Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 09 Enero 2020

María José Pizarro no tuvo un contrato con el CNMH para vender tiquetes de avión

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Un error en la página del Secop, en el que se indicaba que el objeto de un contrato entre Pizarro y el Centro de Memoria era el “suministro de tiquetes aéreos”, llevó a que en redes sociales llamaran a la congresista “vendedora de tiquetes” y “enmermelada”.

El 1 de enero de este año el usuario de Twitter @juliodenuncia publicó un trino en el que afirmaba que la actual Representante a la Cámara por Bogotá María José Pizarro recibió “mermelada marca” Juan Manuel Santos. “Hasta tiquetes aéreos vendió”, dijo el usuario.

Captura de pantalla de @juliodenuncia

La cuenta de @juliodenuncia fue suspendida días después, pero su “denuncia”, que alcanzó más de 2.000 retrinos, produjo que otros usuarios de la red social atacaran a la representante por el supuesto contrato de venta de tiquetes con el Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH.

Captura de pantalla trino

Incluso, la misma Pizarro respondió en un trino a @juliodenuncia, adjuntando los documentos originales de los contratos que habría firmado con el Centro de Memoria, y solicitando a Colombiacheck verificar la información.

Tras la petición, en Colombiacheck verificamos la información disponible en los Secop I y II de los contratos entre María José Pizarro y el Centro Nacional de Memoria Histórica y, con los elementos que recopilamos, concluimos que es falso que, como contratista de esta entidad, la actual representante haya tenido entre sus funciones la venta de tiquetes aéreos, como sostienen los trinos anteriormente enunciados.

Los contratos

Entre 2013 y 2017 María José Pizarro Rodríguez tuvo cinco contratos con el CNMH, de acuerdo con la hoja de vida reportada por la representante en la página funcionpublica.gov.co, y con lo que ella misma dijo al ser consultada por Colombiacheck.


Función Pública

Revisamos las páginas del Secop I y II, donde reposa toda la información de contratación pública con el Estado, y encontramos que, efectivamente, son cinco los contratos suscritos entre el centro de memoria y Pizarro Rodríguez: 282-2013; 101-2014; 082-2015; 338-2016 y 144-2017.

Todos los contratos firmados por la representante y el CNMH tuvieron como objeto la prestación de servicios para liderar, orientar o implementar la participación de las víctimas y, en el último de ellos, coordinar la Agenda exilio del centro de memoria. 

Esto porque, como se afirma en el documento de Estudios Previos para la contratación del 2 de enero de 2017, Maria José Pizarro, hija del exguerrillero del M-19 y excandidato presidencial, Carlos Pizarro Leongómez, “cuenta con 14 años y 11 meses de experiencia relacionada en la interlocución y trabajo con organizaciones de víctimas a nivel nacional e internacional”.

Este último contrato, sin embargo, tiene información incongruente en la página del Secop I. Las casillas ‘Detalle y Cantidad del Objeto a Contratar’ y ‘Objeto del Contrato’ de la plataforma dicen: “Suministro de tiquetes aéreos de pasajeros en rutas nacionales e internacionales y demás servicios conexos, para el desplazamiento de los funcionarios y contratistas del CNMH”.


Captura de pantalla del Secop

Pero, al revisar todos los documentos en PDF adjuntos dentro del Secop (Estudios previos, Contrato, Acta de terminación anticipada y liquidación por mutuo acuerdo, e Informe final) estos sostienen que el objeto del contrato entre Pizarro y el Centro de Memoria es “Prestar servicios para liderar y orientar la participación de víctimas y la Agenda Exilio de acuerdo a los lineamientos del CNMH”.

Captura de pantalla del contrato

Consultamos, entonces, a Humberto García Vega, experto en contratación pública y profesor de la Escuela Superior de Administración Pública de Manizales, quien nos explicó que la plataforma Secop muestra lo que se le alimenta. Es decir, que la única manera de explicar la incongruencia de la información es que se hubiese cometido un error humano por parte de aquella persona que haya subido la información a la plataforma.

Y esa, precisamente, es la explicación que da el Centro Nacional de Memoria Histórica en un derecho de petición interpuesto por Pizarro Rodríguez a la entidad el 3 de enero. 

La respuesta al derecho de petición fue subida a la plataforma del Secop I el pasado 8 de enero a las 7:00 p.m., como se puede ver en esta captura de pantalla que también muestra la fecha (30 de enero de 2017) en que fueron subidos los documentos referidos a la contratación de Maria José Pizarro.

Captura de pantalla Secop

“La información publicada en SECOP I, relativa al contrato de prestación de servicios número 144 de 2017 (...) fue publicado en dicho portal el 30 de enero de 2017; de igual manera, obra en el detalle del proceso, como fecha de publicación de los hitos del proceso (contrato y estudios previos) la fecha 30 de enero de 2017”, dice la respuesta del derecho de petición. Y aclara que con esta información puede establecerse que la publicación del Secop I “no ha sido objeto de modificaciones”, al tiempo que adjunta una captura de pantalla de la página que aloja la información.

Captura de pantalla

Con esta información, el CNMH afirma que “obra presunción de buena fe de las actuaciones realizadas por lo cual no se advirtió de manera previa la falla en la publicidad del contrato”. Es decir, que dado que la información fue subida a la plataforma el 30 de enero de 2017, no ha sufrido modificaciones desde ese momento y no se había alertado anteriormente de la falla, se presume que se trató de un error involuntario.

El derecho de petición interpuesto por Pizarro Rodríguez incluía la solicitud de modificar la información errónea que habría quedado consignada en la plataforma, petición que fue aceptada por el CNMH y por ello solicita a Colombia Compra Eficiente, por medio del otro documento adjunto en la plataforma, la rectificación de datos del proceso.

En el documento ‘Formulario de solicitudes de modificación’ (alojado también en el Secop) dirigido a Colombia Compra Eficiente, el CNMH sostiene: “el error consiste en transcrito en la plataforma en ‘información general del proceso- Detalle y cantidad del objeto a contratar’ un objeto contractual diferente al que obra en el estudio previo y contrato publicados dentro del proceso 144-2015, siendo el objeto real del contrato es: ‘Prestar servicios para liderar y orientar la participación de víctimas y la agenda exilio de acuerdo a los lineamientos del CNMH” (sic).

Hasta el momento de publicar esta nota, la información consignada dentro del Secop para el contrato 144-2017 no había sido modificada por Colombia Compra Eficiente.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 19 Junio 2019

Reencauchan una noticia falsa sobre corrupción en la entrega del Nobel de Paz a Santos

Por Ana María Saavedra

En portal Oiga Noticias se asegura que en Noruega hubo “corrupción en la entrega de premios Nobel de paz”, pero las supuestas pruebas que da mezcla dos casos que no permiten llegar a esa conclusión.

Tanto en publicaciones en grupos de Facebook como en el portal Oiga Noticias que titula una nota: “Comité ‘Nobel de Paz’ es denunciado por corrupción”, cita una noticia del medio Correspondencia Romana.

Mientras que la nota de Oiga Noticias tiene fecha del 16 de junio de 2019, la noticia de Correspondencia Romana, titulada El Proceso de Paz de Colombia al borde del abismo, es del 27 de abril del 2018. La información que entregó el año pasado este portal y que Oiganoticias hace parecer como reciente indica que: “simultáneamente, a muchos miles de kilómetros de distancia, se ha desatado otra tormenta que repercute en el proceso de paz de Colombia. Se trata de los Comités que otorgan los míticos premios Nobel, pues por primera vez en su historia varios de sus integrantes son acusados de recibir sobornos, filtrar informaciones y de otras conductas inapropiadas. Y ya algunos de sus miembros han sido obligados a renunciar”.

Este portal también retoma una información, que un columnista del medio español de derecha ABC, había difundido en 2016 cuando el expresidente Santos fue galardonado con este reconocimiento.

Correspondencia Romana, que dice ser un órgano de difusión Católico y de derecha, mezcla dos casos diferentes frente al Nobel para relacionarlo con una supuesta corrupción en la selección del entonces presidente colombiano como Nobel de Paz.

roma

Por un lado, habla de un escándalo de corrupción en el Premio Nobel y hacer ver como si este hecho tuviera relación con el Nobel de Paz cuando en realidad se relacionó con el Nobel de Literatura por un caso de abuso sexual.

El escándalo se dio en noviembre de 2017 cuando un periódico sueco reportó que 18 mujeres dijeron que habían sido acosadas o abusadas sexualmente por Jean-Claude Arnault, un fotógrafo y dramaturgo relacionado con la Academia y que está casado con una integrante de esta, Katarina Frostenson.

Tras estas denuncias, varios de los integrantes del Comité de Literatura renunciaron en protesta pues, pese a lo ocurrido, Frotenson continuó en su cargo, aunque luego renunció.

Debido a esta crisis, en 2018 se suspendió la entrega del Nobel de Literatura, como se informó en este comunicado

Además es necesario aclarar que el Nobel de Paz se entrega en Noruega, mientras los demás, como el de Literatura, es entregado es en Suecia.

Por estas razones, es falso que lo ocurrido con el Nobel de Literatura haya tenido relación con el Premio Nobel Entregado a Santos en 2016. 

Las otras acusaciones señalan a la Kaci Kullman, quien fue la presidenta del Comité del Nobel de Paz y falleció por un cáncer en 2017

Según Correspondencia Romana, Kullman “antes había sido Ministra de Estado de Noruega, y como tal representó los intereses de la estatal petrolera noruega Statoil, que recibió del Presidente Santos grandes negocios petroleros en Colombia, en asociación con Ecopetrol, la petrolera estatal colombiana. En ellos, el Presidente de Colombia le entregó a la petrolera noruega vastas regiones colombianas para la exploración de petróleo, justo antes de ser honrado con el premio Nobel de Paz”.

Estas acusaciones falsas ya habían sido verificadas en Colombiacheck en diciembre del 2016 en la nota “¿El Nobel de paz otorgado a Santos fue comprado con petróleo y sangre?”.

Entre las evidencias de la falsedad de esta acusación citamos el testimonio de Erik Haaland, gerente de comunicaciones de Statoil. 

El funcionario en diálogo con la emisora La FM explicó que no se podía establecer una relación directa entre la entrega del Premio Nobel de Paz noruego al presidente Santos y los negocios que la compañía Statoil (también noruega) tiene en Colombia. “No hay conexión, son dos cosas independientes. No tienen que ver el uno con el otro”, explicó.

Haaland sostuvo que la presidenta del Comité Noruego del Nobel estuvo en la junta directiva de Statoil de 2003 a 2007 y que la compañía solo llegó a Colombia en el 2014, dato que verificó Colombiacheck en el Registro Único Empresarial y Social donde está documentado que la empresa extranjera apenas aterriza en el país en septiembre de 2014.

Esta compañía internacional, según explicó el funcionario, tiene una estrategia global de exploración y así lo evidencia su página oficial en donde revela presencia en 36 países del mundo.

Con todos estos elementos, calificamos la noticia reencauchada por Oiga Noticias como falsa.