Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 28 Abril 2020

Pentágono no confirmó 'existencia de extraterrestres'

Por Pablo Medina Uribe

El Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó unos videos viejos de objetos que no ha podido identificar, pero las redes los malinterpretaron como confirmación de vida extraterreste.

Ayer, 27 de abril, se publicó en varios medios que el Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, publicó unos videos de "ovnis" (acrónimo de "objetos voladores no identificados", o UFOs, por sus siglas en inglés). 

Algunas páginas en Facebook y Twitter reportaron que el Pentágono había "confirmado visitantes extraterrestres". Pero esto es falso, pues lo único que se anunció fue la desclasificación y publicación de los videos (que ya tienen varios años) y en ningún momento se hizo referencia a vida extraterrestre. 

Antes que nada, hay que anotar que "UFO" (u "ovni"), término que se ha usado para reportar esta noticia, no es sinónimo de "extraterrestre" (sino que designa a un objeto volador que no puede ser identificado). El término fue acuñado por el agente Edward Ruppelt de la Fuerza Aérea estadounidense a principios de la década de 1950 (es decir, en medio de la paranoia de la Guerra Fría), durante una investigación por varios objetos voladores que, efecto, no habían sido identificados. La investigación, conocida como "Project Blue Book" (o "Proyecto Libro Azul"), concluyó que no había evidencia de que los objetos voladores no identificados estudiados correspondieran a vehículos extraterrestres.

Por su parte, el Pentágono no usó el término "UFO" para reportar la noticia de ayer. En su página oficial se refirió a lo que se ve en los videos como "unidentified aerial phenomena" (o "fenómenos aéreos no identificados") en un comunicado en el que anunció que había autorizado la "publicación de tres videos desclasificados [es decir, que antes eran protegidos por el gobierno] de la Armada, uno tomado en noviembre de 2004 y otros dos en enero de 2015". 

Por otra parte, el comunicado también dice que el departamento "determinó que la publicación autorizada de estos videos desclasificados no revela ninguna capacidad o sistema sensible" y que estaba publicando los videos "para aclarar cualquier malinterpretación que pueda tener el público sobre si el material que ha estado circulando es real, o si hay algo más detrás de los videos".

Esto es una posible referencia a una investigación que The New York Times comenzó en mayo de 2017 en una nota titulada "'Wow, What's That?' Navy Pilots Report Unexplained Flying Objects" (o "'Guau, ¿qué es eso?' Pilotos de la Armada reportan objetos voladores no explicados"). Esa nota hablaba de los tres videos de 2004 y 2015 y tampoco concluía que se tratara de objetos extraterrestres. Pero sí mencionaba un programa del Departamento de Defensa para monitorear "posibles amenazas aéreas".

La investigación siguió en diciembre, cuando The New YorkTimes publicó otra nota, en la que volvía a mostrar los videos, pero además investigaba a fondo el programa mencionado en la nota anterior. La revelación del artículo es que el Departamento de Defensa estadounidense había financiado (a un costo de 22 millones de dólares), entre 2007 y 2012, un programa secreto llamado Programa Para la Identificación de Amenazas Avanzadas a la Aviación (o AATIP, por sus siglas en inglés), cuyo propósito era, según el Times, investigar "UFOs" y que en ese momento seguía operando sin fondos estatales. The New York Times también citó a dos científicos expertos quienes aclararon que el hecho de que algo no haya sido identificado no implica que ese algo tenga un origen extraterrestre.

Sin embargo, tras la publicación de la investigación de 2017, creció la presión pública para que el Pentágono confirmara la veracidad de los videos, lo que hizo en septiembre de 2019. A pesar de esto, aunque lo más probable es que los videos hayan sido obtenidos como parte del programa AATIP, como explica este artículo de Wired, el Pentágono no lo ha confirmado.

Entonces, la noticia de ayer no es que se haya confirmado vida extraterrestre, o que se hayan conseguido nuevos videos, o que se haya confirmado algo que antes no se sabía. La noticia realmente es que el Pentágono publicó unos videos de hace cinco y 16 años en su página web.

Por todo esto, calificamos como falsas las publicaciones que aseguran que el Pentágono confirmó la existencia de vida extraterrestre.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 28 Junio 2020

No, Agencia Espacial Europea no advirtió de 'asteroide que podría chocar contra la Tierra en pocas horas'

Por Pablo Medina Uribe

La cadena española Antena 3 dio información equivocada sobre un objeto espacial tras malinterpretar un hilo de Twitter de la Agencia Espacial Europea. El asteroide 2000 SG344 tiene muy pocas probabilidades de impactar nuestro planeta.

Este domingo 28 de junio, la cadena española Antena 3 Noticias publicó una nota titulada "La Agencia Espacial Europea alerta de un gigantesco asteroide que podría chocar contra la Tierra". Además, en su cuenta de Twitter, promocionó esta nota con el mensaje "La Agencia Espacial Europea alerta de un gigantesco asteroide que podría chocar contra la Tierra en pocas horas ➡ Tiene el mismo tamaño que uno que destruyó 2.000 kilómetros cuadrados de bosque siberiano en 1908".

Sin embargo, todo esto es falso. La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), no alertó de un "gigantesco" asteroide, ni dijo que podría chocar contra la Tierra "en pocas horas". La ESA ni siquiera aseguró que ese asteroide esté "cerca" dela Tierra. Por lo que, además, la comparación que hace Antena 3 con el objeto que impactó Siberia en 1908, aunque tiene datos correctos, está completamente descontextualizada.

El asteroide

Antena 3 basó su información en un hilo de Twitter que la ESA publicó (en inglés) el 27 de junio hablando sobre un asteroide llamado 2000 SG344.

Esto es lo que dijo la ESA en su hilo:

¡Faltan tres días para el #DíaDelAsteroide!

El número 3 de la #listaderiesgodeasteroides de la Esa es el más grande del top 7, con un estimado de 40 metros. El asteroide, llamado 2000 SG344, tiene una probabilidad de 1 en 1.183 de impactar la Tierra y viaja en una órbita similar.

El asteroide 2000 SG344 tiene una órbita similar a la de la Tierra, pero el tiempo que le toma darle una vuelta al Sol es de 12 días menos. Esto hace que esté cerca de la Tierra por unos años y luego que esté lejos y sea inobservable por unas tres décadas #DefensaPlanetaria

No lo volveremos a ver hasta 2025, cuando esperamos tener datos adicionales para aclarar sus escenarios de [posible] impacto. Al tener ~40 metros de diámetro, es comparable en tamaño al objeto que impactó #Tunguska y que destruyó 2.000 kilómetros cuadrados de bosque siberiano en 1908 – y que es la razón por la que celebramos el #DíaDelAsteroide

Así que en ningún momento la ESA aseguró que este asteroide impactaría la Tierra en "las próximas horas", ni aseguró que fuera "gigantesco" (simplemente dijo que era el "más grande" del "top 7" de asteroides que siguen más de cerca).

Además, Antena 3 se equivoca al asegurar en su nota que "este asteroide tarda 12 días en dar una vuelta al mundo". Esta es una lectura equivocada del hilo de la ESA, que en cambio dice que "el tiempo que le toma [al asteroide] darle una vuelta al Sol [y no "al mundo"] es de 12 días menos [que el tiempo que le toma a la Tierra hacer lo mismo]".

La posibilidad de impacto

Como ya lo explicamos en otro chequeo, un asteroide es un objeto espacial rocoso más pequeño que un planeta y más grande que los objetos que pueden convertirse en meteoritos (que a su vez es como se conoce a los objetos espaciales pequeños luego de que estos impacten la superficie terrestre).

Por otra parte, similar a la lista de Asteroides Potencialmente Peligrosos de la Nasa (que explicamos en este otro chequeo), la lista de Riesgo de Asteroides incluye asteroides que tengan alguna posibilidad de impactar la Tierra, por mínima que sea. En particular, la ESA aclara que rastrea todos los asteroides cuya posibilidad de impactar la Tierra sea "más de cero".

Álex Riveiro, un español que se define como "divulgador científico", aclaró en respuesta al trino de Antena 3, la baja posibilidad de impacto de este asteroide. "Lo único que dice el tweet de la ESA es que quedan 3 días hasta el Día del Asteroide (30 de junio). Su órbita es de 353 días. En los próximos años no se va a acercar a menos de 3 millones de kilómetros de nuestro planeta. Tampoco es un gran peligro", dijo Riveiro en un hilo de Twitter.

En efecto, actualmente el asteroide 2000 SG344 no está orbitando cerca de la Tierra. Según datos de la Base de Datos de Cuerpos Pequeños de JPL (el Laboratorio de Propulsión a Chorro, por sus siglas en inglés) de la Nasa, el 30 de junio este asteroide se encontrará a 1,485 unidades astronómicas (o unos 222 millones de kilómetros) de la Tierra, un poco más que la distancia promedio entre la Tierra y el Sol.

Asteroide 2000 SG344, 30 de junio

El próximo acercamiento cercano de este asteroide con la Tierra ocurrirá el 3 de mayo de 2028, cuando estará a 0,018 unidades astronómicas (o unos 2,7 millones de kilómetros) de la Tierra, el equivalente a unas siete veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna.

Asteroide 2000 SG344, 2028

El Día del Asteroide

Finalmente, el Día del Asteroide se observa cada 30 de junio, en conmemoración al evento de Tunguska, en Rusia, de 1908. En esa fecha de ese año, un objeto espacial (no es del todo claro de qué tipo) cayó sobre esa región de Siberia y, como recuenta la ESA, destruyó aproximadamente 2.000 kilómetros cuadrados de bosque.

El día de los asteroides fue creado en 2014 (y adoptado por las Naciones Unidas en 2016), gracias a la gestión de Brian May, guitarrista de la banda británica Queen y doctor en astrofísica, para crear consciencia sobre los asteroides, la posibilidad de nuevos impactos y la necesidad de monitorear objetos espaciales que orbiten "cerca" (en términos astronómicos) a nuestro planeta, para así poder detectar una alta posibilidad de impacto con varios años de antelación.

Así que los "tres días" que mencionó la ESA hacían referencia a los días que hacían falta para esa conmemoración y en ningún momento hacían referencia al acercamiento, o a un posible impacto del asteroide 2000 SG344.