Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 20 Mayo 2020

Nasa no ha confirmado la existencia de un universo paralelo

Por Pablo Medina Uribe

La Nasa no se ha pronunciado recientemente sobre un universo paralelo. La existencia de uno es solo una de las posibles explicaciones, no comprobada, para los resultados de un experimento realizado en 2016.

Varios medios en español, incluidos Blu Radio, Fayerwayer, Publimetro Perú y otros, reportaron que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, Nasa, había confirmado “la existencia de un universo paralelo”. Algunos medios además anotaron que en este universo paralelo “el tiempo corre hacia atrás”. 

Pero la Nasa no ha confirmado esto y los reportes se tratan de una malinterpretación de un artículo de hace unos meses que buscaba explicaciones para los resultados de un experimento de hace unos años.

Varios de los medios que reportaron la supuesta confirmación citaron como fuente al medio de Bangladesh Dhaka Tribune. El artículo de este medio, que fue publicado ayer, da como fuente al Daily Star, medio inglés que Dhaka Tribune describe como “un tabloide”.

Por su parte, el Daily Star, que publicó su artículo el 17 de mayo, cita como fuente un artículo de New Scientist publicado el 8 de abril de este año. Ese artículo se titula “We may have spotted a parallel universe going backwards in time” o (“Puede que hayamos descubierto un universo paralelo que va hacia atrás en el tiempo”).

El artículo de New Scientist cita a Peter Gorham, que no trabaja para la Nasa sino que es profesor de física de la Universidad de Hawai’i, en Estados Unidos. Gorham es parte del equipo de científicos que está a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA, por sus siglas en inglés). Esta antena, según la Universidad de Hawai’i, es “un radiotelescopio para detectar neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta desde un globo científico que vuela sobre el continente de la Antártida” y “el primer observatorio de la Nasa [que financia el proyecto] de neutrinos de cualquier tipo”.

En New Scientist se cuenta sobre un experimento realizado por el equipo de ANITA en 2016 (y publicado en un paper en 2018) en el que detectaron neutrinos (que son unas partículas subatómicas) pero no viniendo desde el cielo, como esperaban, sino desde el suelo. 

Una de las posibles explicaciones para este fenómeno que sorprendió a los científicos, explica el artículo, es que los neutrinos hayan venido de un universo paralelo.

Sin embargo, al hacer una búsqueda, excluyendo el mes de mayo, encontramos que New Scientist es el único medio que habla de esta explicación para el descubrimiento de Gorham y su equipo. 

En una entrevista con su universidad en 2018, Gorham explicó que es probable que su equipo haya descubierto un nuevo tipo de partícula y que, por lo tanto, estemos ante un nuevo modelo de la física. Pero no menciona la posibilidad de un universo paralelo en la entrevista. Tampoco se menciona nada sobre un universo paralelo en los comunicados recientes de la Nasa, ni en su cuenta de Twitter.

En el artículo de New Scientist, Gorham dice que una hipótesis que surgió, era una “con la que no todo el mundo estaba cómodo”. Pero esta cita no era en referencia, como dijeron varios medios, a la existencia de un universo paralelo.

En cambio, se refiere a lo siguiente. Es posible que los neutrinos detectados desde abajo hayan atravesado todo nuestro planeta (de norte a sur, pasando por el centro de la Tierra) y por eso el globo de ANITA los haya detectado viniendo desde el suelo de la Antártida. Pero los neutrinos no tienen la capacidad de "atravesar la materia a altas velocidades", aunque un tipo de neutrino (llamado tau neutrino) sí tiene la capacidad de transformarse momentáneamente en otra partícula, tau lepton, que sí lo puede hacer.

Entonces, la hipótesis es que los tau neutrinos se hayan transformado en tau leptones, hayan atravesado el planeta, y luego se hayan reconvertido en neutrinos. Pero, como reporta New Scientist, según los cálculos de los científicos "las probabilidades de que dos veces un tau neutrino haya atravesado la Tierra durante un vuelo de ANITA era de una en un millón".

Así que más adelante en su artículo, New Scientist explora otra hipótesis, citando a otros científicos: una posible explicación esta transformación y retransformación de los neutrinos es la existencia de un universo paralelo, creado a la vez que el nuestro durante el 'Big Bang', pero que está en constante contracción (mientras que el nuestro está en constante expansión).

En cualquier caso, esta hipótesis no se ha comprobado y la Nasa no ha dicho nada al respecto. Por lo que son falsas las varias notas que reportan que la Nasa “confirmó la existencia de un universo paralelo”.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 28 Abril 2020

Pentágono no confirmó 'existencia de extraterrestres'

Por Pablo Medina Uribe

El Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó unos videos viejos de objetos que no ha podido identificar, pero las redes los malinterpretaron como confirmación de vida extraterreste.

Ayer, 27 de abril, se publicó en varios medios que el Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, publicó unos videos de "ovnis" (acrónimo de "objetos voladores no identificados", o UFOs, por sus siglas en inglés). 

Algunas páginas en Facebook y Twitter reportaron que el Pentágono había "confirmado visitantes extraterrestres". Pero esto es falso, pues lo único que se anunció fue la desclasificación y publicación de los videos (que ya tienen varios años) y en ningún momento se hizo referencia a vida extraterrestre. 

Antes que nada, hay que anotar que "UFO" (u "ovni"), término que se ha usado para reportar esta noticia, no es sinónimo de "extraterrestre" (sino que designa a un objeto volador que no puede ser identificado). El término fue acuñado por el agente Edward Ruppelt de la Fuerza Aérea estadounidense a principios de la década de 1950 (es decir, en medio de la paranoia de la Guerra Fría), durante una investigación por varios objetos voladores que, efecto, no habían sido identificados. La investigación, conocida como "Project Blue Book" (o "Proyecto Libro Azul"), concluyó que no había evidencia de que los objetos voladores no identificados estudiados correspondieran a vehículos extraterrestres.

Por su parte, el Pentágono no usó el término "UFO" para reportar la noticia de ayer. En su página oficial se refirió a lo que se ve en los videos como "unidentified aerial phenomena" (o "fenómenos aéreos no identificados") en un comunicado en el que anunció que había autorizado la "publicación de tres videos desclasificados [es decir, que antes eran protegidos por el gobierno] de la Armada, uno tomado en noviembre de 2004 y otros dos en enero de 2015". 

Por otra parte, el comunicado también dice que el departamento "determinó que la publicación autorizada de estos videos desclasificados no revela ninguna capacidad o sistema sensible" y que estaba publicando los videos "para aclarar cualquier malinterpretación que pueda tener el público sobre si el material que ha estado circulando es real, o si hay algo más detrás de los videos".

Esto es una posible referencia a una investigación que The New York Times comenzó en mayo de 2017 en una nota titulada "'Wow, What's That?' Navy Pilots Report Unexplained Flying Objects" (o "'Guau, ¿qué es eso?' Pilotos de la Armada reportan objetos voladores no explicados"). Esa nota hablaba de los tres videos de 2004 y 2015 y tampoco concluía que se tratara de objetos extraterrestres. Pero sí mencionaba un programa del Departamento de Defensa para monitorear "posibles amenazas aéreas".

La investigación siguió en diciembre, cuando The New YorkTimes publicó otra nota, en la que volvía a mostrar los videos, pero además investigaba a fondo el programa mencionado en la nota anterior. La revelación del artículo es que el Departamento de Defensa estadounidense había financiado (a un costo de 22 millones de dólares), entre 2007 y 2012, un programa secreto llamado Programa Para la Identificación de Amenazas Avanzadas a la Aviación (o AATIP, por sus siglas en inglés), cuyo propósito era, según el Times, investigar "UFOs" y que en ese momento seguía operando sin fondos estatales. The New York Times también citó a dos científicos expertos quienes aclararon que el hecho de que algo no haya sido identificado no implica que ese algo tenga un origen extraterrestre.

Sin embargo, tras la publicación de la investigación de 2017, creció la presión pública para que el Pentágono confirmara la veracidad de los videos, lo que hizo en septiembre de 2019. A pesar de esto, aunque lo más probable es que los videos hayan sido obtenidos como parte del programa AATIP, como explica este artículo de Wired, el Pentágono no lo ha confirmado.

Entonces, la noticia de ayer no es que se haya confirmado vida extraterrestre, o que se hayan conseguido nuevos videos, o que se haya confirmado algo que antes no se sabía. La noticia realmente es que el Pentágono publicó unos videos de hace cinco y 16 años en su página web.

Por todo esto, calificamos como falsas las publicaciones que aseguran que el Pentágono confirmó la existencia de vida extraterrestre.