Pasar al contenido principal
Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.

Miércoles, 12 Diciembre 2018

Solo dos proyectos productivos aprobados a excombatientes de las Farc están funcionando

Por Sania Salazar

El Gobierno dice que los 17 proyectos productivos colectivos aprobados funcionan, pero el partido Farc dice que solo han recibido plata para dos de los proyectos.

En entrevista con la revista Semana sobre la implementación del Acuerdo Final la senadora del partido Farc Sandra Ramírez aseguró que “en el tema de los proyectos productivos hay que destacar que solo están funcionando dos de los 17 aprobados”.

La senadora le dijo a Colombiacheck que, de los 17 proyectos productivos que el Gobierno se comprometió a  financiar, solo se están ejecutando dos, uno en el Espacio Territorial de Reincorporación y Capacitación, ETCR, de Miravalle (Caquetá) y otro en Colinas (Guaviare).

Ramírez también indicó que las cosas están mejorando, pues el pasado 6 de diciembre les notificaron que estaban listos los desembolsos para otros seis proyectos.

Después de consultar a varias fuentes, Colombiacheck calificó la frase como verdadera, pero. Aunque el Gobierno dice que los proyectos pueden iniciar sin desembolsos y el partido Farc admite que hay varios andando con recursos propios, el dinero del Gobierno es importante para impulsar los proyectos con los que los exguerrilleros se reincorporarán económicamente a la sociedad.

En el partido Farc nos explicaron que en todos los ETCR están funcionando proyectos productivos que están desarrollando con dineros que los exguerrilleros reciben del Gobierno para su sostenimiento mensual, pero que solo dos de los proyectos han recibido el financiamiento acordado del Gobierno.

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, le informó a Colombiacheck que, con corte al 31 de octubre de 2018, el Consejo Nacional de Reincorporación, CNR, ha aprobado 17 proyectos productivos colectivos que “están en ejecución y cumpliendo requisitos para su posterior desembolso”. En esa entidad aseguraron que los proyectos no necesitan esperar el desembolso para iniciar su implementación.

La ARN explicó que los proyectos a los cuales no se les ha desembolsado el dinero “se encuentran en proceso de subsanación de documentos y/o cumpliendo con los procesos y procedimientos del Fondo Colombia en Paz, que es el encargado del desembolso para los proyectos productivos”. Para recibir el desembolso los proyectos productivos colectivos deben estar aprobados por el CNR.

Según la ARN, 1.100 exguerrilleros están vinculados a los 17 proyectos productivos colectivos aprobados. Además, indicaron que hay otros 30 proyectos individuales aprobados que benefician a otras 32 personas en proceso de reincorporación.

¿Solo dos proyectos financiados en dos años?

Un informe de la Fundación Paz y Reconciliación publicado con motivo de los dos años de la firma del Acuerdo Final (que se firmó en noviembre de 2016), califica como precario el balance de la implementación de los proyectos productivos.

“Tras los primeros 24 meses, apenas dos proyectos productivos de las ETCR cuentan con financiación y otros 15 más ya fueron aprobados y se esperan desembolsos”, indica el informe.

El texto recuerda que en el Acuerdo Final se pactó un un modelo de reincorporación dirigido entre el Gobierno y los excombatientes, para lo cual los proyectos productivos eran la piedra angular. La expectativa era lograr que con estos proyectos los exguerrilleros construyeran una vida digna y mantuvieran los nexos con sus compañeros de causa y con las comunidades.

Por último, el tercer informe de verificación de la implementación del Acuerdo Final realizado por la Secretaría Técnica del Componente Internacional de Verificación (Cinep y Cerac), publicado en agosto de 2018, dice además que, de los 17 proyectos productivos aprobados, “seis están en el proceso de compra de 689 hectáreas de tierra”.