Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Domingo, 20 Agosto 2017

Rifirrafe por cantidad de víctimas del conflicto que se quedó a vivir en Bogotá

Por Paula Vásquez

Judith Maldonado de Voces de Paz, replicó unas cifras sobre este fenómeno, pero la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, las rectificó por imprecisas.

Judith Maldonado, integrante de Voces de Paz, la iniciativa ciudadana cuyo objetivo es impulsar la creación del partido político de las Farc, trinó el pasado 16 de julio respecto a las víctimas del conflicto que han llegado a Bogotá.

 

 

Colombiacheck se contactó con Maldonado quien dijo haber basado su afirmación en la nota del Espectador titulada: La capital en deuda con las víctimas.

Después de leer el artículo, revisar datos de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, comparar con las cifras del Registro Único de Víctimas, RUV, calificamos esta afirmación como ligera.

Lo primero que hicimos fue revisar la publicación de El Espectador donde afirman, “Bogotá es la ciudad que más ha recibido víctimas del conflicto en el país. En total, según cifras de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, desde 1985 se han reportado alrededor de 639.000, de las cuales 351.187 se quedaron a vivir en la capital.”

Además, dan la definición de víctima, “oficialmente, una víctima en Colombia es aquella que ha sufrido un daño por hechos ocurridos desde el 1 de enero de 1985, como consecuencia de infracciones al derecho internacional humanitario, en medio del conflicto armado interno. Es decir, todas aquellas afectadas por la desaparición forzada, el secuestro, el despojo de tierras, delitos contra la integridad sexual, el desplazamiento, la explosión de minas antipersona, actos terroristas, reclutamiento ilícito, homicidios y masacres.”

Dos días después, el 18 de julio, el mismo medio de comunicación publicó una columna de la Alta Consejera para los derechos de las víctimas, Angela Anzola, en la que pide al medio la rectificación de ciertos puntos de la nota.

A pesar de que no rectifica la cifra que trinó Judith Maldonado, según datos de la Alta Consejería, hasta el 1 de julio de 2017 fueron 666.345 las víctimas del conflicto armado que declararon hechos en Bogotá de las cuales 350.652 residen actualmente en la ciudad.

Según los datos aportados por la Alta Consejera en su carta al medio de comunicación, Maldonado fue ligera al replicar la información publicada sin verificar las cifras por su propia cuenta. La diferencia entre los datos reales y los que tuiteó la integrante de Voces de Paz fue de 27.354 en cuanto las víctimas que declararon en Bogotá y 535 sobre las que residen en Bogotá.

Además de esto, Colombiacheck revisó la página del RUV en la que se muestra el número de víctimas que han declarado en los diferentes departamentos (incluida Bogotá), en el Registro Nacional de Información, (RNI), nos explicaron que para saber el total de las víctimas por departamento había que sumar tanto el total de declaraciones de víctimas del conflicto armado, con la declaración de víctimas con sentencia como lo muestra la siguiente tabla:

En efecto, Bogotá es la ciudad que recibe más víctimas del conflicto, pero hay que tener en cuenta que es la única ciudad que se contabiliza, ya que es considerada como distrito especial por su papel administrativo y geográfico en el país.

También buscamos la cifra desagregada de los hechos victimizantes de las personas que han declarado en la capital:

Según la página del RUV, este reporte muestra el número de personas por hecho victimizante, la suma de los valores de la tabla no refleja el total de víctimas únicas debido a que una persona puede reportar varios hechos victimizantes.

¿Cómo recibe a una víctima el distrito?

Según información de la Alta Consejería desde la llegada de las víctimas del conflicto a la ciudad, la entidad ofrece ayuda humanitaria inmediata a través de medidas de alojamiento transitorio, alimentación, elementos de aseo, asistencia funeraria y traslados de emergencia. Dicha ayuda se brinda, aproximadamente, durante tres meses y gracias al marco jurídico que creó la Ley 1448 de 2011.

De igual manera, la Alta Consejería dispone, para la asistencia, un modelo de atención que se despliega en siete Centros Locales de Atención a Víctimas, Clav, ubicados en Suba, Chapinero, Rafael Uribe, Kennedy-Sevillana, Kennedy- Patio Bonito, Bosa, Ciudad Bolívar y en la Terminal de transporte.

Para este cuatrienio el presupuesto para el funcionamiento de la Alta Consejería es de $1.6 billones. Según la entidad, en Bogotá vive el 4.1% total de la población de víctimas del país, que es su responsabilidad atender.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 22 Junio 2017

Roy Barreras: proceso de paz ha salvado mil vidas en el último año

Por Sania Salazar

Con esa afirmación que resulta aproximada, el senador y precandidato a la presidencia por el partido de la U, defendió el proceso de paz con las Farc. Colombiacheck encontró que no hay consenso al medir los beneficios de la paz.

Según Roy Barreras, precandidato a la presidencia y actual senador del Partido de la U, mil es la cifra de vidas que se han salvado gracias al proceso de paz con las Farc en el último año.

“Es un proceso que salva vidas y que trae mucha esperanza, porque este ha sido un país huérfano de Estado 200 años, la paz es una esperanza para que por fin llegue el Estado al territorio y a las familias y hay que salvar la paz, esto salva vidas todos los días. Mil muertos menos solamente en el último año”, aseguró en el programa La Luciérnaga, de Caracol Radio el pasado 24 de mayo.
 

 


Colombiacheck contactó al senador Barreras por whatsapp para preguntarle en qué fuente basa esa cifra y cuál era el periodo preciso al que se refería, pero hasta la publicación de este chequeo no hemos obtenido respuesta.

Después de revisar varias cifras Colombiacheck califica la frase de Barreras como aproximada.

“En el año 2012 se presentaron 4.114 homicidios en 281 municipios, donde las Farc y el conflicto era intenso, hoy esos homicidios han caído a 3.157, más de mil vidas se han salvado como resultado del proceso que se está consolidando”, aseguró el vicepresidente Óscar Naranjo en abril pasado durante la presentación del informe Cómo va la paz, declaración que resaltó el periódico El Nuevo Siglo.

Colombiacheck revisó dicho informe realizado por la plataforma ciudadana La iniciativa: unión por la paz, y encontró un mapa con las cifras que dio Naranjo, pero al calcular la diferencia de los casos registrados entre 2012 y 2016 encontramos que son 957 casos menos y no más de mil como asegura el vicepresidente.

No se trata de despreciar la cifra, pues es un gran avance en un país donde los asesinatos cometidos por las Farc eran noticia diaria, se trata de pedirles precisión a los líderes de opinión, en este caso a Naranjo y a Barreras, sobre un asunto tan delicado y que ha generado tanta polarización como los beneficios del proceso de paz.

Otras cálculos

 

 

Según el octavo reporte del Monitor del cese al fuego bilateral y de hostilidades del Centro de Recursos para el análisis de conflictos, Cerac, publicado el pasado 2 de mayo “en lo corrido del proceso de paz han dejado de perderse por lo menos 2.670 vidas de personas en acciones directas del conflicto armado con las Farc, de las cuales por lo menos 547 vidas no se han perdido debido al conflicto durante el cese bilateral”.

Un artículo publicado por ese Monitor el 17 de diciembre de 2015 titulado El proceso de paz con las Farc salva vidas calculaba que en tres años de negociación entre el Gobierno y esa guerrilla, se habían prevenido al menos 1.500 muertes.

Para calcular la prevención de muertes en las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, Cerac comparó el promedio histórico diario de muertes durante el conflicto (1984 hasta el 17 de octubre de 2012 -un día antes del inicio de la fase pública del proceso-), frente al promedio diario de número de muertes durante el proceso de paz (a partir del 18 de octubre de 2012).

Hay que recordar que la fase pública de negociaciones entre el Gobierno y las Farc empezó en octubre de 2012.

Si a las 2.670 vidas que se han salvado hasta ahora según el penúltimo reporte del Monitor, restamos el cálculo de diciembre de 2015, nos da 1.170, cálculo que abarca un poco más de un año. La cifra es aproximada a las mil vidas de las que habló Barreras.

“Si se compara con el período de implementación de la Política de Seguridad Democrática (agosto 2002-octubre 2012) no sólo habrían muerto 1.572 combatientes menos, sino que también se ha preservado la vida de 499 civiles. Incluso, durante las negociaciones quedaron heridos 473 civiles menos en eventos de conflicto”, señala el informe.

El Cerac resalta además una reducción mayor “al comparar con el conflicto durante los dos periodos presidenciales del Gobierno Uribe, así como con la etapa de recrudecimiento de la guerra (1996-2002): frente a dichos periodos, se previno la muerte en eventos del conflicto de 3.073 y 3.060 personas, respectivamente”.

En su columna del pasado 2 de junio el periodista Álvaro Sierra se pregunta: “¿Alguien se ha puesto a calcular lo que representa en beneficios para el país que las Farc dejen de existir? No solo para la Colombia rural, que ha padecido los efectos de la guerra y la falta de solidaridad de la Colombia urbana, sino para las clases medias de las ciudades, que han pagado con impuestos la guerra”.

Tal parece que la paz, como la guerra, son difíciles de cuantificar con exactitud, lo cierto es que muchos de los beneficios de que la principal guerrilla del país está dejando las armas ya se perciben en hechos mucho más tangibles que los números, sobre todo en las regiones, donde, evidentemente, hay menos muertos. Y cada muerto, si bien se puede contar, no es un número sino un drama.