Pasar al contenido principal
Viernes, 23 Agosto 2019

Morsas no se suicidan por el calentamiento global, como asegura publicación

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Es cierto que por el fenómeno climático la falta de hielo ha hecho que estos animales ocupen espacios para los que no están desarrollados. Pero asegurar que se están suicidando es incorrecto.

Un fragmento de minuto y medio del documental de Netflix ‘Our Planet’ (Nuestro planeta) está circulando en Facebook con un mensaje engañoso. 

Las imágenes muestran un grupo de morsas que caen de un acantilado y mueren por los golpes que les ocasionan las rocas, tras rodar peñasco abajo. El video se ha difundido con una viñeta que dice: “Morsas se suicidan por el calentamiento global”. Afirmación que es falsa.

Todo el video subido a la red social es verdadero y corresponde con el “behind the scenes” (Tras las cámaras) del documental Our Planet. 

Muestra lo que en los últimos minutos del capítulo dos del documental el narrador llama “la reunión de morsas más grande del planeta. Más de cien mil se han apilado en una sola playa. Lo hacen por desesperación, no por opción”.

Las morsas son unos mamíferos semiacuáticos que viven en los mares del Ártico (en el polo Norte). Normalmente habitan la banquisa, una capa de hielo flotante, plana y lisa, que se forma en las regiones oceánicas polares.

No obstante, como cuenta nuevamente el narrador del documental en el capítulo dos, “el hielo se ha retirado hacia el norte y este es el lugar más cercano a su área de alimentación, donde pueden descansar”. Según Susana Caballero, bióloga especialista en genética de vertebrados acuáticos y profesora Asociada del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes, lo que hacen las morsas en la banquisa, y a falta de ella en la tierra, es descansar y cuando sienten hambre vuelven al mar en busca de alimento.

Pero en la tierra no hay el espacio suficiente para todas ellas y por eso “luchan por subir acantilados de 80 metros de altura”, como dice el documental. Las morsas terminan en una superficie para la cual no están adaptadas y cuando intentan volver al agua es que caen y mueren.

El mismo video permite identificar el contexto en el que suceden las imágenes, pues las voces de los expertos, quienes hablan en inglés en el video, dicen: “Probablemente hay 200 o 300 morsas muertas en un tramo de playa de casi un kilómetro. Solían dormir en el hielo, bucear, comer, dormir en el hielo, fácil. Ahora nadan cien kilómetros, vienen aquí, escalan acantilados y están agotadas y caen. Se matan cuando caen o se aplastan unas a otras”. 

Es decir, la caída es accidental y no intencional. Las morsas no se lanzan porque quieran, decisivamente, matarse; sino porque intentan volver al mar y en su desespero por hacerlo, se resbalan.

Según Caballero, en términos de comportamiento, se asume que un animal joven y en buen estado de salud no se mataría. “No cometería un suicidio como nosotros lo entendemos”, aclara la bióloga. Hay animales que cuando ya están viejos o muy enfermos, y piensan que pueden llegar a ser carga para un grupo (generalmente animales que viven en grupos familiares), tienden a alejarse, dejan de comer y se dejarían morir; más no se suicidan. Y esta no es la situación que se presenta en este video. Por ello es falso afirmar que las morsas del video se están suicidando.

Frente al tema del calentamiento global, referido en la publicación de Facebook, Caballero le explicó a Colombiacheck que es claro que con el cambio climático las morsas, que normalmente usaban la banquisa para descansar han perdido esta posibilidad porque el hielo es muy débil o ya no está. “Son animales que han estado acostumbrados durante miles de años a la banquisa”, explica Caballero, “y no saben cómo comportarse cuando no hay hielo. Las morsas están morfológica y comportamentalmente adaptadas al hielo y el problema es que cada vez hay menos hielo en el verano en el Ártico”.

Esto mismo es lo que refiere el ‘Tras las las escenas’ de Our planet: “Esta es la triste realidad del cambio climático. Si pudieran estarían sobre hielo. Pero no hay otra opción más que ir al terreno”, dice una de las expertas.

Y el problema, de acuerdo con Caballero, es que el cambio está ocurriendo de una manera muy rápida frente a las condiciones ambientales de esta región, principalmente en los veranos.

Lunes, 02 Diciembre 2019

Black Friday no se originó por la venta de esclavos

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La desinformación, que ha circulado en varios países, ha sido verificada por distintos medios de fact-checking en el mundo. Concluyen que no hay evidencia de que el Black Friday esté relacionado con la esclavitud.

En Facebook está circulando una imagen de un grupo de hombres negros encadenados,  con un texto que cuenta “la triste historia del Black Friday”. Según la publicación, el último viernes de noviembre los esclavos negros “eran vendidos en descuento para impulsar la economía”. De modo que, concluye el mensaje en la imagen, “celebramos una fiesta en recuerdo de la venta de esclavos”.

Falsa historia del Black Friday

Esta información es falsa, como pudimos verificar al hacer una simple búsqueda en internet, pues medios de fact-checking alrededor del mundo ya habían revisado esta misma imagen cuando circuló en sus países.

Animal Político, de México, encontró que “la fotografía de los hombres encadenados fue publicada el 18 de febrero de 1905, en el diario Western Mail de Australia” e “ilustra la noticia de un grupo de personas que fueron apresados por matar ganado”.

El portal de España, Newtral, halló que la foto usada en la imagen se relaciona con la portada del libro “Every Mother’s Son Is Guilty” de Chris Owen, publicado en noviembre de 2016. “En la introducción de libro, el propio autor explica que encontró la fotografía, titulada Aboriginal bathing gang in Wyndham, publicada en un semanario australiano llamado Western Mail del 18 de febrero de 1905”, dice Newtral.

El hallazgo del libro de Chris Owen también fue hecho por Animal Político y AFP Factual. Incluso, este último medio logró hablar con Owen, quien dijo que en su libro no hizo mención alguna al Black Friday ni lo vio relacionado a los aborígenes. “‘Sí menciono bastante el término ‘Blackbirding’, que era el nombre que se daba a los hombres que raptaban aborígenes y los usaban para bucear en busca de conchas de perlas. Esto era esclavitud’, explicó el autor a la AFP”.

Por otro lado, Animal Político explica en su artículo que la esclavitud fue abolida en Estados Unidos en 1865, luego de la guerra de Secesión (1861-1865); de modo que para la fecha señalada por la imagen viral (1904) ya no había venta de esclavos.

El medio mexicano concluye, además, que no hay un origen oficial del término, pero tampoco hay documentación histórica que lo relacione con la esclavitud.

El Black Friday

El Black Friday (Viernes negro) se le conoce a una temporada de ofertas en la que los comercios de Estados Unidos bajan sus precios.Tiene lugar al día siguiente de la celebración del día de Acción de Gracias, el último viernes de noviembre de cada año y da inicio a la temporada navideña. 

En 2013 el medio de verificación Snopes publicó una verificación similar a esta desmintiendo que el Black Friday tuviera que ver con la venta de esclavos después de Acción de Gracias. En ese mismo artículo investigó de dónde proviene el término “Black Friday”.

Según el medio británico, la primera vez que se usó el término "Black Friday" en el contexto que hoy conocemos fue en 1951, a raíz de los trabajadores que se enfermaban el día siguiente del Día de Acción de Gracias para tener cuatro días libres consecutivos.

Para 1961, producto de la congestión que se generaba en las calles por la cantidad de peatones y tráfico que había los dos días siguientes a Acción de Gracias, la policía de Filadelfia se refería a aquellos días siguientes, en tono burlón, como “Black Friday” y “Black Saturday”.

Por otro lado, Animal Político publicó que luego de la guerra de secesión, la economía de Estados Unidos era inestable. En 1869 los números de Wall Street cayeron y “para intentar recuperarse, intentaron poner en circulación dinero que no estaba respaldado por ningún metal. La idea era que en algún momento ese dinero se ajustaría al valor del oro, pero eso no sucedió y muchos inversionistas quebraron”, informó el medio mexicano.