Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Miércoles, 01 Julio 2020

Sí, en Popayán la capacidad de almacenamiento de cadáveres es precaria

Por Mónica Ospina Orozco - RedCheq

Una alerta lanzada hace unos días generó preocupación en el Cauca, pues el gerente del Hospital Universitario San José de Popayán aseguró que la capacidad de almacenamiento de cuerpos de dicho centro de salud se había copado.

 “Cuatro neveras que tiene el Hospital Universitario San José están copadas, no tenernos espacio para más”, dijo César Sarria Porras, gerente del Hospital San José de Popayán,  en esta nota del noticiero de Canal 1

La alerta hecha por Sarria Porras, se lanzó porque entre el 8 y el 13 de junio los cuatro refrigeradores para almacenamiento de cuerpos que dispone el Hospital Universitario San José de Popayán, se llenaron.

Indagamos cuál es la situación para el almacenamiento de cadáveres en la capital caucana y encontramos que es precaria y que la afirmación del funcionario es verdadera.

Consultamos a Sarria Porras por su afirmación y nos dijo que tres fallecidos sospechosos de COVID-19, y otro caso con diagnóstico confirmado del virus, durante el mencionado periodo, coparon la capacidad de ese hospital. Sin embargo, la situación ya fue superada.

“La verdad es que tuvimos que lanzar esa alerta porque el Hospital estaba copado en el aspecto que tiene que ver con el almacenamiento de cuerpos. Generalmente, los cadáveres no se pueden almacenar por mucho tiempo porque tenemos una capacidad limitada y usualmente, tras un fallecimiento las familias disponen de los cuerpos relativamente rápido, pero ahora con la pandemia, solo le podemos entregar los cuerpos a funerarias autorizadas para su debida disposición”, dijo el gerente del Hospital San José de Popayán.

Y es que dicho centro de salud es el hospital de referencia para 17 municipios del centro y sur del Cauca, pues los restantes (13 en el norte y tres en la costa pacífica) remiten sus urgencias a Buenaventura o Cali, en el departamento del Valle del Cauca.

El municipio de Piamonte, ubicado al extremo de la bota caucana, remite a Mocoa, Putumayo, y generalmente los dos del oriente, Inzá y Paéz – Belalcázar, al Huila. Así lo explicó el secretario de Salud Municipal de Popayán, Óscar Ospina, quien agregó que en efecto la situación del almacenamiento de cadáveres en Popayán es limitada y que los casos descritos por el gerente de ese centro de salud, fueron los que coparon la capacidad del mismo.

El funcionario aseguró que ante esta situación la dependencia a su cargo ya tramitó “el alquiler de un contenedor refrigerado de la Cruz Roja Internacional que llegará una vez las necesidades de la ciudad se manifiesten gravemente y tiene capacidad para almacenar 18 cuerpos. Así creemos que podremos estar mejor preparados en caso de que la situación de contagios pueda llegar a demandar más recursos de este tipo”, dijo Ospina.

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Salud, INS, para el 19 de junio, en Popayán había 72 casos confirmados de COVID-19, un solo fallecido y 34 personas recuperadas. Hoy 1 de julio, el reporte del INS indica que hay 141 casos, de ellos 55 recuperados y 3 fallecidos.

“Aunque en general la población en Popayán se ha comportado muy bien durante la cuarentena, ahora vemos un aumento en los casos de contagio y eso se debe, claro, a que desde el 1 de junio hay más gente en la calle. Es que en mayo tuvimos 20 casos y resulta que en los primeros días de junio doblamos esa cifra”, dijo el secretario de Salud Municipal de Popayán. 

En general en el país la capacidad de refrigeración de cuerpos es limitada, tal como lo cita este artículo de la revista Dinero, titulado: Capacidad funeraria, otro riesgo a la vista, en el que se registra que “la refrigeración de los cadáveres, una práctica común en muchos países antes de cremarlos, en Colombia no es habitual”. 

Es importante recordar que la disposición de los cuerpos de las personas fallecidas por contagio o sospechosas de tener el virus COVID-19 se realiza de acuerdo con las normas que el Ministerio de Salud, estableció en el documento Orientaciones para el manejo, traslado y disposición final de cadáveres por sars-cov-2 (COVID-19-19).

Dicho documento establece, en el apartado No. 9: “Actividades y responsabilidades de los prestadores de servicios de salud”, que “el alistamiento del cadáver será realizado en el ámbito hospitalario del mismo sitio del deceso, y para ello, el personal de salud autorizado para la manipulación deberá contar con los elementos de protección personal y seguir los procedimientos de bioseguridad”.

Adicionalmente, en lo que se refiere al traslado del cuerpo, el Ministerio de Salud, asegura en su documento orientador que, “después del alistamiento del cadáver, el personal de salud informará al servicio fúnebre encargado y trasladará el cuerpo a la morgue o depósito de cadáveres donde será entregado al personal del servicio funerario para su depósito en ataúd o contenedor de cremación o inhumación y posterior traslado al sitio de destino final (horno crematorio y/o cementerio) o lugares destinados para tal fin en el territorio de pertenencia étnica, luego de completar toda la documentación necesaria. Cuando deba practicarse necropsia médico legal, el cuerpo será entregado a los servidores del sistema judicial quienes asumirán la custodia”.

Por su parte, el líder del proceso de Vigilancia Epidemiológica en Salud Pública del departamento del Cauca, el médico epidemiólogo, Duván Elí Quintero, le confirmó a Colombiacheck que “el hospital San José de Popayán es el único en el Cauca con un departamento de patología habilitado para hacer necropsias y por tanto el único que tiene capacidad para almacenar cuerpos en congelamiento”.

Quintero, sin embargo, aseguró que las autoridades departamentales están trabajando de la mano con el municipio de Popayán para apoyar todos los procesos de aumento de capacidad sanitaria, a todos los niveles, para que se puedan atender debidamente las contingencias derivadas de la pandemia por el virus Sars - CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19.

Así que las cuatro personas fallecidas en el Hospital San José de Popayán, entre el 8 y el 13 de junio, de acuerdo con su gerente, hicieron colapsar el servicio, que se recuperó una vez los alcaldes de los municipios de los cuales eran naturales estas personas (Guapi, Timbiquí y Bolívar) lograron realizar contratación con funerarias y disponer de un servicio de cremación. El último cuerpo, natural de Popayán (sospechoso por COVID-19), fue retirado por trámite de la familia con un servicio funerario autorizado, relató el gerente César Sarria.

Tras estas evidencias concluimos que es verdad y que en efecto en Popayán hubo una delicada contingencia con el almacenamiento de los cuerpos que, sin embargo, fue superada.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 12 Junio 2020

Infraestructura no es ‘principal generador de empleos’, como dijo alcalde de Ibagué

Por José Reinaldo Morera Molina - RedCheq

Según las cifras de Ibagué Cómo Vamos, la infraestructura estaría en el quinto lugar de los sectores que más genera puestos de trabajo en la ciudad.

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, publicó el pasado 30 de mayo un video en su cuenta oficial de Facebook donde asegura que, con la reactivación de los locales comerciales que se acojan al Decreto 749 (en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19), se han puesto en marcha más de 50.000 empleos nuevos. 

Además, en la misma publicación, Hurtado afirma que “la infraestructura es el principal motor generador de oportunidades de empleo”; según él, en Ibagué la infraestructura “ocupa más de 21.000 puestos de trabajo”.

Sin embargo, Andrés Hurtado citó cifras que están fuera de contexto y se confundió al decir que se generaron nuevos empleos, pues estos ya existían.

Colombiacheck contactó al alcalde y a su equipo de prensa para intentar aclarar la fuente de información en la cual basó su afirmación, pero hasta el momento de publicar, no fue posible obtener su declaración. 

Reactivación económica en Ibagué

El 28 de mayo de 2020 el Gobierno Nacional permitió mediante el Decreto 749 la apertura del comercio al por mayor y al detal desde el 1 de junio hasta el 1 de julio. Esta orden incluye el funcionamiento de centros comerciales y actividades inmobiliarias, y permite, dentro de sus 43 excepciones, la ejecución de obras de infraestructura y construcción.

La Alcaldía de Ibagué, para permitir la reapertura de los establecimientos comerciales de la ciudad, habilitó una página de control para aprobar y hacer seguimiento de los locales que volvieron a funcionar. Esta plataforma ha permitido tener registro de cómo se está reactivando la economía en la ciudad.

Sobre las cifras mencionadas por Hurtado, las que más se aproximan son los 51.723 empleos activos en el sector comercial antes de la cuarentena citados por Ormet Tolima, institución encargada de medir el desarrollo de la región, y los 21.885 puestos de trabajo que se reactivaron a partir del primero de junio. Esta última cifra fue publicada en el boletín de la Alcaldía de Ibagué correspondiente al pasado 30 de mayo.

De los 21.885 puestos de trabajo que volvieron a funcionar, 7.470 pertenecen a los 12 centros comerciales de la ciudad y el restante a locales de ventas al por menor.

Además, la infraestructura no es la principal generadora de empleo en la ciudad, pues este sector se posiciona en el quinto lugar con un total de 17.231 puestos de trabajo activos antes de la cuarentena, de acuerdo con Ormet Tolima. Por eso es falsa la afirmación de Hurtado cuando dijo que la infraestructura “ocupa más de 21.000 puestos de trabajo”. 

El principal generador de empleo en Ibagué, de acuerdo con cifras de Ibagué Cómo Vamos, es el comercio con 51.723 puestos de trabajo.

El desempleo, un problema que aqueja a Ibagué incluso antes de la cuarentena 

Carlos Salazar, director del Instituto de Desarrollo Regional de la Universidad de Ibagué, le dijo a Colombiacheck que, si bien es cierto que la pandemia ha acentuado el desempleo, “este ha sido un problema que viene de antes”. 

Como hemos contado en  otros chequeos, Ibagué ha reducido con el pasar de los años su fuerza de trabajo. La tasa de ocupación (TO), indicador que mide la cantidad de personas que se encuentran trabajando, pasó del 59,9 por ciento en 2016 al 42,2 por ciento en 2020, y la tasa de desempleo incrementó del 16,8 por ciento en 2019 al 25,1 por ciento en 2020 de acuerdo con el último boletín del segundo trimestre del 2020 publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). 

Además, Salazar también asegura que el desempleo en la ciudad se debe a factores sociales como la informalidad. El porcentaje de la población ocupada de manera informal en Ibagué, según el Dane, es del 54,2 por ciento. 

Para Salazar, las condiciones en las que está operando el empleo informal luego de la reactivación económica es algo que aún no se puede medir, por lo cual, no se puede determinar el impacto real de esta medida a la fecha.