Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 20 Mayo 2020

Nasa no ha confirmado la existencia de un universo paralelo

Por Pablo Medina Uribe

La Nasa no se ha pronunciado recientemente sobre un universo paralelo. La existencia de uno es solo una de las posibles explicaciones, no comprobada, para los resultados de un experimento realizado en 2016.

Varios medios en español, incluidos Blu Radio, Fayerwayer, Publimetro Perú y otros, reportaron que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, Nasa, había confirmado “la existencia de un universo paralelo”. Algunos medios además anotaron que en este universo paralelo “el tiempo corre hacia atrás”. 

Pero la Nasa no ha confirmado esto y los reportes se tratan de una malinterpretación de un artículo de hace unos meses que buscaba explicaciones para los resultados de un experimento de hace unos años.

Varios de los medios que reportaron la supuesta confirmación citaron como fuente al medio de Bangladesh Dhaka Tribune. El artículo de este medio, que fue publicado ayer, da como fuente al Daily Star, medio inglés que Dhaka Tribune describe como “un tabloide”.

Por su parte, el Daily Star, que publicó su artículo el 17 de mayo, cita como fuente un artículo de New Scientist publicado el 8 de abril de este año. Ese artículo se titula “We may have spotted a parallel universe going backwards in time” o (“Puede que hayamos descubierto un universo paralelo que va hacia atrás en el tiempo”).

El artículo de New Scientist cita a Peter Gorham, que no trabaja para la Nasa sino que es profesor de física de la Universidad de Hawai’i, en Estados Unidos. Gorham es parte del equipo de científicos que está a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA, por sus siglas en inglés). Esta antena, según la Universidad de Hawai’i, es “un radiotelescopio para detectar neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta desde un globo científico que vuela sobre el continente de la Antártida” y “el primer observatorio de la Nasa [que financia el proyecto] de neutrinos de cualquier tipo”.

En New Scientist se cuenta sobre un experimento realizado por el equipo de ANITA en 2016 (y publicado en un paper en 2018) en el que detectaron neutrinos (que son unas partículas subatómicas) pero no viniendo desde el cielo, como esperaban, sino desde el suelo. 

Una de las posibles explicaciones para este fenómeno que sorprendió a los científicos, explica el artículo, es que los neutrinos hayan venido de un universo paralelo.

Sin embargo, al hacer una búsqueda, excluyendo el mes de mayo, encontramos que New Scientist es el único medio que habla de esta explicación para el descubrimiento de Gorham y su equipo. 

En una entrevista con su universidad en 2018, Gorham explicó que es probable que su equipo haya descubierto un nuevo tipo de partícula y que, por lo tanto, estemos ante un nuevo modelo de la física. Pero no menciona la posibilidad de un universo paralelo en la entrevista. Tampoco se menciona nada sobre un universo paralelo en los comunicados recientes de la Nasa, ni en su cuenta de Twitter.

En el artículo de New Scientist, Gorham dice que una hipótesis que surgió, era una “con la que no todo el mundo estaba cómodo”. Pero esta cita no era en referencia, como dijeron varios medios, a la existencia de un universo paralelo.

En cambio, se refiere a lo siguiente. Es posible que los neutrinos detectados desde abajo hayan atravesado todo nuestro planeta (de norte a sur, pasando por el centro de la Tierra) y por eso el globo de ANITA los haya detectado viniendo desde el suelo de la Antártida. Pero los neutrinos no tienen la capacidad de "atravesar la materia a altas velocidades", aunque un tipo de neutrino (llamado tau neutrino) sí tiene la capacidad de transformarse momentáneamente en otra partícula, tau lepton, que sí lo puede hacer.

Entonces, la hipótesis es que los tau neutrinos se hayan transformado en tau leptones, hayan atravesado el planeta, y luego se hayan reconvertido en neutrinos. Pero, como reporta New Scientist, según los cálculos de los científicos "las probabilidades de que dos veces un tau neutrino haya atravesado la Tierra durante un vuelo de ANITA era de una en un millón".

Así que más adelante en su artículo, New Scientist explora otra hipótesis, citando a otros científicos: una posible explicación esta transformación y retransformación de los neutrinos es la existencia de un universo paralelo, creado a la vez que el nuestro durante el 'Big Bang', pero que está en constante contracción (mientras que el nuestro está en constante expansión).

En cualquier caso, esta hipótesis no se ha comprobado y la Nasa no ha dicho nada al respecto. Por lo que son falsas las varias notas que reportan que la Nasa “confirmó la existencia de un universo paralelo”.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 19 Mayo 2020

Nasa no dijo que temperatura del Sol está por disminuir y causar estragos

Por Pablo Medina Uribe

Un periódico malinterpretó una noticia vieja y la hizo pasar como actual. No es la temperatura del Sol, sino la cantidad de manchas solares lo que está descendiendo. Pero esto es parte de su ciclo normal y no causará estragos.

Uno de nuestros seguidores nos pidió revisar la veracidad de un video de Facebook que asegura en su título que "LA NASA ADVIERTE QUE EL SOL PODRÍA DEJAR DE BRILLAR" (sic). Al investigar al respecto, encontramos que varios medios latinoamericanos siguieron una línea similar y reportaron que la Nasa había alertado sobre supuestas “catástrofes” por el “sol en recesión” y por un supuesto descenso en su temperatura.

Pero esto es falso, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, Nasa, no ha hecho ningún anuncio al respecto, ni ha advertido de catástrofes venideras por la temperatura del Sol.

Entre los comunicados más recientes de la Nasa, ninguno menciona el brillo ni la temperatura del Sol. Tampoco se menciona en su cuenta de Twitter. Así que nos pusimos a revisar de dónde puede haber salido la desinformación.

Dentro del video de Facebook mencionado más arriba, un periodista habla de un nuevo “mínimo de Dalton”. Según la misma Nasa, este fue un período (aproximadamente entre 1795 y 1823) en el que se registraron menos manchas solares (que son regiones del Sol con menores temperaturas y mayor magnetismo). Por lo tanto, este fue un período de menor actividad solar (pues en las manchas solares se originan explosiones radioactivas y electromagnéticas) que, según la Enciclopedia Británica, coincidió con, pero no necesariamente causó, un período de temperaturas más bajas en la Tierra.

Aunque el período del mínimo de Dalton tuvo una actividad inusualmente baja, es común que cada tanto se registren menos manchas solares. Es más, la Nasa explica que el Sol tiene un ciclo regular de aproximadamente 11 años, al final del cual se llega a un “mínimo solar” en el que se registran pocas manchas solares. En 2017, la Nasa predijo que habría un mínimo solar en algún momento entre 2019 y 2020. Pero esto no está necesariamente relacionado con una disminución de la temperatura. Según explica Mindy Weisberger en Live Science, los estudios disponibles estiman que este mínimo solar no reduciría la temperatura de nuestra estrella en más de 0,3 ºC.

Según Juan Rafael Martínez, astrofísico del Center for Astrophysics, Harvard & Smithsonian, "desde el punto de vista astrofísico, las estrellas de mediana edad como el Sol son bastante estables. Si bien experimentan cambios en su brillo debido a su actividad interna, estos cambios no son tan severos como para radicalmente cambiar las condiciones. Esto no es decir que la actividad solar no nos afecta: lo hace de muchas maneras con las llamadas tormentas solares (cuando lanza muchas partículas cargadas al espacio en momentos de gran actividad, afectando, por ejemplo, telecomunicaciones). Pero es poco probable que esto o un mínimo de actividad cause cambios demasiado violentos en las temperaturas en la Tierra".

De todas maneras, al buscar “mínimo de Dalton” entre noticias recientes, encontramos que aparecía mencionado en varios reportes sobre el comunicado inexistente de la Nasa y el supuesto peligro venidero. Por ejemplo, Clarín tituló que “La NASA alerta sobre las catástrofes que podría traer el Sol en proceso de ‘recesión’”, mientras que Fayerwayer aseguró que “El Sol ‘se encierra’ y ocasionará heladas, terremotos y hambrunas, según científico de la NASA”.

El primero le atribuye esta información al “astrónomo Tom Phillips”, mientras que el segundo se la atribuye al “astrónomo Tony Phillips, científico de la NASA”. Pero, en cualquier caso, ninguno cita a la Nasa, y sí al periódico inglés The Sun, como fuente de la información.

En un artículo publicado por ese medio este 13 de mayo se dice que “científicos aseguran que el Sol ha entrado a un período de ‘encierro’ que podría causar climas helados, terremotos y hambrunas”, todo lo cual es falso.

The Sun no cita directamente a la Nasa, sino al astrónomo Tony Phillips. Pero, al buscar las frases que se le atribuyen, encontramos que fueron sacadas de contexto de este artículo publicado por Phillips en octubre del año pasado en el blog astronómico Space Weather Archive. 

En ese artículo, Phillips (que, aunque no lo pudimos confirmar, parece ser el mismo que escribe artículos informativos para la Nasa) explica que la evidencia sugiere que el mínimo solar que se aproxima podría ser uno de los de menor actividad solar en mucho tiempo. Sin embargo, Phillips en ningún momento asocia eso a temperaturas, terremotos o hambrunas.

The Sun también asegura, sin dar mayores explicaciones, que la Nasa dice que “podría haber una repetición del mínimo de Dalton … que lleve a períodos de frío brutal, pérdida de cosechas, hambruna y erupciones volcánicas poderosas”, lo que también es falso.

Como ya explicamos, la Nasa no ha dicho nada similar a la cita que le atribuyen. Por otra parte, en 1815, durante el mínimo de Dalton ocurrió la erupción del monte Tambora en lo que ahora es Indonesia. Pero los científicos no creen que esta erupción haya sido causada por el mínimo solar. Al contrario, fue esta erupción la que causó un descenso en la temperatura y pérdidas masivas de cosechas que causaron hambruna.

Por otra parte, en abril del año pasado Phillips había escrito que es muy probable que el mínimo solar venidero sea largo. Pero, de nuevo, esto no implica que esto cause un descenso dramático de la temperatura global, ni las demás catástrofes que vaticina The Sun sin fundamento y que varios medios latinoamericanos reprodujeron.

Así que la aseveración del video y de varios artículos de que la “Nasa aseguró que la temperatura del Sol va a descender y a causar terremotos y hambrunas” es falsa por varias razones. Primero porque la Nasa no ha hecho ningún pronunciamiento al respecto. Segundo porque lo que se viene es un “mínimo solar”, lo que ya se conocía desde hace años, y no está relacionado con la temperatura de la estrella sino con sus manchas solares. Tercero porque no hay evidencia de que este fenómeno cause una disminución drástica en la temperatura de la Tierra. Y finalmente porque no hay relación entre este fenómeno y terremotos o hambrunas en la Tierra.