Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Viernes, 04 Octubre 2019

“A las víctimas las repara el Estado”: Timochenko

Por Sania Salazar

El presidente del Partido Farc aseguró que la reparación económica de las víctimas la hace el Estado, en parte, con dineros aportados por las organizaciones al margen de la ley y habló de los bienes que Farc ha entregado.

Durante la semana por la paz celebrada por la Gobernación de Santander, Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”, presidente del Partido Farc, participó en el conversatorio “De la guerra a la paz: la apuesta del Partido Farc”. El exguerrillero aseguró allí que “en ningún acuerdo en el mundo, un movimiento insurgente es el que repara a las víctimas; las víctimas las repara el Estado”.

En el equipo de prensa de Londoño le aseguraron a Colombiacheck que él se refería a que en ningún acuerdo de paz en el mundo es directamente la insurgencia la que repara, porque eso se hace a través del Estado, en parte, con recursos de los grupos armados. Además, recordaron que Timochenko se refirió a los bienes que ya han entregado al Estado, precisamente para la reparación de las víctimas.

Después de consultar varias fuentes, Colombiacheck califica la afirmación de Londoño como verdadera.

Según la página del Ministerio de Justicia de Colombia, “todas las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho humanitario tienen derecho a recibir una reparación adecuada, efectiva y pronta por el menoscabo que han sufrido en sus derechos. Este derecho de las víctimas trae consigo el deber del Estado de reconocer y responder ante estas violaciones a los derechos humanos en los casos en los que la acción o inacción oficial implique su responsabilidad”.

Sergio Ruano, investigador de Dejusticia, le explicó a Colombiacheck que en los procesos de justicia transicional usualmente el Estado es el encargado de administrar fondos especiales de reparación de víctimas, que funcionan como fiducias. “En el caso de procesos transicionales en otros países con los bienes que se entregan, por ejemplo, de negocios ilegales en el actuar armado, se crea un fondo especial con el que se pagan los procesos de reparación”, precisó Ruano, quien además indicó que el Estado pone el dinero que pueda quedar faltando para lograr una reparación integral.

Jason Michel Quinn, del Instituto Kroc para estudios internacionales de paz, aseguró que no conoce ningún caso en el que excombatientes desmovilizados individuales restituyan a las víctimas de la guerra. “En todos los casos, el Gobierno, con el apoyo de la comunidad internacional, se encarga de diseñar e implementar un proceso mediante el cual las víctimas de la guerra reciben algún beneficio, generalmente se crea un fondo especial, pero estos programas generalmente se consideran fracasos”, indicó el profesor.

Según Quinn, aproximadamente uno de cada cuatro acuerdos de paz tienen disposiciones explícitas para reparaciones, restitución o compensación a las víctimas de la guerra, como en el acuerdo colombiano. Lo que quiere decir que el 25 por ciento de los casos requieren un programa de reparaciones, pero estos no están implementados.

“Nunca ha existido un programa exitoso a largo plazo para compensar a las víctimas de violaciones de derechos humanos durante un conflicto armado”, concluyó el profesor.

El documento “Las reparaciones en la teoría y en la práctica”, del Centro Internacional para la Justicia Transicional, ICTJ, explica que las reparaciones son esenciales para cualquier iniciativa de justicia transicional porque, de las dimensiones de esta justicia, son las reparaciones las que más directa y explícitamente se centran en la situación de las víctimas, porque buscan ofrecer algún resarcimiento por los derechos violados, los daños sufridos y los perjuicios soportados. 

“En general, los Estados son responsables de garantizar los derechos humanos de todos los ciudadanos dentro de sus fronteras, así como de garantizar que la justicia sea impartida en igualdad de condiciones cuando ocurren violaciones. La responsabilidad de las reparaciones no es una excepción. Esto resulta particularmente claro cuando son los agentes del Estado quienes han estado directamente implicados en la comisión de los crímenes. La responsabilidad del Estado se extiende también a las acciones de las milicias que ha armado y capacitado. En Colombia, por ejemplo, el Estado ha sido hallado responsable repetidamente por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de las reparaciones en casos de violaciones de derechos humanos cometidas por grupos paramilitares de derecha que el Estado ha creado y promovido”, indica el documento.

El análisis asegura además, que el Estado debería ofrecer reparaciones a las víctimas de grupos rebeldes, así como a las víctimas de grupos que no estaban bajo el control del gobierno ni contaban con su aprobación. “Este deber puede justificarse sobre una base legal – por no haber garantizado los derechos correspondientes, como se lo reconoce en el sistema interamericano de derechos humanos – o por una cuestión de justicia básica para con las víctimas, quienes deben ser tratadas de manera equitativa, con independencia de quiénes sean los autores de los crímenes, pues esto no está bajo su control”, precisa.

Según el documento, el Estado puede ofrecer reparaciones, no por ser responsable de los daños ocasionados, sino por su obligación de propender por el bien común y de ayudar  a la reinserción de las víctimas – sin hacer distinciones respecto a quiénes cometieron los crímenes.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 12 Septiembre 2019

Candidato a Gobernación de Caldas da cifra errada de víctimas en el departamento

Por Sania Salazar

En un trino Luis Carlos Velásquez exagera la cifra de víctimas que hay en Caldas, acierta en que la mayoría no ha recibido reparación económica, pero no se tienen las cifras de otras maneras de reparación y promete ampliar la Ley de víctimas, algo que no puede cumplir porque no está dentro de sus funciones.

El candidato a la Gobernación de Caldas Luis Carlos Velásquez Cardona aseguró en su cuenta de Twitter que “en Caldas hay cerca de 120 mil víctimas del conflicto armado, en su gran mayoría sin reparación”. Pero además se comprometió a que “se amplíe la ley de víctimas para responder a quienes sufrieron los horrores de la guerra”.

Calificamos la información como Cuestionable porque tiene inconsistencias: Velásquez Cardona se equivoca en el cálculo del número de víctimas en Caldas y aunque el porcentaje de indemnizados es del 15 por ciento, no hay cifras de las otras formas de reparación, por lo que no hay cómo corroborar si la mayoría de víctimas ha tenido reparación o no. 

El equipo de prensa del candidato, que está avalado por las firmas del Grupo Significativo de Ciudadanos Unidos por Caldas, aclaró que a lo que se compromete el candidato, de ser elegido, es a pedirle al gobierno nacional que amplíe la Ley de Víctimas y a hacer gestión desde la Federación Nacional de Departamentos para que esto se logre.

También nos dijeron que tomaron las cifras que dieron de la Secretaría de Gobierno de Caldas y que el cálculo de 120.000 es la suma de las personas que sufrieron la victimización en el departamento y las que han llegado de otras partes del país a Caldas para denunciar los hechos de los que fueron víctimas y pedir que los incluyan en el Registro Único de Víctimas. Precisaron, además, que los reportes de la cartera de Gobierno indican que solo se ha reparado a 5.000 personas.

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahíta, nos aseguró que en el departamento hay actualmente más de 120.000 víctimas y que solo el 11 por ciento ha recibido indemnización, datos que según él, salen del “registro nacional de la Unidad de Víctimas”.

Pero, al revisar el Registro Único de Víctimas, actualizado al 1 de agosto de 2019, había 91.608 víctimas que permanecen en el departamento y que de esas son sujeto de reparación 78.324, (hay víctimas que por distintas circunstancias no pueden acceder efectivamente a las medidas de atención y reparación: fallecidos y sin documento de identidad, por ejemplo).

Información Registro Único de Víctimas

En la Unidad de Víctimas en Caldas nos explicaron que esas 91.608 víctimas suman las que sufrieron los hechos en Caldas y las que llegaron de otros departamentos, y que han indemnizado a 12.133 personas, el 15,4 por ciento de las víctimas sujeto de reparación (78.324). También aclararon que no tienen las cifras de otras modalidades de atención como la reparación simbólica y la atención psicosocial, entre otras.

¿Y la ampliación de la Ley de víctimas?

Rodrigo Giraldo, profesor de derecho de la Universidad de Manizales, nos explicó que el gobernador es el máximo representante del nivel ejecutivo a nivel departamental y en ese sentido tiene potestad de adelantar políticas públicas, pero la ampliación o reforma de leyes solo está en manos del Congreso, que es el órgano legislativo, aunque el presidente de la República también lo puede hacer, pero mediante decreto. Por lo tanto un gobernador no puede prometer que ampliará Ley de Víctimas, pues no está dentro de sus funciones.

“Lo que el gobernador sí puede hacer es manejar un tratamiento propio a nivel departamental donde incorpore política pública para la atención a víctimas, que es una cosa muy distinta”, precisó Giraldo, quien indicó que el gobernador puede hacer gestiones con congresistas para que promuevan la iniciativa, pero no tiene dentro de sus atribuciones ampliar una ley.

Hay que recordar que Clara Rojas, exrepresentante a la Cámara, presentó en dos ocasiones proyectos de ley para ampliar la Ley de Víctimas, iniciativas que no terminaron su trámite en el Congreso y que ahora hay una demanda de organizaciones de víctimas ante la Corte Constitucional para que se amplíe el plazo de esa ley.

 

RedCheq