino quedó totalmente desvirtuado.

Aunque la afirmación de la senadora del Centro Democrático era falsa desde el mismo 30 mayo que la emitió, pues como lo pudo comprobar Colombiacheck, las Farc se habían comprometido a dejar las armas desde el 19 de enero de 2016, cuando lo anunciaron en el comunicado conjunto número 65.

En este documento se hizo pública la decisión de crear un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, “que genere confianza y dé garantías para su cumplimiento, conformado por el Gobierno de Colombia, por las Farc y por un componente internacional, quien preside y coordina el mecanismo en todas sus instancias, dirime controversias, realiza recomendaciones y presenta informes, y que iniciará sus labores una vez se haya llegado a ese acuerdo. Respecto a la dejación de las armas el mismo componente internacional verificará en los términos y con las debidas garantías que se establecerán en los protocolos del acuerdo”.

¿Paloma mentirosita?

Pese a las dudas infundadas que manifestó la senadora Valencia por Twitter en mayo pasado, hoy los colombianos pudieron escuchar en la propia voz del comandante máximo de las Farc, Timoleón Jiménez alias Timochenko, que este grupo armado ilegal deja las armas.

“Se ha llegado al acuerdo sobre dejación de armas, que pone en evidencia la suma de invenciones con la que se pretende engañar a la gente de nuestro país, cuando se asevera que tras los acuerdos, las Farc pretendemos seguir armadas y haciendo política. El país podrá conocerlo a partir de hoy. Claro que las Farc haremos política, si esa es nuestra razón de ser, pero por medios legales y pacíficos con los mismos derechos y garantías de los demás partidos”, dijo Jiménez en su alocución y a renglón seguido recibió un sonoro aplauso.

Detrás del discurso del líder de las Farc, hay todo un mecanismo de verificación que incluye a la ONU como entidad receptora todas las armas de la agrupación guerrillera. Una vez se firme el acuerdo final de paz este mecanismo se activará y debe terminar a más tardar 180 días (seis meses) después.

Una cuestión de lenguaje

Hay que tener en cuenta que en la discusión sobre qué pasaría con las armas, la senadora Valencia pudo verse confundida por las diversas interpretaciones de los términos “dejación” y “entrega”.

Carlos Medina Gallego, del Centro de Pensamiento y Seguimiento del Proceso de Paz de la Universidad Nacional, nos explicó la diferencia: “La dejación de armas es antes que nada una declaración política que hacen las partes, esto es Gobierno y Farc, ante la comunidad nacional e internacional, de no volver a utilizar las armas en los conflictos políticos internos, contra las distintas fuerzas políticas, las instituciones o la población. Segundo, en el caso de las armas del Estado estas deben estar al servicio de la nación en los fines y propósitos que les fija la Constitución Nacional para la defensa de la soberanía, la nación y las instituciones democráticas”.

Dejación es la palabra que prefieren usar las Farc para referirse al hecho de despojarse del armamento y era el término del que se pegaban los detractores de la negociación para asegurar que este grupo las guardaría donde fuera fácil recuperarlas.

El experto, a quien consultamos diez días antes de la firma del punto tres del acuerdo general entre el Gobierno y las Farc, advirtió que “si lo que se establece es un armisticio, las Farc permanecerían con las armas en silencio y lo que garantizaría esto es su declaración pública de dejación. Si no es este el caso, tampoco es el de que las Farc vayan a entregar las armas al Estado, pues esto sería considerado como un acto de derrota, lo que no está en los imaginarios de esta organización. Así que no habrá entrega de armas al Estado a la manera de procesos anteriores”.

Con lo anterior queda claro que la imagen de guerrilleros poniendo fusiles en manos de representantes del Gobierno no se va a producir porque para ese grupo equivaldría a quedar como los perdedores. Para finalizar este paso crucial para la paz, se definió que las armas se recogerán en contenedores que vigilará la ONU y que, tras su destrucción, servirán de materia prima para hacer tres monumentos que serán acordados entre Gobierno y Farc.

Viernes, 09 Junio 2017

¿Es verdad que las Farc aún tienen en su poder a 300 secuestrados?

Por Paula Vásquez

El senador del Centro Democrático, Iván Duque, asegura que hay más de 300 secuestrados de los que las Farc no han dado información, pero no encontramos una fuente que verificara esa cifra.

“De los más de 300 secuestrados de los cuales se desconoce su paradero, no han dado información relevante sobre ello”. La frase es del senador Iván Duque, del Centro Democrático, y se refiere a información que no ha entregado las Farc sobre personas en cautiverio.

Duque dio sus declaraciones a RCN Radio el pasado 30 de mayo. Calificó la situación como un incumplimiento de las Farc e indicó que es una de sus preocupaciones. El senador se refirió al asunto cuando lo consultaron sobre el balance de los primeros 180 días de implementación del Acuerdo Final.

En la entrevista Duque asegura que son varias fundaciones las que señalan que las Farc no han entregado información sobre el número de secuestrados.

Colombiacheck se comunicó con la oficina de prensa de Iván Duque para indagar en qué fuente basó su declaración. Prometieron una pronta respuesta, pero hasta la fecha de esta publicación no la hemos recibido.

“Yo no conozco ninguna evidencia de que haya 300 secuestrados, me parece francamente irresponsable decir eso. Una cosa muy distinta es la obligación que tienen las Farc de contribuir muy activamente a encontrar los restos de las personas que fueron secuestradas y que nunca volvieron a sus familias”, aseguró minutos después en la misma emisora el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

Después de consultar varias fuentes Colombiacheck califica la afirmación de Duque como engañosa, pues no encontramos evidencia de que las Farc tengan aún en su poder a 300 secuestrados, pues la Fundación País Libre, que se encargó de hacerle seguimiento a los secuestros en el país, tiene una cifra inferior. No hay consenso sobre la cifra de personas que se llevó las Farc y de las cuales se desconoce su suerte.

Colombiacheck consultó a María Consuelo Jáuregui, la última directora de la Fundación País Libre, entidad que cerró en marzo pasado pero que durante 25 años acompañó a las familias de los secuestrados brindándoles asesoría y acompañamiento.

“El año pasado la Fundación País Libre revisó todas las bases de datos de secuestrados que no habían sido liberados, utilizamos el histórico de bases de datos que teníamos y también contamos con las bases de datos de diferentes organizaciones. “Son 182 casos atribuidos a las Farc la cifra de secuestrados que nunca retornaron con su familia y cuya situación se desconoce, los cuales nosotros llamamos desaparecidos”, aseguró Jáuregui.

Según ella, existen diferentes organizaciones que hablan de 300 o 400 secuestrados, pero aclara que muchas de esas bases de datos contenían mezclados distintos delitos (como desapariciones forzadas con secuestros) y tampoco era muy claro que las Farc fueran los responsables.

“En los casos de los que hablo hay certeza de que son las Farc porque fueron en las zonas donde ellos tenían dominio, porque las Farc pidió plata (por su liberación) o hubo testigos de que los captores eran miembros de esa guerrilla”, explicó Jáuregui.

Colombiacheck pidió el acceso a esa base de datos, pero Jáuregui no accedió aduciendo la seguridad de las familias de los secuestrados.

Otra asociación que dice tener cifras de secuestrados por las Farc es la Federación Colombiana Víctimas de las Farc, (Fevcol), dirigida por el periodista Herbin Hoyos.

“Cuando inició el proceso de paz nosotros le entregamos una lista de 465 secuestrados en poder de las Farc al Gobierno Nacional”, aseguró Hoyos, quien además dijo que supieron que la lista llegó a manos de las Farc, pero que nunca les respondieron.

Colombiacheck le pidió la lista al periodista, quien aseguró que por seguridad no la podía compartir.

¿Qué dice el Acuerdo Final?

El Gobierno Nacional y las Farc acordaron crear la Unidad para la Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (Ubpd), con el objetivo de establecer lo ocurrido a las víctimas calificadas como desaparecidas por consecuencia del conflicto armado. La Ubpd hará parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (Sivjrnr).

Según el Acuerdo Final, “la Ubpd dirigirá, coordinará y contribuirá a la implementación de las acciones humanitarias en el marco del Sivjrnr encaminadas a la búsqueda y localización de personas dadas por desaparecidas que se encuentren con vida, y en los casos de fallecimiento, cuando sea posible, la identificación y entrega digna de los restos de las personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado”.

Aunque en el Acuerdo no encontramos fechas exactas para el comienzo de esta Unidad, ya se tramitó un decreto de ley como primera medida para su funcionamiento, según dijo el Alto Comisionado a RCN Radio,
“Ya se creó por vía de un decreto ley la Ubpd. Ahí las Farc tienen una responsabilidad muy grande de ayudar a encontrar esos restos. Yo creo que ya con la finalización del desarme, del paso a la normalidad, todas esas tareas van a ser mucho más fáciles de desarrollar y lo que queremos justamente es trabajar muy de la mano con las organizaciones de víctimas y desaparecidos”

Según el Acuerdo, la Ubpd recolectará información acerca de los secuestrados entre el Gobierno, las Farc y organizaciones como País Libre, Fevcol y el Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado (Movice), entre otras organizaciones de víctimas, con el fin de realizar una búsqueda ágil.

Como asegura la periodista y víctima de secuestro, Salud Hernández, quien además hizo parte de la junta directiva de País Libre, “mientras no se den por muertos están vivos, son secuestrados. Uno no puede de manera arbitraria decir “este se murió”, siguen siendo secuestrados y sus familias los esperan”.

Jáuregui sigue en contacto con algunas familias de desaparecidos, quienes asumen, por información de otros secuestrados liberados o por testimonios de desmovilizados, que algunas de las personas murieron en cautiverio, por enfermedad, en medio de combates o fueron asesinados por las Farc.

“Lo que ellos quieren es conocer la verdad y en otros casos ubicar los restos de su familiar para confirmar esa situación, mucha de la información fue escuchada por algún cautivo que estuvo con ellos o la proporcionaron desmovilizados, pero no hay una certeza. Las familias siguen a la espera de respuestas para poder cerrar el duelo interminable”, aseguró.

Según el informe Basta Ya, del Centro Memoria Histórica, entre 1970 y 2010 se registraron en Colombia 27.023 secuestros asociados con el conflicto armado. Además, el informe agrega que “de los 27.023 secuestros reportados en esas tres décadas, las guerrillas son autoras de 24.482, lo que equivale al 90,6%.

Las familias de estas personas esperan saber qué pasó con ellos y que no se secuestre más. Tanto el Gobierno como las Farc se comprometieron a buscar la verdad sobre el paradero de los desaparecidos y terminar con la pesadilla de tantos colombianos.

Aclaración y cambio de calificación (junio 23)

Jorge Quintero, jefe de prensa del senador Iván Duque, se comunicó con Colombiacheck para solicitar la revisión de esta nota porque considera que la calificación debería ser aproximada y no engañosa, como la calificamos en principio.

En consonancia con nuestra política de correcciones oportunas y transparentes sobre la información inexacta en la que podamos incurrir durante nuestro ejercicio periodístico, revisamos la nota y encontramos que en la frase chequeada faltó incluir la fuente en la que se basó el senador, que él menciona en la entrevista con RCN.

La frase completa es: “La información que fue solicitada, casi que suplicada, por la Asociación de víctimas de las Farc, de los más de 300 secuestrados de los cuales se desconoce su paradero, no han dado información relevante sobre ello”.

Entre las razones que expone Quintero para solicitar el cambio de la calificación del chequeo está el argumento de que el senador no tuvo la intención de mentir y se menciona que, en plenaria del Senado, donde Duque habló del mismo tema, “aclara que hay diferentes listados (de víctimas) y que unos no coinciden con otros entre otras cosas porque es posible que haya duplicidad”, asegura el jefe de prensa en el correo enviado a nuestro medio.

En un primer momento en Colombiacheck consideramos que la omisión de esta información por parte del senador Duque en su pronunciamiento en radio constituía un intento por engañar a la opinión pública, especialmente porque su omisión fue a través de RCN Radio, un medio con alcance nacional que llega a millones de ciudadanos, según el Estudio Continuo de Audiencia Radial, Ecar 2017.

Luego de la solicitud y al revisar nuestro texto original, creemos que la omisión del senador Duque, al no aclarar en RCN Radio que no hay cifras unificadas sobre los secuestrados por las Farc de los que se desconoce su paradero, puede ser calificada como ligera, más que aproximada como pide el jefe de prensa del senador, ya que al verificar los datos de su afirmación estos se alejan de la realidad por haber sido dichos con prisa y sin fundamento.

En criterio de esta casa periodística el senador Duque debió aclarar que se estaba basando solo en una de las fuentes que tiene cifras al respecto y que estos datos son disímiles, como aseguran que lo explicó en el Senado.

Colombiacheck agradece al equipo de prensa del senador habernos hecho caer en la cuenta de la inexactitud en la frase original chequeada. Estamos convencidos de que la posibilidad de tener estas discusiones respetuosas, va en total consonancia con nuestro objetivo de elevar la calidad del discurso y de la discusión pública.