Pasar al contenido principal
Jueves, 14 Junio 2018

Lo que encontró el CNE al revisar los formularios E-14

Por María José Pereira

La campaña de Gustavo Petro presentó reclamaciones por los tachones en los formatos de preconteo en primera vuelta. De allí surgieron rumores de fraude, reconteo de votos y hasta suspensión de la segunda vuelta. Colombiacheck aclara qué pasó.

En redes sociales ha circulado una noticia cuyo titular asegura que se comprobó fraude electoral a favor de Iván Duque y que debido a esto se ordenó un reconteo de votos. La publicación fue difundida por el portal ‘Modonoticias’ y ya cuenta con más de 90.000 visitas, mientras diversos grupos petristas la comparten en Facebook, con 3.400 interacciones.

Noticia falsa sobre reconteo de votos por fraude

La información hace referencia a una reunión de la sala plena de los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE), que efectivamente ocurrió, con el fin de atender 27 reclamaciones presentadas por la candidatura de la Colombia Humana, con respecto a la primera vuelta de las elecciones presidenciales de primera vuelta, en las que surgieron denuncias y dudas por tachones en los formularios del preconteo (E-14) que la Registraduría publicó en su sitio web.

Sin embargo, esto no significa que se haya ordenado un reconteo de los votos ni que el Consejo Nacional Electoral, u otra entidad, haya comprobado que hubo fraude electoral.

Así se lo aclaró el magistrado Armando Novoa del CNE a Colombiacheck: “no hubo reconteo de votos, hubo un cruce de información de las actas de escrutinio de mesa con los consolidados parciales, es decir, formularios E-14 (los informes parciales que los ciudadanos descargaron de la página de la Registraduría) y E-24 (los resultados definitivos de las comisiones escrutadoras, que ya llevan revisión de votos en los casos necesarios). Ya se resolvió y se estimaron la mayoría de las reclamaciones, se concluyó que la campaña de Petro había recuperado algo así como 350 votos.”

De hecho, la cifra es un poco inferior. El viernes 8 de junio, el CNE emitió la resolución 1412, en la que da a conocer su decisión: de las 1.705 mesas que se denunciaron por inconsistencias, solo se encontraron irregularidades en 84, por lo que los magistrados declararon infundadas las reclamaciones, ya que "las diferencias encontradas por esta Comisión Escrutadora Nacional son tan minúsculas, que no caben si quiera bajo el término de error técnico". De todos modos, ajustaron los números, sumándole a Gustavo Petro 238 votos y restándole 257 a Iván Duque, con lo cual no cambia el resultado general ni se pone en tela de juicio la segunda vuelta, como se alcanzó a rumorar en audios de WhatsApp que Colombiacheck ya había chequeado.

El artículo difundido en redes menciona, además, que la denuncia se presentó ante el Tribunal Superior de Justicia, pero este tribunal no existe. El nombre equivalente sería la Corte Suprema de Justicia, que es el máximo tribunal de la justicia ordinaria, y ninguna denuncia se ha presentado con respecto a las elecciones del 27 de mayo.

El texto acierta en que la campaña del candidato Gustavo Petro presentó 27 reclamaciones ante el Consejo Nacional Electoral que conciernen a 1.706 mesas de votación, pero se equivoca en la cantidad de departamentos que estaban involucrados en la denuncia, puesto que fueron 27 departamentos, no 17.

Sin embargo, los últimos dos párrafos de la nota contienen información verdadera puesto que concuerdan con la explicación que dio la autoridad electoral por medio de un comunicado de que, “la sala plena del CNE tomó la decisión de acumularlas [las reclamaciones] en un solo despacho, el cual solicitó de manera inmediata la confrontación de todos los documentos electorales de esas mesas a la Registraduría Nacional del Estado Civil.”

Es decir, el texto mezcla verdades con mentiras para dar una impresión incorrecta de fraude, por lo cual calificamos la afirmación como Engañosa.

 

 

 

* María José Pereira: Estudiante de periodismo de la Universidad del Norte. Participó en el proyecto “Laboratorio de verificación de datos”, de Colombiacheck, con el apoyo de Facebook, Deutsche Welle Akademie y la Pontificia Universidad Javeriana. Este artículo fue desarrollado con el acompañamiento y edición de Colombiacheck.

Miércoles, 21 Febrero 2018

Fajardo y Ramírez coinciden en su preocupación por cifras de desempleo

Por Colombiacheck

Mientras en Cúcuta el nivel de informalidad laboral llega a 72,4%, el desempleo de los jóvenes en todo el país supera la tasa nacional. Dos datos verdaderos sobre los que han llamado la atención los candidatos Martha Lucía Ramírez y Sergio Fajardo, respectivamente.

“El desempleo juvenil es del 16 %, muy por encima de la tasa nacional”: Sergio Fajardo

En una columna publicada en enero en el periódico El Tiempo titulada Jóvenes con futuro, Sergio Fajardo, candidato presidencial de la Coalición Colombia (su movimiento, Compromiso Ciudadano, Alianza Verde y el Polo Democrático), aseguró: “el desempleo juvenil es del 16 %, muy por encima de la tasa nacional, de 9,3 %”.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en 2017 “la tasa de desempleo de los jóvenes de 14 a 28 años a nivel nacional fue de 16,1%. El mismo Departamento informó que para el 2017 la tasa nacional de desempleo fue de 9,4%.

Colombiacheck califica la afirmación de Fajardo como Verdadera, ya que en ambos datos estuvo a una centésima de la cifra correcta, lo que se podría explicar al redondear la cifra por encima o por debajo.

En la columna, el candidato se refería a la presentación que haría en Tumaco del programa Jóvenes con Futuro, uno de los programas de educación de la coalición, específicamente para jóvenes vulnerables.

 

Cúcuta: una ciudad informal

Durante su visita a Norte de Santander, en enero pasado, la exministra Martha Lucía Ramírez -quien este 11 de marzo se enfrenta al exsenador Iván Duque y al exprocurador Alejandro Ordóñez, para definir el candidato presidencial de la derecha- trinó que la informalidad en Cúcuta es del 70 % y ligó el dato con el fenómeno de la inseguridad:

 

 

De acuerdo con la Gran Encuesta Integrada de Hogares, del DANE, la informalidad en Cúcuta, entre octubre de 2017 y diciembre de ese mismo año, llegó al 72.4%, siendo la ciudad capital con la mayor tasa de informalidad, seguida por Sincelejo (64.9 %) y Riohacha (63.5 %).

Se trata de una cifra que se mantiene estable apenas algunos puntos por encima o por debajo del 70%. Por ejemplo, entre abril y junio del año pasado, la tasa fue del 69.8%, de acuerdo con el DANE. Son, puntualmente, 253 mil personas viviendo de la informalidad, del total de 359 mil que trabajan en la capital nortesantandereana. No obstante, no se puede concluir que, como señala la candidata, esto traiga inseguridad.

En lo que a esta se refiere, según la Encuesta de Convivencia y Seguridad Ciudadana, presentada en diciembre del año pasado, la tasa de percepción de inseguridad en la capital nortesantandereana fue cercana al 54.9%, por lo menos durante 2016. Muy por debajo de ciudades como Bogotá (81.7 %) y Quibdó (78 %); las tasas de victimización y de denuncia fueron del 18.2 % y del 23.7 %.

Solo en uno de estos indicadores, en la tasa de victimización, Cúcuta aparece entre las cinco primeras ciudades. Es decir: no hay una correlación evidente entre informalidad e inseguridad. Pese a que, cabe reiterar, la cifra que da la candidata presidencial respecto a informalidad en la capital nortesantandereana es cierta.