Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 26 Junio 2020

Las cifras oficiales no muestran un aumento de la inseguridad en Bogotá

Por Sania Salazar

Aunque en los últimos días se han presentado robos que preocupan por su modus operandi y por el impacto mediático que han generado, hasta ahora las cifras solo muestran aumento en robo de bicicletas

El portal Oiga Noticias publicó una nota titulada “Aumenta inseguridad en Bogotá” basada en un trino de la cuenta @bogotamuyfirme en el que se afirma que en la ciudad “El hurto a bicicletas aumentó en un 8% al pasar de 3.351 en el mismo periodo de 2019 a 3.622 en 2020”.

Los datos coinciden con los entregados por la  Secretaría de seguridad, convivencia y justicia de la capital, y corresponden a la comparación del periodo enero-mayo de 2019 y de 2020. Sin embargo Colombiacheck califica la información como cuestionable, pues el titular de la nota no está respaldado por datos y, precisamente, se desconoce el contexto del comportamiento de los demás delitos de impacto en la ciudad que muestran lo contrario a lo que asegura el titular. Un experto en seguridad recomienda evaluar los datos de un periodo más amplio para tener un panorama más claro.

Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá, reconoció el aumento de hurto de bicicletas, pero aseguró que el homicidio, las lesiones personales y los hurtos (a automotores, a motocicletas, a personas, a comercio, residencias y  celulares) disminuyeron en el mismo periodo (enero-mayo) en comparación con el 2019. El funcionario también explicó que el aumento de robo de bicicletas está relacionado con el incremento del uso de este medio de transporte debido a la pandemia.

Aunque posteriormente al trino y a la nota de Oiga Noticias se han presentado casos como el asalto a un edificio en el norte de la ciudad y el de una joyería en un centro comercial al que ingresaron hombres armados, las cifras oficiales no muestran hasta ahora un aumento generalizado del hurto en la ciudad, sino lo contrario.

Pero Oiga Noticias no es el único medio que ha asegurado que la inseguridad ha aumentado en la capital a pesar de que las cifras no demuestran eso por ahora, como Semana y City TV que titulan sus notas resaltando el supuesto incremento. Johan Avendaño, experto políticas públicas y seguridad ciudadana, indicó que ha pasado muy poco tiempo para evaluar la situación, “vale la pena esperar el cierre del segundo trimestre del año para hacer el comparativo bimensual (enero-febrero, marzo-abril, mayo-junio) y tener un escenario más preciso para no caer en esas ideas de inseguridad plena.

Avendaño resaltó la importancia de ser cautos, pues los comportamientos semanales no pueden mostrar tendencias. “Insisto en que hay que separar el crimen organizado del barrial, que sí, puede tener estructuras de pequeñas bandas, parches, pero nunca va a ser comparado con los robos que acabamos de ver en los centros comerciales. Hay que bajarle un poco al alarmismo, pero no bajar la guardia”, recomendó.

Advirtió por último sobre el peligro de la teoría de que por supervivencia algunas personas van a optar por la delincuencia. “Es una afirmación muy ligera porque es decir que los pobres van a robar y eso es peligroso, no se puede ser tan irresponsable con ese tipo de afirmaciones”.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 09 Noviembre 2018

A Rodrigo Lara le faltó precisión en queja por compra de buses para Transmilenio

Por Sania Salazar

Es verdad que el tipo de buses que compró Bogotá ya no se pueden comprar en Europa, pero no se compraron tantos como dijo Lara.

Rodrigo Lara, senador del partido Cambio Radical, publicó en su cuenta de Twitter su inconformidad por el resultado de la licitación para la compra de los buses de Transmilenio que reemplazarán a los más viejos que tiene el sistema.

 

 

Colombiacheck revisó dos datos chequeables del trino: si el 60% de la flota nueva es Euro V; y si esos buses ya salieron del mercado en Europa.

Le consultamos a Lara y a su equipo de prensa sobre las fuentes en las que se basa la información que publicó, pero hasta el momento de publicar esta nota no habían respondido.

Tras revisar la información, encontramos que la información es aproximada.

Según el comunicado de Transmilenio, de los 1.383 buses nuevos que se van a comprar, 672 (y no 682, como dice Lara en el trino) serán Euro V diésel, lo que corresponde al 48,5% de la flota (no al 60%). Es posible que Lara haya sacado ese 60% de hacer el cálculo con base en los 1.133 buses cuya compra se definió en la licitación, pero falta por adjudicar la compra de 250 buses que hacen parte del lote de Las Américas, de los cuales se desconoce el tipo de tecnología, pues la licitación se declaró desierta.

Cuando se habla de Euro V se hace referencia a una de las escalas de una normativa ambiental que busca reducir las emisiones contaminantes de los vehículos a diésel. El Euro V es uno de los menos contminantes de diésel, pero hay una normativa mayor, la Euro VI, que contamina menos.

Por otra parte, es cierto que en los países de la Unión Europea ya no está permitido comprar buses Euro V, pero algunos de estos buses todavía circulan en sus calles.

Darío Hidalgo, experto en movilidad y exsubgerente de Transmilenio, le explicó a Colombiacheck que, desde 2014, en Europa solo está permitido comprar Euro VI.

En efecto, la Regulación 595 de 2009 de la Unión Europea especifica la regulación Euro VI y prohibe, después del 31 de diciembre de 2013, "el registro, la venta y la entrada en servicio de esos vehículos" que no cumplan con dichas especificaciones.

Hidalgo también nos dijo que los Euro V saldrán de circulación cuando cumplan su vida útil (entre 10 y 12 años, es decir, que los últimos estarán rodando en 2026).

Con Hidalgo coincidió el profesor Jesús Casanova Kuindelán, catedrático en máquinas y motores térmicos de la Universidad Politécnica de Madrid, quien le dijo a RCN Radio que, efectivamente, hay buses Euro V rodando por Europa, pero que ya no es posible incorporar nuevos a la flota porque las autoridades no permitirían matricularlos para que puedan circular. Además, Casanova Kuindelán admitió que empezar a incorporar buses Euro V es ir rezagados.

Por otra parte, la misma Regulación citada más arriba acota (en su Artículo 8) que se podrán expedir certificados de normativas de emisiones anteriores a la de Euro VI a “vehículos y motores para la exportación a otros países, siempre y cuando esos certificados digan claramente que los vehículos y motores en cuestión no podrán ser enviados al mercado de la Comunidad". Es por esto que Volvo y Scania (ambas compañías de Suecia, uno de los países de la Unión Europea) le pueden vender los buses Euro V a Bogotá.