Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 06 Octubre 2020

No, no es buena idea lavarse la vagina con enjuagues bucales

Por Colombiacheck

En Instagram se hizo viral la anecdótica respuesta de un popular médico a la inquietud de una seguidora: una novia suya se hacía duchas vaginales con un conocido enjuague bucal. Encontramos que es una práctica riesgosa y va contra la salud íntima de las mujeres.

El médico venezolano conocido en Instagram como dr.RobertoValbuena,  que se describe como 'el rey del bisturí', puso a arder las redes sociales con la respuesta que le dio a una de sus seguidoras que le preguntó "¿Qué tiene que tener una mujer para que un hombre le pueda hacer sexo oral?".

La pregunta y la ya viral respuesta apareció en la cuenta del médico con un colorido meme en el que él respondía "debe oler muy limpio y perfumada". Y posteriormente remataba con una posdata: "Recomendación dúchense antes si pueden... Anécdota tenía una novia que se hacía duchas vaginales con una perita con agua y listerine al bañarse. Eso provocaba dormir allí agarren consejo".

La curiosa pieza gráfica  llegó a Twitter en donde también se hizo viral con más de 46.000 resultados en la búsqueda y las tendencias #listerine y #cuca  estuvieron por horas liderando las tendencias en Colombia y otros países como España y México.

Nuestros colegas chequeadores de Maldita.es se dieron a la tarea de verificar la viral pieza gráfica, que el médico después retiró y pidió disculpas por ella. En su verificación, encontraron que es riesgoso para la salud íntima femenina el uso de este tipo de productos.

En Colombiacheck, como parte de la alianza Latamchequea contra la desinformación, reproducimos la verificación de Maldita: Ehh... A ver... Por favor... No, no es buena idea lavarse la vagina con 'Listerine' u otro enjuague bucal:   

La vagina no se debe limpiar por dentro

Vamos a ponernos serios porque detrás de esto hay un riesgo real: el de que por intentar extremar la higiene de la zona genital terminemos alterando la flora vaginal y eso dé pie a infecciones y otros problemas de salud.

Tal y como explica Gloria Boal, vocal matrona del Consejo General de Enfermería (CGE), "la vagina no se debe limpiar por dentro, debemos sólo limpiar la vulva. Una limpieza interna es perjudicial para la flora bacteriana. En el caso de que haya infección tampoco es recomendable la limpieza sino tratarla con el medicamento adecuado", añade en este post que ha publicado el CGE en su página web.

De hecho, existen productos específicos para este fin, las llamadas duchas vaginales, pero ni siquiera haciéndolo con ellos limpiarse la vagina por dentro es recomendable. El interior de la vagina mantiene un delicado equilibrio de acidez y de flora vaginal, e introducir productos químicos externos puede alterar ese equilibrio y causar perjuicios como infecciones vaginales por hongos o bacterias. Puedes leer más información en la web del Servicio Nacional de Salud británico.

La idea de utilizar para ello enjuague bucal, como es lógico, no mejora las cosas. "Los enjuagues bucales cuentan con un PH básico, para evitar la desmineralización de los dientes. Tenemos que tener en cuenta que el PH de la vagina durante la edad fértil es distinto, es mucho más ácido, por lo que los productos para uso oral como el que estamos nombrando no son adecuados para esta zona del cuerpo", añade en el mismo post María Enríquez, enfermera del CGE.

¿Por qué aclarar lo que parece absurdo?

Sabemos lo que mucha gente va a pensar y decir cuando vea este artículo en las redes sociales: que es demasiado obvio como para necesitar una explicación, que explicándolo le damos más visibilidad, que quien se lo crea se merece el daño que eso pueda causarle.

No estamos de acuerdo. Cada uno dentro de nuestro círculo creemos tener muy claro qué es cierto y qué no de los temas sobre los que tenemos algún conocimiento, pero hay que tener en cuenta que cada uno sabemos sobre cosas distintas y lo que para unos está muy claro para otros no lo está tanto.

En Maldita Ciencia y en Maldita.es en general a menudo nos preguntan por cosas que podríamos pensar que son muy obvias y que no merecen nuestro tiempo y nuestra atención, pero estamos convencidos de que si mucha gente nos pregunta y duda, hay que ofrecer respuestas y que ese tiempo y atención siempre estarán bien empleados.

También porque creemos que la información fiable basada en el conocimiento científico debe estar tan accesible como la desinformación (y ojalá lo estuviese más), de forma que si alguien se topa con un tema como este y busca en internet más información para salir de dudas, pueda hacerlo basándose en la primera y no solo en la segunda. De hecho, nuestra intención no es señalar a quien da pie a estas dudas, especialmente si después rectifica (y borra), sino explicar lo que se sabe para que todo el mundo pueda tomar decisiones bien informadas.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 06 Septiembre 2021

Alejandro Gaviria no dijo que “el asbesto no era malo para la salud”, pero sí que no había certeza del daño

Por Cindy A. Morales

Una afirmación del exministro fue sacada de contexto en redes sociales. Durante su administración frente al Ministerio de Salud sí apoyó la prohibición del asbesto.

“Ojo colombia, si a los medios desinformativos, a los dizque periodistas de este país les encanta alejandro gaviria, entonces eso quiere decir que será un nuevo y peor Iván duque, si como ministro de salud dijo que el asbesto no era malo para la salud”, dice parte de un mensaje que circula desde el pasado 29 de agosto en Facebook.

Entradas con mensajes similares se han compartido en esa misma red social (12) y en Twitter junto con una captura de pantalla de una nota de la cadena radial La W titulada: “Minsalud afirma que no hay evidencia sobre efectos del asbesto en la salud pública”. 

Gaviria-asbesto

El asbesto o amianto “es el nombre de un grupo de minerales fibrosos que están presentes en la naturaleza y son resistentes al calor y la corrosión” y que ha sido utilizado para la fabricación de tejas, frenos de automóviles, entre otros.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos “cuando se inhalan fibras de asbesto, estas pueden quedar en los pulmones y permanecer allí por largo tiempo (…) La exposición al asbesto se relaciona con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y mesotelioma, que es un cáncer en las membranas delgadas que recubren el interior del tórax y el abdomen”.

Las publicaciones circulan tras la renuncia de Alejandro Gaviria como rector de la Universidad de Los Andes para emprender su campaña como precandidato a la Presidencia para las elecciones de 2022. Gaviria fue ministro de Salud desde septiembre de 2012 hasta el final del gobierno de Juan Manuel Santos en 2018.

Una nota periodística

Una búsqueda en Google con el titular de la nota de la W en efecto ubica la publicación en la página de la cadena radial. La nota, publicada el 9 de junio de 2016, tiene apenas dos párrafos y afirma que, según el entonces ministro de Salud, “los riesgos en la salud del tipo de asbesto que se utiliza en Colombia no son certeros, ya que no hay evidencia definitiva que pruebe que es malo para la salud”. El artículo, sin embargo, no explica dónde dio esas declaraciones Gaviria o en qué contexto.

Otra búsqueda en el motor de Google con los términos de esa frase de la nota de la W “riesgos + salud + asbesto + certeros + Gaviria” muestra entre sus resultados enlaces a varios medios de comunicación nacionaleslocales, publicados el 13 y el 21 de junio de 2015 respectivamente.

Entre los hallazgos también está una publicación de Cerosetenta, medio digital independiente que se creó en el Centro de Estudios de Periodismo (CEPER) de la Universidad de los Andes, que indica bajo un enlace que esa frase la dijo Gaviria en este artículo del diario El Espectador.

En la nota, publicada el 10 de junio de 2016 en ese periódico, ya no está esa frase ni en el título ni en el cuerpo de la nota, pero se indica lo siguiente: “El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que el hecho de que esta sustancia sea carcinogénica tipo 1 no significa de manera inmediata que deba prohibirse. Propuso una transición, entre el sí a la prohibición y el derecho al trabajo. ‘La pregunta no es si se prohíbe, sino cómo y cuándo’, aseguró”.

El artículo también tiene una nota del editor donde se precisa que “el titular y el registro de la intervención del ministro de Salud fueron editados para precisar el sentido de esa intervención”.

Varios usuarios han compartido en redes sociales capturas de pantalla de una nota de El Espectador también de ese 10 de junio, pero con el título “‘Los riesgos asociados a la salud por el asbesto no son certeros”: Alejandro Gaviria’”.

Las capturas de pantalla son fáciles de manipular, pero un indicio que demuestra que la nota sí tuvo ese título es que la misma cuenta oficial de Twitter de El Espectador publicó esa nota con el mismo titular como se ve aquí.  

Otros usuarios en Twitter compartieron la nota con ese mismo titular durante los días posteriores, e incluso esta columna también publicada en el portal de ese diario hace referencia a la frase. 

 

Gaviria-ElEspectador
Captura de pantalla de un tuit de El Espectador del 12 de junio de 2016


Una búsqueda en Wayback Machine, una plataforma que permite archivar páginas web, muestra que la nota de ese diario tuvo al menos un titular más ese 10 de junio. Como consta en este y en este enlace, en el portal digital de ese periódico se leía: “Se perderían 60.000 empleos si se prohíbe el asbesto en Colombia: Alejandro Gaviria”.

Ambos enlaces comparten el mismo número de la URL (dirección única que se le asigna a un recurso en internet) de la nota del Espectador como consta en la siguiente imagen:

ElEspectador-Gaviria

El mismo Gaviria publicó el 12 de junio de 2016 -dos días después de la nota de El Espectador- un trino en el que afirmaba: “Titulares engañosos de algunos medios terminan alimentando falsos debates. Posición del Ministerio sobre asbesto”.

El tuit estaba acompañado de un video de su intervención ante la Comisión Séptima del Senado durante el debate del proyecto de ley 097 de 2015 que prohibía el asbesto y que se hundió el 7 de junio de 2016, como consta en la Gaceta del Congreso.

En su intervención, Gaviria dice lo mismo que describe la nota de El Espectador sobre que el hecho de que el asbesto sea una sustancia carcinogénica tipo 1 “no implica que deba prohibirse en todos sus usos”.

Pero más adelante precisa: “¿Cómo manejan las sociedades modernas, complejas el riesgo? Con información, con usos controlados, con regulación  y en caso extremos con prohibición, pero no en todos los casos, no podemos hacerlo así, a pesar de que tengamos la evidencia sobre la mesa de que estas sustancias son dañinas y que producen algún riesgo. Estamos hablando de eventos que son probabilísticos, estocásticos por naturaleza. Riesgo, no certeza del daño”.

Y agrega la posición del Ministerio de Salud y del gobierno sobre la prohibición del asbesto: “Podemos plantear una transición (…) Sí a la prohibición, pero la prohibición debe plantear un plazo ordenado y una transición que respete también el derecho al trabajo. Entonces, la pregunta, senadora Blel (Nadia Blel, una de las autoras del proyecto, NDLR) no es si sí o no; yo creo que la pregunta para hacer un manejo inteligente del riesgo es cuándo y cómo (…) A mí me parece que una transición de cinco años es razonable y sensata”, aseguró el entonces ministro.

Tras una consulta en las gacetas del Congreso para verificar la posición del Ministerio de Salud sobre el proyecto de ley de asbesto en ese entonces, se puede ver en este enlace, el concepto jurídico del Ministerio de Salud, que si bien indicaba que el proyecto de ley de 2015 era “improcedente” como se planteaba, seguía apoyándolo y recomendando tiempos de transición más amplios.

Este otro enlace, también de la Gaceta del Congreso, muestra una intervención de Gaviria en esa entidad en la que, de nuevo, habla sobre períodos de sustitución más largos y afirma que siguen apoyando la iniciativa. “Nosotros creímos que una transición nos permitía hacer esa ponderación adecuada y por eso planteamos un período en su momento y por eso apoyamos la iniciativa de la senadora, en su momento, cosa que la verdad no ha cambiado”, dijo Gaviria.

Aunque el proyecto de ley de 2015 fue archivado en primer debate en junio de 2016, el 11 de junio de 2019 el Congreso aprobó por unanimidad la prohibición del asbesto en Colombia. La administración de Gaviria siguió de cerca las etapas de ese proyecto, que se iniciaron en 2017, expresando su apoyo como se puede ver en esta nota de ese año publicada en la página web de esa entidad.

“Personalmente me comprometí con Ana Cecilia Niño a dar todo el apoyo que fuera necesario desde el Ministerio de Salud para que el asbesto fuera prohibido en Colombia. Celebro que el Congreso nuevamente nos ponga en la ruta para que el sueño de esta valerosa colombiana se haga realidad", celebró el ministro Alejandro Gaviria Uribe”, dice la publicación.

El 11 de julio de 2019, el presidente Iván Duque promulgó la ley que lleva el nombre de Ana Cecilia Niño, una mujer que falleció en 2017 y que se convirtió en el símbolo de las víctimas del asbesto tras contraer cáncer por haber estado expuesta durante 17 años a ese material. Niño demandó a la Nación por no prohibir el uso de este grupo de minerales.            

Según el texto de la iniciativa, en Colombia, en los últimos 50 años, han muerto más de 1.700 personas por cáncer de pulmón y mesotelioma, atribuible a la exposición al asbesto.

En conclusión, el exministro de Salud Alejandro Gaviria no dijo que “no hay evidencia sobre efectos del asbesto en la salud pública” ni que “el asbesto no era malo para la salud”, pero sí aseguró durante un debate en la Comisión Séptima del Senado que no había certeza del daño. Pese a ello, durante su administración en el Ministerio de Salud (2012-2018) sí apoyó la prohibición del asbesto.