Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 27 Noviembre 2018

No, Santos no dejó el país en quiebra por la deuda externa

Por Ana María Saavedra

Un artículo asegura que “Santos deja el país en quiebra con una deuda externa de 126 mil millones de dólares”. El monto de la deuda externa pública sumada a la privada sí es de ese valor, pero es cuestionable afirmar que el país esté quebrado.

El artículo, publicado en el portal Oiga Noticias, continúa diciendo que “el Banco de la República dio a conocer un informe mostrando que la deuda externa del país alcanzó los US$ 126.517 millones de dólares”.

En efecto, según un informe del Banco de la República con corte a junio de este año, este es el monto de la deuda del país, si se suma tanto la deuda externa pública como la privada.

El informe explica que, “al cierre del segundo trimestre del año 2018, el saldo de la deuda externa del sector privado fue de US$ 53.771 millones (15,5% del PIB)” y “del sector público fue de US$ 72.478 millones”, lo que suma un total de 126.249 millones de dólares.

deuda

De todas maneras, es cuestionable decir que por esto el país esté quebrado. Según Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, aunque la deuda externa haya aumentado, esto no significa que el país haya caído en un default. Es decir, Colombia no ha dejado de pagar su deuda, ni le ha incumplido a sus acreedores.

Alonso lo explica así: “una familia puede endeudarse cada vez más, pero todavía tener posibilidades de pagar y eso no significa que esté en quiebra". 

Esto sí le ha sucedido a otros países. Por ejemplo, Argentina ha caído varias veces en default y Grecia cayó en 2015. Por otra parte, Venezuela no ha caído en un default pero, según Alonso, todo indica que está a punto de caer en uno.

De todas maneras, recuerda Alonso, Colombia sí ha tenido que hacer constantes reformas tributarias pues los gastos del país son superiores a nuestros ingresos, una de las razones por las que se ha engordado la deuda.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 09 Agosto 2019

“¿Te pagan más o te pagan menos?”: Comparación de precio del dólar entre 2009 y 2019 es incorrecto

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Un trino compara el salario mínimo de 2009 y de 2019 en relación al precio del dólar para cada momento. Sin embargo, no tiene en cuenta la inflación ni los productos importados de la canasta familiar.

El pasado 6 de agosto, una tuitera publicó un trino para criticar la economía naranja y el eslogan (mal reseñado) “El futuro es de todos”; banderas del gobierno del Presidente de Colombia, Iván Duque. El trino decía: 

“Dólar 2009 $1.911 vs Dólar 2019 $3.460

Salario mínimo año 2009 = $497.000 / $1.911 = 260 Dólares

Salario mínimo año 2019 = $828.000 / $3.460 = 239 Dólares

¿te pagan mas o te pagan menos?

¡Ahí tienen su economía naranja y un país mejor para todos!”.

Efectivamente el precio del dólar estuvo en algún momento del año 2009 en 1.911 pesos, como se puede ver en esta tabla del Banco de la República.

Asimismo, el precio del dólar para el pasado 6 de agosto alcanzó los 3.459,47 pesos, como muestra esta otra tabla de la misma entidad.

Es cierto, además, que el salario mínimo de 2009 estuvo en 497.000 pesos; y que el salario mínimo actual es de 828.116 pesos. Todos estos valores reseñados en el trino son correctos.

Lo que no es correcto, sin embargo, es la comparación que hace al enfrentar el salario mínimo de 2009 convertido a dólares, con el de 2019 para decir que actualmente los colombianos ganan menos.

De acuerdo con Diego Guevara, docente de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional, quien dice que los salarios no pueden compararse en dólares, a menos que sean dólares PPA (paridad del poder adquisitivo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales, afirma, además, que la comparación hecha por la tuitera no tiene en cuenta tres elementos fundamentales. 

  1. El PPA, mencionado por Guevara, es decir, el poder adquisitivo relativo frente a las otras monedas.

  2. La inflación, que cambia anualmente. 

  3. Y la canasta familiar, que se ve afectada por el PPA dado que esta varía y los productos importados han cambiado a través de los años.

Pero además, el trino ignora que la devaluación de la moneda no se da solo por factores internos (como el gobierno de Duque, como ella señala), sino también por factores externos. Y para el segundo punto, la caída de los precios del petróleo sigue siendo un factor que afecta la economía de Colombia, sumado a la pelea actual entre Estados Unidos y China que está afectando los mercados de todo el mundo. 

Arias cuenta que una de las monedas más transadas es el dólar australiano y hace dos años, con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, tuvo una caída de 30 centavos, cuando bajó del 0,90 al 0,30. “Con el peso hemos tenido una devaluación del 20 por ciento en un año”, dice Arias. Y aunque Duque pueda tener la culpa de algunas cosas, no es responsable de todo. “Es más un tema de macroeconomía”, concluye el analista.

Por lo cual, dado que los valores usados en el trino son correctos pero se utilizan para llegar a conclusiones equivocadas, calificamos las afirmaciones como cuestionables.