Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 09 Octubre 2016

María Fernanda Cabal, a rectificar sus ligerezas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Colombiacheck verificó las dos afirmaciones más polémicas que hizo la congresista del Centro Democrático sobre el Ejército y sus generales. Ambas son imprecisas, una falsa y la otra ligera, por eso la invitamos a que cumpla su palabra y rectifique.

Durante la campaña para el plebiscito la congresista uribista usó todas su ‘armas’ para defender el no. Fue la representante a la Cámara por Bogotá María Fernanda Cabal. La misma que mandó al nobel de literatura colombiano, Gabriel García Márquez, al infierno después de fallecido, esposa de otro gran defensor del no en el plebiscito, José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan.

Unos días antes de la refrendación del acuerdo de paz, la congresista Cabal fue invitada a un foro por el no y, entre otras perlas, allí dijo: “¿Cómo les vamos a decir ahora (a los de las Farc)... ¿honorable terrorista u honorable exterrorista?” y “hay obispos que son miembros del secretariado especial (de las Farc)”.

De inmediato sus declaraciones causaron inquietud en la opinión pública y entidades tan importantes como la Conferencia Episcopal de Colombia rechazó el señalamiento.

Sin embargo, dos de sus aseveraciones formaron una polémica nacional y por eso Colombiacheck se propuso chequearlas.

“Soy muy crítica con los generales hoy, me parece que son unos vendidos, que les pagaron una prima de silencio que no sabemos de cuánto es (…) Amo a mi Ejército, amo a mis soldados y policías, pero qué rápido vendieron su doctrina ¡Qué falta de capacidad de pelear por los principios con los que fueron formados!”, fue la primera.

Set 1

Y su segunda frase, que causó gran indignación entre los colombianos por lo que la rechazaron de inmediato a través de las redes sociales, ya que la consideraron una invitación a la violencia fue: “Es que el Ejército no está para ser damas rosadas, el Ejército es una fuerza letal de combate que entra a matar”.

Set 2

Sin sustento

Respecto a la supuesta prima de silencio para los generales, la congresista solo tiene dos caminos: mostrar las pruebas o retractarse, tal y como le solicitó el expresidente y senador Álvaro Uribe, líder del Centro Democrático, así como varios generales.

Colombiacheck llamó y escribió mensajes a la congresista Cabal para conocer las pruebas o el origen de la aseveración sobre la supuesta prima de silencio para los generales pero hasta la publicación de este chequeo la representante a la Cámara no respondió.

En su investigación este medio no encontró un solo soporte documental, ni revisando el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y las Farc, ni en las entrevistas que hizo con fuentes del Ministerio de Defensa, que respalde dicho señalamiento.

En referencia al ejército como una fuerza letal la representante Cabal tiene razón aunque es necesario ponerle varios peros a esa aseveración, por lo menos eso manifestaron el general Jaime Ruiz Barrera, presidente de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares, Acore, y John Marulanda, experto en seguridad.

Ante la pregunta de Colombiacheck, ¿es el ejército una fuerza letal de combate que entra a matar?, el general entre risas respondió: “cómo hago yo para decirle que sí pero no...”.

Ruiz Barrera explicó que desde el punto de vista institucional todas las actuaciones de las fuerzas militares deben estar enmarcadas en principios de tipo constitucional, éticos y morales. “Y más que todo sobre algo muy importante hoy en día que es el respeto a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario, DIH”, confirmó el general.

Teniendo en cuenta lo anterior, según el militar, es inconveniente calificar a las fuerzas militares como una “fuerza letal de combate que entra a matar”. La postura del general Ruiz frente a las declaraciones de la congresista Cabal también fue apoyada por 15 asociaciones más de la reserva activa de las fuerzas militares y la policía nacional quienes le enviaron una carta a la representante Cabal.

En dicha comunicación, además de rechazar los señalamiento de la congresista del Centro Democrático, los integrantes de la reserva activa de la fuerza pública le solicitaron a María Fernanda Cabal “una rectificación para resarcir el daño causado”.

En síntesis, de acuerdo con Ruíz Barrera la representante interpretó equivocadamente lo que es la misión constitucional de las fuerzas militares. El general agregó que el DIH establece unos parámetros para aplicar la fuerza de combate, todo dentro de unas restricciones claras y pactadas de antemano.

Por su lado, el experto en seguridad, John Marulanda, también dio luces sobre el asunto y dijo que la representante “está en algo absolutamente correcto”.

De acuerdo con Marulanda, entre más letal sea la fuerza y capacidad del ejército más poder de disuasión tiene y menos posibilidades hay que lo reten o que lo involucre en un conflicto. “La letalidad de un ejército la da su capacidad de disuasión”, explicó.

Marulanda, aunque fue claro en cuanto a la importancia de la letalidad, también manifestó que otra cosa fundamental es la intencionalidad de esa fuerza, “la intención ética del asunto”.

El experto en seguridad aclaró que “los soldados no están entrenados para perseguir carteristas, están entrenados para disparar. Cuando no se entiende esto pasa que los alcaldes envían a los soldados a las calles y ocurren tragedias.Los políticos tiene un error conceptual de lo que es una fuerza letal”, sostuvo Marulanda, quien recalcó “que los fusiles se hicieron para disparar contra seres humanos, gustenos o no”.

Finalmente, aunque la representante a la Cámara sostuvo para Noticias RCN que tal vez sus palabras fueron malinterpretadas, lo cierto es que ella dijo que si se demostraba que había mentido ella se retractaba.

En cuanto a la supuesta prima de silencio no hay nada que respalde dicha aseveración, la congresista del Centro Democrático no ha aportado las pruebas, y por el lado del ejército como una fuerza letal de combate, es certero manifestar que dicha fuerza sí es letal pero el ejército tiene ciertas restricciones y, lo que es más importante, esa letalidad debe tener una intención válida frente al DIH para ser aplicada en una situación de combate.

Con el ánimo de fomentar un debate más transparente Colombiacheck ofrece a la congresista Cabal este espacio para retractarse de sus afirmaciones imprecisas o, en su defecto, la invita a mostrar las pruebas que sustente lo que dijo.