Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 12 Septiembre 2019

Candidato a Gobernación de Caldas da cifra errada de víctimas en el departamento

Por Sania Salazar

En un trino Luis Carlos Velásquez exagera la cifra de víctimas que hay en Caldas, acierta en que la mayoría no ha recibido reparación económica, pero no se tienen las cifras de otras maneras de reparación y promete ampliar la Ley de víctimas, algo que no puede cumplir porque no está dentro de sus funciones.

El candidato a la Gobernación de Caldas Luis Carlos Velásquez Cardona aseguró en su cuenta de Twitter que “en Caldas hay cerca de 120 mil víctimas del conflicto armado, en su gran mayoría sin reparación”. Pero además se comprometió a que “se amplíe la ley de víctimas para responder a quienes sufrieron los horrores de la guerra”.

Calificamos la información como Cuestionable porque tiene inconsistencias: Velásquez Cardona se equivoca en el cálculo del número de víctimas en Caldas y aunque el porcentaje de indemnizados es del 15 por ciento, no hay cifras de las otras formas de reparación, por lo que no hay cómo corroborar si la mayoría de víctimas ha tenido reparación o no. 

El equipo de prensa del candidato, que está avalado por las firmas del Grupo Significativo de Ciudadanos Unidos por Caldas, aclaró que a lo que se compromete el candidato, de ser elegido, es a pedirle al gobierno nacional que amplíe la Ley de Víctimas y a hacer gestión desde la Federación Nacional de Departamentos para que esto se logre.

También nos dijeron que tomaron las cifras que dieron de la Secretaría de Gobierno de Caldas y que el cálculo de 120.000 es la suma de las personas que sufrieron la victimización en el departamento y las que han llegado de otras partes del país a Caldas para denunciar los hechos de los que fueron víctimas y pedir que los incluyan en el Registro Único de Víctimas. Precisaron, además, que los reportes de la cartera de Gobierno indican que solo se ha reparado a 5.000 personas.

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahíta, nos aseguró que en el departamento hay actualmente más de 120.000 víctimas y que solo el 11 por ciento ha recibido indemnización, datos que según él, salen del “registro nacional de la Unidad de Víctimas”.

Pero, al revisar el Registro Único de Víctimas, actualizado al 1 de agosto de 2019, había 91.608 víctimas que permanecen en el departamento y que de esas son sujeto de reparación 78.324, (hay víctimas que por distintas circunstancias no pueden acceder efectivamente a las medidas de atención y reparación: fallecidos y sin documento de identidad, por ejemplo).

Información Registro Único de Víctimas

En la Unidad de Víctimas en Caldas nos explicaron que esas 91.608 víctimas suman las que sufrieron los hechos en Caldas y las que llegaron de otros departamentos, y que han indemnizado a 12.133 personas, el 15,4 por ciento de las víctimas sujeto de reparación (78.324). También aclararon que no tienen las cifras de otras modalidades de atención como la reparación simbólica y la atención psicosocial, entre otras.

¿Y la ampliación de la Ley de víctimas?

Rodrigo Giraldo, profesor de derecho de la Universidad de Manizales, nos explicó que el gobernador es el máximo representante del nivel ejecutivo a nivel departamental y en ese sentido tiene potestad de adelantar políticas públicas, pero la ampliación o reforma de leyes solo está en manos del Congreso, que es el órgano legislativo, aunque el presidente de la República también lo puede hacer, pero mediante decreto. Por lo tanto un gobernador no puede prometer que ampliará Ley de Víctimas, pues no está dentro de sus funciones.

“Lo que el gobernador sí puede hacer es manejar un tratamiento propio a nivel departamental donde incorpore política pública para la atención a víctimas, que es una cosa muy distinta”, precisó Giraldo, quien indicó que el gobernador puede hacer gestiones con congresistas para que promuevan la iniciativa, pero no tiene dentro de sus atribuciones ampliar una ley.

Hay que recordar que Clara Rojas, exrepresentante a la Cámara, presentó en dos ocasiones proyectos de ley para ampliar la Ley de Víctimas, iniciativas que no terminaron su trámite en el Congreso y que ahora hay una demanda de organizaciones de víctimas ante la Corte Constitucional para que se amplíe el plazo de esa ley.

 

RedCheq

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 26 Octubre 2019

La llegada de migrantes venezolanos a Ibagué no es una de las causas del aumento del desempleo de la ciudad

Por José Reinaldo Morera Molina

Una emisora les dijo a los candidatos de la alcaldía de esa ciudad que uno de los factores del desempleo es la llegada de venezolanos para preguntarles qué harían al respecto, pero esta afirmación va en contra de los datos disponibles.

La semana pasada BluRadio publicó un video en el que se les realizaban algunas preguntas a candidatos a la alcaldía de Ibagué, como parte de su sección “Los Candidatos Responden”. En el preámbulo de una de las preguntas se afirmaba lo siguiente:

“Según el último informe del Dane, con una tasa de desempleo del 14,2 por ciento, Ibagué es la sexta ciudad del país con mayor índice de desempleo. Uno de los factores es la migración de venezolanos que están desplazando la mano de obra de los ibaguereños y por este motivo ha aumentado el trabajo informal”.

Si bien es cierto que la ciudad posee una tasa de empleo del 14,2, no es la sexta ciudad con mayor índice de desempleo. El último boletín técnico del Dane posiciona a la ciudad en la séptima posición. En orden son: Quibdó, Cúcuta, Valledupar, Riohacha, Armenia, Florencia e Ibagué. Además, en ese boletín no se menciona ningún indicador que relacione a la migración venezolana con el desempleo.  

Según Carlos Eduardo Barrios Vásquez, asistente técnico del programa Ibagué Como Vamos, para determinar qué tan cierta es esta afirmación, es necesario comparar la tasa global de participación (TGP), la tasa de ocupación (TO) y la tasa de desempleo (TD) de la ciudad entre el periodo de 2015, año en el que incrementó la migración venezolana de manera significativa, a 2019. Estos datos hacen parte de las estadísticas del mercado laboral del Dane

La migración de población venezolana debería significar un aumento de las personas que están dispuestas a trabajar en Ibagué, asegura Barrios, sin embargo, en 4 años la tasa global de participación (TGP) pasó del 70,1% (2015) al 62,1% (2019). Eso significa que la gente que quiere y puede trabajar en Ibagué viene cayendo, no aumentando como se pensaba. La tasa de ocupación (TO) es el indicador de la capacidad que tiene el territorio para absorber mano de obra. Esta ha bajado del 61,9% al 52,5% en este mismo periodo de tiempo. Eso significa que la razón por la que las personas están dejando de trabajar en Ibagué es porque se están destruyendo puestos de trabajo, no por la llegada de población venezolana a la ciudad. 

Ahora bien, la cantidad de ciudadanos venezolanos que han llegado a Ibagué es de 3.805, de acuerdo con los datos de Migración Colombia. De estos, el 67,2% están incluidos en el indicador de tasa de ocupación según el módulo de migración del Dane. Además, la proporción de la población con una ocupación informal en la ciudad en el 2016 fue del 58,1%, en lo que va corrido del 2019 esta cifra es del 52,8%. 

La informalidad es un escenario en el que probablemente la mano de obra venezolana podría reemplazar a la ibaguereña dado a las condiciones en la que se establece, dice Barrios, pero sus porcentajes vienen cayendo. Entonces no hay razón para creer que se está empleando más población venezolana en condición de informalidad, por lo cual, no se puede atribuir a la llegada masiva de migrantes venezolanos un aumento de la informalidad o del desempleo. 

RedCheq