Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Viernes, 04 Octubre 2019

“A las víctimas las repara el Estado”: Timochenko

Por Sania Salazar

El presidente del Partido Farc aseguró que la reparación económica de las víctimas la hace el Estado, en parte, con dineros aportados por las organizaciones al margen de la ley y habló de los bienes que Farc ha entregado.

Durante la semana por la paz celebrada por la Gobernación de Santander, Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”, presidente del Partido Farc, participó en el conversatorio “De la guerra a la paz: la apuesta del Partido Farc”. El exguerrillero aseguró allí que “en ningún acuerdo en el mundo, un movimiento insurgente es el que repara a las víctimas; las víctimas las repara el Estado”.

En el equipo de prensa de Londoño le aseguraron a Colombiacheck que él se refería a que en ningún acuerdo de paz en el mundo es directamente la insurgencia la que repara, porque eso se hace a través del Estado, en parte, con recursos de los grupos armados. Además, recordaron que Timochenko se refirió a los bienes que ya han entregado al Estado, precisamente para la reparación de las víctimas.

Después de consultar varias fuentes, Colombiacheck califica la afirmación de Londoño como verdadera.

Según la página del Ministerio de Justicia de Colombia, “todas las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho humanitario tienen derecho a recibir una reparación adecuada, efectiva y pronta por el menoscabo que han sufrido en sus derechos. Este derecho de las víctimas trae consigo el deber del Estado de reconocer y responder ante estas violaciones a los derechos humanos en los casos en los que la acción o inacción oficial implique su responsabilidad”.

Sergio Ruano, investigador de Dejusticia, le explicó a Colombiacheck que en los procesos de justicia transicional usualmente el Estado es el encargado de administrar fondos especiales de reparación de víctimas, que funcionan como fiducias. “En el caso de procesos transicionales en otros países con los bienes que se entregan, por ejemplo, de negocios ilegales en el actuar armado, se crea un fondo especial con el que se pagan los procesos de reparación”, precisó Ruano, quien además indicó que el Estado pone el dinero que pueda quedar faltando para lograr una reparación integral.

Jason Michel Quinn, del Instituto Kroc para estudios internacionales de paz, aseguró que no conoce ningún caso en el que excombatientes desmovilizados individuales restituyan a las víctimas de la guerra. “En todos los casos, el Gobierno, con el apoyo de la comunidad internacional, se encarga de diseñar e implementar un proceso mediante el cual las víctimas de la guerra reciben algún beneficio, generalmente se crea un fondo especial, pero estos programas generalmente se consideran fracasos”, indicó el profesor.

Según Quinn, aproximadamente uno de cada cuatro acuerdos de paz tienen disposiciones explícitas para reparaciones, restitución o compensación a las víctimas de la guerra, como en el acuerdo colombiano. Lo que quiere decir que el 25 por ciento de los casos requieren un programa de reparaciones, pero estos no están implementados.

“Nunca ha existido un programa exitoso a largo plazo para compensar a las víctimas de violaciones de derechos humanos durante un conflicto armado”, concluyó el profesor.

El documento “Las reparaciones en la teoría y en la práctica”, del Centro Internacional para la Justicia Transicional, ICTJ, explica que las reparaciones son esenciales para cualquier iniciativa de justicia transicional porque, de las dimensiones de esta justicia, son las reparaciones las que más directa y explícitamente se centran en la situación de las víctimas, porque buscan ofrecer algún resarcimiento por los derechos violados, los daños sufridos y los perjuicios soportados. 

“En general, los Estados son responsables de garantizar los derechos humanos de todos los ciudadanos dentro de sus fronteras, así como de garantizar que la justicia sea impartida en igualdad de condiciones cuando ocurren violaciones. La responsabilidad de las reparaciones no es una excepción. Esto resulta particularmente claro cuando son los agentes del Estado quienes han estado directamente implicados en la comisión de los crímenes. La responsabilidad del Estado se extiende también a las acciones de las milicias que ha armado y capacitado. En Colombia, por ejemplo, el Estado ha sido hallado responsable repetidamente por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de las reparaciones en casos de violaciones de derechos humanos cometidas por grupos paramilitares de derecha que el Estado ha creado y promovido”, indica el documento.

El análisis asegura además, que el Estado debería ofrecer reparaciones a las víctimas de grupos rebeldes, así como a las víctimas de grupos que no estaban bajo el control del gobierno ni contaban con su aprobación. “Este deber puede justificarse sobre una base legal – por no haber garantizado los derechos correspondientes, como se lo reconoce en el sistema interamericano de derechos humanos – o por una cuestión de justicia básica para con las víctimas, quienes deben ser tratadas de manera equitativa, con independencia de quiénes sean los autores de los crímenes, pues esto no está bajo su control”, precisa.

Según el documento, el Estado puede ofrecer reparaciones, no por ser responsable de los daños ocasionados, sino por su obligación de propender por el bien común y de ayudar  a la reinserción de las víctimas – sin hacer distinciones respecto a quiénes cometieron los crímenes.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 07 Julio 2020

No se han reparado víctimas de Farc con dineros de esa organización, pero hay varias explicaciones

Por Sania Salazar

Ha habido dificultades para convertir en dinero los bienes entregados por Farc, pero también problemas administrativos para crear los mecanismos mediante los cuales se administrarán los bienes y el dinero.

Durante un debate de control político a la implementación del Acuerdo Final, María del Rosario Guerra, senadora del Centro Democrático, aseguró que después de tres años de la firma de dicho acuerdo ni una sola víctima de ese grupo guerrillero ha sido reparada con los recursos de Farc. También aseguró que se han monetizado solo 3.842 millones de pesos de los bienes entregados por Farc.

Colombiacheck califica esta afirmación como “verdadera, pero” porque, aunque es cierto que no se ha reparado a ninguna víctima hasta ahora con ese dinero, esto se debe a múltiples razones que incluyen dificultades administrativas y para convertir en dinero los bienes entregados por esa organización, contexto que no mencionó la senadora.

En su equipo de prensa le dijeron a Colombiacheck que la fuente de la información era la Sociedad de Activos Especiales, SAE, entidad que explicó que el artículo tercero del Decreto Ley 903 de 2017 determina la constitución de un patrimonio autónomo para canalizar los bienes entregados por FARC, cuya función es ser el receptor de todos los bienes y recursos patrimoniales monetizados y no monetizados inventariados yentregados por FARC y cuya finalidad es la reparación de las víctimas.

“A la fecha aún no se cuenta con el patrimonio autónomo, razón por la cual no se ha reparado a las víctimas del conflicto armado. No obstante, la SAE ha adelantado dos procesos de selección, por licitación pública y selección abreviada, para celebrar el respectivo contrato de fiducia que dé origen al patrimonio autónomo, pero se han declarado desiertos”, aclaró la entidad.

Sobre el asunto la SAE concluyó que una vez se cuente con dicho patrimonio autónomo su beneficiario será la Unidad para las Víctimas que en el marco de la política pública de reparación dará instrucciones para los pagos a las víctimas, indica el comunicado que esta entidad le envió a Colombiacheck.

La SAE también aclaró que en una respuesta a un oficio de septiembre de 2019 reportó que “había recibido bienes por parte de FARC que se han monetizado por un valor total de $3.694.691.324,95, suma que había generado rendimientos financieros con corte al 31 de agosto de 2019 por un valor de $147.426.116, con lo cual la SAE tenía para esa fecha bajo su custodia $3.842.117.441”.

La entidad explicó las dificultades para monetizar los bienes entregados por Farc: la información del inventario entregado por la organización no especifica unidades de medida, la ubicación de los bienes es incompleta o nula y no está estandarizada en bloques y frentes. Falta de enlaces designados por Farc en territorio que cuenten con información puntual de los bienes reportados en el inventario. Farc no conoce la ubicación de los propietarios de los bienes sujetos a registro, los cuales requieren de su aprobación y entrega voluntaria para realizar la entrega material. Problemas de orden público dificultan el acceso a los bienes.

En su defensa Farc ha insistido en que no están en capacidad de garantizar la custodia de los bienes porque ya no están en los territorios, en que la presencia de otros actores armados en los territorios dificulta el proceso y en que “el Gobierno no recibe las vías que se hicieron, los centros de salud, las escuelas y, de igual manera, lo que se reportó como las acciones de brigadas de salud que fueron gastos que generó la guerra”, como le dijo Pastor Alape a El Espectador.

El pasado 2 de julio la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas anunció que el Partido Farc se comprometió a entregar a esa entidad 30.000 millones de pesos, en dos meses 3.000 millones y 27.000 millones al finalizar la vigencia, explicaron.

“Esto corresponde al llamado que siempre se ha hecho desde las entidades, que se necesitan recursos no solamente del presupuesto general de la Nación, sino también de los victimarios. Aquí se van a utilizar estos recursos que van dirigidos principalmente a la Reparación Colectiva”, explicó  Ramón Rodríguez, director de la Unidad.

En un chequeo publicado en octubre del año pasado explicamos que en casos como este es el Estado el encargado de reparar a las víctimas. En ese artículo Sergio Ruano, investigador de Dejusticia, explicó que en los procesos de justicia transicional usualmente el Estado es el encargado de administrar fondos especiales de reparación de víctimas, que funcionan como fiducias. “En el caso de procesos transicionales en otros países con los bienes que se entregan, por ejemplo, de negocios ilegales en el actuar armado, se crea un fondo especial con el que se pagan los procesos de reparación”, precisó Ruano, quien además indicó que el Estado pone el dinero que pueda quedar faltando para lograr una reparación integral.