Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 21 Mayo 2020

No, Colombia no ‘ocupa el primer lugar en corrupción en plena pandemia’

Por Adolfo Ochoa Moyano

Un blog le atribuye este ranking a la ONG Transparencia Internacional, pero dicha organización no ha publicado esto. En realidad, se trata de una encuesta de percepción realizada por un medio de comunicación estadounidense en enero pasado.

El blog Noticias ABC publicó una nota titulada ‘Vergonzoso Colombia primer lugar en corrupción en plena pandemia’, en la que asegura que “el índice realizado por la ONG Transparencia Internacional, y presentado por la página web U.S. News, recopiló información de corrupción con expertos y empresarios, dejando a Colombia en el vergonzoso primer lugar”.

Sin embargo, al verificar la información del artículo, encontramos que es falsa. La ONG Transparencia Internacional no ha sacado un ranking de países recientemente y en su último listado Colombia no ocupa un primer lugar.  

El informe más reciente fue publicado el 23 de enero del 2020 y estaba basado en los datos de 2019. En el estudio, Colombia estaba ubicada en el puesto 96 de 180 países evaluados. Y en el informe de 2018 tampoco aparece Colombia como primero en el listado de países evaluados.

En el documento tampoco figura nada relacionado con la pandemia del coronavirus (COVID-19), pues cuando este fue presentado apenas se estaban conociendo los primeros casos fuera de China. En Colombia solo se confirmó el primer contagio en marzo.

Por otro lado, al revisar el artículo ‘Los 10 países más corruptos por percepción’, publicado el 15 de enero pasado en la web U.S News, encontramos que este, en realidad, hace referencia es a una encuesta de percepción realizada por ellos mismos.

En el artículo, la referencia a la ONG Transparencia Internacional solamente aparece para explicar la definición que esta entidad da de corrupción. “Transparencia Internacional, la organización no gubernamental con sede en Alemania, define la corrupción como el mal uso del poder público para beneficio privado. La versión más reciente de la organización de su Índice de Percepción de la Corrupción también afirma que la falta de control significativo de la corrupción está alimentando una crisis global en la democracia”, dice la nota de U.S. News.

Enseguida explican que la encuesta que están registrando en la nota fue realizada por ellos y está basada en preguntas a 20.000 “ciudadanos globales” a los que se les permitió responder de acuerdo a la definición de corrupción que tuvieran ellos al momento de la encuesta.  

En la encuesta, los encuestados respondieron cuán estrechamente relacionaban a cada uno de los países con el término "corrupto", cuyo significado exacto se dejó a su propia interpretación. En ninguna parte se asegura que la información haya sido recopilada por “expertos y empresarios” como lo asegura el artículo del blog.

En su momento, el 16 de enero, Transparencia Internacional explicó a través de un trino en su cuenta oficial de Twitter que ellos no tenían nada que ver con los resultados obtenidos por U.S. News y especificó que su informe oficial sería publicado el 23 de enero, es decir 8 días después de que U.S. News publicara en la web su artículo.
 

En Colombiacheck consultamos a Transparencia por Colombia, filial en el país de la ONG, para determinar si existe un informe nuevo sobre corrupción en la pandemia y su director ejecutivo, Andrés Hernández nos dijo que no se ha hecho una nueva medición y que los únicos resultados oficiales son los presentados en enero pasado. 

“Desde Transparencia por Colombia deseamos aclarar que ni nuestra organización ni transparencia internacional, movimiento al cual pertenecemos, ha realizado algún tipo de ranking sobre corrupción en la gestión de crisis de COVID en América Latina. Nosotros este año hemos publicado, por un lado, el 23 de enero, nuestro Índice de Percepción de Corrupción que es un análisis que hacemos anualmente y que no tenía ningún tipo de valoración asociada a la pandemia”, nos dijo.

Hernández nos explicó que sí se están adelantando estudios sobre alertas de riesgos de corrupción en compras y contrataciones públicas a nivel de América Latina en la gestión de la emergencia del COVID-19, pero se trata de recomendaciones y en ningún caso es un ranking de qué países son más corruptos en medio de la pandemia. Así que es falso que Colombia ocupe primer lugar en corrupción en plena pandemia, como lo asegura el blog.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 08 Junio 2020

Gráfico que muestra probabilidades de contagio con tapabocas no tiene evidencia científica

Por Ana María Saavedra

Aunque tapabocas sí ayudan, en un dibujo se muestran cifras de probabilidades de contagio de COVID-19, para las que no hay respaldo científico, si se utiliza o no. Por ahora no es posible determinar con exactitud los porcentajes dados. 

Una infografía compartida miles de veces muestra tres escenarios diferentes de la interacción entre un "portador de COVID-19" con otra persona no infectada. En el primer escenario el infectado no usa una máscara, pero la otra persona sí. De acuerdo con la imagen, el riesgo de contagio en ese contexto sería del 70 por ciento.

En el segundo escenario, el portador de coronavirus usa tapabocas, pero la otra persona no. Según la gráfica, en este caso el riesgo sería del 5 por ciento. En el último escenario, tanto el infectado como la otra persona usan mascarilla. El riesgo sería del 1,5 en este caso según la imagen.

Infografías similares con los mismos datos han sido compartidas en varios países y en varios idiomas como inglés y francés

Pero, aunque la evidencia sí muestra que los tapabocas pueden ser útiles para prevenir el contagio de COVID-19 (cuando se acompaña con otras medidas de prevención), los datos señalados en el gráfico no cuentan con respaldo científico.

Nuestros colegas de los medios de fact-checking Efecto Cocuyo de Venezuela y AFP Factual ya habían verificado esta infografía.

En Colombiacheck retomamos parte de las verificaciones de nuestros colegas  como parte de #CoronavirusFacts (O #DatosCoronavirus en español), un esfuerzo para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo liderado por la Red Internacional de Verificadores de Datos, IFCN.

Tanto Efecto Cocuyo como AFP llegaron a la conclusión de que ‘no hay ninguna evidencia científica que permita medir la reducción de riesgo de contagio con esos porcentajes por el uso de mascarillas’.

En Colombiacheck consultamos a Alfonso Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN), quien nos explicó que “eso valores no están soportados en ninguna publicación científica”.

En una nota publicada por el Fact Check Team de la agencia noticiosa Reuters, consultaron sobre este tema a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). El CDC respondieron, por correo electrónico, que “actualmente no hemos encontrado datos que permitan cuantificar la reducción del riesgo por el uso de mascarillas o tapabocas”.

Al respecto, el CDC ha comunicado que el uso de tapabocas o telas para cubrirse el rostro no tiene la intención de proteger a quien lo usa sino de evitar que se propague el virus (es decir, principalmente busca prevenir que quien usa el tapabocas contagie a alguien más). 

Pero Reuters agrega que el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Europa también ha publicado que se desconoce cuánto puede disminuir la transmisión el uso de la mascarilla en adición a otras contramedidas e insiste que éstas deben ser usadas sólo como un complemento y no como un reemplazo de las medidas preventivas.

La organización neerlandesa Nieuwscheckers también verificó el gráfico y encontró que este fue una interpretación del estudio “Facemasks and similar barriers to prevent respiratory illness such as COVID-19: A rapid systematic review”, una investigación que no ha sido revisada por pares.

En el estudio se observó que en un hogar donde tres personas usaron mascarillas (dos sanas y una infectada) el riesgo de contagio se reducía apenas en 19 por ciento pero que esta reducción bajaba drásticamente si la mascarilla solo la usaba el contagiado, o si solo la usaban las personas no contagiadas.

Nieuwscheckers concluyó que “la imagen (que estamos verificando) ofrece una interpretación errónea de cómo funcionan las mascarillas. Estas obstruyen gotículas de saliva y pequeñas partículas de polvo o líquido que flotan en el aire, por las cuales se puede propagar el virus”.

Y añadieron que, “sin embargo, el efecto del uso de mascarillas en la vida diaria depende de su uso correcto y otras circunstancias. La investigación sobre la efectividad de estas mascarillas muestra que los efectos de su uso son probablemente mucho menores que los porcentajes de la imagen viral”.

Insuficientes por sí solas

En una actualización de recomendaciones del 6 de abril titulada “Consejos sobre el uso de máscaras en el contexto de COVID-19”, la OMS advirtió que el uso de mascarillas “es insuficiente para proporcionar un nivel adecuado de protección”, porque “también se deben adoptar otras medidas de prevención y control de infecciones”.

El 5 de junio, la OMS actualizó de nuevo sus recomendaciones sobre el uso de tapabocas y aseguró que “los tapabocas son parte de un paquete integral de medidas de prevención y control que pueden limitar la propagación de varias enfermedades virales respiratorias, incluido el COVID-19”. La OMS también agregó que “los tapabocas pueden ser usados tanto para proteger a personas saludables (se usan para protegerse a sí mismo al estar en contacto con un individuo contagiado), así como control de focos emisores (los usa un individuo contagiado para prevenir que se siga propagando [el virus])”.

De todas maneras, concluye el documento, “el uso de tapabocas por sí solo es insuficiente para proveer un nivel adecuado de protección o de control de focos emisores, y otras medidas personales y a nivel comunitario también deberían ser adoptadas para suprimir la transmisión de virus respiratorios”.

La Organización Mundial (OMS) recomienda lavarse las manos frecuentemente, no llevarse las manos al rostro, cubrirse con el codo o brazo al estornudar o toser y guardar una distancia física de al menos 1 metro con otras personas. 

Diferentes tipos de tapabocas

Por su parte, el equipo de verificación de la AFP resaltó en su verificación que la eficacia de las mascarillas depende de diferentes variables y su nivel de protección no puede determinarse con exactitud.

Es que existen varios tipos de tapabocas, como lo explicamos en nuestro explicador “¿Qué características debe tener un buen tapabocas?”.

Precisamente, Juan Carballeda, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET) y miembro de la Asociación Argentina de Virología (SAV), le explicó a AFP que una de las dificultades para dar con un porcentaje tan exacto como del que hablan en el gráfico tiene que ver con los modelos de mascarillas que se usan.

“No hay un único tipo de barbijo o tapaboca que se esté usando y no tenemos mucha evidencia de cuánto tiempo el virus puede vivir en las superficies o si se encuentra en gotas de tamaño grande o pequeño. De ninguna manera le pondría un porcentaje tan exacto”, señaló.

Por su parte Shelley Payne, directora del Centro LaMontagne para Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, indicó que si bien el orden relativo de riesgo que se muestra en el gráfico es correcto, "los números reales dependerán de una serie de factores, incluida la cantidad del virus dispersados por el portador o caso [positivo], la distancia entre los dos individuos, el tipo de material de la máscara, el ajuste de la máscara".

Demasiadas variables y la falta de datos experimentales, excepto en entornos hospitalarios, dificultan el cálculo del riesgo de contagio, dijo Payne a la AFP por correo electrónico. 

"No creo que haya cifras confiables sobre cuánta protección proporciona una máscara […] pero "la probabilidad de propagación es más alta si el portador no lleva una máscara y más baja si tanto el infectado como las personas que tienen contacto con él usan tapabocas", agregó Payne.

A su vez, Carlos Pinto, epidemiólogo del Instituto Nacional de Salud en Colombia coincidió con esta tesis. “Con la evidencia actual, no se puede confirmar la precisión de estas estadísticas. No hay suficientes datos para cuantificar la reducción del riesgo por el uso de máscaras quirúrgicas o de tela como lo dice la imagen. Sin embargo, sí es recomendable su uso y el distanciamiento físico para disminuir el riesgo de contagio, sobre todo en los casos de personas asintomáticas o presintomáticas que salgan a la calle”. 

Así que calificamos la infografía compartida en redes como Cuestionable, pues aunque no hay respaldo científico para concluir que los tapabocas protegen en  esos porcentajes, si se recomienda su uso.